Venezuela: El opositor Leopoldo López sale de prisión tras 3 años; queda en arresto domiciliario
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Venezuela: El opositor Leopoldo López sale de prisión tras 3 años; queda en arresto domiciliario

Leopoldo López salió la madrugada de este sábado de prisión, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia le otorgó el arresto domiciliario por problemas de salud.
AFP
Por Redacción Animal Político
8 de julio, 2017
Comparte

Leopoldo López, el más radical y emblemático de los políticos presos en Venezuela, salió la madrugada de este sábado 8 de julio de la prisión donde estaba recluido desde hace más de tres años y está bajo arresto domiciliario en su casa de Caracas.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela le otorgó el arresto domiciliario por problemas de salud, según confirmó la corte en su cuenta oficial de Twitter.

“Sala Penal del TSJ otorga casa por cárcel a Leopoldo López por problemas de salud”, subrayó la corte, que precisó se trata de una “medida humanitaria ajustada a Derecho” concedida el viernes por el presidente del tribunal, Maikel Moreno.

De acuerdo con un de los abogados de Leopoldo López, Javier Cremades, el opositor venezolano está en su casa de Caracas con su esposa Lilian Tintori y sus dos hijos. “Aún no es libre, sigue bajo arresto domiciliario. Le sacaron de madrugada”, dijo en Twitter.

“La casa por cárcel de Leopoldo López no implica modificación de su condena. La perversa justicia bolivariana aún tiene sus garras sobre el”, agregó Cremades.

“Feliz de que Leopoldo López haya vuelto a casa”, tuiteó el jefe de gobierno español Mariano Rajoy.

Tintori aún no emite reacción, pero había dicho en Twitter que las autoridades venezolanas le habían dejado ver a su esposo después de 32 días de incomunicación.

“¡Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia! ¡Tiene que darse su libertad plena como a todos los presos políticos!”, reaccionó el dirigente opositor Henrique Capriles.

La liberación de López fue autorizada por el TSJ, acusado de seguir los dictados del gobierno, en momentos en que Venezuela vive una alta tensión con una ola de manifestaciones de la oposición, que pide la salida del poder de Maduro y que deja 91 muertos, en medio de una grave crisis económica.

La ONG Foro Penal asegura que, con las detenciones en la ola de protestas que empezó el 1 de abril subió de un centenar a 433 el número de “presos políticos”, que el gobierno no reconoce sino que asegura que se trata de presos por actos de violencia.

Si la sentencia es condenatoria, usted tendrá más miedo de leerla que yo de escucharla, porque usted sabe que soy inocente[/animalp-quote-highlight]

El símbolo de los presos políticos

Leopoldo López se convirtió en el símbolo de los opositores venezolanos presos, entre ellos el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, también bajo arresto domiciliario, y el exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, bajo cargos de conspiración.

A fines del año pasado, a instancias de la mediación internacional, el gobierno aceptó el acompañamiento del Vaticano y liberó a varios activistas detenidos, pero de bajo perfil.

Leopoldo López fue visitado en varias ocasiones por el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, la última vez el pasado 4 de junio, cuando también asistió la entonces canciller Delcy Rodríguez y el dirigente chavista Jorge Rodríguez -hermano de la ministra-.

En ese entonces, Leopoldo López llamó a los venezolanos a continuar protestando en las calles y su esposa negó que se estuviera negociando una medida de casa por cárcel a cambio de la desactivación de las manifestaciones.

“Leopoldo López jamás va a negociar su libertad, primero está la libertad de todo un país. No se trata de la libertad de un hombre, sino de toda Venezuela”, manifestó Tintori en esa ocasión, una día después de la reunión.

A finales de junio, en un video difundido por su esposa en las redes sociales, Leopoldo López denunció a gritos que lo estaba siendo torturado en su celda de la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas.

Pero el gobierno lo desmintió mostrando fotografías -supuestamente de fecha actual- en las que lucía recibiendo alimentos enviados por su familia.

En abril pasado, unos 2.000 venezolanos se movilizaron hacia las cárceles donde estaban recluido López y otros opositores, para reclamar en las afueras su libertad y exigir elecciones generales.

La defensa alega que López fue condenado por motivos políticos y con pruebas “manipuladas”, violando sus derechos procesales, y que la justicia está al servicio del gobierno.

Venezuela: ¿de qué se acusa al líder opositor Leopoldo López?

¿Quién es Leopoldo López?

Leopoldo López es un radical líder de la oposición venezolana que ha sido una constante piedra en el zapato para el chavismo.

A sus 46 años, Leopoldo López, economista con maestría en Harvard, fue sentenciado a 13 años, nueve meses y siete días de cárcel, acusado de incitación a la violencia en protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro que dejaron 43 muertos y unos 3.000 heridos entre febrero y mayo de 2014.

Como alcalde de Chacao (2000-2008) —uno de los más ricos de Caracas—, López proyectó una figura de dinamismo y eficacia y las encuestas le colocaban en buena posición para ser candidato presidencial, pero fue inhabilitado políticamente en dos ocasiones.

En 2014, con su estrategia “La Salida”, que buscaba la renuncia de Maduro por la presión de manifestaciones callejeras que degeneraron en actos violentos, alcanzó notoriedad internacional.

El 18 de febrero de 2014, acompañado por una multitud y en medio de un gran despliegue mediático que catapultó aún más su imagen, López se entregó a las autoridades luego de que la justicia librara una orden de detención en su contra.

Dio ese paso no sin antes apelar a su estilo provocador. “¿No tienes las agallas para meterme preso, o esperas órdenes de La Habana?”, había escrito el día anterior en Twitter, dirigiéndose a Nicolás Maduro.

En la audiencia en la cual fue condenado, Leopoldo López lanzó un desafío a la jueza que lo declaró culpable, según copartidarios presentes.

“Si la sentencia es condenatoria, usted tendrá más miedo de leerla que yo de escucharla, porque usted sabe que soy inocente”, habría dicho López a la jueza, según relató David Smolansky, alcalde de la localidad capitalina de El Hatillo y miembro del partido Voluntad Popular, fundado por López.

Con un juego de palabras que denota la agresividad que puede alcanzar el discurso político en Venezuela, Maduro y otros altos funcionarios califican a López como el “monstruo de Ramo Verde”.

Siempre ha sido un hombre radical en su rechazo al chavismo y tuvo diferencias con sectores de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), especialmente el que representa Henrique Capriles, derrotado por escaso margen por Maduro en las elecciones presidenciales de 2013.

Capriles abogaba por salidas electorales, mientras López insistía en la necesidad de presión callejera para forzar la renuncia del mandatario.

Con información de AFP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.