Murciélagos con rabia amenazan al ganado mexicano; combatirlos pone en riesgo a otras especies
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Adriana Alcázar Gónzalez / GPJ Mexico

Murciélagos con rabia amenazan al ganado mexicano; combatirlos pone en riesgo a otras especies

Ecologistas advierten que las prácticas usadas para erradicar murciélagos vampiros a veces también matan a otras subespecies en peligro de extinción.
Adriana Alcázar Gónzalez / GPJ Mexico
Por Adriana Alcázar González / Global Press Journal
6 de agosto, 2017
Comparte

Son las 6:00 p.m. y, mientras que la luz del sol lentamente se esconde, un grupo de ganaderos acorrala a sus reses. Es una táctica defensiva para proteger al ganado de depredadores de todo tipo, pero especialmente de los  murciélagos vampiro.

Estas criaturas del tamaño de una taza de té se zambullen entre los prados de noche y hacen pequeñas incisiones en la piel de las vacas.

No beben tanta sangre como para poner en riesgo la salud de un animal, pero la amenaza de que los contagien de rabia es suficiente para que los ganaderos busquen las cuevas de esos animales y les prendan fuego.

“Cuando despertamos y revisamos las vacas rápido, se distingue cuáles fueron atacadas. Tienen pequeñas heridas y manchas de sangre”, dice Ever Gómez Hernández, de 63 años.

Cuando él descubre una cortada, le aplica un antídoto tópico y espera que haya actuado a tiempo. De no ser así, una sola vaca con rabia podría contagiar a todo el rebaño, explica Epigmenio Cruz Aldan, curador del Zoológico Miguel Álvarez del Toro en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Pero mientras que los ganaderos luchan contra los murciélagos, Cruz Aldan y otros creen que sus métodos, en particular quemar las cuevas, pueden tener una consecuencia imprevista.

Hay tanta preocupación entre grupos de ecologistas por los murciélagos de México y de países en Centroamérica, que algunos biólogos y aficionados organizaron un conteo anual formal para seguirle la pista a la diversidad de las especies de murciélagos.

Llamado el Conteo Navideño de Murciélagos Mesoamericanos, pues sucede cada diciembre, el evento le da la bienvenida a quien esté interesado en aprender sobre estas criaturas.

“Se invita a la población en general para que los vea de cerca, conozcan sobre sus hábitos y sobre todo que no son animales que causan daño sino que por el contrario son importantes para controlar plagas de insectos, polinizar plantas y la germinación de algunas semillas”, explica el biólogo Carlos Mauricio Cruz Durante, coordinador del conteo en Chiapas y miembro del equipo de Áreas Naturales y Vida Silvestre de la Secretaría.

El conteo no se enfoca en el número total, sino que está centrado en monitorear la diversidad de especies.

Un informe de 2011 de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad encontró que, de 1,100 especies de murciélagos que existen en el mundo, aproximadamente 140 viven en México y de esas 90 especies habitan en Chiapas.

Los murciélagos vampiro no habían sido considerados una amenaza para los humanos hasta hace poco. Una investigación publicada en 2016 en la revista académica Acta Chiropterologica encontró evidencias de que los murciélagos vampiros en Brasil habían consumido sangre humana, un cambio que señala un potencial aumento de la transmisión de la rabia a los humanos.

Lee: Las impresionantes imágenes submarinas de Google Maps.

Pero ese cambio no ha disuadido a las personas que asisten al evento de conteo de murciélagos.

“¡Pobrecitos murciélagos! Las personas les tienen miedo y no los quieren”, dice María Cristina Cruz Gómez, de 33 años, que está convencida de que es necesario proteger a estos animales de quienes creen que son criaturas sobrenaturales y violentas.

“No hay mucha información sobre los murciélagos y los beneficios que estos traen para el ecosistema”, dice. “Y es triste porque películas donde los murciélagos atacan a las personas, esas sí abundan”, agrega.

Pedro Sánchez Moreno, un biólogo y el director del equipo de Áreas Naturales y Vida Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural, dice que el conteo de murciélagos ayudará a que las personas entiendan el rol que estos animales juegan en el ecosistema.

Pablo Medina Uribe, GPJ, adaptó este artículo de su versión en inglés.

Esta historia fue publicada originalmente en  Global Press Journal

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Semana Santa: ¿por qué las fechas cambian cada año? (y en qué se diferencian la Pascua cristiana y la judía)

¿Qué es la Pascua? ¿Por qué cristianos y judíos la celebran? ¿Cuáles son las diferencias y similitudes? ¿Por qué cada año cambia de fecha? Si te has hecho alguna de estas preguntas, te invitamos a que leas este artículo.
2 de abril, 2021
Comparte
Cruces judía y cristiana.

