Por qué si Netflix es tan exitosa tiene una deuda de miles de millones de dólares
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Reuters

Por qué si Netflix es tan exitosa tiene una deuda de miles de millones de dólares

Netflix tiene 104 millones de suscripciones; pero Los Angeles Times publicó que la empresa acumuló más de 20 millones en deuda por derechos de transmisión.
Foto: Reuters
Por BBC Mundo
4 de agosto, 2017
Comparte

Superados los 100 millones de suscriptores y con sus acciones bursátiles en constante ascenso, todo parece sonreírle a Netflix.

La plataforma de difusión de contenidos por internet, que en sus orígenes se limitaba a enviar DVD por correo a sus clientes, se convirtió en pocos años en una opción casi indispensable para los aficionados a las películas y las series de televisión.

Leer también: 6 récords que batió la serie Game of Thrones

Las cifras hablan por sí solas:

  • A mediados del pasado julio, Netflix alcanzó los 104 millones de suscriptores, un 25% más que el año pasado y casi el cuádruple que hace 5 años. Casi la mitad de ellos están fuera de Estados Unidos.
  • Sus series y películas suponen más de un tercio de las descargas de internet en hora de máxima audiencia en EE.UU.
  • Sus más de 50 series originales consiguieron 91 nominaciones a los premios Emmy de la televisión este año, sólo por detrás de la cadena por cable HBO.
Hannah BakerBETH DUBBER/NETFLIX
La serie de Netflix “Por 13 razones” generó mucho interés y cierta controversia tras su estreno en Netflix el pasado mes de abril.

Pero no todos los números son tan positivos.

El diario Los Angeles Times publicó esta semana una investigación en la que dice que la empresa acumuló unos US$20.540 millones en deuda a largo plazo y en obligaciones de pago por derechos de distribución de contenido.

Reacción de Netflix

Netflix no está de acuerdo con la visión presentada por el periódico estadounidense.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, la plataforma niega tener una deuda de US$20.000 millones:

“La nota de Los Angeles Times calcula nuestra deuda de forma errónea al contabilizar nuestras obligaciones de difusión (por ejemplo, los contratos de contenido con los estudios) como US$15.700 millones de deuda pero no es así.

“La cifra correcta es una deuda total de US$4.800 millones (nuestro valor de mercado es de US$75.000 millones).

“Los US$15.700 millones son gastos por contenido futuro que aparecen en el estado de cuentas. Cada cadena de cable y plataforma de difusión con acuerdos de derechos de distribución utiliza la misma estructura.

“Como punto de referencia, Disney/ESPN tiene US$49.000 millones en compromisos similares por contratos deportivos”.

Ted Sarandos, jefe de contenido de NetflixGETTY IMAGES
Para Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, lo importante es llegar al mayor número de nichos de mercado posible.

Grandes gastos

Más allá de las diferencias sobre cómo contabilizar esos millones de dólares, lo que queda claro es que Netflix está invirtiendo dinero a un ritmo trepidante.

Se espera que sus gastos netos este año asciendan a US$2.500 millones por US$1.700 millones del año pasado. Creo que Netflix necesitará algo de suerte para no ahogarse en la deuda en caso de que se reduzca el ritmo de crecimiento”.

Mike Vorhaus, Magid Advisors

Recientemente trasladó su sede en el sur de California a un edificio de 14 pisos en pleno Hollywood, en Los Ángeles.

El hecho de que sus acciones sigan subiendo indica que, por el momento, a los inversores no les parece mal este patrón de gasto.

Para ellos, la lógica es que “hay que gastar dinero para poder hacer dinero”.

Bolsa de Nueva YorkAFP
Las acciones de Netflix han subido significativamente en el último año.

Pero algunos expertos de la industria advierten del peligro de que se cree una burbuja que puede estallar si Netflix no logra producir suficientes series de éxito que atraigan a nuevos suscriptores.

Nadie es nunca el jugador dominante para siempre“, le dijo a Los Angeles Times Mike Vorhaus, presidente de Magid Advisors, una consultora de medios.

“Creo que necesitarán algo de suerte para no ahogarse en la deuda en caso de que se reduzca el ritmo de crecimiento”.

No tan “originales de Netflix”

Como la propia compañía reconoce, una gran parte de los gastos de Netflix se destinan a los derechos de distribución de contenido de series de televisión, programas de animación y películas.

Muchos de los productos más populares y aclamados de Netflix son adquisiciones de otros estudios pese a ser difundidos como “Originales de Netflix”.

Robin Wright y Kevin SpaceyNETFLIX
“House of Cards”, que se difunde en Netflix, es una producción de Media Rights Capital.

