Autoridades ocultan estatus legal de objetivos prioritarios detenidos, pese a orden del INAI
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Autoridades ocultan estatus legal de objetivos prioritarios detenidos, pese a orden del INAI

El INAI ordenó que  se informe sobre los objetivos prioritarios que ya tienen sentencia condenatoria, pero las autoridades no dan los datos; de acuerdo con fuentes federales, errores en la investigación han dejado libres a algunos de esos personajes, que han aparecido en la lista de los criminales más peligrosos.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
16 de agosto, 2017
Comparte

La administración del presidente Enrique Peña Nieto ha presumido en los últimos años la detención de personas incluidas en una lista de 122 criminales considerados como objetivos prioritarios, por su presunta importancia en distintos grupos del crimen organizado.

Hasta ahora, dice el gobierno, han sido “neutralizados” 106 de esos objetivos, de los cuales 92 fueron detenidos y el resto abatidos.

Pero lo que ni el gobierno ni el poder judicial han informado, es cuántos de esos capturados siguen en prisión, cuál es su estatus legal actual, y en contra de cuáles habría algún tipo de sentencia condenatoria.

A lo largo de ocho meses Animal Político ha intentado sin éxito que vía transparencia se proporcione esta información.

Incluso se obtuvo una resolución favorable del pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), en donde se ordenaba que por lo menos se informe de los detenidos que ya tienen sentencia condenatoria, ya que al tratarse de casos de crimen organizado es una información donde prevalece el interés público.

Pese a lo anterior, las autoridades se han negado a proporcionar estos datos, con argumentos que han ido desde la protección de datos personales o la incompetencia, hasta que habría que preguntarle a cada uno de los tribunales del país y eso “no lo contempla la ley”.

De acuerdo con fuentes federales consultadas por este mismo medio, existen algunos casos donde por errores en la integración de las carpetas de investigación los detenidos, correspondientes a la lista de objetivos prioritarios,  han recobrado su libertad. Pero la información no se ha hecho pública.

Cabe recordar que, de acuerdo con el marco legal en México, ninguna persona puede ser considerada realmente responsable de un delito, es decir que sea un criminal, hasta que no haya una sentencia dictada por un juez que así lo confirme.

La lista de objetivos

Una de las primeras acciones que la administración de Peña Nieto hizo fue decir que contaban con una lista de 122 personas que era prioritario capturar. Esto ya que, según la información con la que se contaba, eran personas que estaban al frente de cárteles o células de los mismos, o se traba de jefes de sicarios y operadores financieros.

Pero la lista no se hizo pública oficialmente. Tuvieron que venir múltiples solicitudes de transparencia y resoluciones del entonces Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), para que en 2014 se diera a conocer de forma parcial la lista, solo con los nombres de los delincuentes ya detenidos y abatidos.

Luego, en agosto de 2015, también por instrucciones del IFAI, el gobierno a través de la Procuraduría General de la República dio a conocer más datos de las personas que faltaban por detener, pero solo cuatro nombres los hizo públicos. Animal Político dio a conocer que habían quedado fuera de la lista delincuentes que en sexenios pasado sí eran prioritarios.

La última actualización de la lista correspondiente a febrero de este año, que Animal Político obtuvo vía transparencia, incluyen 106 objetivos neutralizados de los cuales 14 fueron abatidos y 92 están, en teoría, detenidos.

Los detenidos presuntamente pertenecen a diez organizaciones delictivas: Cártel del Pacífico, Los Zetas, Cártel de Juárez, Cártel del Poniente, Los Beltrán Leyva, Los Caballeros Templarios, Cártel del Golfo, Cártel Jalisco Nueva Generación, La Familia, y Los Arellano Félix.

Entre los detenidos figuran nombres de conocidos líderes delictivos como el de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Dioniso Loya Plancarte “El Tío”; Mario Armando Ramírez Treviño, “El X 20”; Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy”; Servando Gómez Martínez, “La Tuta”; Héctor Beltrán Leyva, “El H”; Juan José Esparragoza Monzón, “El Negro”.

Hay muchas más personas cuyos nombres no se conocían previamente, pero que según el propio gobierno son de alto perfil criminal.