Getty Images
Las religiones cristiana y judía celebran la Pascua, aunque las fiestas tienen diferencias.

Existe una festividad religiosa muy importante tanto para los cristianos como para los judíos: la Pascua.

Cada año, los fieles de ambas religiones se reúnen para conmemorar y recordar diferentes hechos que marcaron acontecimientos en la historia de cada una de sus religiones.

¿Qué significa la palabra Pascua?

La palabra Pascua aparece en latín como “pascha”, en el griego πάσχα “páscha” y en el hebreo (pesáh) Pésaj en español, eseñala la Real Academia Española.

Y Pascua significa básicamente “paso” o “salto”.

La Pascua judía

Fieles rezan frente al Muro de los Lamentos

EPA
El Muro de los Lamentos es un sitio clave para los judíos durante el Pésaj.

En la antigüedad, la Pascua era una fiesta de pastores en la que se sacrificaba un cordero como ofrenda para pedir fecundidad.

Celebraran el paso del invierno a la primavera, y lo hacían luego de la primera Luna llena de la estación de primavera (en el hemisferio norte).

Luego pasó a ser una celebración de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.

Y en la actualidad, los judíos conmemoran la Pascua (Pésaj) como una de sus principales fiestas en la que recuerdan el paso que dio el pueblo hebreo junto con Moisés a través el Mar Rojo.

Celebran una cena familiar llamada Séder (órden en español) repleta de simbolismos además de rezos.

La Pascua cristiana

Hombre que interpreta a Jesús carga la cruz.

AFP
Las representaciones del calvario de Cristo cargando la cruz se repiten en varios puntos del planeta. Esta recreación es del jueves santo en Medellín, Colombia.

Para los cristianos, la Pascua también es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella se celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida.

La Pascua es la celebración de la resurrección de Jesús el domingo tras pasar tres días muerto para salvar a su pueblo.

Si bien no hay una tradición estricta sobre la comida, las familias cristianas se suelen reunir el domingo y concurrir a Misa para conmemorar que Jesús resucitó para salvar al pueblo.

¿En qué coinciden las Pascuas judías con las cristianas?

Existe una relación histórica y religiosa entre la Pascua judía y la cristiana.

Cristo murió el primer día de la fiesta judía que celebra la liberación por parte de Dios del pueblo judío de la esclavitud de Egipto, explica la Agencia Católica de Informaciones Aciprensa.

“La muerte de Jesús cumple la antigua ley hebrea en lo referente al cordero pascual que los judíos comen la noche víspera del 15 de Nisan (el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza con la conmemoración de la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto)”, añade.

Cena Séder.

Getty Images
La cena durante el Pésaj es clave en la celebración de los judíos.

Cristo muere el mismo día de la Pascua judía en el que se matan a los corderos.

En ambos casos se produce un sacrificio y una liberación.

¿Por qué las fechas de la Semana Santa cambia cada año?

Las fechas de las Pascuas cambian todos los años para judíos y para cristianos.

Si bien muchos años coinciden, no es una regla estricta ya que las festividades se rigen por diferentes calendarios.

Los judíos comen el cordero pascual la víspera del 15 de Nisan.

Jesús celebró la Última Cena durante la Pascua judía, es decir, el 14 de Nisan, murió en la cruz el 15 de Nisan y resucitó el domingo siguiente, que ese año fue el 17 de Nisan.

Pero es muy difícil pasar una fiesta antigua del calendario judío al cristiano, dice Aciprensa.

Los judíos tienen un calendario lunar de 354 días y los cristianos uno solar de 365.

Hombre lleva corona de espinas.

AFP
Un hombre en México representa a Jesús con la corona de espinas en Ciudad de México

En el Imperio Romano se decretó entonces que la Pascua sería un domingo porque Jesús resucitó ese día de la semana.

Por eso se optó por celebrar la Pascua el primer domingo después de la primera luna llena, posterior a la llegada de la primavera en el hemisferio norte.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los cristianos celebran la Pascua el mismo día. Los ortodoxos, por ejemplo celebran la Pascua en otra fecha porque siguen el calendario Juliano.

La fecha para celebrar la Pascua tanto para cristianos como para judíos varía entre fines de marzo y fines de abril cada año.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jB3B1F3jWRw

https://www.youtube.com/watch?v=Pk1evajOLYg

https://www.youtube.com/watch?v=gtJTaryyFE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.