¿Por qué es tan difícil atrapar a una mosca?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Por qué es tan difícil atrapar a una mosca?

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que estas pequeñas criaturas con cerebros diminutos, con frecuencia molestas, nos humillan en el juego de agilidad? Te explicamos las razones científicas.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
19 de septiembre, 2017
Comparte

Intenta atrapar a una mosca y te darás cuenta que -claramente- es más rápida que tú.

¿Pero alguna vez te has preguntado cómo es posible que estas diminutas criaturas, con sus minúsculos cerebros, nos ganen tan fácilmente en agilidad?

Es posible que te lo hayas cuestionado en más de una ocasión, después de haber perseguido a una mosca y haber fallado repetidamente ese chancletazo contra la pared.

La respuesta está en que estos insectos ven el mundo en cámara lenta.

Para que entenderlo mejor, fíjate en un reloj con segundero.

Como humanos, vemos a la aguja que marca los segundos avanzar a una velocidad concreta.

Pero a una tortuga le parecería que lo hace dos veces más rápido.

Y para la mayoría de las especies de moscas, cada tic ocurriría unas cuatro veces más lento que para nosotros.

De hecho, la percepción del paso del tiempo difiere dependiendo de la especie.

Esto ocurre porque los animales ven el mundo que les rodea como un video continuo.

Pero en realidad, los ojos registran imágenes estáticas y las envían al cerebro en forma de destellos, a un ritmo determinado por segundo. El promedio para los humanos es 60 destellos por segundo, para las tortugas 15 y para las moscas 250.

Todo es relativo

MoscaSCIENCE PHOTO LIBRARY
Esta mosca puede ver volar tu zapato a la velocidad de un caracol

La velocidad en la que esas imágenes son procesadas se conoce como el “ritmo de fusión del parpadeo”.

Por lo general, cuanto más pequeña es la especie más alto tiene ese ritmo. Y las moscas en particular nos dejan en ridículo.

“El ritmo de fusión del parpadeo es sencillamente cuán rápido una luz se prende y se apaga antes de que se perciba como una luz continua”, explica el profesor Roger Hardie, de la Universidad de Cambridge, experto en el sistema de visión de las moscas.

Para estudiar a estos insectos, el especialista coloca diminutos electrodos de vidrio en las células fotorreceptoras (sensibles a la luz) de sus ojos y lanza destellos de luces LED cada vez más rápido.

Cada destello produce una minúscula corriente eléctrica en los fotorreceptores y las va procesando un computador.

La prueba revela que estos insectos pueden llegar a registrar 400 destellos por segundo, seis veces más que los humanos.

La visión más rápida es de una especie que literalmente se llama “mosca asesina”.

La más rápida

Mosca asesinaOTHER
La visión más rápida es la de la “mosca asesina”.

Esta es una pequeña depredadora que se encuentra en Europa y atrapa a otras moscas en el aire con reacciones superrápidas.

En su “laboratorio de moscas” de la Universidad de Cambridge, la doctora Paloma González-Bellido demuestra el comportamiento de caza de las moscas asesinasLo hace liberando moscas de la fruta en una pequeña caja de filmación donde las espera una hembra de mosca asesina y capta lo que ocurre a 1.000 fotogramas por segundo.

En un principio, la mosca asesina se queda quieta, pero en cuanto una de las moscas de la fruta vuela a unos 7cm de donde se encuentra, con un movimiento rapidísimo que arrastra a su presa al fondo de la caja.

Sólo observando las imágenes en cámara lenta es que uno puede entender lo que ocurre: la mosca asesina alza vuelo, rodea tres veces a su presa mientras trata de agarrarla, y finalmente la captura con sus patas delanteras.

Paloma Gonzales-Bellido
Paloma Gonzales-Bellido utiliza una caja especial de filmación para estudiar a sus moscas.

Toda la acción se produce en un segundo. Algo que para nosotros ocurre tan rápido, la mosca lo percibe mucho más ralentizado.

