Del plan cero desechos a la producción de energía: así separan la basura en otras ciudades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Del plan cero desechos a la producción de energía: así separan la basura en otras ciudades

Bolsas de colores, más de 30 categorías para reciclar y convertir basura en energía, son algunos de los sistemas de gestión de residuos que están funcionando en distintas partes del mundo.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
4 de agosto, 2017
Comparte

La Ciudad de México ya separa la basura. Desde hace julio pasado, la capital del país se unió al grupo de ciudades que reciclan a gran escala.

Orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y de manejo especial y voluminoso: estas son las cuatro categorías para separar la basura en la capital. Pero, ¿cómo lo hacen en otras partes del mundo?

Animal Político te cuenta qué hacen otras cinco ciudades con la basura, cómo funcionan sus sistemas y algunas reglas que vale la pena conocer.

Lee: Estas son las nuevas reglas para separar la basura en la CDMX a partir de hoy.

Las cinco bolsas de basura en Bruselas

En la capital de Bélgica existen cinco bolsas distintas para la basura, cada una de un color diferente.

La naranja es para la comida, la verde para los desechos del jardín (ramas, plantas, hojas), la amarilla para papel y cartón y la azul para botellas plásticas, latas y cajas de jugo, leche, etc. En tanto que la bolsa blanca es para los residuos domésticos no reciclables.

Dos veces a la semana, el camión recoge las bolsas blancas y una vez a la semana pasa por las otras cuatro. Incluso tienen un plan especial para pasar por los árboles de navidad.

El plan cero basura de Kamikatsu

Este pequeño pueblo japonés tiene una meta ambiciosa: reducir a cero sus desechos en 2020. Comenzó su plan de reciclaje hace 14 años, sus habitantes separan sus residuos en 34 categorías distintas.

Cada persona  limpia, ordena y entrega sus desechos (no hay recolectores). Con este sistema, hoy reciclan, reutilizan y hacen composta con 80% de sus desechos y el resto queda en los vertederos.

Además, crearon las tiendas “kuru-kuru”, donde se puede donar ropas, juguetes, muebles, y a la vez, llevarse gratis lo que uno necesite.

La ciudad se ha convertido en un ejemplo mundial y es visitada por cerca de 2,500 personas cada año para aprender a separar los residuos como lo hacen ellos.

De desecho a energía en Suecia

Suecia es un caso especial, porque todo el país recicla bajo un programa que se llama “de desecho a energía” (Waste to Energy, en inglés). Casi la mitad de todos los residuos domésticos se queman y se convierten en energía para el país.

Solo 1% de la basura termina en los vertederos. Este plan de reciclaje sueco ha sido tan exitoso que en 2014 comenzaron a importar basura de otros países como  Noruega, Reino Unido e Irlanda, para abastecer los 32 centros de energía que poseen. En 2015, Suecia importó más de 1.3 millones de toneladas de “basura”.

Los hogares suecos separan papel de diario, plástico, metal, vidrio, aparatos eléctricos, bombillas (ampolletas) y pilas.

Además algunos municipios del país están separando los desechos orgánicos para poder hacer composta.

Sin duda el país europeo es líder mundial en la gestión de residuos, ya que recupera más energía de cada tonelada de residuos que cualquier otro país.

A la vanguardia

En San Francisco, California, en Estados Unidos, las políticas de reciclaje comenzaron en 1989, y en 25 años lograron bajar 80% la cantidad de desechos enviados a rellenos sanitarios.

Actualmente, el objetivo que tiene el gobierno de San Francisco es cumplir la meta de basura cero en 2020.

La separación de los residuos en San Francisco comienza con la educación escolar. Ahí todo el mundo, sin hacer diferencias entre adultos, jóvenes, adolescentes y niños, sabe que en el momento de tirar la basura debe hacerlo según el tipo de residuo, en alguno de los tres contenedores de 120 litros dispuestos en casas, escuelas, oficinas, clubes, bares, restaurantes y paseos de compras. Los restos de comidas van en un contenedor verde; el material reciclable, en uno azul, y el material irrecuperable, en uno negro.

