Noruega, el país donde nadie puede esconder su salario
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Noruega, el país donde nadie puede esconder su salario

En la actualidad la información sobre los salarios en Noruega está en internet y se puede revisar con unos pocos clics. ¿Qué efectos tiene esto en el país europeo? ¿Envidias y reclamos?
BBC Mundo
Por Lars Bevanger (BBC, Oslo)
24 de julio, 2017
Comparte

Esta semana los diarios británicos se deleitaron con las noticias sobre los salarios de las estrellas de la BBC, mientras que los sueldos de los presentadores de la televisión comercial no son de dominio público.

En Noruega este tipo de secretos no existen. Cualquiera puede saber lo que cobra otra persona, y esto pocas veces causa problemas.

En el pasado, los salarios se publicaban en un libro. Una lista de los ingresos de todo el mundo, los activos y los impuestos que habían pagado estaban disponibles en la estantería de una biblioteca pública.

En la actualidad la información está en internet y se puede acceder con unos pocos clics.

El cambio sucedió en 2001 y tuvo un impacto inmediato.

“Se convirtió en un mero entretenimiento para muchos”, explica Tom Staavi, exeditor de economía de VG, diario nacional.

“En un momento podías saber cuánto ganaban tus amigos de Facebook solo entrando en la red social. Estaba llegando a un punto ridículo”.

La transparencia es importante, dice Staavi, en parte porque los noruegos pagan muchos impuestos de la renta: una media de 40,2% en comparación con el 33% de Reino Unido, según la agencia de estadísticas de la Unión Europea (Eurostat), mientras que la media de la UE es de un 30,1%.

“Cuando pagas tanto tienes que saber que todo el mundo también está pagando, y tienes que saber que el dinero se destina a algo razonable”, afirma.

“Tenemos que tener confianza y seguridad en el sistema impositivo y de seguridad social”.

Ingresos, activos e impuestos de la primera minsitra Erna Solberg.
En 2015, la primera ministra noruega Erna Solberg ganó unos US$196.000, sus activos fueron valorados en US$256.000 y pagó £84.000 en impuestos.

Se considera que los beneficios son mucho mayores que los problemas que puede causar la envidia.

De hecho, en la mayoría de lugares de trabajo la gente tiene una idea bastante buena de cuánto ganan sus colegas sin necesidad de ir a mirarlo.

Los salarios en muchos sectores se establecen mediante acuerdos colectivos y las diferencias salariales son relativamente pequeñas.

La diferencia salarial de género también es pequeña según los estándares internacionales. El Foro Económico Mundial sitúa a Noruega en la posición quinta de un total de 144 países en relación a la igualdad salarial entre hombres y mujeres que hacen trabajos similares.

Así que es posible que las cifras que aparecían en Facebook no tomaran por sorpresa a muchos. Pero en un momento determinado Tom Staavi y otros hicieron presión al gobierno para que introdujera medidas que animaran a la gente a pensárselo dos veces antes de espiar los detalles salariales de un amigo, un vecino o un colega.

La gente ahora tiene que ingresar utilizando su número nacional de identidad para poder acceder a los datos de la autoridad fiscal, y en los últimos tres años ha sido imposible buscar de forma anónima.

“Desde 2014 se puede ver quién ha estado buscando información tuya”, explica Hans Christian Holte, director de la autoridad fiscal.

“Vimos una caída hasta una décima parte del volumen que teníamos antes. Creo que esto ha eliminado la mentalidad voyerista”.

Hans Christian Holte
Hans Christian Holte anima a la gente a reportar a las autoridades fiscales.

Hay unos tres millones de contribuyentes en Noruega de una población total de 5,2 millones. La autoridad fiscal contabilizó 16,5 millones de búsquedas el año antes de que entraran en vigor las restricciones. Hoy hay sobre dos millones de búsquedas al año.

En una encuesta reciente, el 92% de la gente dijo no buscar información de amigos, familia o conocidos.

“Antes yo sí hacía búsquedas, pero ahora si lo haces se puede ver, así que ya no lo hago”, le dice a la BBC Nelly Bjorge, una mujer en las calles de Oslo.

“Tenía curiosidad sobre algunos vecinos, y también sobre algunos famosos y la familia real. Estaría bien saber si personas muy ricas están haciendo trampa, pero no siempre se sabe. Porque tienen muchas formas de que sus ingresos parezcan menores”.