Eso ocurre porque las células fotosensibles de los ojos de esta variedad de mosca tienen más mitocondria que las de otras especies. Se trata de la estructura del citoplasma encargado de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular; una suerte de batería de los ojos.

La visión rápida requiere más energía que la lenta, lo que explica por qué no los ojos de todos de las especies tienen el ritmo de fusión de parpadeo más alto.

Es la dieta carnívora de las moscas asesinas la que les provee toda esa energía que necesitan las células fotosensibles de sus ojos.

Sin embargo, incluso si los humanos tuviéramos la misma cantidad de mitocondria en las células de nuestros ojos, no tendríamos una visión tan veloz como estos insectos. Y es que el diseño de las células fotosensibles de ellas y las nuestras tienen un diseño totalmente distinto.

Esa diferencia estructural tienen su origen en la evolución.

Los ojos de los antrópodos y los vertebrados, grupos a los que pertenecen las moscas y los humanos respectivamente, evolucionaron de forma muy diferente por entre 700 y 750 millones de años.

Teoría de las cuerdas

Roger Hardie
Roger Hardie estudia es sistema de visión de las moscas.

Los ojos de las moscas evolucionaron de tal forma que constan de unas estructuras minúsculas en forma de cuerdas dispuestas de forma perpendicular al recorrido que hace la luz al cruzar el ojo.

Estas estructuras reaccionan mecánicamente a la luz, mientras que los vertebrados tienen células tubulares con sustancias químicas que reaccionan a la luz.

Esta estructura en el ojo de la mosca es algo que Roger estudia en su laboratorio.

“Es más sensible (que la de los humanos) porque con la mínima cantidad de luz puede enviar al cerebro una señal grande y también puede responder más rápido que las (células en forma de) varillas y conos del ojo de otros vertebrados”, explica.

Hardie descubrió que la respuesta a la luz de las moscas es mecánica, mientras que la de los vertebrados es química.

Estas respuestas mecánicas permiten señales neuronales más rápidas.

Además de eso, la distancia que debe recorrer esa señal desde el ojo al cerebro es más pequeña, lo que permite a la mosca procesar la señal más rápido que los vertebrados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

En 2021 mueren más de 13 mil 500 personas en accidentes de tránsito en México, cifra récord

Son más de 40 nuevos decesos cada 24 horas. Además, se registraron casi 36 mil lesionados, la cifra más alta desde 2015. En 27 estados subieron los percances letales.
Cuartoscuro
23 de diciembre, 2021
Comparte

De enero a noviembre de 2021 más de 13 mil 500 personas han perdido la vida y casi 36 mil han resultado lesionadas en presuntos accidentes de tránsito en México. En ambos casos se trata de cifras récord. En promedio, cada 24 horas, al menos 40 personas pierden la vida atropelladas o en percances vehiculares en las calles del país.

En un periodo de solo siete años los decesos como resultado de estos hechos de tránsito se han disparado más del 30%. El actual nivel de decesos incluso supera al que se registraba antes de la desmovilización por la pandemia sanitaria. En 27 de los 32 estados las muertes crecieron en el último año.

Los datos oficiales actualizados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2021 un total de 13 mil 512 personas perdieron la vida en hechos de tránsito en el país.  Un promedio de entre 40 y 41 nuevos casos que ocurren a diario.

Se trata de la cifra más alta de muertes al menos desde 2015 cuando el SESNSP comenzó a reportar el número de víctimas de estos hechos. En aquel año se registraron, en el mismo periodo de enero a noviembre, 10 mil 256 víctimas. Para 2016 la cifra se mantuvo relativamente estable al llegar a 10 mil 498; en 2017 hubo un crecimiento para llegar a los 11 mil 92 casos; y en 2018 se agudizó el incremento para cerrar con 12 mil 115 decesos.

En 2019 los números se mantuvieron similares con 11 mil 886 muertes, y para 2020, ya con el confinamiento en pleno por la irrupción del COVID-19, los decesos se redujeron a 11 mil 678. Sin embargo, durante 2021 el indicador se disparó a niveles récord, superando los 13 mil decesos.

