¿Por qué es preocupante que México sea de los países de América Latina con mayor deuda externa?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: ROMOLOTAVANI

¿Por qué es preocupante que México sea de los países de América Latina con mayor deuda externa?

La lista de países con más episodios de impagos o reestructuraciones de deuda tiene una fuerte presencia latinoamericana.
Foto: ROMOLOTAVANI
Por BBC Mundo
8 de agosto, 2017
Comparte

”Deuda externa” son dos palabras que no traen buenos recuerdos en América Latina. Desde inicios de los 80, la región han vivido distintas crisis relacionadas con ella y el miedo a que se repitan aún no se ha disipado del todo.

No en vano en la lista de países con más episodios de impagos o reestructuraciones de deuda hay una fuerte presencia latinoamericana en las primeras posiciones: Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina, Perú, México, Costa Rica, Chile y Paraguay, entre otros.

El año pasado, la deuda externa bruta en América Latina (tanto privada como pública) ascendió a US$1,47 billones.

Eso es casi un 80% más que en 2009, según los datos publicados la semana pasada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Una calculadoraANDREYPOPOV
Algunos expertos alertan de una burbuja en los bonos.

Estados y empresas han abrazado en los últimos años una política de endeudamiento que ya empieza a alarmar a algunos expertos.

Algunos alertan de una burbuja, ya que la inestabilidad del mercado ha hecho que los inversores se vuelquen en activos más seguros, como los fondos soberanos.

“Estamos ante un problema de exceso de deuda pública a nivel mundial”, aseguró a BBC Mundo Juan Ignacio Sanz, profesor de Banca y Mercado de Valores de la escuela ESADE Law School.

“Durante la crisis, Reino Unido, Estados Unidos, Europa y Japón fueron los territorios que más se endeudaron mientras que Latinoamérica estaba por debajo de la media”, explicó.

“Pero la tendencia ahora en todos los países es al crecimiento del endeudamiento en general porque hay una sensación de riqueza”, afirmó Sanz.

En su opinión, las naciones de la región están “cometiendo los mismos errores” que estos Estados desarrollados, que acumulan deudas públicas por encima del 70% de su Producto Bruto Interno (PIB), en vez “aprender de ellos”.

Leer también: México está a un paso de ser insostenible, alerta la Auditoría

Pesos mexicanosFERENZ
La agencia S&P elevó en julio la calificación de la deuda soberana mexicana de “negativa” a “estable”.

En América Latina, estos porcentajes son menores. Pero los inversores la consideran una zona de riesgo así que le exigen rentabilidades mayores.

BBC Mundo te cuenta cuáles son los países de la región con las deudas externas más grandes en el sector público.

México: US$180.986 millones

La nación norteamericana es la que más deuda en bonos acumula, según la Cepal.

El agujero no ha dejado de crecer en los últimos años y en 2016 ascendió a US$180.986 millones.

Una cifra que casi duplica la de 2009.

Un comportamiento del que el sector privado se ha desligado.

El endeudamiento de este se redujo en los dos últimos años cerca de un 4%.

México DFTORRESIGNER
México ha duplicado su deuda externa pública desde 2009.

En general, la deuda soberana de México, tanto dentro como fuera del país, oscila en torno al 45% según la agencia Standard & Poor’s (S&P), que el pasado mes de julio mejoró su calificación.

La cambió de “negativa” a “estable” al considerar que las autoridades actuaron “rápido” ante golpes sufridos por su economía, como la depreciación que sufrió su moneda a finales del año pasado ante el triunfo de Donald Trump.

“El problema de México es que depende mucho de Pemex, que aportaba aproximadamente el 30% de los ingresos presupuestarios al gobierno federal”, explicó a BBC Mundo el profesor del área de Economía de la escuela de negocios española IE Business School, Juan Carlos Martínez Lázaro.

La caída del precio del petróleo, de más de un 50% en los últimos tres años, y la mala gestión de la petrolera estatal han provocado un “agujero fiscal importante”, según el experto.

La deuda externa de México equivale a 18,3% de su Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con la Cepal.

Venezuela: US$132.156 millones

El país más afectado por el abaratamiento del petróleo es Venezuela.

Su deuda pública externa ha aumentado de forma continua y en 2016 se situó en US$132.156 millones, según la Cepal.

Esto supone casi un 10% más respecto al año anterior, pero cerca del doble si se compara con los niveles de 2009.

CaracasAPOMARES
Los rumores de que Venezuela dejará de pagar la deuda son hoy más fuertes que nunca.

Los rumores de que el país se declare en default y deje de pagar sus compromisos cada vez son más fuertes.

Este 2017, será el único país de América Latina cuya economía no crecerá, sino que se contraerá un 7,2%.

Pese a esto, el gobierno ha conseguido hasta ahora abonar sus cuotas.

“Venezuela está priorizando el pago de la deuda porque el régimen sabe que es lo único que lo puede mantener: no caer en default”, afirmó Martínez Lázaro.

