Escuelas de Puebla gastaron 13 mdp en reforzar su estructura; el sismo las dejó inservibles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diario El Popular. Puebla

Escuelas de Puebla gastaron 13 mdp en reforzar su estructura; el sismo las dejó inservibles

Planteles de Chiautla, Izúcar, Puebla y Tochimilco quedaron inhabilitados pese a que recibieron recursos del programa Escuelas al CIEN para reforzar su seguridad estructural
Diario El Popular. Puebla
Por René Valencia / El Popular
27 de septiembre, 2017
Comparte

Escuelas de Puebla de los municipios de Chiautla, Izúcar de Matamoros,  Tochimilco y de la capital ejercieron el año pasado 13 millones 348 mil 289 pesos del Programa Escuelas al CIEN (Certificados de Infraestructura Educativa Nacional) para reforzar su seguridad estructural. Pero tras el sismo de 7.1 grados del 19 de septiembre, los planteles fueron inhabilitados por sufrir daños severos en infraestructura, informó este miércoles el diario El Popular de Puebla.

El 24 de septiembre pasado, el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, anunció en Chiautla que se reorientarían recursos de Escuelas al CIEN para aquellas instituciones educativas que sufrieron las mayores afectaciones por el sismo.

El gobernador no habló de los planteles educativos que ya recibieron recursos de este programa para seguridad estructural y que, tras el sismo, quedaron inhabilitadas ante los daños.

Los daños más graves se presentaron en Izúcar de Matamoros, donde el Centro Escolar “Presidente Lázaro Cárdenas” deberá demolerse. En ese plantel, entre enero y mayo pasados se invirtieron 7.6 millones de pesos para mejorar la seguridad estructural, es decir, la capacidad para soportar y resistir o mantenerse en condiciones de servicio.

El Portal de Transparencia Presupuestaria de Escuelas al CIEN reportó que a la primaria Centro Escolar de Izúcar de Matamoros se le autorizaron 3.9 millones de pesos que se invirtieron entre marzo de 2016 y enero de 2017 para mobiliario, equipo, seguridad estructural y condiciones generales de funcionamiento.

En el bachillerato del Centro Escolar “Presidente Lázaro Cárdenas”, durante noviembre de 2016 y febrero de 2017 se entregaron 3.6 millones de pesos para atender espacios de usos múltiples, muebles, equipo, servicios sanitarios y tanto la seguridad estructural como el funcionamiento del inmueble.

Las empresas beneficiadas con 7.6 millones de pesos para garantizar la funcionalidad del Centro Escolar que será derrumbado fueron GRX Building Constructores SA de CV, Comercializadora Orphen SA de CV, Hassan Maya Ortega y Worldwide Techinacal Solutions SA de CV.

Invierten en el desalojo de “Leona Vicario”

El pasado 24 de agosto, Patricia Vázquez del Mercado, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Puebla, informó que se analiza la demolición de 35 escuelas poblanas y que del análisis del caso de la Primaria “Leona Vicario” se encargará al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La lista de beneficiados por Escuelas al CIEN detalló que la Primaria “Leona Vicario”, ubicada en la capital del estado, recibió más de 1.7 millones de pesos para que entre septiembre de 2016 y julio de este año se le realizarán trabajos que confirmaran la seguridad estructural y la funcionalidad del inmueble. Ante los daños que sufrió por el sismo, el Portal del Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela de Puebla (SATEP) determinó que se encuentra bajo revisión. Ni el turno matutino ni el vespertino tienen fecha para que sus alumnos vuelvan a las aulas.

Comercializadora Polígono SA de CV es la empresa ganadora en la contratación de Escuelas al CIEN. Recibió 1.7 millones de pesos con los que atendió carencias en mobiliario, equipo, accesibilidad, seguridad estructural y sus condiciones generales de funcionamiento.

Fallan trabajos de la Mixteca

Tanto a Tochimilco como a Chiautla, municipios de la Mixteca poblana donde se registraron las mayores afectaciones por el sismo, se les autorizaron en conjunto 3.8 millones de pesos para que sus primarias dispusieran de la seguridad de su infraestructura, muebles y mejores baños.

La Primaria “Ignacio Zaragoza” de Tochimilco contó con 2.6 millones de pesos para que cubrieran sus necesidades en espacios públicos, seguridad estructural, servicios sanitarios y espacios de usos múltiples durante julio y octubre de 2016, pero ahora el SATEP la mantiene cerrada hasta confirmar su habitabilidad.

