Aunque el gasto en seguridad subió 60% en 8 años, la violencia y la impunidad se agravan
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Aunque el gasto en seguridad subió 60% en 8 años, la violencia y la impunidad se agravan

Muchos policías pero mal preparados, pocos jueces, malos manejos de subsidios y programas que no sirven, son las fallas con las que el presupuesto de seguridad termina malgastándose.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
11 de agosto, 2017
Comparte

Entre  2008 y 2015 el millonario presupuesto destinado a la seguridad pública en México se ha incrementado más de 60%; pese a ello, la tasa de homicidios del país es 10 veces superior a la de los países de la OCDE, en promedio, los asesinatos y delitos del fuero común han repuntado en los últimos dos años, y la impunidad prevalece: 99 de cada 100 delitos quedan sin castigo.

¿Las causas? Aunque hay muchos policías en el país, los elementos están mal preparados; en el caso de los jueces, son pocos y están saturados; además, las acciones de prevención ante la violencia y el crimen han resultado ineficaces,  y los subsidios y recursos que se dan a los estados son mal manejados.

Así lo indica un estudio realizado por el laboratorio de políticas públicas Ethos, el cual concluye que el esfuerzo de incrementar en miles de millones de pesos los recursos en seguridad ha sido prácticamente inútil.

“A pesar del incremento del gasto, México es uno de los países más violentos del mundo, con 15.7 homicidios por cada 100 mil habitantes. Incluso, no hemos podido regresar a los niveles de paz que se registraron antes del 2000”, se lee en el estudio de Ethos.

El incremento del gasto

De acuerdo con los datos incluidos en el estudio, en el 2008 el presupuesto para la seguridad interior (seguridad pública) en México fue de 27 mil 259 millones de pesos, y  en 2015 ascendió hasta los 43 mil 957 millones de pesos.

Esto equivale a un incremento del 61% en el presupuesto.

Si al presupuesto de seguridad pública se le añade el de seguridad nacional, y también el que se destina para los órganos de justicia, en 2008 el gasto ascendió a 130 mil 989 millones de pesos, y en  2015 fue de 209 mil 400 millones de pesos, lo que equivale a un alza del 60.7%.

Lo que México gasta en seguridad pública representa el 1.4% de lo que puede gastar el país. Aun con los incrementos, este porcentaje es muy inferior, en comparación con el promedio de los países de la OCDE, que invierten hasta el 4.7% de su gasto total en seguridad.

El informe destaca que entre 2013 y 2016, como parte de la estrategia en seguridad, se diseñó un Programa Nacional de Prevención del Delito. En 2016 el presupuesto para este programa superó los dos mil millones de pesos; sin embargo, para 2017 ya no se asignaron recursos al referido programa.

La mayor parte de todo el dinero que a nivel federal se asigna para la persecución de los delitos se destina a la Policía Federal, que concentra el 60% de los recursos, y que cada vez sale más cara: pasó de tener poco más de 11 mil elementos a principios de este siglo, a tener más de 40 mil, actualmente.

Como parte del gasto también hay que agregar los distintos subsidios que se dan a los estados y municipios, y que para 2017 superaron los 12 mil millones de pesos.

Pobres resultados

Todo el dinero que se ha invertido en esos temas no ha convertido a México en un país más seguro, concluye el estudio de la organización Ethos.

Diversos indicadores dan prueba de ello.

Por ejemplo, el análisis señala que la tasa de homicidios dolosos en nuestro país es de 15.7 casos por cada cien mil habitantes, que es diez veces más alta que la del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la cual es de 1.6 homicidios.

Hay países de la región, como Argentina, que tiene un tasa de 7.6 homicidios por cien mil habitantes, o Chile, con una tasa de 3.6 asesinatos.