Además, la lista entregada por la PGR indica que entre los 16 que faltaban por ser detenidos hasta al corte de febrero de este año, se encuentra Ismael “El Mayo” Zambada, y Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

Estatus: desconocido

El 24 de enero pasado, Animal Político envió dos solicitudes de información tanto a la PGR como al Consejo de la Judicatura Federal (CJF), para conocer la situación legal de las personas detenidas, de la lista de objetivos prioritarios. Se solicitó conocer cuántos seguían bajo proceso penal, cuántos estaban ya sentenciados, y cuántos habían sido liberados.

Siete meses después, la respuesta no se ha proporcionado.

En el caso de la PGR, y luego de solicitar una ampliación del plazo legal para “recabar la información”, la dependencia contestó el 8 de marzo señalando que estaba imposibilitada para dar mayores detalles, toda vez que se podría afectar “el debido proceso” y la “presunción de inocencia”.

Por lo anterior, la PGR consideró como “clasificada” cualquier otra información relacionada con las personas detenidas de la lista de objetivos prioritarios.

Por otro lado, el pasado 26 de febrero, el Consejo de la Judicatura Federal emitió una primera respuesta a la solicitud planteada, en la que determina que la información de los procesos iniciados o no contra los detenidos es “confidencial”, pues contiene datos de índole personal cuya difusión solo puede ser consentida por la propia persona, o por su representante legal.

Animal Político interpuso un recurso de revisión ante el INAI, en contra de esta respuesta, con el argumento de que los nombres ya se habían hecho públicos por la propia autoridad, y por tanto no se podía clasificar lo ya hecho público.

El 26 de junio pasado el pleno del INAI avaló el proyecto del comisionado Joel Salas, en el que se ordenaba al Consejo de la Judicatura dar a conocer cuáles de las personas ya contaban con una sentencia formal, por delitos del crimen organizado.

Ciudadanos deben conocer sentencias: INAI

En el análisis de este caso que quedó asentado en el expediente RRA 1169/17, el comisionado del INAI Joel Salas Suárez considera que, en efecto, el relacionar a una persona con una investigación o un delito y hacerlo públicamente puede atentar contra su derecho a la privacidad, al honor, entre otros. Esto además del obstáculo que es el revelar datos personales.

Sin embargo Salas plantea, por otro lado, que los casos de delincuencia organizada (como el que es aplicable a las personas señaladas en la lista de objetivos prioritarios) traen consigo una condición especial, pues son asuntos de interés general debido a que plantean un riesgo para toda la sociedad, que no se puede soslayar.

El riesgo del narcotráfico, lavado de dinero y diversas formas de crimen organizado, establece citando incluso tratados internacionales, sobrepasa las fronteras de un solo país, según la resolución.

Es decir, que en este caso hay que analizar un choque de derechos: el que tienen las personas detenidas para que su información personal y su honor se mantengan en secrecía (respetando la presunción de inocencia),  y el de sociedad por obtener información de un delito que afecta a todos.

Así, el comisionado concluye que en el caso de los objetivos prioritarios que ya hayan recibido sentencia condenatoria, el Estado sí debe darlo a conocer, pues se trata de una persona que, en efecto, es responsable de un delito que afecta a todos y por tanto tiene que conocerse.

“La delincuencia en su manifestación organizada constituye uno de los más graves problemas que dañan y perjudican a la sociedad pues vulnera diversos bienes(…) por lo que se considera que existe un interés público en identificar a quienes, de manera probada, mediante sentencia ejecutoriada e irrevocable han atentado en contra de dichos bienes”, indica la resolución,

La resolución añade que “la ciudadanía debe conocer el nombre de las personas a quienes se les ha comprobado su culpabilidad de manera definitiva, como miembros de la delincuencia organizada, dada la relevancia social del delito en cuestión”.

En este sentido, la resolución estableció que el Poder Judicial debe dar a conocer el nombre de las personas detenidas con sentencia condenatoria irrevocable, y en los otros casos, clasificar la información, pero detallando si es porque hay personas absueltas, o es porque hay personas sometidas a proceso.

La resolución del INAI ordenó al Poder judicial entregar la referida información en un plazo de 10 días hábiles.

Nuevos pretextos

Luego de pedir que se ampliara el plazo para dar respuesta, el CJF finalmente respondió con un oficio fechado el pasado 8 de agosto. Es decir, se tardaron casi mes y medio para emitir un pronunciamiento.

En su resolución, el Consejo de la Judicatura vuelve a responder que no puede entregar la información ordenada por el INAI, pero ahora alude que para identificar condenas “irrevocables” tendría que verificar en todos los tribunales del país persona por persona., lo que a su juicio, es un procedimiento que no marca la ley.

