Estas son las mejores universidades de América Latina en 2017 (y los 4 países que se destacan)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Estas son las mejores universidades de América Latina en 2017 (y los 4 países que se destacan)

En el conteo de 81 centros de estudio elaborado por la revista británica Times Higher Education (THE) aparecen 13 instituciones de México.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
20 de julio, 2017
Comparte

Su dominio es claro y apabullante.

Los centros de educación superior de Brasil encabezan con gran ventaja el ranking de las mejores universidades de América Latina, elaborado por la revista británica Times Higher Education (THE).

De acuerdo con el índice correspondiente a 2017, hecho público este jueves, en la lista de 81 centros de estudio hay 32 brasileños.

La Universidad Estatal de Campinas se ubicó en lo más alto de la lista, superando a la también brasileña Universidad de Sao Paulo, que en 2016 había liderado el ranking pero que este año ocupa el segundo lugar.

Los otros países que destacan por el número de instituciones incluidas en el índice son Chile (17), México (13) y Colombia (11).

Este año, además, Argentina y Ecuador entraron por primera vez en el ranking con la inclusión de dos universidades cada uno, tras acceder los centros de estos países a participar en el listado.

¿Líder autocomplaciente?

La Universidad de Sao Paulo.MARCOS SANTOS/USP IMAGENS
La Universidad de Sao Paulo descendió del primero al segundo lugar del ranking.

Aunque Brasil domina el ranking, este año el número de universidades brasileñas en el grupo de las primeras 50 descendió de 23 a 18 y, en total, 20 centros de ese país retrocedieron en relación con las posiciones que tenían el año pasado.

Phil Baty, editor de Times Higher Education Ranking, destacó que Brasil invierte más en investigación y desarrollo que otros países de la región, pero ese gasto sigue siendo bajo en comparación con los estándares mundiales.

“Brasil no debe ser autocomplaciente y asumir que va a liderar la lista en el futuro. Mientras las universidades en toda América Latina se esfuerzan en aumentar la calidad de la educación y de la investigación, la competencia por los mejores académicos y estudiantes se hará cada vez más intensa”, dijo Baty a través de una declaración de prensa.

Estrellas en ascenso

La Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Chile, ubicadas en los puestos 3 y 4 de la región, apuntalan a ese país como el segundo más destacado del índice, en el que cuenta con 15 centros de estudio entre los primeros 50, cuatro más que en 2016.

Investigaciones recientes de Times Higher Education junto al Centro para la Educación Superior Global, de la University College de Londres, incluyen a Chile dentro de un grupo de siete países del mundo a los que denominan “tácticos” por considerar que son los que “tienen mayores posibilidades de convertirse en las futuras estrellas de la educación superior”.

Laboratorio Pontificia Universidad Católica de Chile.REUTERS
La Pontificia Universidad Católica de Chile destaca por la calidad de sus investigaciones.

En relación a Chile, el estudio destaca que el país tiene unas altas tasas de participación universitaria y un alto nivel de calidad investigativa. Además, seálan que invierte más en educación terciaria que muchos de sus vecinos.

El grupo de los “tácticos” incluye a otros dos países latinoamericanos: Colombia y Argentina.

Colombia cuenta con un centro de estudios entre los 10 primeros del ranking: la Universidad de los Andes, que este año quedó en el quinto puesto, luego de haber aparecido en el décimo en 2016.

En total, el país tiene cinco instituciones entre las primeras 50.

EstudiantesGETTY IMAGES
Times Higher Education evalúa a las universidades de acuerdo con 13 indicadores.

“La producción investigativa de Colombia ha crecido un asombroso 49% desde 2011. Los salarios de los investigadores son también mayores que los de muchos de sus países competidores, lo cual sugiere que es un destino atractivo para académicos”, afirmó Baty.

“Sin embargo, Colombia invierte menos en investigación y desarrollo y en educación terciaria que muchos de sus países vecinos y alberga una menor proporción comparativa de investigadores”, agregó.

En cuanto a Argentina, 2017 es el primer año que ingresa en el índice y lo hace con dos centros de estudio: la Universidad Nacional de Córdoba, que se ubicó en el grupo ubicado entre los puestos del 26 al 30, y la Universidad Austral, que quedó entre las posiciones 61 al 70.