Además, San Francisco es la primera ciudad que prohíbe la venta de agua embotellada. Al aprobar esta moción en contra de la industria del plástico, la ciudad espera controlar nuestra adicción a este producto “enemigo del medio ambiente”. La iniciativa busca inspirar a otros a no utilizar botellas de plástico, y en vez en llevar botellas reusables consigo, una acción simple que todos deberíamos imitar.

Ahorro de recursos en Adelaida

En la capital australiana idearon una planificación con enfoque ecológico para la ciudad a fines de los años 80, la que incluyó políticas de rendimiento energético, ahorro de recursos, reciclaje y reutilización de residuos, y uso y consumo del agua.

Los habitantes de Adelaida utilizan los colores del semáforo para facilitar la comprensión de la ciudadanía. El rojo es para la basura no reciclable, el amarillo para los desechos reciclables y el verde para los desperdicios orgánicos.

Los residentes pueden pedir una bolsa especial para compostaje, hecha a base de almidón de maíz, en centros comunitarios y bibliotecas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El reactor experimental que podría darle a China el 'santo grial' de la energía nuclear

En China un pequeño reactor de tres metros de altura va a ser puesto a prueba. Si funciona, dará a China una gran ventaja en la búsqueda de una energía eficiente y limpia.
30 de septiembre, 2021
Comparte

Lo que está a punto de probar China es pequeño, pero tiene una enorme importancia para el futuro energético de ese país y del mundo.

Cerca de la ciudad de Wuwéi (provincia de Gansu, centro-norte) será puesto en marcha un reactor nuclear de unos tres metros de alto y con capacidad para generar dos megavatios, lo cual es suficiente para alimentar unas 1.000 viviendas.

Generar tan poca energía no parece ser un buen negocio para la inversión de cientos de millones de dólares que ha hecho China en este programa energético.

Pero es el tipo de reacción nuclear y el procesamiento que se pondrá a prueba lo que tiene al borde de la silla a científicos del mundo que esperan ver sus resultados.

“La pregunta de hoy es: ¿están las tecnologías de soporte preparadas para hacer del Reactor de Sal Fundida (RSF) la tecnología de próxima generación?”, dice el ingeniero nuclear Charles Forsberg, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de EE.UU.

“La prueba china es importante porque es el primer paso para repensar el camino de la energía nuclear: si las cosas han cambiado y ahora hay otra dirección”, explica a BBC Mundo.

Sal fundida y torio

Una de las mejores fuentes para producir electricidad -a pesar de su imagen afectada por accidentes como Chernóbil o Fukushima- ha sido desde su invención la energía nuclear.

Genera más electricidad que otras, casi no emite dióxido de carbono, garantiza un suministro continuo, usa combustibles relativamente accesibles y sus desechos son mucho más controlables que los de otras fuentes.

La mayoría de las centrales nucleares del mundo utilizan el uranio como combustible.

Una planta nuclear

Getty Images
Las plantas de energía termodinámica producen vapor, pero no dióxido de carbono.

Pero lo que están probando en China es un método que, aunque no es nuevo, nunca se había puesto a prueba a una escala tan importante.

Están empleando sal fundida de fluoruro en combinación con torio, el cual es un elemento químico que se encuentra en minerales y que escuatro veces” más abundante en el planetaque el uranio, señala Forsberg.

En un reactor, ambos elementos se combinan para producir una reacción física (fisión) que genera máscalorque la emanada del uranio-235/238 combinado con plutonio del método tradicional.

“Los RSF suministran calor a temperaturas más altas que otros reactores, entre 600 y 700° C. El calor a temperaturas más altas es más valioso“, indica Forsberg.

Diagrama del reactor de sal fundida

BBC

Otra ventaja, según la teoría, es que los desechos radiactivos se pueden eliminar en el mismo proceso, lo que evita que puedan caer en manos equivocadas, como los fabricantes de armas nucleares.

Y ya que este tipo de proceso no requiere agua, como en las plantas nucleares que usan uranio-235, los RFS pueden ser construidos en lugares apartados y así evitar cualquier posible riesgo para la población, como los vistos en Chernóbil o Fukushima.

