close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Juan Pablo Mayorga
Los damnificados en Oaxaca, entre el miedo por la rapiña y los sismos constantes
“Ya fue mucho susto. Le pido a dios que ya, que pare”, dice Sodeiba, una habitante de San Dionisio del Mar, Oaxaca, que perdió su casa por un sismo.
Juan Pablo Mayorga
Por Juan Mayorga
26 de septiembre, 2017
Comparte

San Dionisio del Mar, Oaxaca. El pánico regresó este fin de semana al Istmo de Tehuantepec, con varios sismos intensos que aumentaron la angustia que inició tras el terremoto de magnitud 8.1 del 7 de septiembre pasado.

A pesar de que la gente se ha habituado al movimiento incesante de la tierra —hay quien asegura que los percibe hasta cada 15 minutos—, un sismo de magnitud 6.1  y al menos otros tres mayores a 5 los hicieron correr fuera de sus casas. Hasta este domingo se han registrado 4 mil 719 réplicas del terremoto de hace tres semanas, según el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

“Ya fue mucho susto. Le pido a dios que ya, que pare”, dijo Sodeiba, una habitante de San Dionisio del Mar que acampa con el resto de su familia bajo un techo de palma, luego de perder su casa en la tragedia del 7 de septiembre.

En San Dionisio del Mar, al igual que en otras localidades como Juchitán, Unión Hidalgo y Chicapa de Castro, gente que había recuperado la confianza para volver a entrar a sus casas volvió a sacar a la calle los colchones, catres o cobijas para refugiarse al aire libre. “Es más seguro que se nos caiga el cielo y no un techo en la cabeza”, dijo en Juchitán un vecino septuagenario, que esperaba con su familia en el camellón frente a su casa, apuntalada con vigas de madera para no colapsar.

El número de gente apostada en las calles de Juchitán es tal que limita la circulación en el centro histórico de la ciudad. En tanto, la Policía Federal patrulla las calles para evitar rapiña y la Marina provee servicios como agua potable y atención médica.

Bertha Cruz tiene 79 años y camina con andadera porque tiene reumas en un pie y una lesión en la cadera. Lo único que quedó en pie de su casa de ladrillo es un muro, desde donde se aprecia la iglesia semiderruida de Unión Hidalgo. Bertha está tan fastidiada por los sismos que no quiere comer.

“Me levanto y veo alrededor cómo está todo tirado. Ya no me quiero levantar, ni comer. No tengo ganas de nada”, dice Berta en el umbral de un cuarto lleno con lo que su familia pudo salvar de entre los escombros. “Bastante triste está el caso. Triste, triste.”

Para mejorar la seguridad de la población en estas comunidades, las autoridades han instalado campamentos masivos —el de San Dionisio del Mar, por ejemplo, tiene capacidad para 800 personas—, donde se sirven tres comidas, se da atención médica y se provee seguridad. Sin embargo, a tres semanas del terremoto y en medio de nuevos sismos, la instalación de estos campamentos apenas está siendo terminada.

Paralelamente, muchos habitantes de estas localidades se rehúsan a ir a los albergues por distintas razones: el temor al robo de las pertenencias que dejan en su casa; la dificultad para desplazarse con enfermos y adultos mayores que no pueden caminar, o simplemente porque se sienten presionados para seguir alimentando a su ganado y cumpliendo otras tareas cotidianas.

“Yo ya soy una anciana y no puedo cargar a mi esposo, que no puede andar. Eso me da miedo”, dice Juana Cabrera, de 73 años. Su esposo, Laureano, tiene 86 y desde el 7 de septiembre permanece en un catre de yute en el patio de la casa.

Juana y otros entrevistados lloran al preguntarles por lo que han pasado. “Se mueve recio la tierra. Mi corazón hace así (se golpea el pecho) y se me van las fuerzas de los pies”, lamentó Juana.

Felisísima Gallegos, otra habitante de San Dionisio, lamenta seguir en el pueblo padeciendo los sobresaltos de la tierra. Sus otras cuatro hermanas dejaron la localidad en las últimas semanas, desquiciadas por los movimientos telúricos, y buscaron refugio con familiares en otras partes del país. “Yo no tengo familia en ningún otro lado, entonces seguimos aquí, muy tristes”, explicó.

