Por qué si Netflix es tan exitosa tiene una deuda de miles de millones de dólares
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Reuters

Por qué si Netflix es tan exitosa tiene una deuda de miles de millones de dólares

Netflix tiene 104 millones de suscripciones; pero Los Angeles Times publicó que la empresa acumuló más de 20 millones en deuda por derechos de transmisión.
Foto: Reuters
Por BBC Mundo
4 de agosto, 2017
Comparte

Superados los 100 millones de suscriptores y con sus acciones bursátiles en constante ascenso, todo parece sonreírle a Netflix.

La plataforma de difusión de contenidos por internet, que en sus orígenes se limitaba a enviar DVD por correo a sus clientes, se convirtió en pocos años en una opción casi indispensable para los aficionados a las películas y las series de televisión.

Leer también: 6 récords que batió la serie Game of Thrones

Las cifras hablan por sí solas:

  • A mediados del pasado julio, Netflix alcanzó los 104 millones de suscriptores, un 25% más que el año pasado y casi el cuádruple que hace 5 años. Casi la mitad de ellos están fuera de Estados Unidos.
  • Sus series y películas suponen más de un tercio de las descargas de internet en hora de máxima audiencia en EE.UU.
  • Sus más de 50 series originales consiguieron 91 nominaciones a los premios Emmy de la televisión este año, sólo por detrás de la cadena por cable HBO.
Hannah BakerBETH DUBBER/NETFLIX
La serie de Netflix “Por 13 razones” generó mucho interés y cierta controversia tras su estreno en Netflix el pasado mes de abril.

Pero no todos los números son tan positivos.

El diario Los Angeles Times publicó esta semana una investigación en la que dice que la empresa acumuló unos US$20.540 millones en deuda a largo plazo y en obligaciones de pago por derechos de distribución de contenido.

Reacción de Netflix

Netflix no está de acuerdo con la visión presentada por el periódico estadounidense.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, la plataforma niega tener una deuda de US$20.000 millones:

“La nota de Los Angeles Times calcula nuestra deuda de forma errónea al contabilizar nuestras obligaciones de difusión (por ejemplo, los contratos de contenido con los estudios) como US$15.700 millones de deuda pero no es así.

“La cifra correcta es una deuda total de US$4.800 millones (nuestro valor de mercado es de US$75.000 millones).

“Los US$15.700 millones son gastos por contenido futuro que aparecen en el estado de cuentas. Cada cadena de cable y plataforma de difusión con acuerdos de derechos de distribución utiliza la misma estructura.

“Como punto de referencia, Disney/ESPN tiene US$49.000 millones en compromisos similares por contratos deportivos”.

Ted Sarandos, jefe de contenido de NetflixGETTY IMAGES
Para Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, lo importante es llegar al mayor número de nichos de mercado posible.

Grandes gastos

Más allá de las diferencias sobre cómo contabilizar esos millones de dólares, lo que queda claro es que Netflix está invirtiendo dinero a un ritmo trepidante.

Se espera que sus gastos netos este año asciendan a US$2.500 millones por US$1.700 millones del año pasado. Creo que Netflix necesitará algo de suerte para no ahogarse en la deuda en caso de que se reduzca el ritmo de crecimiento”.

Mike Vorhaus, Magid Advisors

Recientemente trasladó su sede en el sur de California a un edificio de 14 pisos en pleno Hollywood, en Los Ángeles.

El hecho de que sus acciones sigan subiendo indica que, por el momento, a los inversores no les parece mal este patrón de gasto.

Para ellos, la lógica es que “hay que gastar dinero para poder hacer dinero”.

Bolsa de Nueva YorkAFP
Las acciones de Netflix han subido significativamente en el último año.

Pero algunos expertos de la industria advierten del peligro de que se cree una burbuja que puede estallar si Netflix no logra producir suficientes series de éxito que atraigan a nuevos suscriptores.

Nadie es nunca el jugador dominante para siempre“, le dijo a Los Angeles Times Mike Vorhaus, presidente de Magid Advisors, una consultora de medios.

“Creo que necesitarán algo de suerte para no ahogarse en la deuda en caso de que se reduzca el ritmo de crecimiento”.

No tan “originales de Netflix”

Como la propia compañía reconoce, una gran parte de los gastos de Netflix se destinan a los derechos de distribución de contenido de series de televisión, programas de animación y películas.

Muchos de los productos más populares y aclamados de Netflix son adquisiciones de otros estudios pese a ser difundidos como “Originales de Netflix”.

Robin Wright y Kevin SpaceyNETFLIX
“House of Cards”, que se difunde en Netflix, es una producción de Media Rights Capital.

De hecho, muchos de los programas más conocidos de Netflix no son en realidad hechos por Netflix.

La serie Orange Is the New Blackes una producción de Lionsgate, mientras que House of Cards procede de Media Rights Capital, un estudio independiente de cine y televisión.

The Crown es una producción de Sony Pictures Television, mientras que Iron Fistes una creación de Marvel.

Netflix paga una cantidad sin revelar en licencias por los derechos exclusivos para difundir estas series.

