Ciudadanos obligan a partidos a regresar el financiamiento público
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro / Archivo

Ciudadanos obligan a partidos a regresar el financiamiento público

La exigencia ciudadana #PartidosDenNuestroDinero y una petición en Change.org, que ya rebasa el millón 700 mil firmas, cimbró a la clase política mexicana que ha reaccionado con titubeos y regateo del dinero público.
Cuartoscuro / Archivo
Por Joel Aguirre A. y Francisco Sandoval
23 de septiembre, 2017
Comparte

Como en 1985 después de la tragedia, los ciudadanos tomaron las calles luego del temblor de 7.1 grados que golpeó la Ciudad de México y la región sur del país. Pero a diferencia de aquel año, ahora la ciudadanía también tomó por asalto las redes sociales, no sólo para organizar un rescate o reunir comida, sino también le exigió a la clase política mexicana renunciar a sus prerrogativas presupuestales y destinar parte de sus recursos para la reconstrucción y el auxilio de los damnificados.

Una vía fue la plataforma change.org, en el que casi dos millones de personas se sumaron a la exigencia de que los partidos regresaran el financiamiento público. La solicitud obligó a los dirigentes de los partidos políticos a acercarse al Instituto Nacional Electoral (INE) para explorar cómo podían devolver al menos parte del financiamiento público.

La presión fue tal que en el mismo INE, encabezado por Lorenzo Córdova, se debieron buscar alternativas jurídicas para buscar opciones legales para la devolución.

Pronto empezaron a darse resultados. El PRI ofreció devolver el 25% del financiamiento. Morena habló del 50%. El Frente Opositor (PAN, PRD y MC) subieron al 100%, propuesta a la que se sumó Andrés Manuel López Obrador.

La decisión de los partidos viene de atrás.

El temblor del 19 de septiembre detonó lo que ya se hablaba en los propios partidos. Morena, por ejemplo, había hablado desde el sismo del 7 de septiembre de donar el 20 por ciento de las prerrogativas del partido para los damnificados.

Funcionarios del INE reconocieron que había existido un acercamiento con líderes de estas organizaciones para hablar del tema y analizar las alternativas existentes. Aseguraron que no podía ser una decisión de este instituto que solamente hace un cálculo a partir de lo que dice la ley. De acuerdo con el INE, los partidos no pueden hacer donaciones o un gasto ajeno a su objetivo electoral y aseguran que debe existir un acuerdo común entre los partidos para hacerlo y determinar cuál será la ruta.

“Obviamente se tiene que involucrar a la Secretaría de Hacienda porque son quienes al final determinan el destino de los recursos”, dijo uno de los funcionarios consultados y señaló que una ruta posible es que los partidos renuncien al porcentaje que se defina de prerrogativas y que entonces la SHCP elimine ese presupuesto para destinarlo a los damnificados.

En un video difundido a través de sus redes sociales este 21 de septiembre, Lorenzo Córdova explicó que dada la situación de emergencia derivada de los sismos recientes y frente a las diversas opiniones de la sociedad, “el INE considera que sí existen mecanismos jurídicos viables para que puedan destinar los recursos que reciban del Estado para apoyar a los damnificados de los sismos”.

El presidente del INE, manifestó que todos los representantes de los partidos políticos, “sin excepción, me manifestaron su disposición para apoyar en ese sentido” y “acordamos que el INE entraría en comunicación con las autoridades competentes para concretar esa intención”.

“El INE les ha sugerido a los partidos políticos una ruta legal para que ello ocurra, pero seguimos trabajando para explorar otras modalidades legales posibles. Ahora, una vez que esa ruta está abierta, y que el INE ha manifestado la posibilidad en ese sentido, les corresponde a los partidos políticos actuar en consecuencia”, concluyó Córdova.

Pero el acuerdo de los partidos políticos no se ha concretado en los hechos y apenas están en la etapa de las ofertas públicas. Mientras el dirigente de Morena Andrés Manuel López Obrador incrementó a 100 por ciento el monto de lo que desean donar a través de un fideicomiso administrado por “periodistas e intelectuales honestos” para no entregarlo a “los corruptos de Hacienda”, el dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, se sostuvo en el 25 por ciento propuesto a través de la Secretaría de Hacienda —esto luego de mantener reuniones con consejeros del INE y funcionarios de Hacienda.

Por su parte, el llamado Frente Opositor ofreció el 100% de los recursos y prometió sostenerse con aportaciones de los militantes. La dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, se había expresado en twitter y sostenía que el partido “reafirma su compromiso con la gente: partidos debemos destinar recursos ante esta emergencia. Sin lucro político, ayudemos a México”.

Barrales no especificó exactamente cómo sería ese mecanismo para “destinar recursos”. Consultada para que explique cómo están pensando concretar la ayuda a los damnificados mediante parte de los recursos del partido, la dirigente del PRD no se mostró muy convencida con los mecanismos propuestos hasta ahora por el INE y el PRI.

“Nosotros hemos dicho desde hace ya bastantes meses que estamos de acuerdo en que se revise el financiamiento a los partidos, se disminuya, se busque la manera de que esto no les cueste a los ciudadanos en general, que se vincule con una votación; eso es en circunstancias ordinarias, normales”, dijo Alejandra Barrales.