Mientras la desesperación crece entre los damnificados del Istmo, autoridades y voluntarios locales coincidieron en que la ayuda humanitaria ha disminuido desde que la Ciudad de México fue golpeada por un terremoto el 19 de septiembre. Vigilando algunos pocos víveres a su cargo, un voluntario en un albergue instalado en el palacio municipal lanzó un llamado a la gente fuera de la región: “Entendemos que la situación allá es grave, pero aquí falta mucho por hacer. Por eso le pedimos a la gente que no nos dejen”, dijo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Los peligros de inyectarse cócteles de vitaminas
La administración intravenosa de vitaminas es una tendencia que crece, en especial en países asiáticos. Pero ¿qué beneficios trae? ¿cuáles son los riesgos? y ¿realmente funciona esta terapia?
Getty Images
5 de abril, 2019
Comparte

En marzo pasado, una mujer de 51 años en Hunan, China, casi murió después de mezclar 20 frutas diferentes para crear un cóctel que se administró vía intravenosa.

La mujer pensó que las vitaminas de la fruta fresca beneficiarían su salud.

Pero tuvo fiebre y picazón, y fue llevada a terapia intensiva al borde de la sepsis y con múltiples daños en sus órganos.

Después de pasar diálisis y tomar varias rondas de antibióticos, empezó a recuperarse.

View this post on Instagram

hello body meet vitamins

A post shared by chrissy teigen (@chrissyteigen) on

Aunque este es un ejemplo extremo, la moda de administrarse vitaminas de forma intravenosa, directamente en el torrente sanguíneo, es una tendencia que crece en el mundo.

La práctica es muy popular en Asia, donde se ofrecen goteos intravenosos en salones de belleza, a menudo administrados por practicantes sin licencia ni calificación.

Aquellos que promueven los sueros intravenosos de vitaminas aseguran que pueden aumentar la energía, fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la piel, curar la resaca, quemar grasa, combatir el jet lag y curar una gran cantidad de otras dolencias menores.

En EE.UU., incluso existe un servicio donde un autobús va a tu casa para ofrecer infusiones como parte de un paquete para fiestas, para “curar” las resacas.

Los tratamientos pueden ser muy costosos. En Londres, oscilan entre los US$130 y los US$4.000.

Celebridades como Miley Cyrus, Cara Delevigne y Chrissy Teigen se han sumado a la creciente tendencia, publicando imágenes de sí mismas en las redes sociales conectadas a bolsas intravenosas.

Los riesgos

Pero ¿cuáles son los riegos? Y ¿funcionan estos tratamientos?

“Los tratamientos son cada vez más populares, particularmente como una solución rápida o una cura para la resaca, pero no hay evidencia de sus beneficios y potencialmente pueden ser peligrosos“, dice Marcela Fiuza de la Asociación Dietética Británica.

El principal peligro es una infección.

“Cada vez que ingresa algo en tu cuerpo por vía intravenosa corres el riesgo de contraer una infección en el lugar donde ingresa al torrente sanguíneo”, explica la nutricionista Sophie Medlin, quien en el pasado se especializó en alimentación intravenosa.

“En un entorno médico nunca inyectaríamos nada por vía intravenosa a menos que fuera absolutamente necesario”, dice Medlin.

“Simplemente no hay una justificación médica para administrar la nutrición por vía intravenosa en ningún caso que no sea la insuficiencia intestinal, porque los riesgos son muy altos”.

Por lo general los médicos piden un historial médico completo a un paciente al que se le inyectará algo por vía intravenosa.

La infusión de vitaminas podría poner al hígado y a los riñones bajo estrés, y realizar el tratamiento sin examinar primero el funcionamiento del hígado y los riñones está prohibido por el Instituto Nacional para la Excelencia Clínica de Reino Unido (NICE, por sus siglas en inglés).