“Por eso su situación social es explosiva, porque han tenido que reducir las partidas que usaban para generar clientelismo”, añadió.

“Es absolutamente un disparate porque incluso en los años en que el petróleo estaba a más de US$100, el déficit público ya era importante”.

“Ni con todo el dinero que ingresaba eran capaces de tener unas cuentas públicas equilibradas”.

PetróleoALFREDO ALLAIS
La caída del precio del petróleo ha afectado las cuentas de Venezuela.

Ante un riesgo de impago tan elevado, el país sudamericano ofrece altas rentabilidades para atraer a inversores y destina la mayor parte del dinero a pagar otras deudas en un bucle que tanto Martínez Lázaro como Sanz consideran “insostenible” a largo plazo.

Según cálculos de la Cepal, la deuda externa de Venezuela equivale a 21,7% de su PIB.

Brasil: US$130.274 millones

El gigante sudamericano logró reducir su deuda pública externa un 6,3% desde 2014 hasta los US$130.274 millones que registró el año pasado.

Aún así, esta cifra supuso un incremento del 68,5% en sólo un lustro.

Estos compromisos externos de Brasil representan 7,8% de su PIB.

Si se tiene en cuenta la deuda externa del sector privado, Brasil es el país con la deuda más grande del bloque regional, ya que ambas suman US$321.297 millones.

Su economía se recuperará este 2017 de dos años consecutivos de recesión.

Río de JaneiroULTIMA_GAINA
La economía de Brasil sólo crecerá un 0,4% este año.

Pero, según la Cepal, el crecimiento será de apenas 0,4%, por lo que difícilmente habrá una reducción grande de la deuda.

Como recuerda Sanz: “Lo importante es saber cuál es el destino de esa deuda, si es para invertir en infraestructuras o sectores que van a generar empleo, está bien”.

Argentina: US$95.304 millones

El presidente Mauricio Macri cerró su primer año de gobierno con una deuda externa en el sector público de US$95.304 millones, un 13,6% más que el ejercicio anterior.

La deuda externa equivale a 7,8% de su Producto Interno Bruto.

El mandatario heredó del gobierno anterior un conflicto con acreedores holdout,fondos buitres que se negaron a renegociar la deuda con los Kirchner cuando el país estaba en default y a los que la justicia respaldó.

“Macri ha conseguido generar una confianza que ha permitido que Argentina retorne a los mercados de deuda”, aseguró Martínez Lázaro.

La nación sudamericana estuvo en la lista de países en default hasta abril del año pasado, cuando abonó US$9.300 millones a los holdout.

Vista de Caminito, en Buenos AiresSAMYSTCLAIR
Argentina ha aumentado su deuda para pagar a los holdout.

Desde entonces, el gobierno ha emitido deuda por más de US$30.000 millones.

Esta incluye un bono por US$2.750 millones a pagar en 100 años acordado en junio.

El país nunca lo había hecho por un plazo tan largo.

“Si alguien me hubiera dicho eso hace una tres años, no me lo hubiera creído”, comentó Martínez Lázaro.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: lo que se sabe de la abrupta caída de casos en Sudamérica

Luego de haber sido el epicentro mundial de la pandemia, los países de América del Sur han registrado un fuerte descenso en los casos de COVID-19.
14 de septiembre, 2021
Comparte

A mediados de junio, mientras el resto del mundo experimentaba bajos números de infecciones por el nuevo coronavirus, América del Sur estaba convertida en el epicentro de la pandemia.

Siete de las 10 naciones del mundo con más muertes diarias per cápita estaban en la región: la tasa de Brasil era siete veces la de India, mientras que Colombia y Argentina sumaban una cifra que equivalía a tres veces la registrada en todo el continente africano.

Con apenas 5% de la población mundial, Sudamérica registraba una tasa de muertes per cápita que era equivalente a ocho veces la cifra mundial.

Pero eso ya es cosa del pasado.

A finales de junio, la cifra de contagios comenzó a descender de forma consistente hasta convertir a la región en una de las zonas del mundo donde la pandemia parece estar mejor controlada.

Así, mientras para este lunes el promedio semanal de casos confirmados por cada 100.000 habitantes era de 52 en Reino Unido y de 43 en Estados Unidos, Brasil solamente llegaba a 8, Argentina a 6 y Colombia a 3, de acuerdo con cifras de Our World in Data.

Países como Uruguay, que a inicios de junio llegó a tener 100 casos por cada 100.000 habitantes, ahora solamente tienen 4; mientras que Paraguay que registró hasta 40 casos ahora no llega ni a 1 por cada 100.000 habitantes.

Evolución de casos de covid-19 en Sudamérica. Número de contagios promedio diarios por cada 100.000 habitantes. Evolución de los casos confirmados de covid-19 en Sudamerica entre junio y septiembre de 2021. .

Esta disminución de contagios ha sido clave para que Sudamérica sea en la actualidad una de las regiones del mundo que está registrando menos casos de covid-19.