José Axel Esparragoza Bermejo resultó responsable de los trabajos en la Primaria “Ignacio Zaragoza”; sin embargo, las afectaciones por el movimiento telúrico llevaron a que la SEP considerara que se mantenga cerrada hasta que se certifique que cuenta con las condiciones de seguridad para su utilización.

El gobierno federal aprobó 1.1 millones de pesos para que entre octubre de 2016 y marzo de 2017 en la primaria “Mariano Tapia” de Chiautla se atendieran los espacios de usos múltiples, su infraestructura para la conectividad, seguridad estructural, condiciones generales de funcionamiento y servicios sanitarios.

El encargo de la cobertura de la escuela de Chiautla es Proyectos, Construcción y Desarrollo Industrial SA de CV; no obstante, la base de datos del SATEP arrojó que los daños del 19 de septiembre causaron que la primaria permanezca sin reanudar actividades.

Sin ejercer 29.7 millones de pesos a escuelas

La base de datos de Escuelas al CIEN precisó que entre mayo y agosto de este año debieron concluirse 12 proyectos de seguridad estructural en instituciones poblanas para los que se asignaron 29.7 millones de pesos. Hasta el 15 de septiembre pasado, los reportes de avances se mantuvieron en cero por ciento de construcción.

De todos los casos de retrasos de obra destacó el de la Secundaria “Ángel del Campo”, una de las escuelas donde la SEP suspendió labores a causa del sismo; se le aprobaron 1.6 millones de pesos para que entre julio y agosto de este año mejorara su seguridad estructural, pero jamás avanzó.

Grupo Mexicano Inmobra SA de CV ganó la licitación para encargarse de la cobertura a la Secundaria “Ángel del Campo” con espacios de usos múltiples, seguridad estructural, condiciones generales de funcionamiento y servicios sanitarios, paquete de obras que debió finalizarse antes del 14 de agosto pasado.

Tlapacoya albergó el proyecto pendiente más costoso, con un monto aprobado de 4.8 millones de pesos que debían utilizarse para mejorar las condiciones de la Primaria “Benito Juárez”; las tareas debieron terminarse antes del 14 de agosto, sin embargo, se mantienen sin avances.

Diseño Funcional en Construcción SA de CV se encargaría de los trabajos de espacios múltiples, infraestructura para la conectividad, seguridad estructural, condiciones generales de funcionamiento y servicios sanitarios en Tlapacoya. Pese a que ya debió acabarse, se desconoce cuándo arranquen labores.

En Cuautlancingo, donde mejorarían condiciones del Bachillerato “Frida Kahlo” se asignaron 1.1 millones de pesos; las tareas debieron finalizar antes del 26 de julio de este año, pero hasta la última actualización de reportes se mantuvieron en cero por ciento. Grupo Band y JBL de Puebla SA de CV fue el contratista encargado de todos los proyectos de mejora en espacios de usos múltiples, mobiliario, equipo, seguridad estructural y condiciones generales de funcionamiento en Cuautlancingo, pero hasta el 15 de septiembre pasado se desconoció el inicio de las obras.

Lee la nota original del diario El Popular

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mucormicosis, el raro y peligroso "hongo negro" que afecta a pacientes de COVID-19 en India

Aunque un funcionario del gobierno señaló que "no hay un brote grande", un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país, con consecuencias devastadoras para muchos pacientes.
11 de mayo, 2021
Comparte

El sábado por la mañana, el doctor Akshay Nair, un cirujano oftalmológico que vive en Bombay, se preparaba para operar a una mujer de 25 años que se había recuperado, tres semanas antes, de una infección de covid-19.

Ya en cirugía, la paciente, que es diabética, estaba siendo atendida por un especialista en oído, nariz y garganta.

El experto le estaba insertando un tubo en una de las fosas nasales y estaba extrayendo tejidos afectados por mucormicosis, una infección fúngica rara y peligrosa que ataca agresivamente la nariz, los ojos y, algunas veces, el cerebro.

A ese paso le seguiría un procedimiento de tres horas, a cargo del doctor Nair, para sacarle un ojo.

“Le quitaré el ojo para salvarle la vida. Así es como funciona esta enfermedad”, me dijo el doctor Nair.

En medio de una segunda ola mortal de covid-19 que asola India, los médicos están reportando una serie de casos vinculados con esta afección también llamada el “hongo negro” entre pacientes que ya se recuperaron de la covid-19 o están en ello.


¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis es una infección muy rara causada por la exposición a hongos de la familia de los mucorales, que se hallan comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en estado de descomposición.

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, indica Nair.

Afecta los senos paranasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.