Entre las más de 13 mil 500 personas que este año han muerto en los hechos de tránsito figuran 2 mil 581 mujeres, que representan el 19 por ciento. Esto significa que 4 de cada 5 personas que fallecen en este tipo de incidentes son hombres. Además, del total de fallecidos 994 eran menores de edad, que son poco más del 7%.

Un fenómeno similar ocurre con las personas lesionadas en estos percances. Los datos arrojan un total de 35 mil 826 personas heridas en presuntos choques voladoras y atropellamientos entre enero y noviembre de este año, que equivalen a más de cien casos diarios.

Por mucho es la cifra más alta de los últimos siete años. De enero a noviembre de 2015 se registraron 27 mil 895, en el mismo lapso de 2016 fueron 26 mil 387, en 2017 subieron a 27 mil 606, para 2018 continuaron en ascenso a 29 mil 737, y en 2019 se dispararon hasta los 32 mil 409 casos. El efecto de la pandemia provocó una desaceleración en 2020 que dejó el total en 27 mil 886 lesionados, pero para este año los casos se han disparado a 35 mil 826.

Lo anterior significa que de 2015 a 2021 la cifra de personas que resultan lesionadas en los percances de tránsito en México ha ascendido más de 28%.

“Pandemia” de choques

De acuerdo con las cifras del SESNSP, que a su vez se construyen a partir de lo que las fiscalías del país informan, durante 2021 el crecimiento de las muertes por hechos de tránsito se generalizó en la mayor parte del país. En 27 de las 32 entidades federativas se registraron incrementos en estos casos.

El incremento más grave, por mucho, es el de Guerrero. En dicha entidad las víctimas de homicidio culposo por hecho de tránsito pasaron de 122 entre enero y noviembre de 2020 a 407 en el mismo periodo de 2021. Es decir, se trata de un incremento del 233%. Dicho de otra forma: en este estado las muertes por accidentes viales se triplicaron de un año a otro.

A Guerrero le sigue Zacatecas donde la cifra de muertes por accidentes de tránsito pasó de 137 a 290 en los mismos periodos, lo que representa un alza de más del 11 por ciento. La situación en esta entidad es particularmente grave si se toma en cuenta que también se trata del estado en la que más crecieron las muertes por homicidios dolosos en 2021.

En la lista siguen Campeche y Yucatán, entidades que reportaron un alza de 63 y 62 por ciento respectivamente en este tipo de muertes. Después se ubican Durango y Tabasco con subidas del 48 y 46% en los decesos. Nuevo León registró un incremento del 37.8%; Colima de 36.9 por ciento; Morelos del 32%; Baja California Sur del 31.5%;; y Quintana Roo con 30.6%;.

El resto de las entidades registran incrementos entre el 1 y 29%;. En el caso de Ciudad de México los decesos registraron un leve incremento al pasar de 558 el año pasado a 567 en 2021. 

Las únicas cinco entidades en donde se registraron disminuciones de las muertes por hechos de tránsito son San Luis Potosí, Guanajuato, Puebla, Aguascalientes y Sonora.

Los datos del SESNSP también revelan que hay siete estados que por sí solos concentran el 45 por ciento de todas las muertes a nivel nacional por hechos de tránsito. Se trata del estado de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Veracruz y Sinaloa que acumulan, entre ellos, a 6 mil 191 víctimas de las 13 mil 512 registradas en todo el país.

Con nueva ley se buscará reducir muertes: experta

Laura Ballesteros Mancilla, especialista en temas de movilidad y seguridad vial, y actual secretaria de Desarrollo Urbano Sostenible de Monterrey, consideró que detrás del crecimiento de las muertes por hechos de tránsito hay una mala gestión, o de plano una ausencia total, de acciones para gestionar la seguridad vial en las calles.