Las listas solo te dicen el ingreso neto, los activos netos y los impuestos pagados. Alguien que tenga un amplio portafolio de propiedades, por ejemplo, podría tener unos activos mucho mayores que la cifra que aparece en la lista, porque el valor de la propiedad imponible fiscalmente es con frecuencia mucho menor que el valor real de mercado.

Libro de ingresos
En Noruega todo el mundo puede ver lo que los otros ganan desde 1814.

Hege Glad, profesora en el sur de Oslo, recuerda que cuando era joven los adultos solían hacer cola para examinar los libros “enormes, gordos” con datos de ingresos e impuestos que se publicaban una vez al año.

“Sé que mi padre era uno de ellos. Cuando llegaba a casa estaba de mal humor porque nuestro vecino rico aparecía con pocos ingresos, sin activos y, sobre todo, habiendo pagado muy pocos impuestos”, asegura.

Aunque le parece bien la transparencia de Noruega, también cree que puede tener efectos negativos como los que ella ha visto en su escuela.

“Me acuerdo de una vez que al llegar a la escuela un grupo de chicos querían contarme cuánto dinero ganaba el padre de uno de los estudiantes de la clase”.

“Vi que unos chicos que solían ser parte de este grupo se habían retirado y no hablaban. El ánimo general no era muy bueno”, dice.

Ha habido otras historias sobre niños de familias de bajos ingresos que han sido acosados en el colegio por parte de compañeros que habían visto la situación financiera de sus padres.

Pero Hans Christian Holte cree que el gobierno ha logrado un buen equilibrio.

El hecho de que ya no se permiten las búsquedas anónimas desanima a los criminales que quisieran utilizarlo para identificar personas ricas como posibles objetivos.

Y aun así las restricciones no han detenido a los delatores que reportan cosas que les parecen sospechosas.

“Nos gusta que la gente haga búsquedas que nos puedan ayudar a investigarla evasión fiscal y la cantidad de pistas que nos llegan no ha disminuido”, afirma.

“Puede que el factor voyerista se haya más o menos desvanecido, pero todavía hay razones legítimas para buscar y efectos positivos de esa apertura”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

'Tengo mucho miedo': hombres armados persiguen a buscadoras en Guanajuato ante ausencia de autoridades

Los colectivos de búsqueda de Guanajuato llevan meses exigiendo medidas de protección, especialmente después del pasado 29 de mayo, cuando fue asesinado Javier Barajas Piña en Salvatierra.
Cuartoscuro
Comparte

“Esto desgraciadamente se salió de control. Tengo mucho miedo, soy honesta”. Dos mujeres mantienen la respiración entrecortada mientras se ocultan en un maizal cerca de Cuerámaro, Guanajuato. En una grabación de casi dos minutos se las observa escondidas, sin hacer ruido, en medio de la oscuridad. Ambas son buscadoras de los colectivos Hasta encontrarte y Una luz en mi camino, ambos de Irapuato. Hombres armados las acaban de perseguir a bordo de varias motocicletas y, asustadas, las mujeres se ocultan entre las plantas, con el temor de ser atacadas. Son las 9 de la noche del sábado 24 de julio y pasarán dos horas más hasta que lleguen las autoridades y se encuentren a salvo. Se trata de un nuevo incidente sufrido por integrantes de colectivos de búsqueda en el estado que acumula el mayor número de asesinatos de México: 1,469 muertes violentas de las más de 14 mil registradas por el secretariado ejecutivo del sistema de seguridad pública.

Te puede interesar: Hasta encontrarles: así luchan las familias por hallar a sus desaparecidos en la CDMX

Las mujeres habían recibido las coordenadas de una posible fosa clandestina ubicada en el terreno municipal de Romita y, a pesar de las condiciones de inseguridad existentes en el estado, decidieron acudir para comprobar si era cierto. La pista era buena. Al llegar al lugar encontraron algo de ropa, de la que jalaron y hallaron un hueso que parecía de una pierna, por lo que llamaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato y salieron del lugar para no contaminar el proceso de exhumación, según explicó una de las mujeres presentes, que pidió no ser identificada por miedo a sufrir represalias. Aunque les aseguraban que enviarían a algún agente, estos nunca aparecieron.