De hecho, muchos de los programas más conocidos de Netflix no son en realidad hechos por Netflix.

La serie Orange Is the New Blackes una producción de Lionsgate, mientras que House of Cards procede de Media Rights Capital, un estudio independiente de cine y televisión.

The Crown es una producción de Sony Pictures Television, mientras que Iron Fistes una creación de Marvel.

Netflix paga una cantidad sin revelar en licencias por los derechos exclusivos para difundir estas series.

Favorecer la producción propia

La empresa quiere cambiar esta tendencia y, según los directivos, el objetivo es incrementar un 50% la producción de contenido propio.

“Hay mucho capital adelantado y después recibes un desembolso a lo largo de varios años”, explicó el director Reed Hastings en una reciente llamada con los inversores.

“La ironía es que cuanto más rápido crezcamos y cuanto más rápido aumentemos la producción propia, estaremos más atados al flujo de efectivo disponible”.

Como resultado, Netflix reconoce que prevé “tener un flujo de efectivo negativo durante varios años”, lo que se traduce en que la deuda seguirá creciendo, al menos a corto plazo.

Protagonistas de la serie Stranger ThingsREUTERS
Las series propias de Netflix han tenido una acogida variable: “Stranger Things” se convirtió pronto en un éxito entre crítica y público pero series como “Santa Clarita Diet” y “The Ranch” no despertaron tanto interés.

La estrategia de la compañía es invertir más y más en series de producción propia como la exitosa Stranger Things y A Series of Unfortunate Events.

Crear nuevo contenido es además esencial para competir con rivales como Amazon, YouTube, Hulu y las cadenas de televisión.

Sin embargo, para Hastings esta competencia no es la principal preocupación.

“El hecho de que cada servicio produzca contenido original y exclusivo significa que no somos sustitutos entre nosotros sino complementarios”, sostiene.

Expansión internacional

Para Wall Street, el aumento de suscripciones es el indicador clave del estado de salud de Netflix.

Conforme el mercado estadounidense se vaya saturando, los directivos tendrán más presión para buscar nuevos usuarios fuera de sus fronteras.

Producciones como la película surcoreana Okja y la serie “3%” de Brasil están diseñadas para apelar tanto a la audiencia local como a los espectadores repartidos por el mundo.

Cartel de la película OkjaREUTERS
La película Okja, producida en Corea del Sur, es un ejemplo del creciente interés de Netflix por expandirse internacionalmente.

La empresa no puede entrar en China por obstáculos regulatorios pero tiene su mirada puesta en Asia.

“Nos estamos expandiendo en IndiaJapón. Lo vamos estudiando mercado a mercado”, les dijo Hastings a los inversores.

Netflix ha elegido la deuda como su método preferido también para financiar estas ambiciones globales.

El tiempo dirá si la apuesta por el endeudamiento con miras a un futuro de expansión internacional y mayor producción propia rinde los frutos que Netflix busca o si, como temen los más pesimistas, estamos ante una burbuja que terminará por estallar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
NOOA

La Niña está de regreso: qué es y qué significa para el clima en América Latina

El fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo ha llegado nuevamente y sus efectos se sentirán por varios meses.
NOOA
18 de octubre, 2021
Comparte

La Niña está de vuelta por segundo año consecutivo.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos anunció el jueves que el fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo ha llegado nuevamente y hará sentir sus efectos por varios meses.

Según la NOAA, tras un periodo de relativo equilibrio atmosférico desde inicios de año, La Niña se intensificará durante las próximas semanas y no comenzará a debilitarse hasta la primavera de 2022, lo que puede tener un impacto en las lluvias, el final de la temporada de huracanes y la intensidad del próximo invierno boreal.

“Las condiciones de La Niña se han desarrollado y se espera que continúen con un 87% de probabilidad entre diciembre de 2021 y febrero de 2022“, indicó la agencia.

De acuerdo con el comunicado, los expertos comenzaron a notar que el evento climático se aproximaba en el último mes, cuando detectaron varios factores que apuntaban a su desarrollo entre ellos:

  • temperaturas de la superficie del mar por debajo del promedio en el Pacífico ecuatorial
  • anomalías térmicas en la mayor parte del Océano Pacífico central y oriental
  • anomalías en vientos del este en niveles bajos y en los vientos del oeste en los niveles superiores de la atmósfera.

Aunque generalmente los signos de su activación comienzan a detectarse en el verano boreal, ahora, como ocurrió en 2017, La Niña comenzó a manifestarse entrado el otoño.

“Nuestros científicos han estado rastreando el desarrollo potencial de La Niña desde este verano, y fue un factor en el pronóstico de la temporada de huracanes por encima de lo normal que hemos visto desarrollarse”, dijo Mike Halpert, subdirector del Centro de Predicción del Clima de la NOAA.