“Sin regulación, sin infraestructura, sin gestión de la velocidad en las vías y sin este enfoque sistémico del que hemos hablado siempre las muertes van a seguir ocurriendo. La velocidad mata, eso está claro. Y la mayoría de las ciudades en el país justamente carecen de este tipo de regulación” dijo Ballesteros.

A ello se suma el tema de la pandemia. La especialista consideró que el fenómeno de calles menos transitadas que trajo el confinamiento (y que persistió en los primeros meses de este año) ocasionó que se incrementaran las velocidades al circular, lo que al mismo tiempo ocasionó más accidentes.

Para tratar de corregir las carencias que hay en el país respecto a la regulación del tránsito seguro en las calles, el Senado de la República aprobó el pasado 14 de diciembre la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial. Dicho ordenamiento jerarquiza las prioridades de movilidad en las calles, privilegia al peatón, y establece parámetros para que estados y municipios, a su vez, gestionan los factores de riesgo en pos de un desplazamiento seguro.

Sobre ello, Ballesteros advirtió que la aprobación de esta ley es una buena noticia y resultado de una lucha de cuatro años que víctimas y activistas han llevado a cabo para que este tema se visibilice y priorice. Para que fuera posible, recuerda, se tuvo que crear primero una comisión especial en el Senado porque literalmente nadie prestaba atención a este fenómeno.

La mala noticia, indica Ballesteros, es el tiempo que tomó sacar adelante esta norma y los temas que no pudieron incluirse en ellas. Es decir, se trata de una ley que debe representar solo un punto de arranque.

“La ley está por debajo de lo que se esperaba, pero por ahora fue el mejor de los acuerdos posibles. Estamos ante un buen primer paso. Que se hayan podido establecer las velocidades máximas es básico. Ya veremos cómo podemos avanzar en el tema en los siguientes años”, explicó.

Lo que sigue ahora, explica la especialista, es que la Cámara de Diputados agilice la discusión de la minuta que el Senado aprobó y le dé luz verde para que pueda convertirse en una realidad.

¿Cifras maquilladas?

De acuerdo con el especialista en temas de seguridad y crimen organizado, David Saucedo, detrás de las elevadas cifras de homicidios de tránsito puede existir otro fenómeno: el del “maquillaje de datos”. Esto con la finalidad de reclasificar asesinatos intencionales como muertes incidentales, y aparentar que existe menos violencia.

De hecho, los datos del SESNSP muestran un incremento general de los homicidios culposos o no intencionales y no solo de los de tránsito, que son una de sus modalidades. De acuerdo con la estadística, entre enero y noviembre fallecieron 16 mil 188 personas en esta clase de homicidios, la mayor cifra registrada desde 2017.

Saucedo, quien ha analizado a fondo el caso específico de Guanajuato, sostiene que esto es algo que en el estado ha sucedido al menos durante los dos últimos años, luego de que las cifras de homicidio dolosos se dispararon como resultado del crecimiento de los grupos del crimen organizado que operan en la entidad.

“Existen reportes de homicidios de la fiscalía en los que se detalla que la causa de muerte fue un accidente de tránsito, sin embargo, dichos reportes no coinciden con los reportes municipales de accidentes automovilísticos. Al hacer ese cruce entre ambos grupos de datos no hay coincidencia. Quienes hemos revisado a detalle estos números concluimos que se trata de una estrategia para minimizar el impacto mediático de la violencia”, señala el especialista.

En Guanajuato, según los datos, se registraron 1 mil 127 muertes por hechos de tránsito en 2021, la segunda cifra más alta solo detrás del Estado de México. Saucedo señala que, en los hechos, no hay percances o situaciones que expliquen ese número tan elevado de decesos.

En 2017 la organización México Evalúa publicó uno de los primeros reportes en los que se comenzó a advertir posibles irregularidades en los registros de homicidios no intencionales. Su estudio concluyó que había indicios serios de que en entidades como el Estado de México o Veracruz se habían manipulado sistemáticamente las cifras de homicidios culposos entre 2001 y 2016.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.