Seis mexicanos participarán en una misión de simulación de la ONU para llegar a Marte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: NASA

Seis mexicanos participarán en una misión de simulación de la ONU para llegar a Marte

Con un robot dotado de inteligencia artificial y un chaleco capaz de monitorear los signos vitales; un equipo de 6 mexicanos son parte de una misión espacial, que busca llegar a Marte.
Foto: NASA
Por Daniel Francisco y Myriam Núñez (UNAM Global)
29 de julio, 2017
Comparte

Seis universitarios mexicanos participarán en una misión de simulación espacial, que buscará analizar las condiciones de los astronautas, con el propósito de cumplir uno de los sueños de la humanidad: llegar a Marte.

La Poland Mars Analogue Simulation 2017 (PMAS), en la que participarán los mexicanos, es una misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) Moon Village y la Space Generation Advisory Council (SGAC), que da soporte al Programa de Aplicaciones Espaciales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La delegación mexicana está conformada por Carlos Salicrup (UNAM), Danton Bazaldua (UNAM), Walter Calles (IPN), Carmen Félix (ITESM), Juan Carlos Mariscal (UNAM) y Yair Piña (UNAM). La misión se llevará a cabo del 28 de julio al 13 de agosto en dos estaciones científicas localizadas en la región Báltica de Europa.

¿Cómo se comporta el ser humano en estas simulaciones espaciales?, ¿Cómo se trabaja en equipo con personas de diferentes culturas, razas y religiones? Las respuestas contribuirán a que se pueda realizar el viaje a Marte, en un futuro.

Leer también: El plan de la NASA para hacer otro planeta habitable para los humanos

El equipo mexicano

El piloto y médico egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, Carlos Salicrup, será líder del equipo PMAS, junto a otros doctores de diversas nacionalidades estarán pendientes de los astronautas análogos, las 24 horas, durante los 15 días de la misión.

Carmen Félix, astronauta análoga y maestra en Ciencias Espaciales por la International Space University (ISU) en Francia, egresada del Tec de Monterrey, será la supervisora de la misión.

Yair Piña, estudiante de la Facultad de Ciencias de la UNAM, participará  como comunicador de cápsula, en el centro de soporte de misión, donde se les brinda el apoyo necesario a los astronautas análogos.

Dos creaciones mexicanas para Marte

Desde hace dos años, el Consejo Consultivo de Generación Espacial (SGAC) invita a estudiantes e investigadores, de todo el mundo, a proponer proyectos que se puedan probar con los astronautas, en misiones de simulación. Este año fueron aprobados 18 experimentos, dos de ellos son de México, ambos desarrollados en la UNAM.

Primero fue Rover, un prototipo de robot para explorar Marte, dotado de inteligencia artificial y con la capacidad de ser autónomo. Fue diseñado por UNAM Space para tomar muestras de la superficie; primero las ubica, luego, traza la ruta por medio de algoritmos para recogerlas. Por último las deposita en un contenedor.

El equipo creador de Rover, liderado por Juan Carlos Mariscal, de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, busca la innovación tecnológica en cuanto a robótica espacial de exploración.

“Monitoreo remoto de signos vitales”, es el segundo proyecto, desarrollado por los estudiantes Danton Bazaldua, de la UNAM, y Walter Calles, del Instituto Politécnico Nacional.

Es un chaleco que medirá la temperatura del cuerpo, el pulso y la frecuencia respiratoria de los astronautas. Cuenta con un sensor de electrocardiograma que transmite la información a una red, la cual se puede consultar en tiempo real desde cualquier parte del mundo. Si la misión tiene éxito, será consultado desde Marte.

El equipo médico tiene un acelerómetro o sensor de posición que indicará el estado del astronauta, si tiene actividad física. Además tiene un sensor de temperatura y otro de oxígeno, que ayuda a medir la frecuencia cardíaca en el astronauta, y si su respiración es adecuada.

Será el único proyecto de telemedicina de la misión y ayudará a medir en tiempo real las reacciones físicas de los astronautas, “permitirá un control serio y restringido de los signos vitales, así como un monitoreo certero de la salud del astronauta y de que sus actividades las realiza favorablemente”, explica la supervisora.

Carmen Félix piensa que la  misión será una oportunidad para mostrar el auge que en los últimos años ha tenido el tema espacial en México, pues cada vez hay más estudiantes proactivos e interesados en el área, ante esto, “es importante dar este tipo de oportunidades porque de los estudiantes han salido ideas que se han aplicado en el sector espacial a nivel internacional”, dice la especialista.

En los siguientes días la UNAM informará puntualmente, a través de diversas plataformas, sobre el desarrollo de la misión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

La preocupación por el cohete chino cuyos restos se dirigen sin control hacia la Tierra

Un cohete ingresará en la atmósfera a gran velocidad y existe preocupación por el lugar donde sus restos podrían estrellarse.
Reuters
7 de mayo, 2021
Comparte
cohete chino

Reuters
El cohete fue lanzado la anterior semana

El cohete chino Long March 5B avanza sin control hacia la Tierra a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora.

