Carmen desaparece en la CDMX y las autoridades solo responden: se fue de fiesta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Especial

Carmen desaparece en la CDMX y las autoridades solo responden: se fue de fiesta

Aunque el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes lleva el caso de Carmen, lo único que ha logrado es revisar la grabación de la terminal de autobuses donde la joven fue vista por última vez, en la CDMX.
Foto: Especial
Por Gonzalo Ortuño
19 de septiembre, 2017
Comparte

María del Carmen Cruz Cruz tiene 19 años de edad. El pasado 28 de agosto se dirigía a su trabajo en Polanco, en la Ciudad de México, bajó de un camión en la Central de Autobuses del Poniente, en Observatorio, y desde entonces no se sabe nada de ella.

Esto es lo único que autoridades han logrado ‘investigar’, a 22 días de su desaparición, relata Hortensia Cruz, hermana de Carmen, quien ha visto más obstáculos burocráticos que acciones para localizar a la joven.

Carmen es madre de un niño de dos años, es trabajadora doméstica y vive en San José del Rincón, en el Estado de México, con sus padres y su hermana, quien la describe como una mujer sonriente y responsable. Ante la falta de respuesta de las autoridades, crearon el  correo [email protected] para recibir información que pueda ayudarles a encontrarla.

“Cuando fui a levantar la denuncia al Ministerio Público de Cuajimalpa, lo que me dijeron fue ‘igual se fue con su novio, se fue de fiesta, ya regresa mañana’”, cuenta la joven, quien acompañó a Carmen en parte del trayecto rumbo a la Ciudad de México.

Hortensia tuvo que esperar 72 horas para que pudieran reportar a su hermana como desaparecida, pese a que ella, su cuñada, una testigo – que vio descender a Carmen del camión –  y su expareja declararon ante el Ministerio Público.

Para la hermana de la joven desaparecida, “ellos  (las autoridades) quieren que les demos más información como que si andaba con fulano de tal o algo así… Ya les dijimos todo, no les podemos dar más información si nosotros no la tenemos”.

La denuncia pasó al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, que realizó una diligencia en casa de Carmen Cruz, pero lo único que ha logrado es revisar la grabación de la terminal de autobuses donde la joven fue vista por última vez.

“En las (grabaciones) del metro no la llegué a ver, en las de Observatorio, sí. Bajaba del camión, caminaba tranquila, ese día estaba lloviendo, e iba sola. Eran 9:30 de la mañana”, recuerda tras revisar horas de video.

“Me dijeron que iban a tener un rastreo de llamadas, hasta el momento no tengo nada. Que iban a hackear sus cuentas (en redes sociales) y no han hecho nada”, lamenta Hortensia, quien también fracasó en obtener la ubicación del teléfono de su hermana, pues requería la orden de un juez para que Telcel, la compaña telefónica, le proporcionara localización y listado de llamadas y mensajes.

De acuerdo con el programa de mujeres y niñas desaparecidas “Dar Contigo”, hay dos mil 222 mujeres y niñas desaparecidas en México, y la capital del país, junto con el Estado de México y Veracruz, concentra casi la mitad de los casos registrados.

Animal Político consultó al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes para saber si hay nuevos avances en la investigación, sin una respuesta, hasta el momento.

Ante la falta de respuesta de las autoridades, crearon el correo juntosporcarmen@gmail.com para dar con Carmen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el documento sobre la investigación del 11-S recién desclasificado por el FBI

El memorando enumera algunos contactos entre varios ciudadanos sauditas y los secuestradores de los aviones, pero no implica directamente al gobierno de Riad.
EPA
12 de septiembre, 2021
Comparte

En el vigésimo aniversario del atentado más mortífero en suelo estadounidense, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó un documento que analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.

Los familiares de las víctimas de los ataques de las Torres Gemelas llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo.

15 de los 19 secuestradores de los aviones eran ciudadanos sauditas.

Sin embargo, el documento —el primero de varios que se espera que sean hechos públicos— no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son “falsas y maliciosas”.

¿Qué dice el documento?

El documento del FBI de 16 páginas se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

El memorando del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante.

Según la fuente del FBI, Bayoumi tenía “un estatus muy alto” en el consulado.

“La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación”, dice el documento.

Ataque torres gemelas

Getty Images

Por otra parte, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como “de creencias extremistas”.

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado “valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre”.

El mes pasado, una demanda iniciada por familiares llevó a que varios altos exfuncionarios sauditas fueran interrogados bajo juramento.

Joe Biden en el Pentágono

EPA
Las familias de algunas víctimas llevaban tiempo presionando al presidente Joe Biden para que desclasificara los documentos.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump,se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

Pero el actual presidente Joe Biden ordenó la semana pasada una revisión de los documentos y les pidió a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre vínculos oficiales sauditas con el atentado, dado el número de ciudadanos de ese país involucrados y los antecedentes del líder de al Qaeda, Osama bin Laden.

El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Getty Images
El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta.

Pero Biden calificó a Arabia Saudita de “paria” después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Bin Salman niega haber ordenado el asesinato, que tuvo lugar en el consulado saudita en Estambul.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, afirma que desde entonces Biden ha suavizado su postura hacia el que es el hombre más poderoso de Arabia Saudita, reflejando la importancia de la alianza entre ambos países.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.