Pero ¿cómo se explica esta abrupta caída de los contagios en Sudamérica?

Entre la inmunidad y otras incógnitas

“Lo primero que le diría es que creo que no lo tenemos del todo claro“, responde Andrés Vecino, investigador en sistemas de salud del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública John Hopkins (Estados Unidos).

El investigador recuerda que esta no es la primera vez que ocurre un descenso de casos que parece anunciar que se acerca el final de la pandemia y luego se produce otra ola de contagios que demuestra que no era así.

“Es importante decir que no sabemos exactamente qué es esto y que el hecho de que estén bajando los casos ahora no quiere decir que vaya a pasar en el futuro. Quiero recordar lo que pasó en India, donde había un conteo de casos relativamente bajo para su población y después vimos el gran incremento de casos con la variante delta”, advierte el experto a BBC Mundo.

Una mujer prepara una vacuna en Argentina.

Getty Images
En los últimos meses, los países de Sudamérica han avanzado en las vacunaciones.

La doctora Carla Domingues, que dirigió el programa de inmunización de Brasil hasta 2019, hizo recientemente una advertencia similar. “Es un fenómeno que no sabemos cómo explicar”, dijo esta epidemióloga al diario The New York Times.

No obstante, los especialistas dan algunas claves: entre ellas, la vacunación. Los países sudamericanos han acelerado el ritmo de las inoculaciones en los últimos tiempos, algo que según numerosos expertos podría haber contribuido a frenar los contagios.

Vecino coincide, pero no apunta solamente hacia las vacunas sino, de forma más amplia, a la inmunidad adquirida por parte de la población de la región tanto por vía de las inyecciones como de los contagios.

“Creo que hay más o menos consenso en que es posible que la reducción de casos en Sudamérica puede estar relacionada con algún grado de inmunidad de la población”, destaca.

El experto explica que las diferentes vacunas que se han estado aplicando en los países de la región son un elemento importante a considerar, como también lo es la inmunidad alcanzada por quienes ya tuvieron la infección.

“Muchas personas en algunos de esos países se han infectado. Un estudio reciente que hicieron en 12 ciudades de Colombia muestra que el 89% de las personas de esas localidades ya se infectaron. Con eso uno empieza a pensar que es posible que en algunos sitios haya unos niveles de infección tan altos que ya empezamos a ver una reducción de la enfermedad”, indica el experto.

Vecino advierte que, dado que la población no es homogénea, este dato no puede interpretarse como que 9 de cada 10 personas que uno encuentre en las calles de esas ciudades ya tuvo covid-19, por lo que no hay que confiarse.

“Los individuos se relacionan en grupos, entonces es posible que haya grupos de personas que todavía, por ejemplo, no se hayan infectado ni hayan sido vacunadas y esos grupos de personas pueden tener brotes si llega, por ejemplo, una variante altamente transmisible como la omega, como la delta o como la gama -las 3 que ya están en Latinoamérica-, por lo que pueden obviamente causar un incremento en casos y muertes”, explica.

“Habiendo dicho eso, es posible que el nivel de inmunidad adquirido por las vacunas y por la infección previa sea una de las razones por las cuales estamos viendo menor transmisión hoy”, agrega.

Aplicando las medidas correctas

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirma por su parte que hubo una disminución de los casos y las muertes en casi todos los países de Sudamérica, con excepción de Venezuela.

Ugarte explica que la OPS está trabajando con los ministerios de Salud y con los expertos de la región para estudiar estas tendencias, así como las razones por las cuales se ha mantenido este descenso, y apunta al endurecimiento de las medidas de control luego del incremento significativo de los casos en la región entre finales de 2020 y los primeros meses de 2021.

Los países implementaron medidas mucho más estrictas respecto al distanciamiento físico, al movimiento de personas, al uso mandatario de mascarillas, iniciaron la vacunación y la ampliaron a otros grupos, principalmente a aquellos que estaban en mayor riesgo. Todo esto puede explicar en parte esta tendencia”, incide Ugarte en respuesta a una consulta de BBC Mundo.

El director, sin embargo, previno a la región en contra de caer en la complacencia.

“Hemos visto que cuando los casos disminuyen es porque estamos haciendo bien las cosas. Es decir, estamos implementando las medidas de salud pública que se ha probado una y otra vez que siguen sirviendo”, destaca.

“Lo peor que nos podría ocurrir y que podría ocurrir con los países de América del Sur es que ahora que están con menos casos relajen las medidas porque eso es una gran oportunidad para el virus para transmitirse de persona a persona”, alerta.

Personas usando mascarillas en el metro de Medellín.

Getty Images
La OPS insta a que los países de la región mantengan las medidas de precacución para evitar los contagios.

Así, aunque el número de casos sea bajo en estos momentos, Ugarte considera que lo procedente es no bajar la guardia:

“Nuestra recomendación a toda la población de América del Sur que está viendo que la transmisión es cada vez menor es tomar en cuenta que estamos en esa fase porque se han tomado las medidas adecuadas. No las relajemos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.