Favorecer la producción propia

La empresa quiere cambiar esta tendencia y, según los directivos, el objetivo es incrementar un 50% la producción de contenido propio.

“Hay mucho capital adelantado y después recibes un desembolso a lo largo de varios años”, explicó el director Reed Hastings en una reciente llamada con los inversores.

“La ironía es que cuanto más rápido crezcamos y cuanto más rápido aumentemos la producción propia, estaremos más atados al flujo de efectivo disponible”.

Como resultado, Netflix reconoce que prevé “tener un flujo de efectivo negativo durante varios años”, lo que se traduce en que la deuda seguirá creciendo, al menos a corto plazo.

Protagonistas de la serie Stranger ThingsREUTERS
Las series propias de Netflix han tenido una acogida variable: “Stranger Things” se convirtió pronto en un éxito entre crítica y público pero series como “Santa Clarita Diet” y “The Ranch” no despertaron tanto interés.

La estrategia de la compañía es invertir más y más en series de producción propia como la exitosa Stranger Things y A Series of Unfortunate Events.

Crear nuevo contenido es además esencial para competir con rivales como Amazon, YouTube, Hulu y las cadenas de televisión.

Sin embargo, para Hastings esta competencia no es la principal preocupación.

“El hecho de que cada servicio produzca contenido original y exclusivo significa que no somos sustitutos entre nosotros sino complementarios”, sostiene.

Expansión internacional

Para Wall Street, el aumento de suscripciones es el indicador clave del estado de salud de Netflix.

Conforme el mercado estadounidense se vaya saturando, los directivos tendrán más presión para buscar nuevos usuarios fuera de sus fronteras.

Producciones como la película surcoreana Okja y la serie “3%” de Brasil están diseñadas para apelar tanto a la audiencia local como a los espectadores repartidos por el mundo.

Cartel de la película OkjaREUTERS
La película Okja, producida en Corea del Sur, es un ejemplo del creciente interés de Netflix por expandirse internacionalmente.

La empresa no puede entrar en China por obstáculos regulatorios pero tiene su mirada puesta en Asia.

“Nos estamos expandiendo en IndiaJapón. Lo vamos estudiando mercado a mercado”, les dijo Hastings a los inversores.

Netflix ha elegido la deuda como su método preferido también para financiar estas ambiciones globales.

El tiempo dirá si la apuesta por el endeudamiento con miras a un futuro de expansión internacional y mayor producción propia rinde los frutos que Netflix busca o si, como temen los más pesimistas, estamos ante una burbuja que terminará por estallar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 decisiones de Trump que complicarán el arranque de Biden como presidente

Desde Cuba a Taiwán o Irán: el gobierno de Trump ha tomado importantes decisiones que pueden complicar los planes del nuevo presidente.
20 de enero, 2021
Comparte

En Estados Unidos, se denomina “pato cojo” o “rengo” (de “lame duck”) a un presidente saliente en el periodo que va desde la elección de su sucesor hasta su efectiva toma de posesión.

El adjetivo de “cojo” hace referencia a la supuesta poca capacidad del mandatario saliente de “moverse” políticamente en ese periodo. Pero, como en tantas otras ocasiones, el gobierno de Donald Trump ha roto con lo establecido.

En las últimas semanas y días, el Ejecutivo ha tomado importantes decisiones en materia de política exterior que pueden complicar los planes de Joe Biden, que tomó posesión como el 46º presidente de EE.UU. este miércoles 20 de enero.

Estos son algunos ejemplos.

1. Cuba

El pasado 11 de enero, a poco más de una semana del traspaso de poder, el gobierno de Trump hizo un anuncio con importantes repercusiones para América Latina: devolvió a Cuba a la lista de países patrocinadores del terrorismo.

“Con esta medida de nuevo hacemos responsable al gobierno de Cuba y mandamos un claro mensaje: el régimen castrista debe acabar con su apoyo al terrorismo internacional y con la subversión de la justicia estadounidense”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

Para argumentar esa decisión, Pompeo señaló la negativa de Cuba a extraditar a miembros del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) de Colombia tras un atentado con bomba en enero de 2019 en un academia policial de Bogotá en el que murieron 22 personas.

Además, habló de la alianza de Cuba con Venezuela, donde Estados Unidos promueve un cambio de gobierno.

En 2015, el expresidente Barack Obama había sacado a Cuba de esa misma lista, en la que llevaba desde 1982, dando un paso fundamental en el “deshielo” que un año después resultaría en la reanudación de relaciones diplomáticas entre ambos países, si bien con Trump la postura de EE.UU. se volvió a endurecer.

Raúl Castro y Barack Obama.

Getty Images
Cuba y Estados Unidos reanudaron relaciones en 2016.

Biden ha expresado su voluntad de mejorar las relaciones con la isla, restableciendo algún nivel del compromiso iniciado con Obama -que incluye permitir que los cubanoestadounidenses visiten a sus familiares y envíen dinero-, pero ese paso puede verse ralentizado por las últimas medidas.