La situación en este rubro cada vez es peor. Si bien entre 2011 y 2014 hubo un descenso de los asesinatos, a partir de 2015 ha comenzado un nuevo repunte. Para ponerlo en proporción, los homicidios pasaron de 15 mil 653 casos en 2014, a 20 mil 792 en 2016. Es un alza de 32%.

Hay estados donde la situación es mucho peor. Por ejemplo, en 2016 en Colima la tasa de asesinatos fue de 81.6 casos por cada cien mil habitantes, en Guerrero de 61.7, y en Sinaloa 38.6 casos.

El estudio también muestra que, de 2015 a 2016, la cifra de todos los delitos del fuero común (desde robos hasta secuestros) tuvo un repunte, siendo que previamente se había logrado un descenso. Fueron casi un millón 600 mil delitos del fuero común en 2016. Diez años antes, la cifra no superaba la barrera del millón 500 mil ilícitos.

Al problema de la violencia se suma el de la impunidad, que se ha mantenido y hasta agravado, pese a los recursos que se han ejercido.

El estudio recoge cifras oficiales del INEGI, que muestran que la cifra negra de delitos en México (es decir, ilícitos que se comenten pero no se denuncian) ha pasado del 91.6% en 2012, hasta casi 94% en 2016. El nivel de inseguridad en el país es mucho mayor al que se reporta con datos oficiales.

A esto hay que sumarle que, de acuerdo con el índice de Impunidad Global, del total de delitos que sí se denuncian solamente el 4.5% de ellos terminan en una sentencia condenatoria.

Lo anterior significa, de acuerdo con Ethos, que realmente menos del 1% de los delitos cometidos en México reciben castigo.

Puntos clave del fracaso

Los especialistas a cargo del estudio identificaron varias causas por las que, el simple hecho de incrementar recursos en materia de seguridad, no está arrojando un impacto positivo en la realidad.

“La pregunta obligada es si invertimos cada vez más en seguridad interior, ¿por qué persisten los altos niveles de violencia? Una posible explicación a este fenómeno es que los recursos ejercidos hasta hoy en día han servido para conformar un cuerpo policíaco con el número de elementos adecuados para combatir el delito, pero con capacidades limitadas de persecución y prevención”, indica el estudio.

Según los datos, México tiene un promedio de 367 policías por cada cien mil habitantes, que es superior al promedio de los países de la OCDE, el cual se sitúa en 297 agentes por cada cien mil habitantes.

El caso contrario es el déficit que existe en los apartados de procurar y administrar justicia. El país apenas tiene 4.2 jueces por cien mil habitantes, cuando el promedio en la OCDE es de 16 jueces.

A esto hay que sumar que solo hay 3.2 agencias del Ministerio Público, y 7.5 agentes investigadores por cada cien mil habitantes.

“Los datos presentados dan cuenta de que la procuración y administración de justicia pueden ser un cuello de botella para el Sistema Nacional de Seguridad Pública, ya que existen muchos elementos persiguiendo el delito y pocos dedicados a estas funciones”, señala el estudio.

A lo anterior hay que sumar los malos manejos del dinero correspondiente a los subsidios en seguridad, que se entregan a los estados por parte de la federación. El estudio destaca que se han practicado 552 auditorías a los mismos, por parte de la ASF, que han derivado en más de 4 mil 200 recomendaciones.

Los problemas van de todo, desde débiles mecanismos de evaluación, adquisiciones opacas, poca transparencia en la asignación, diagnósticos inexistentes o débiles, mal control y fiscalización, y ausencia o insuficiencia de reportes sobre el destino de los pagos.

Ethos también destaca las deficiencias en el gasto en cuanto a prevención, pues si bien existen rubros etiquetados, no hay precisión de que realmente se trate de acciones nuevas, y no se mide su impacto en la realidad.