Los médicos creen que la mucormicosis, que tiene una tasa de mortalidad general del 50%, puede estar desencadenada por el uso de esteroides, un tratamiento que salva la vida de los pacientes de covid-19 que se encuentran en estado crítico.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones causada por covid-19 y parecen ayudar a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre tanto de pacientes diabéticos como no diabéticos que contraen covid-19.

Se cree que esta disminución de la inmunidad podría estar provocando estos casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus las exacerba y luego los esteroides, que ayudan a combatir la covid-19, actúan como combustible para el fuego”, explica Nair.

“Es una pesadilla dentro de una pandemia”

El médico, que trabaja en tres hospitales de Bombay, una de las ciudades más afectadas por la segunda ola, dice que en abril ya vio a unos 40 pacientes con la infección fúngica.

Prueba de covid-19

Getty Images
Los esteroides son un fármaco esencial para salvar la vida de los pacientes con covid-19.

Muchos de ellos eran diabéticos que se habían recuperado de covid-19 en sus casas. A 11 de ellos se les tuvo que quitar quirúrgicamente un ojo.

Entre diciembre y febrero, solo seis de sus colegas en cinco ciudades (Bombay, Bangalore, Hyderabad, Nueva Delhi y Pune) informaron de 58 casos de la infección. La mayoría de los pacientes la contrajeron entre 12 y 15 días después de haberse recuperado de covid-19.

El concurrido Hospital Sion de Bombay ha registrado 24 casos de infección por estos hongos en los últimos dos meses, en comparación con los seis casos que se reportan aproximadamente cada año, según la doctora Renuka Bradoo, jefa de la división de oído, nariz y garganta del ese centro médico.

Once de ellos perdieron un ojo y seis murieron. La mayoría de sus pacientes son diabéticos de mediana edad que fueron atacados por el hongo dos semanas después de recuperarse de la covid-19.

“Aquí, ya estamos viendo dos o tres casos por semana. Es una pesadilla dentro de una pandemia”, me dijo la especialista.

“Este año es algo diferente”

En la ciudad sureña de Bengaluru, el doctor Raghuraj Hegde, un cirujano oftalmológico, cuenta una historia similar.

Jornada de limpieza en Bombay.

EPA
Bombay es una de las ciudades más afectadas en la segunda ola de India.

Ha visto 19 casos de mucormicosis en las últimas dos semanas, la mayoría de ellos son pacientes jóvenes. “Algunos estaban tan enfermos que ni siquiera pudimos operarlos”.

Los médicos dicen que están sorprendidos por la gravedad y la frecuencia de esta infección fúngica durante la segunda ola, en comparación con algunos casos durante la primera ola del año pasado.

Nair dice que no se había encontrado con más de 10 casos en Bombay en los últimos dos años. “Este año es algo diferente”, dice.

En Bangalore, el doctor Hegde nunca había visto más de uno o dos casos al año en más de una década de práctica.

Los pacientes que padecen la infección por estos hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal, hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y, posteriormente, pérdida de la misma.

También se pueden presentar manchas negras de piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan tarde, cuando ya están perdiendo la visión, y tienen que retirar quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los doctores tienen que extirpar el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

“No hay un brote grande”

El único fármaco eficaz contra la enfermedad es una inyección intravenosa antifúngica, que cuesta 3.500 rupias (US$48) la dosis y que debe administrarse todos los días por ocho semanas.

Mujer a la que se le hace la prueba

Getty Images
La segunda ola de coronavirus está causando estragos en India y la crisis se ha agudizado por la falta de oxígeno e insumos en muchos lugares del país.

Una forma de detener la posibilidad de contraer la infección por hongos es asegurarse de que a los pacientes con covid-19, tanto los que están bajo tratamiento como los que se han recuperado, se les administre la dosis correcta de esteroides durante el tiempo idóneo, explica el Rahul Baxi, un especialista en diabetes radicado en Bombay.

El experto indica que trató a unos 800 pacientes diabéticos con covid-19 el año pasado, y ninguno de ellos contrajo la infección por hongos. “Los médicos deben cuidar los niveles de azúcar después de que los pacientes sean dados de alta”, me dijo el doctor Baxi.

Un alto funcionario del gobierno señaló que “no hay un brote grande“. Sin embargo, es difícil decir por qué un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país.

“La variante del virus parece ser virulenta, elevando el azúcar de la sangre a niveles muy altos. Y, extrañamente, la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes”, indica el doctor Hegde.

Su paciente más joven el mes pasado fue un hombre de 27 años, que ni siquiera era diabético. “Tuvimos que operarlo durante su segunda semana de covid-19 y quitarle el ojo. Es bastante devastador”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ifbO_Aw0TCE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.