Phil BatyTIMES HIGHER EDUCATION
Phil Baty advierte que las universidades latinoamericanas deberán esforzarse más ante la creciente competencia.

Según Times Higher Education, al ser comparado con otros países de la región, Argentina tiene una alta proporción de investigadores y destaca además por contar con muy altas tasas de participación universitaria, así como una investigación de alto nivel.

El otro país de la región que ingresó por primera vez en el ranking de las mejores universidades de América Latina es Ecuador, con la Universidad de San Francisco de Quito (USFQ), ubicada entre los puestos 41 a 45; y la Escuela Politécnica Nacional, que quedó en el grupo del 61 al 70.

Ambas universidades alcanzaron puntajes altos debido a su influencia investigativa (citas en publicaciones académicas) – USFQ está a la cabeza de la región en este parámetro- y a su proyección internacional. No obstante, estas universidades son mucho más débiles cuando se trata de sus esfuerzos en enseñanza, en entornos investigativos y en la transferencia del conocimiento”, señaló Baty.

Un entorno más competitivo

Times Higher Education evalúa a las universidades de acuerdo con 13 indicadores agrupados en varias áreas: docencia (el ambiente educativo), investigación (cantidad, ingresos y reputación), citas en publicaciones académicas (influencia de la investigación), alcance internacional (equipo, estudiantes e investigación) e ingresos del sector empresarial (transferencia de conocimiento).

Las universidades participan voluntariamente en el estudio, entregando los datos que les son requeridos y que son certificados por una empresa independiente.

La competencia por la excelencia académica
Lugar en el ranking de Times Higher Education Nombre del centro de estudios superiores País
26-30 Universidad Simón Bolívar Venezuela
26-30 Universidad de Santiago, Chile (USACH) Chile
26-30 Universidad Nacional de Córdoba Argentina
26-30 Universidad Autónoma Metropolitana México
26-30 Universidad Federal de Pernambuco Brasil
25 Pontificia Universidad Javeriana Colombia
24 Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ) Brasil
23 Universidad Austral de Chile Chile
22 Universidad Técnica Federico Santa María Chile
20 Pontificia Universidad Católica de Valparaíso Chile
20 Universidad Nacional de Colombia Colombia
19 Universidad de Brasilia Brasil
18 Universidad Federal de Sao Carlos Brasil
17 Universidad de Antioquia Colombia
16 Pontificia Universidad Católica de Río Grande del Sur (PUCRS) Brasil
15 Universidad Federal de Santa Catarina Brasil
14 Universidad Federal de ABC (UFABC) Brasil
13 Universidad de Concepción Chile
12 Universidad Estatal Paulista (UNESP) Brasil
11 Universidad Federal de Minas Gerais Brasil
10 Universidad Nacional Autónoma de México México
9 Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (PUC-Rio) Brasil
8 Universidad Federal de Río de Janeiro Brasil
7 Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP) Brasil
6 Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey México
5 Universidad de los Andes Colombia
4 Universidad de Chile Chile
3 Pontificia Universidad Católica de Chile Chile
2 Universidad de São Paulo Brasil
1 Universidad Estatal de Campinas Brasil

De acuerdo con los responsables del ranking, aunque el sector de la educación superior en América Latina está tomando impulso, aún hay riesgos y amenazas como los bajos salarios de los investigadores, la insuficiencia de fondos disponibles para investigar, el exceso de burocracia y la inadecuada definición de las políticas de investigación.

Por otra parte, el incremento de la competencia entre las distintas universidades implica que los centros deben hacer esfuerzos para no quedarse atrás.

Un ejemplo de ello sería lo ocurrido con la Universidad de Costa Rica, la única de ese país que aparece en el índice. Entre 2016 y 2017 retrocedió del grupo correspondiente a los puestos 26 al 30 hasta colocarse entre los lugares 41 al 45, pese a que este año su puntaje general fue superior al anterior.

“Esto muestra el impacto de la creciente competencia en la lista. A medida que las universidades en América Latina se enfocan en el incremento de la calidad de la educación y la investigación, seguido por una enorme alza en la participación y accesibilidad de la educación y la productividad investigativa, la competencia por los mejores académicos y estudiantes se hará cada vez más intensa”, advirtió Baty.