“En conclusión, muchos rubros del gasto en seguridad son opacos, tanto en su destino como en los resultados que producen. Esto implica que no existe información confiable sobre qué funciona y qué no, lo que debilita la toma de decisiones sobre la permanencia, eliminación o modificación de los programas. Sólo con información pertinente y detallada sobre las prioridades de gasto y sus resultados será posible mejorar la eficiencia”, concluye el análisis.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Mulan: la historia de la leyenda china que inspiró la película de Disney

Disney está marcando un hito obligado por la COVID-19 con esta nueva adaptación de una antigua y apreciada balada china.
Getty Images
4 de septiembre, 2020
Comparte

“Mulan”, la película de acción real de Disney, marcó un hito histórico esta semana al convertirse en la primera producción fílmica de megapresupuesto de Hollywood que se lanza directamente por televisión sin haber pasado por salas de cine.

El brote mundial de covid-19 afectó el plan de lanzamiento del largometraje de US$200 millones, que había sido programado para marzo, aplazado para julio y luego para agosto, hasta que Disney lo retiró de su calendario de estrenos, a pesar de haber invertido en la promoción de la película.

Finalmente se supo que “Mulan” sería un título bajo demanda con un costo de US$29.99 por alquiler en los países donde Disney+ está en funcionamiento, una muestra del esfuerzo por encontrar esquemas de distribución alternativos para las produccioneshollywoodenses más lucrativas en un momento en que la mayoría de los cines en Estados Unidos y en China, el segundo mercado de películas más grande del mundo, permanecen cerrados debido a la pandemia.

La producción es una nueva versión del largometraje animado de Disney “Mulan” de 1998, una adaptación de una leyenda china sobre la lucha de una chica que supera varios desafíos y demuestra su valía, no solo para salvar el imperio chino y brindar honor a su familia, sino también para asegurar un interés amoroso y, por lo tanto, un matrimonio futuro prometedor.

Si bien la película animada ayudó a popularizar a “Mulan” entre una audiencia global, la leyenda ya tenía una larga historia de transformación y adaptación en China y otros lugares antes de 1998, y después.

¿Cuál es la historia “real” de Mulan en la cultura china?

En China y las regiones de habla china, Mulan es prácticamente sinónimo de “heroína”; en Estados Unidos, su nombre prácticamente equivale a “la mujer guerrera”. Con tal popularidad que se extiende a través de diferentes culturas, así como opiniones variadas y debates sobre la autenticidad, muchos se preguntan cuál es la verdadera historia.

Dibujo de Mulan

Getty Images
Mulan es un personaje legendario de la antigua China que toma el lugar de su anciano padre en el ejército y lucha durante 12 años, ganando gran mérito mientras rechaza cualquier recompensa. Aquí es imaginada en una pintura a mano sobre seda de finales del siglo XIX.

El primer texto escrito de la historia de Mulan es una balada folclórica que se remonta a las dinastías del Norte en China (386-581 d.C.).

En poco más de 300 palabras, la Balada de Mulan cuenta la historia de una niña que se viste de hombre y se une al ejército, ocupando el lugar de su padre porque no tiene un hermano mayor para cumplir ese rol.

Tras años de campaña militar y servicio a su país, regresa con el honor y obsequios del emperador.

Sus padres, su hermana y su hermano menor preparan un banquete para darle la bienvenida a casa. Mulan se cambia de ropa, se arregla el cabello y se maquilla la cara, y saluda a sus compañeros soldados que están en shock. Luchando codo con codo durante años, no sabían que Mulan era en realidad una mujer.

Al igual que otros cuentos que han gozado de una popularidad duradera y numerosas variaciones, la leyenda de Mulan incluye algunos de los elementos comunes: el personaje principal se va de casa, emprende aventuras y completa con éxito algo extraordinario.

Historias como la suya tienden a ser elásticas, lo que permite detalles adicionales y adaptaciones variadas.

Vale la pena señalar el mensaje subyacente de su historia: la transgresión de Mulan (pretender ser un hombre) está justificada (lo hace para salvar a su padre y servir a su país), reivindicada (por lograr el éxito en el servicio militar) y mitigada al final (pues vuelve a casa y retoma su vida de mujer). Por lo tanto, es extraordinaria pero no amenazante para la estructura social.