Para revertir la inclusión de Cuba en la lista, por ejemplo, el Departamento de Estado debe llevar a cabo una revisión formal que puede durar meses, advierten los analistas.

“Darle la vuelta a esta designación requiere tiempo”, señalaba a BBC Mundo John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, tras conocerse la última acción.

Kavulich aseguró, además, que para el gobierno de Biden puede ser un problema la conexión que Trump hizo entre Cuba y Venezuela.

Maduro y Díaz Canel

Getty Images
Nicolás Maduro y Miguel Díaz Canel son dos buenos aliados.

“La administración Trump conectó con éxito Cuba con Venezuela y el gobierno entrante de Biden lo ha hecho también. Puede haber incluso presión de congresistas para agregar a Venezuela a la lista en lugar de para quitar a Cuba”, manifestó.

2. China

Varias decisiones sobre China tomadas por el gobierno saliente de Trump volvieron a tensar la relación entre las dos potencias.

La primera de ellas se produjo el 9 de enero, cuando Pompeo anunció el levantamiento de las restricciones sobre contactos entre diplomáticos estadounidenses y taiwaneses, rompiendo con una política mantenida por décadas por la Casa Blanca.

China considera a la democrática Taiwán parte indisputable de su territorio y habitualmente describe a la que considera una “isla rebelde” como el asunto más delicado en sus lazos con EE.UU.

"La relación entre EE.UU. y Taiwán no necesita, ni debe, estar encadenada a las restricciones autoimpuestas de nuestra burocracia permanente"", Source: Mike Pompeo, Source description: Secretario de Estado saliente de EE.UU. , Image: Mike Pompeo

A pesar de que EE.UU., como la mayoría de países en el mundo, no mantiene relaciones formales con Taiwán, el gobierno de Trump ha aumentado su acciones de respaldo a la isla, a través de la venta de armas o la legislación para ayudar a Taipei a gestionar la presión de Pekín.

Tras cuatro años de profundo deterioro de las relaciones entre las dos potencias mundiales, esta última medida fue vista como un intento del líder republicano de fijar la línea dura contra China antes de la toma de posesión de Biden.

“La administración Biden estará legítimamente descontenta con que una decisión política como esta se realice en los últimos días de la de Trump”, consideró Bonnie Glaser, una de las mayores expertas en la relación sino-estadounidense en EE.UU., en declaraciones a Reuters.

Glaser, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, explicó que algunos ejemplos de las restricciones que Pompeo levantó incluían que funcionarios taiwaneses no pudieran entrar en el Departamento de Estado y, por tanto, tuvieran que reunirse en hoteles.

Map

Un funcionario del equipo de transición de Biden señaló que una vez que el presidente electo asuma el poder continuará apoyando “la resolución pacífica de los asuntos entre las dos orillas del Estrecho en consecuencia de los deseos y el interés de la sociedad de Taiwán”.

A la decisión sobre Taiwán, se sumó otro duro golpe de EE.UU. a China el último día de presidencia de Trump: la declaración de las acciones de Pekín contra los uigures de Xinjiang como “genocidio” y “crímenes contra la Humanidad”, lo que agriarán aun más las relaciones.

3. Irán

El gobierno de Trump también redobló su ofensiva contra Irán en este último tramo de su presidencia.

El 12 de enero, Pompeo acusó al país persa de ser “la nueva sede central” de Al Qaeda y mantener vínculos estrechos con el grupo terrorista.

Pompeo no aportó pruebas de sus acusaciones. Teherán las consideró “mentiras belicistas”.

Las declaraciones de Pompeo poco antes de su salida fueron vistas como un intento de reforzar la presión sobre Teherán antes de la llegada de Biden, que se espera que intente regresar al acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias, del que Trump retiró a EE.UU. en 2018.

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&feature=emb_title

A ello se sumó hace unos días el anuncio del Departamento de Estado de que declarará a los rebeldes hutíes de Yemen como organización terrorista, una acción que “se llevaba esperando meses” y que se teme que agrave la crisis humanitaria en el país, explicaba la corresponsal jefe de Internacional de la BBC Lyse Doucet.

“Los aliados de EE.UU. en el Golfo respaldan esta medida, pensada para enviar un duro mensaje a Irán“, ahondaba la periodista.

Los hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán, llevan luchando desde 2015 contra una coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen en una guerra que ha desencadenado una de las peores crisis humanitarias del mundo.

Mapa de Yemen

BBC

Algunos, decía la periodista, creen que la medida puede proporcionar una “valiosa moneda de cambio” al gobierno de Biden para conseguir concesiones, “pero diplomáticos occidentales involucrados en los prolongados esfuerzos para empezar un proceso político que ponga fin a la destructiva guerra están convencidos de que esto lo pondrá aún más difícil”.

Terminar con la guerra en Yemen, una idea que Obama inicialmente apoyó, será una prioridad para el equipo de Biden, destacó Doucet; por lo que esta decisión de última hora, que entrará en vigor un día antes del relevo de poder, puede que trastoque los planes del nuevo ocupante de la Casa Blanca.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYJwidxW4-E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.