Por ello el CJF simplemente aseguró que “no está en posibilidad de proporcionar la información”. Respecto a lo que se había instruido de clasificar los datos, pero detallando si se trata porque hay personas absueltas o bajo proceso, el CJF ni siquiera emitió pronunciamiento alguno.

Animal Político ya interpuso una nueva inconformidad ante el INAI, debido a que dicha respuesta no cumple en absoluto con lo instruido en la resolución del recurso de revisión RRA 1169/17.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué tan seguro es para las mujeres embarazadas vacunarse contra la COVID-19

¿Es seguro para las mujeres embarazadas recibir la vacuna contra la COVID-19? ¿Y las que están en periodo de lactancia? ¿Tendrá un impacto en la fertilidad?
12 de febrero, 2021
Comparte
Ilustración de una mujer embarazada y virus

BBC
Las embarazadas fueron excluidas de los ensayos clínicos, por lo que todavía hay muchas dudas.

“Como mujer embarazada, mi mayor preocupación era la seguridad”, dice Irène Mathieu. En su segundo trimestre de embarazo tuvo que elegir si recibir o no la vacuna contra el coronavirus.

Al ser una trabajadora sanitaria en la ciudad estadounidense de Charlottesville, Virginia, era elegible para ser vacunada. Pero la doctora Mathieu tenía muchas dudas.

“Por un lado, tengo un mayor riesgo de contraer la covid-19 porque soy médica de atención primaria”, dice.

“Y aunque la vacuna es nueva, no está elaborada con virus vivos y tenemos un largo historial de administración segura de vacunas vivas atenuadas a embarazadas”.

“Por otro lado, no tenemos datos sobre la seguridad de la vacuna de la covid-19 durante el embarazo”.

Estas son algunas de las preguntas que se hacen las mujeres embarazadas y madres lactantes. Consultamos a varias especialistas.

1. ¿Cuál es el consejo de vacunación para las mujeres embarazadas?

Hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado consejos sobre las vacunas contra la covid-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna, y no recomienda la vacunación de mujeres embarazadas en este momento.

Eso se debe a la falta de datos, no a que haya evidencia de que las vacunas sean dañinas.

Pero, cuando una mujer embarazada tiene un riesgo inevitablementealto de exposición al virus, como en el caso de una trabajador ade la salud, o tiene comorbilidades (dos o más trastornos o enfermedades relacionadas), entonces la OMS dice que “la vacunación puede considerarse tras discutirlo con su proveedor de atención médica”.

La OMS también señala los riesgos de la covid-19 durante el embarazo.

Gráfico

BBC

“Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir covid-19 grave que las mujeres no embarazadas, y la covid-19 se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro“, dice la guía de la OMS.

La doctora Mathieu discutió ampliamente el tema con su médico y con colegas de atención médica que también estaban embarazadas.

“Cuando consideré los riesgos teóricos pero desconocidos de una nueva vacuna y los riesgos reales de la covid-19 durante el embarazo, para mí, la decisión fue clara”, dice Mathieu.

Recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en enero y está pendiente de recibir la segunda en febrero.

Cómo se comparan las vacunas en la Fase III de los ensayos clínicos

BBC

Otras mujeres tomaron decisiones diferentes.

Joanna Sullivan, de Ohio, EE.UU., espera su primer bebé para junio. No pretende ponerse la vacuna hasta después de dar a luz.

Si bien sostiene que sería “útil” ver cómo responden a la vacuna otras mujeres embarazadas, Sullivan dice que ella probablemente esperará.

2. ¿Qué dicen los datos?

Hasta ahora, no hay muchos datos.

“Aún no se han iniciado ensayos en embarazadas para las vacunas que han sido autorizadas para su uso, a pesar de que existen datos de seguridad tranquilizadores y una eficacia muy alta”, dice Carleigh Krubiner, miembro de la facultad del Instituto de Bioética Johns Hopkins Berman, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos.

No hay ninguna sugerencia de que la vacuna tenga algún riesgo para las mujeres embarazadas y lactantes, simplemente los estudios aún no se han realizado.

Mujer embarazada

Getty Images
Las mujeres embarazadas suelen estar excluidas de los primeros ensayos clínicos de nuevos medicamentos y vacunas.

Pfizer siguió la guía de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), al excluir a las mujeres embarazadas y en período de lactancia de sus ensayos clínicos.