Mientras se estima que entrará a la atmósfera terrestre este fin de semana, aún se desconoce si sus restos se desintegrarán al hacerlo o si impactarán contra la superficie del planeta, y en caso de que ocurra esto último, en qué punto sucederá.

Aunque no se descarta que pueda ser en una zona habitada, los expertos coinciden en que el riesgo de que alguien salga lastimado es “extremadamente improbable” y llaman a la calma.

Será uno de los reingresos no controlados más grandes de los últimos 30 años.

La preocupación

La mayor parte del aparato debería quedar calcinada cuando haga su última inmersión en la atmósfera, consideran los expertos.

Pero siempre existe la posibilidad de que los metales con altos puntos de fusión y otros materiales resistentes sobrevivan hasta la superficie.

El Pentágono estadounidense es una de las entidades estatales que rastrea al cohete chino.

El Departamento de Defensa de EE.UU. cree el el impacto puede producirse “alrededor del 8 de mayo” y descartó de momento derribarlo.

cohete chino nuevo

BBC

Mike Howard, portavoz de la oficina gubernamental, señaló este jueves que el Comando Espacial monitorea la trayectoria del cohete.

Sin embargo, reconoció que ni siquiera se conoce el punto exacto de entrada a la atmósfera y que su avance no tiene control.

Por su parte, Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, indicó que la situación tampoco significa “el fin del mundo”.

“No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es extremadamente pequeño“, afirmó el investigador a la cadena CNN el miércoles.

McDowell explicó que señalar hacia dónde pueden dirigirse los restos del cohete que sobrevivan la entrada a la atmósfera es casi imposible debido a la velocidad a la que viaja.

Basura espacial alrededor de la Tierra

BBC
La tierra está rodeada de satélites, pero también de basura espacial.

Sin embargo, hace un año sucedió algo similar con otro cohete.

Una de sus tuberías apareció en el suelo en Costa de Marfil, África.

Ante la inquietud despertada en la comunidad internacional, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino recordó que dejar que un cohete se autodestruya al entrar en la atmósfera es “una práctica internacional común”.

“China está prestando mucha atención a la etapa final del reingreso del cohete a la atmósfera” afirmó.

Y es que las posibilidades de que alguien realmente sea alcanzado por un trozo de basura espacial son muy pequeñas.

Sobre todo porque gran parte de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos y porque esa parte que es tierra incluye enormes áreas que están deshabitadas.

“Si quiere apostar sobre dónde aterrizará algo en la Tierra, apueste por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más extensa de la Tierra. Es así de simple”, añadió McDowell.

Además, la posible zona de caída está restringida por la trayectoria del cohete.

Se mueve con una inclinación hacia el ecuador de unos 41,5 grados.

Esto significa que ya es posible excluir que los escombros puedan caer más al norte que aproximadamente 41,5 grados de latitud norte y más al sur que 41,5 grados de latitud sur.

Posibles lugares de caída

BBC

Detalles

China utilizó el cohete para poner en órbita parte de su estación espacial la semana pasada.

La estación espacial del gigante asiático se ensamblará a partir de varios módulos que se enviarán en diferentes momentos.

Y espera tenerla en pleno funcionamiento a fines de 2022.

Y aunque la mayoría de los desechos espaciales se queman en la atmósfera, el tamaño del cohete de 22 toneladas es lo que provoca preocupación.

China pide calma

Analistas de China minimizaron las preocupaciones sobre los restos del cohete espacial.

“Es muy probable que los escombros del cohete que puso en órbita la primera sección de la estación espacial china caigan en aguas internacionales y la gente no debe preocuparse”, dijeron analistas espaciales del gigante asiático en un comunicado el miércoles.

Los expertos chinos señalan que es común que restos de lanzamientos de cohetes caigan de regreso a la Tierra y que la afirmación del Pentágono de que los escombros de la aeronave regresan “fuera de control” y “pueden causar daños si impactan en áreas habitadas” no son más que una exageración.

Wang Ya’nan, editor jefe de la revista china Aerospace Knowledge, señaló que las autoridades espaciales de China consideraron cuidadosamente el desarrollo de la caída de los restos de cohetes desde la fase inicial de diseño y la elección del sitio de lanzamiento. También las características del despegue y su trayectoria.

“La mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso a la atmósfera de la Tierra, dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo, que potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”, afirmó.

Estación espacial china

BBC

Al igual que otros expertos de su país, Wang sostiene que, como el dispositivo aeroespacial de China está hecho principalmente de materiales livianos, la mayor parte se quemará fácilmente con el aire denso en la atmósfera después de su reentrada a alta velocidad.

Para tener lista su estación espacial en las fechas previstas, China estableció una apretada agenda de 11 lanzamientos para los próximos dos años.

La estación en forma de T está pensada para estar operativa durante 10 años y su vida puede extenderse a 15 años con la reparación y el mantenimiento adecuados, según la Academia de Tecnología Espacial de China.

Se espera que sea la única estación operativa en órbita abierta a socios extranjeros tras el retiro de la Estación Espacial Internacional.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.