Para conocer el informe y la lista completa del ranking de las mejores universidades de América Latina elaborado por Times Higher Education puede visitar este vínculo *.

*BBC Mundo no se hace responsable del contenido de los vínculos externos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Casos de COVID en embarazadas crecen 61% en un mes; muertes casi se triplican

Sin vacuna, las mujeres y personas con capacidad de gestar están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de embarazadas con COVID, 4 mil 767, ingresaron al hospital 971.
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Rigoberto Carvajal, CLIP
15 de septiembre, 2021
Comparte

En solo 30 días, de julio a agosto, el número de casos de mujeres embarazadas con confirmación de tener COVID-19 en México pasó de 2 mil 947 casos a 4 mil 767, un incremento de 61.7%. Es el peor registro de toda la pandemia. 

De acuerdo a un análisis de la base de datos de la Secretaría de Salud -realizado para esta nota por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), en el que se consideraron los casos confirmados ya sea por prueba, por asociación clínica epidemiológica o por Comité de Dictaminación- ni en el pico de la segunda ola de COVID en el país, en enero de 2021, se registraron cifras así. 

En el primer mes de este año, el número de casos de mujeres embarazadas fue de 2 mil 255. Los casos de agosto, 4 mil 767, casi duplican esa cifra.

Este incremento se debe a que hay circulando variantes del virus más contagiosas, como la delta, las medidas sanitarias se han relajado, la población se expone más y ha habido una resistencia a vacunarse por parte de muchas embarazadas que no tienen la información correcta y creen que hay algún riesgo para el bebé o para ellas al hacerlo, cuando el verdadero peligro es estar sin vacuna, dice Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia por el Coronavirus de la UNAM. 

Lee: En tres meses, 145 niños tuvieron afectaciones graves tras COVID; pediatras piden vigilar síntomas

La información sobre el número de embarazadas que se han inmunizado en el país no es pública, la Secretaría de Salud federal no da ese dato. Animal Político lo solicitó a través de la oficina de comunicación, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta. 

En Ciudad de México, por ejemplo, el viernes 10 de septiembre se informó que se han vacunado contra COVID-19, 32 mil 904 embarazadas con una dosis y 17 mil 062 con esquema completo. El gobierno de la capital no ha proporcionado datos del total de la población objetivo a inmunizar en este grupo ni la cobertura. 

Este portal solicitó esos datos a la oficina de prensa del gobierno de la CDMX y la respuesta fue que no los tienen porque no hay un padrón de mujeres embarazadas. 

Rodriguez, el vocero de la Comisión para el coronavirus de la UNAM, señala que tomando el promedio de nacimientos en CDMX de los últimos 5 años se puede estimar un universo de embarazadas en la capital del país de aproximadamente 119 mil.

“Con lo reportado de vacunación en embarazadas en CDMX hasta la semana pasada y ese estimado resulta que se han vacunado 14.3% con esquema completo y 27.5% con una dosis, son porcentajes muy bajos, tomando en cuenta que la primera causa de muerte materna en 2020 fue COVID”, dice Rodriguez. 

Video: Vacuna contra COVID en embarazo y lactancia

Sin vacuna, las personas gestantes están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de mujeres embarazadas con COVID, 4 mil 767, el 20%, 971, ingresaron al hospital.

La mayoría de las mujeres embarazadas que se están hospitalizando por COVID son no vacunadas o con esquema incompleto (una sola dosis), confirma la doctora Zarela Lizbeth Chinolla Arellano, especialista en ginecología y obstetricia y académica de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM. 

De hecho dice que en el hospital de tercer nivel donde ella trabaja, de mayo para acá solo ha ingresado por COVID una mujer gestante con esquema completo de vacunación, y no fue un cuadro grave. 

Por eso la recomendación es vacunarse. “Hay muchos estudios que sustentan que aplicarse la vacuna, en cualquier trimestre del embarazo, es seguro: no genera ninguna repercusión perjudicial a nivel embrionario, ni fetal, ni al momento del nacimiento”, explica Chinolla Arellano. 