Dicen que estas mujeres comenzarán a ser evaluadas este año, después de la finalización de los denominados estudios de toxicidad para el desarrollo y la reproducción (DART), que suelen realizarse en animales.

3. ¿Por qué los datos no incluyen a mujeres embarazadas?

Los expertos dicen que es normal.

“En tiempos no pandémicos, si se habla de una vacuna nueva, la mayoría de las personas razonables comprometidas con promover los intereses de las mujeres embarazadas y sus bebés dirían que no debemos involucrarlasen los primeros ensayos clínicos”, dice la doctora Ruth Faden,de la Universidad Johns Hopkins y especializada en los derechos y la salud de las mujeres embarazadas.

En bioética, las mujeres embarazadas se describen como una población compleja“, dice Faden.

“En ningún otro caso hay dos entidades que sean objeto de preocupación moral”.

Algunos expertos se refieren a eventos anteriores en los que la falta de datos ha provocado retrasos masivos o incluso la negación total del acceso a vacunas que salvan vidas.

“En el caso del ébola, a las mujeres embarazadas y lactantes en la República Democrática del Congo inicialmente no se les permitió recibir vacunas durante los primeros meses de lanzamiento de las mismas”, dice Carleigh Krubiner.

“Las mujeres de las comunidades afectadas denunciaron que efectivamente las estaban enviando a la muerte, sin protección contra una enfermedad con una alta mortalidad y una muerte fetal cercana al 100%”.

La especialista dice que algunas mujeres en periodo de lactancia decidieron tomar “vacaciones de lactancia”innecesarias y potencialmente dañinas para acceder a las vacunas

Con la pandemia actual, dice Krubine, “la falta de datos puede hacer que muchos duden en utilizar vacunas altamente beneficiosas y, en última instancia, seguras”, lo que los llevaría a renunciar a la vacunación , la cual “protegería y promovería la salud tanto materna como neonatal”.

4. ¿Cómo lo están abordando en diferentes países?

Los países están adoptando diferentes enfoques en cuanto a la vacunación de mujeres embarazadas.

Algunos, como Reino Unido, ofrecen consejos similares a la OMS.

“Aunque los datos disponibles no indican ningún problema de seguridad o daño al embarazo, no hay evidencia suficiente para recomendar el uso rutinario de las vacunas contra la covid-19 durante el embarazo”, afirma el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos (RCOG) de Reino Unido.

“Si una mujer embarazada cumple con la definición de ser extremadamente vulnerable a nivel clínico, entonces debe discutir las opciones de la vacuna contra la covid-19 con su obstetra y/o médico”.

“Esto se debe a que su condición subyacente puede ponerla en un riesgo muy alto de experimentar complicaciones graves de la covid-19“.

En cuanto a mujeres que están amamantando, el RCOG dice que “no hay ningún riesgo conocido”, y agrega que se debe informar a las mujeres sobre la falta de datos disponibles.

Mujer visitando una doctora

Getty Images
Los expertos sugieren conversar con su médico para realizar un análisis de riesgo-beneficio.

Otros países, como Israel, están incluyendo a mujeres embarazadas con factores de riesgo de alta morbilidad entre las que tienen acceso prioritario a las vacunas contra la covid-19, sin contemplar los riesgos para ellas o para los fetos.

En cambio, India ha declarado explícitamente que las mujeres embarazadas y lactantes no deben recibir las inyecciones hasta que se realicen más estudios.

5. ¿Cuándo es probable que estén disponibles los datos?

Los datos de los ensayos clínicos que involucran a mujeres embarazadas “pueden tardar meses o años”, dice Huma Farid, obstetra y ginecóloga en el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, Massachusetts, EE.UU., e instructora en la Escuela de Medicina de Harvard.

Algunas mujeres que quedaron embarazadas durante el ensayo serán monitoreadas durante su embarazo.

Sin embargo, los datos preliminares sobre cómo el coronavirus puede afectar a las mujeres embarazadas ofrecen un panorama mixto.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos afirman que las pacientes embarazadas tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y muerte si contraen la covid-19.

“Los datos sugieren que la infección materna está asociada con una mayor probabilidad de parto prematuro“, agrega Carleigh Krubiner.

Por el contrario, la evidencia actual de Reino Unido sugiere que las mujeres embarazadas no tienen un riesgo mayor de enfermarse gravemente que otros adultos sanos si desarrollan la enfermedad.

La mayoría de las mujeres embarazadas experimentan solo síntomas leves o moderados.

6. ¿En qué situación están las mujeres embarazadas?