“La mayoría de las clínicas que conozco que ofrecen tratamientos de vitaminas por vía intravenosa no realizan estos chequeos“, advierte Medlin.

El contenido de la bolsa de fluidos varía alrededor del mundo. En Taipéi, los clientes pueden ver un menú y elegir qué tipo de vitaminas desean incluir. En Nueva Delhi, pueden optar entre entre bolsas llamadas “Básico” o “Sedienta” para la hidratación, o tratamientos para la piel llamadas “Despierta” o “Encendida”.

Incluso hay un tratamiento llamado “Magic Markle”, inspirado en la esposa del príncipe Harry de Inglaterra, Meghan Markle.

En Londres, además de los tratamientos de desintoxicación y belleza, un salón ofrece uno para mejorar tu estado de ánimo.

Hace unos años se hizo viral una imagen de estudiantes de secundaria en Hubei, China, en una clase, enganchados a goteos intravenosos de vitaminas para aumentar sus posibilidades en los exámenes de ingreso a la universidad.

La escuela de los jóvenes explicó que los estudiantes se habían ofrecido a tomar aminoácidos, pero como la enfermería de la escuela no daba abasto por la demanda, llevaron sus bolsas intravenosas a sus clases, donde podían continuar estudiando.

Medlin se muestra sorprendida por esto: dice que los goteos nunca deben administrarse fuera de un entorno clínico cuidadosamente controlado.

¿Y por qué arriesgar una posible infección cuando nuestro intestino es excelente para absorber las vitaminas y los minerales que necesitamos?

Para la mayoría de las personas, una dieta saludable y equilibrada (y en algunos casos un suplemento de vitamina oral) es suficiente para proporcionar todas las vitaminas que necesitas, dice Fiuza.

El uso de goteos por vía intravenosa significa que “las personas podrían estar recibiendo, sin saberlo, cantidades excesivas de nutrientes que pueden tener implicaciones para su salud, especialmente para los que realizan el tratamiento regularmente y quienes padecen enfermedades (conocidas o desconocidas)”, advierte.


¿Quién necesita suplementos vitamínicos?

Ciertos grupos en riesgo de deficiencias deben usar suplementos:

• Todas las mujeres embarazadas y lactantes deben tomar suplementos de vitamina D

• Se recomienda que las mujeres que intentan concebir y las mujeres en las primeras 12 semanas de su embarazo tomen suplementos de ácido fólico, lo que reduce el riesgo de defectos del tubo neural en su hijo, como la espina bífida.

• Las personas mayores de 65 años deben tomar suplementos de vitamina D

• Las personas con piel más oscura y las personas que no están expuestas a mucho sol deben tomar suplementos de vitamina D

• Todos los niños de seis meses a cinco años deben recibir un suplemento que contenga vitaminas A, C y D

• Tu médico también puede recomendar suplementos si los necesitas para curar una afección médica

• Si no estás dentro de estos grupos y compras suplementos vitamínicos es probable que estés gastando tu dinero en cantidades excedentes de vitaminas que ya has obtenido a través de su dieta.

Fuente: Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS)


Lisa Rogers, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cree que las personas están siendo demasiado entusiastas en su ingesta de vitaminas adicionales.

“Piensan que les dará una cierta ventaja. Las personas solo necesitan vitaminas en pequeñas cantidades y solo en el caso de tener una deficiencia vale la pena considerar tomar suplementos adicionales”, asegura.

La alimentación forzada de vitaminas en las venas a través de un goteo podría incluso poner a las personas en riesgo de una posible sobredosis, dice Medlin.

“Los goteos intravenosos inyectan vitaminas en nuestro torrente sanguíneo de manera forzada. Probablemente excretaremos al menos el 90% de lo que está ingresando, por lo que en realidad los beneficios son mínimos, si es que los hay, y los riesgos superan enormemente a los beneficios”, dice.

Incluso si no surgen complicaciones por inyectarse con vitaminas, Medlin resalta que, en última instancia, “estarás produciendo una orina muy costosa. Es literalmente tirar dinero por el inodoro“.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=s1V3xOL23Zg&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=zvlHBfSBcKk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.