En una investigación multinacional liderada por el Hospital de Oxford, en Londres, sobre morbilidad y mortalidad relacionada a COVID-19 en mujeres embarazadas y sus recién nacidos, en el que participaron 43 hospitales de 18 países, entre ellos el Hospital Regional Adolfo López Mateos del ISSSTE, se demostró que no se detectaron malformaciones en los bebés que pudieran estar asociadas a riesgo de COVID o de vacunación.

Entérate: CONAPO estima 21 mil embarazos adicionales de adolescentes durante epidemia

Esta evidencia científica, dice la ginecobstetra y neonatóloga, Perla Karina García-May, quien participó en la investigación, ha servido como base para recomendar que es totalmente conveniente que las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra el COVID-19, lo que de entrada evitará que la primera causa de muerte en este grupo poblacional sea este padecimiento.

Además, dice, hay beneficios indirectos de la vacunación de la madre hacia sus bebés, al transmitirles anticuerpos contra el COVID-19 que los protegerán durante las primeras semanas de vida y que se refuerzan a través de la lactancia materna.

Factores de riesgo adicionales al embarazo 

De acuerdo a los resultados del estudio multinacional, si una mujer embarazada se contagia de COVID-19 tiene dos o tres veces mayor probabilidad de ingresar a la terapia intensiva de adultos y la probabilidad de tener un parto prematuro es casi dos veces más alto que el de una mujer sana.

El embarazo es por sí solo un factor de riesgo para que se complique un cuadro de COVID. “Hay una predisposición a complicaciones, sobre todo en el segundo y tercer trimestre, por los cambios normales durante la gestación, como la compresión del abdomen, la disminución en la capacidad ventilatoria, las transformaciones en los mecanismos de defensa, el aumento en el gasto cardiáco”, explica la doctora Chinolla Arellano. 

El cuadro propio del COVID, añade, que causa una respuesta inflamatoria ha generado en algunos casos cambios en la presión arterial de la mujer embarazada y un síndrome similar a la preeclampsia (una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, más frecuentemente el hígado y los riñones) si esto se presenta, hay que hospitalizarlas, compensarlas y verificar que no haya un deterioro agudo, una lesión a un órgano o alteraciones en el bienestar fetal.

El sobrepeso antes del embarazo, dice García May, es también un factor de riesgo importante, “este se presentó en 48.6% de las pacientes que contrajeron la enfermedad; de acuerdo al estudio realizado en 18 países”. 

En cuanto a los neonatos de mujeres que padecieron COVID-19 durante el embarazo, se confirmó que tienen dos veces mayor riesgo de presentar una patología grave al nacer, como dificultad para respirar, infección o  neumonía. 

De acuerdo al análisis de la base de datos COVID de la Secretaría de Salud realizado por CLIP para esta nota, del total de casos de mujeres embarazadas (4 mil 767) que se confirmaron en el mes de agosto, 62 fallecieron, mientras que en julio el número de muertes por esta causa fue de sólo 22, es decir, de un mes a otro subieron 181%.

El principal factor de riesgo para morir para una embarazada en este momento es tener COVID, dice la doctora García May. En la investigación en la que participó se determinó que el riesgo de fallecer si se contrae esta enfermedad para las personas gestantes es mucho mayor. 

“Solo el hecho de tener COVID y estar embarazada sube 22 veces el riesgo de fallecer, 22 veces”, subraya la especialista del ISSSTE. 

De hecho, hasta antes de la epidemia, señala Chinolla Arellano, la principal causa de muerte en el embarazo eran las enfermedades relacionadas con la hipertensión, con presión alta, ahora es el COVID. 

Por eso los especialistas insisten en que las mujeres embarazadas deben vacunarse. “En un estudio realizado en Israel se determinó que con la vacuna se lograron bajar 89% las hospitalizaciones entre embarazadas, así que es necesario que se vacunen, por ellas y por sus bebés”, subraya García May.

Aunque los especialistas recomiendan, aún con la vacuna y dado que esta no evita al 100% la enfermedad sino los cuadros graves y la muerte, seguir con las medidas sanitarias principales: cubrebocas, lavado de manos, sana distancia y ventilación. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.