Pero ¿qué es la Niña y cómo afecta al clima de nuestro planeta y a América Latina?

La Niña

Para entender qué es La Niña es preciso explicar el fenómeno más general en el que se engloba: el llamado evento ENOS o El Niño-Oscilación del Sur.

El Niño es un patrón climático que causa un debilitamiento de los vientos alisios en el hemisferio sur del Pacífico.

Esos vientos, cuando son normales, arrastran las aguas superficiales desde las costas hacia el océano y esto provoca que las aguas frías de las profundidades surjan allí.

Cuando El Niño está activo, el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.

BBC
Cuando El Niño está activo, el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.

Esa agua fría es lo normal en la zona ecuatorial de la costa de Sudamérica.

Cuando esos vientos alisios se debilitan cesa ese proceso, al agua caliente se acumula y se produce un aumento de la superficie del mar en la costa de Perú y Ecuador, principalmente.

Ahora bien, cuando los alisios son muy fuertes y se refuerza la subida de esa agua fría en la zona ecuatorial y la temperatura del mar está por debajo de lo normal, comienza a manifestarse el fenómeno de La Niña, que viene a ser un patrón climático opuesto a las condiciones de El Niño.

Generalmente, entre las dos fases, ocurre un periodo llamado “zona neutra” (en la que nos encontrábamos hasta hace poco) en la que ninguno de los dos eventos están notablemente activos y las temperaturas están sobre el promedio.

¿Cuáles son sus efectos?

Los efectos de La Niña y el Niño, que van desde sequías a inundaciones, de lluvias intensas a huracanes, dependen siempre de la zona de la oscilación: puede producir indistintamente sequías en Latinoamérica, nevadas intensas en la zona norte de Estados Unidos o sequías en Australia o en las islas del Pacífico.

Y aunque siguen patrones, esto no implica que cada vez que se activen las condiciones se manifiesten de la misma manera: ningún evento de La Niña es como otro.

Aunque los pronósticos más certeros para la actual temporada se conocerán a finales de este mes, la NOAA y otras organizaciones meteorológicas de América Latina prevén “una La Niña de intensidad moderada“.

Esto, sin embargo, no predice por sí mismo las condiciones en las que se manifestará dado que datos históricos revelan que ha habido casos de sequías más severas en eventos débiles o moderados de La Niña que en eventos fuertes a intensos.

En años anteriores, el fenómeno se ha manifestado muy débil, aunque desde 2020 se comenzaron a experimentar síntomas de un potencial fortalecimiento como fue la larga temporada de huracanes del Atlántico, condiciones de sequía en América del Sur y fuertes lluvias en Centroamérica y el norte de Suramérica.

Cómo afectará a América Latina

Generalmente, La Niña se manifiesta en dos formas totalmente diferentes en América Latina: lluvias intensas y abundantes, aumento del caudal de los ríos y posteriores inundaciones en Colombia, Ecuador y el norte de Brasil; y en condiciones de sequía en Perú, Bolivia, el sur de Brasil, Argentina y Chile.

Varios de estos últimos países viven desde el pasado año una intensa sequía, que ha afectado los cultivos, ha secado ríos e impactado la generación hidroeléctrica.

Ahora se teme que La Niña retrase aún más la temporada de lluvias en el Cono Sur y haga de 2022 un año aún más seco.

Mientras, en el noreste de América del Sur han ocurridos deslaves en varios países y en otros, como en Colombia, las represas se encuentran en un 86% de capacidad, casi el doble de los niveles de hace un año, lo que es considerado históricamente alto.

Río Paraná

Getty Images
La sequía ha afectado a varios países de América Latina y ha “secado” ríos como el Paraná.

La NOAA ha señalado que La Niña puede influir en los últimos meses de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, que ha sido particularmente activa.

En México, las autoridades meteorológicas indicaron que una nueva activación del evento podría traducirse en una extensión del periodo de lluvias hasta finales de noviembre, así como precipitaciones intensas en algunas partes del país en las que no son frecuentes y luego, un invierno más seco.

En Centroamérica, por su parte, el Comité Regional de Recursos Hidráulicos había pronosticado desde el verano que La Niña podría traer a la región “condiciones más lluviosas que lo normal”, principalmente en la frontera de México con Guatemala, el sur de El Salvador; la parte central de Honduras y en el Pacífico de Costa Rica y Panamá.

La Niña anterior ocurrió durante el invierno de 2020-2021 y con anterioridad, entre 2017 y 2018.

El último evento El Niño tuvo lugar entre 2018 y 2019.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DKprRs-mZpw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.