Mulan del Circo Estatal de China

Getty Images
La historia de Mulan ha sido tema de obras teatrales, ballets, series y filmes y adaptada según la época. Esta versión es del Circo Estatal de China, 2009.

Desde la balada, el nombre y la historia de Mulan se han adaptado, vuelto a contar y aludido en diferentes géneros a través de varias dinastías imperiales en China.

Numerosos escritores chinos han elogiado a Mulan y sus extraordinarias hazañas, destacando su piedad filial, lealtad, virtud, habilidades marciales o logros militares, al tiempo que adjuntan nuevas interpretaciones y detalles coloridos.

Esos recuentos suelen reflejar el contexto social e histórico de la época.

Por ejemplo, una obra de teatro del siglo XVI llamada “Mujer Mulan se une al ejército tomando el lugar de su padre”, representa a Mulan como una doncella guerrera con los pies vendados.

Incluye momentos dramáticos en los que el personaje principal se desata los pies para calzar en un par de zapatos de hombre antes de unirse al ejército y los vuelve a atar después de su regreso, situando a su personaje dentro de la práctica de venda de pies de las mujeres en esa época.

La obra concluye la historia con la boda de Mulan con un marido que sus padres han elegido para ella, destacando el regreso del personaje principal al “lugar legítimo” para las mujeres jóvenes.

Mulan de la Compañía de Danza de Hong Kong, en 2015.

Getty Images
Aquí está en la versión de la Compañía de Danza de Hong Kong, en 2015.

En los capítulos de una novela del siglo XVII, “El romance histórico de las dinastías Sui y Tan”, Mulan se suicida después de regresar a casa.

También revela su identidad de género para poder preservar su pureza sin desafiar una orden imperial que la convoca para convertirse en una consorte de palacio. Tal elemento de la trama refleja la norma social de priorizar la pureza y fidelidad sexual de una mujer sobre todo en ese momento.

Las nuevas versiones continúan desarrollándose en tiempos modernos y contemporáneos.

Algunas adaptaciones realizadas en la década de 1930 presentan a Mulan como una heroína nacional y un símbolo icónico para impulsar el espíritu de la gente en la lucha contra la invasión japonesa.

Más tarde, su personaje jugó un papel importante en la ideología política del Partido Comunista que promueve la igualdad de género en China.

La serie de televisión de 1998, “Hua Mulan”, dirigida por Shui-Ching Lai y Raymond Lee, y el largometraje de acción en vivo de 2009 con el mismo nombre dirigido por Jingle Ma y Wei Dong, son dos ejemplos notables de reinventar el personaje y la historia de Mulan en los medios de comunicación.

¿Es Mulan una figura histórica real en China?

La respuesta corta es no. No tenemos evidencia existente que demuestre que Mulan es una figura histórica que vivió durante un tiempo en particular.

Dibujo de Mulan

BBC
La balada original no dice de dónde era, pero da algunas pistas.

Sin embargo, las cosas son complicadas, especialmente cuando consideramos el probable origen oral de la balada folclórica (el primer documento escrito sobre ella) y cómo su historia ha evolucionado en China (comenzando en los siglos IV al VI y aún hoy).

¿Qué nos dicen todos los documentos supervivientes? Ciertamente es posible que personas y eventos reales hayan servido de inspiración para la balada.

Podemos, por ejemplo, buscar pruebas de la procedencia de Mulan.

Aunque las versiones tempranas de su historia provienen de la poesía, el drama, la ficción, los ensayos y las notas, su nombre se abrió paso en las historias locales en el siglo XIX, como “Las gacetas de Grand Qing” (los gaceteros suelen recopilar eventos y personas destacadas, anécdotas, tradiciones locales y otros documentos, y en el mejor de los casos son semihistóricos).