La zona en la que se encuentra la fosa está alejada de los núcleos urbanos y no tiene señal de celular. Así que salieron para dar parte cuando se encontraron con una primera camioneta con hombres armados. Asustada, una de las mujeres presionó el botón de pánico del Mecanismo Nacional de Protección a Defensores y Periodistas. Pero nadie acudió en su ayuda.

Pasaban las horas y la fiscalía seguía sin aparecer, a pesar de tener un cuerpo que debía ser exhumado. “Nos decían que esperáramos, que iban con nosotros. Estuvimos esperando alrededor de 3 horas”, dijo la mujer.

Como se hacía tarde, las mujeres decidieron abandonar el lugar. Fue al llegar a Cuerámaro cuando se dieron cuenta de que unas motocicletas les estaban siguiendo. Presionaron nuevamente el botón del pánico, sus colectivos publicaron alertas en redes sociales y alertaron a las autoridades, sin éxito. Cuando pensaban que ya se encontraban a salvo, dos camionetas les cerraron el paso. Ellas huyeron a través de un maizal. “En ese momento pensamos que nos iban a matar, escuchamos varios disparos”, dijo la buscadora.

Durante todo este tiempo se habían registrado diversas llamadas a las autoridades, aunque sin éxito, ya que estas no se presentaron en la zona hasta pasadas varias horas, según denunció la activista Marcela Villalobos, que acompaña a los colectivos de busqueda.

Animal Político quiso conocer la versión de la FGE, Comisión Nacional de Búsqueda, Comisión Estatal de Búsqueda, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta. Por parte del Mecanismo de Protección se señaló haber “dado vista de los hechos” tras tener conocimiento a través de redes sociales aunque quien coordinó y desplegó el operativo fue el gobierno del estado.

Lo cierto es que mientras que ni gobierno estatal ni federal se hacían presentes en la zona, las buscadoras se veían obligadas a huir de la persecución de hombres armados.

Según el analista David Saucedo, la zona es relevante porque ahí opera el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y no se trata de un territorio en disputa, como lo es buena parte del estado. Saucedo asegura que la fosa encontrada sería la primera directamente atribuible a este grupo criminal ya que las aparecidas desde el hallazgo de casi 80 cuerpos en Salvatierra, en octubre de 2020, serían responsabilidad del Cartel Santa Rosa de Lima. Según el experto, Cuerámaro, Manuel Doblado y Romita forman un triángulo controlado por Jalisco desde hace años y donde el índice de homicidios es muy bajo en relación al del estado debido a que no hay disputa criminal. “Esta zona es de amortiguamiento, de descanso, donde Jalisco se rearma y se reagrupa”, afirmó, para asegurar que, según sus informaciones, en la zona existen haciendas empleadas por el CJNG para torturar, asesinar y hacer desaparecer a personas a las que vincula con grupos rivales.

Los colectivos de búsqueda de Guanajuato llevan meses exigiendo medidas de protección. Especialmente después del pasado 29 de mayo, cuando fue asesinado Javier Barajas Piña. El hombre, de 27 años, formaba parte de la comisión estatal de búsqueda tras la desaparición de su hermana Guadalupe, que desapareció en febrero de 2020 y cuyo cuerpo fue hallado en las fosas de Salvatierra. “Esperábamos que por parte de las autoridades hubiese un acompañamiento y una protección que no existen”, dijo Villalobos. La integrante del colectivo denunció que en este tiempo también sufrieron amenazas, con la presencia de hombres armados en sus domicilios. “Estamos con inseguridad. Si nos matan seremos otro número más”, dijo.

Lee más: Desaparición de mujeres se concentra en 5 estados; en Edomex ocurre una cada 12 horas

Los ataques a buscadoras es una línea roja que se ha traspasado en Guanajuato y otros estados, como Sonora, donde recientemente fue asesinada Aranza Ramos, tiroteada en Guaymas la semana pasada.

Un día después del hostigamiento armado contra las buscadoras la FGE se personó en el lugar de la fosa para revisar el terreno y exhumar el cuerpo, aunque no trascendió si se realizaron más excavaciones o si se hallaron nuevos restos.

Guanajuato es el estado con mayor número de homicidios de México. Solo en 2020 se registraron casi 5 mil de los más de 28 mil asesinatos que se perpetraron en el país. Además, según la CNB hay más de 2 mil 500 desaparecidos de los cerca de 90 mil a los que se busca en todo el país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.