Para muchos médicos, la mera sugerencia de una infección grave es preocupante.

“Sabemos que existe un mayor riesgo para pacientes embarazadas que tienen covid-19 y también sabemos que, en general, las vacunas son seguras”, dice la doctora Huma Farid.

Ella se refiere específicamente a las vacunas de ARNmensajero de Moderna y Pfizer, que usan un pequeño fragmento del código genético del virus.

Ese fragmento comienza a formar parte del virus dentro del cuerpo, que el sistema inmunológico reconoce como extraño y empieza a atacar.

Gráfico de la creación de la vacuna

BBC

“La vacuna contra el SARS Co-V-2 no es una vacuna viva, que es el único tipo de vacuna contraindicado en el embarazo porque tiene un virus debilitado pero vivo como parte de la vacuna, como las de la polio o la varicela”.

Eso ha alentado a que las embarazadas que son trabajadoras en la primera línea frente a la covid en Estados Unidos y que corren el máximo riesgo de contraer el virus consideren vacunarse.

“Es una decisión individual para cada paciente, pero trato de discutir con ellas sus preocupaciones sobre el virus y sobre la vacuna, y el análisis de riesgo-beneficio”, dice Farid.

Ella recomienda que cada paciente embarazada discuta estos aspectos con su médico y que, independientemente del resultado, siga todas las precauciones de distancia social, higiene de manos y uso de mascarillas.

Mujer embarazada

Getty Images
Los expertos alientan a las mujeres embarazadas a seguir todas las precauciones.

Carleigh Krubiner destaca el papel de las condiciones médicas subyacentes en el proceso de toma de decisiones.

“Aquellas con condiciones preexistentes que aumentan su riesgo de covid-19 grave pueden sopesar esta decisión de manera diferentes abiendo que, si permanecen sin protección a través de la vacuna, podría haber graves consecuencias de infección para ellas y para sus bebés”.

Al igual que la doctora Farid, recomienda considerar al menos tres aspectos principales: el riesgo de exposición, el riesgo de enfermedad grave y el beneficio de la vacuna en comparación con otras medidas preventivas.

7. ¿Y las madres lactantes?

Existe un consenso general entre los expertos de que no hay ninguna razón para que las mujeres que amamantan renuncien a la vacunación contra la covid-19 si son elegibles para recibirla.

“He estado alentando a las madres lactantes a que se vacunen porque cualquier anticuerpo que produzcan contra el virus probablemente pasará a la leche materna y ayudará a sus bebés a tener cierta protección contra el Sars-CoV-2″, dice la doctora Huma Farid.

Según la OMS, hasta ahora no hay evidencia de que las madres lactantes o sus bebés tengan un riesgo elevado de covid-19 grave.

El organismo recomienda que si una mujer que amamanta es parte de un grupo al que se recomienda la vacunación, entonces “se puede ofrecer la vacuna”.

Madre lactante

Getty Images
Según la OMS, hasta el momento no hay evidencia de que las madres lactantes o sus bebés tengan un riesgo elevado de covid-19 grave.

8. ¿Afecta la vacuna a la fertilidad?

En cuanto a las mujeres que están intentando quedarse embarazadas, los expertos han analizado la evidencia inicial y dicen que no es necesario evitar el embarazo después de la vacunación.

“No hay evidencia que sugiera que las vacunas contra la covid-19 afectarán a la fertilidad, ni ningún mecanismo biológicamente plausible de cómo podrían causar un impacto a ese respecto”, dice Carleigh Krubiner.

“De hecho, aunque los ensayos de vacunas actualmente autorizadas no inscribieron a participantes embarazadas en sus ensayos clínicos, varias mujeres quedaron embarazadas durante el curso de los estudios, lo que no es infrecuente en ensayos de vacunas a gran escala que inscriben a mujeres en edad reproductiva”.

“Las mujeres deben estar tranquilas de que estas vacunas no representan ningún riesgo para sus posibilidades futuras de concebir o de tener hijos“.

Los expertos esperan que el panorama se aclare con el tiempo.

“Con suerte, a medida que comiencen los estudios sobre el embarazo y más mujeres embarazadas en primera línea contra la pandemia reciban la vacuna, podremos generar mejores pruebas”, dice Carleigh Krubiner.

“Para que, en el futuro, todas las mujeres embarazadas a las que se les ofrezca la vacuna contra la covid-19 puedan tomar decisiones más informadas y capacitadas”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.