Y a pesar de que la balada de Mulan antes mencionada carece de información específica sobre de dónde es Mulan, sí menciona lugares como el río Amarillo y la montaña Yan, datos que la gente luego usó para interpretar o imaginar su ciudad natal.

Además de las entradas en las gacetas, hay inscripciones en tablillas, tumbas, santuarios conmemorativos y estatuas dedicados a ella.

¿Cómo era la “verdadera Mulan”?

La balada original no incluye ningún detalle de la apariencia de Mulan, aunque sí menciona que Mulan se cambia a ropa de mujer y se arregla el cabello y el maquillaje después de regresar a casa.

Fue más tarde que empezaron a aparecer dibujos de ella en libros sobre mujeres bellas o como ilustraciones acompañantes en algunos de los relatos.

Mulan, imaginada en un dibujo en seda

BBC
Las representaciones pictóricas de Mulan aparecieron después de la balada.

Aunque estos materiales no son evidencia para demostrar que Mulan es una figura histórica, aportan capas adicionales a su historia, convirtiéndola en un palimpsesto a lo largo del tiempo. En otras palabras, mucho antes de que Mulan se convirtiera fuera introducida al mundo exterior, su historia ya pasado por grandes transformaciones e inspirado numerosos relatos en China.

¿Cómo se hizo popular Mulan entre el público de habla inglesa?

Aunque es difícil precisar la fecha exacta de la primera aparición de Mulan en idioma inglés, las traducciones de la Balada de Mulan comienzan a aparecer a más tardar en el siglo XIX.

No fue hasta el siglo XX, a través de “La mujer guerrera. Memorias de una adolescente entre fantasmas” (1976) de Maxine Hong Kingston, que Mulan se presentó a una amplia gama de lectores en Estados Unidos. El libro de Kingston también llevó su fama a muchos otros países a través de ediciones traducidas.

"Dijo que me convertiría en esposa o esclava, pero me enseñó la canción de la mujer guerrera, Fa Mu Lan. Yo habría de convertirme en una mujer guerrera"", Source: "La mujer guerrera" de Maxine Hong Kingston, Source description: , Image:

Un hito indiscutible en la literatura estadounidense en general, y en la literatura asiático-estadounidense en particular, “La mujer guerrera” recibió muchos premios y honores, ha sido un texto ampliamente enseñado en las aulas de colegios y universidades y generado animados debates entre académicos y estudiantes. Además, se ganó el corazón de los lectores en general.

La película animada de Disney de 1998, junto con su secuela Mulan II (una producción directa a video lanzada en 2005) y los productos comerciales complementarios, han ayudado a Mulan a convertirse en un fenómeno global.

Si bien hay una serie de adaptaciones cinematográficas de la historia de Mulan disponibles en chino e inglés, de acción en vivo y animadas, ninguna ha recibido tanta atención de los espectadores y críticos como la película de Disney de 1998.

Algunos críticos elogian al primer personaje principal chino de Disney como modelo a seguir; otros critican la caricatura racial y la apropiación cultural de la película.

El dragón Mushu

Getty Images
El dragón Mushu de la adaptación en dibujos animados de Mulan de Disney, aquí en Disney on Ice.

En cualquier caso, la versión animada de Disney fue lanzada en más de 30 versiones dobladas y logró una popularidad abrumadora y un éxito de taquilla mundial, presentando así a Mulan a una audiencia global.

El nuevo largometraje de acción en vivo, dirigido por Niki Caro y con un elenco asiático, refleja el éxito financiero y la influencia cultural duradera de su predecesor animado, y habla además de la continua popularidad de Mulan entre niños y adultos por igual.

* Lan Dong es la autora de “La leyenda y legado de Mulanen China y Estados Unidos. Es profesora Louise Hartman Schewe y Karl Schewe en el Departamento de Inglés de la Universidad de Illinois Springfield.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Yd02AZz63Sw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.