Todo eso ha hecho que esta sea descrita como el “santo grial” de las fuentes de energía.

Pelets de torio

Getty Images
El torio es cuatro veces más abundante en la tierra que el uranio.

Pero los expertos dicen que todo esto está aún por comprobarse en la prueba china, de ahí que sea tan importante.

“Con la necesidad crítica de reducir las emisiones de carbono y la creciente demanda mundial de electricidad, es urgente comercializar tecnologías avanzadas de reactores”, señala el ingeniero nuclear Everett Redmond, del Instituto de Energía Nuclear de EE.UU., a BBC Mundo.

Para Forsberg, “el reactor de sales fundidas con torio/uranio-233 es el camino no tomado” en la industria eléctrica que usa una fuente nuclear.

“Existen grandes ventajas potenciales en materia de seguridad y gestión de residuos, pero importantes desafíos técnicos”, señala el científico del MIT.

¿Qué es lo que viene?

China reveló en agosto pasado que está por realizar las primeras pruebas en su reactor experimental construido en el desierto del Gobi, en la provincia de Gansu.

El gigante asiático ha invertido unos 3.000 millones de yuanes (US$500 millones) en un programa iniciado en 2011 para investigar el uso de sal fundida y torio/uranio-233.

El reactor construido y operado por el Instituto de Física Aplicada de Shanghái (IFAS) es el primero en intentarlo para un uso comercial: el suministro de electricidad.

Una planta nuclear en construcción en China

Getty Images
China ha construido múltiples plantas de energía, pero la de la provincia de Gansu es única en el mundo.

Otros países ya habían experimentado hace décadas este proceso, pero se quedaron solo en ensayos porque no existía la tecnología necesaria para manejarlo.

No solo requieren que la fisión nuclear funcione bien, sino que el proceso para obtener el calor y transportarlo a una planta termodinámica trabaje adecuadamente. Y que laspruebas de fallassean controlables.

“Muchos de los desafíos del RFS han desaparecido debido a los avances en otros campos durante 50 años”, como la tecnología de bombeo necesaria para este tipo de reactor, la cual ya se usa en plantas solares, explica Forsberg.

Lo que los operadores del IFAS esperan es que todo salga como está planeado para llevar la tecnología a una escala más grande.

¿Por qué es futurista?

La energía que genere el reactor experimental de Wuwéi tendrá una capacidad mínima de 2 megavatios para abastecer un millar de casas.

El plan es que para 2030 sea construido un reactor que genere alrededor de 370 megavatios, una capacidad que daría electricidad a más de 185.000 viviendas.

Al generar una mayor temperatura, cercana a los 700° C., un RSF se vuelve más valioso para la industria eléctrica.

Una planta solar en Gansu

Getty Images
En el mismo desierto de la provincia de Gansu, China ya tiene varios proyectos que buscan sustituir a las energías contaminantes.

“El calor a temperatura más alta da como resultado ciclos de energía más eficientes: una fracción mayor de calor se convierte en más electricidad“, explica el científico del MIT.

Y ya que en teoría su construcción tiene un costo similar a otras centrales nucleares ya existentes, el beneficio aumenta.

“Si dos reactores tienen características de costo idénticas, el reactor que produce temperaturas más altas produce un producto más valioso”, señala Forsberg.

China se aseguraría entonces poseer la tecnología más avanzada, segura y limpia, para la generación de energía del mundo.

No exclusiva, pues Redmond explica que en EE.UU. algunas firmas están también buscando crear reactores de sales fundidas. Pero sí probada.

“Todos los diseños de reactores avanzados tienen un gran potencial, por eso apoyamos y alentamos el desarrollo acelerado, la demostración y el despliegue comercial de tecnologías de reactores avanzados”, dice Redmond.

Aun así, los científicos que están atentos a lo que sucede en China aún tienen sus preguntas, ¿funcionará?

Pero solo hecho de que una idea concebida hace décadas esté por ser puesta a prueba los mantiene con los ojos en el pequeño reactor de Wuwéi.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1rCiZT9naEE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.