Y propuso se actúe en dos momentos. Uno: “Que se abra un fondo para la reconstrucción de viviendas de los damnificados de esta emergencia, eso es lo más sólido jurídicamente. El gobierno ha dicho que tiene el recurso para atender esta contingencia, y creemos que es ahí en donde se podría destinar de manera legal y con toda la solidez jurídica que esto requiere”.

Y dos: “Platicada con el presidente del INE, es que se explore la posibilidad de revisar, con base en los reglamentos, si hoy es posible darles este destino a los recursos. No estamos tan convencidos de que esa sea la mejor alternativa jurídica, y esto no quiere decir que no estemos en la voluntad de apoyar, lo que es importante es ser cuidadosos de no reaccionar de tal forma que se pueda sentar un precedente que después pueda ser delicado, facultar a un órgano como el INE, que no tiene facultades para disponer, dirigir o cambiar el destino de recursos, y darle esta facultad como un precedente”.

Por otro lado, el dirigente de Morena en la Ciudad de México, Martí Batres, aseguró que el Consejo de su partido buscaría “los mecanismos administrativos” para destinar los recursos. “Habiendo una emergencia como la que hay, es más fácil que se sensibilicen los órganos burocráticos. Hay un reclamo ciudadano, hay un reclamo social, hay que responder positivamente a este reclamo”.

“Una tragedia es una excepción. Aún como en un hecho de esta naturaleza y, además, tomando en cuenta la exigencia social, debe haber una buena respuesta por parte de todas las instituciones. Vamos a ver con precisión en qué va a consistir la propuesta para ayudar a los damnificados. Cuál es el método que se va a seguir, el procedimiento, todo eso”, sostiene Batres, insistiendo que “todos podemos ayudar; no podemos tener argumentos burocráticos frente a las grandes exigencias de solidaridad humana”.

El 20 de septiembre, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, difundió un comunicado donde dijo que “el PAN está dispuesto a apoyar de todas las formas posibles a los afectados por esta tragedia”.

“Consideramos que es positiva la reducción de los recursos destinados a los partidos y su canalización inmediata hacia las tareas de reconstrucción. Pero no debe haber lugar para el oportunismo político”.

Con la etiqueta #PartidosDenNuestroDinero, la presión social en las redes sociales logró abrir el debate para que los partidos políticos destinen parte de sus recursos a una sociedad lastimada por los sismos, pero en los hechos siguen pendientes los acuerdos que permitirían el flujo de recursos.

Funcionarios del INE consultados aseguran que ahora el problema será ponerse de acuerdo para establecer los mecanismos de vigilancia, si se hace mediante la Secretaría de Hacienda o a través de un fideicomiso.

“El INE estaba buscando un mecanismo ordenado, donde todos participaran, con claridad de reglas. Pero los partidos, especialmente Morena y PRI, buscan quedarse con el liderazgo en el tema. Si su prioridad fuera la ayuda ordenada y estructurada, buscarían un acuerdo conjunto”, precisó un funcionario consultado del instituto electoral.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Entre el 30% y el 50% del agua en el mundo se obtiene de manera ilegal, según estudio

La agricultura consume alrededor del 70% del agua disponible en el planeta y la forma en la que la obtiene no siempre es legítima. 3,000 millones de personas no tienen acceso a servicios de agua potable seguros y solo el 10% del agua en el mundo se destina a los hogares.
EPA
15 de septiembre, 2020
Comparte

Puede sonar difícil de creer que entre el 30% y el 50% del agua en el mundo sea “robada”.

Como también parece sorprendente que el 70% de ese recurso sea destinado para la agricultura cuando casi un tercio de la población del planeta no tiene acceso a servicios potables.

Sin embargo, diferentes estudios y expertos señalan que eso es lo que ocurre.

El agua es “robada” o desviada y en lugar de abastecer a las poblaciones se dirige al negocio del agro, según explica a BBC Mundo Adam Loch, experto en el tema de la Universidad de Adelaide (Australia).

Pero el problema no termina ahí.

El planeta desecha la tercera parte de los alimentos que produce y eso hace más injusta esta desproporción en el uso que hacemos del agua, como comenta Richard Connor, responsable del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos.

“Es una desperdicio cuando se destina a la sobreproducción de comida”, señala a BBC Mundo.

El “gran robo”

La escasez de agua se agudizó por el cambio climático primero y después por la pandemia del coronavirus.

3.000 millones de personas no tienen acceso a redes de distribución, según la ONU, y el uso “desproporcionado” del recurso en rubros como la agricultura o la minería agrava el problema.

Represa

EPA
El agua se convirtió en un valioso recurso para la generación de electricidad.

Adam Loch señala que, a pesar de los vacíos jurídicos existentes alrededor de la propiedad y el valor del agua, se puede hablar de “robo” dado que existen actores dentro de este modelo de explotación que esquivan procedimientos legales a tal escala que entre el 30% y 50% del recurso se puede considerar sustraído.

Y en perjuicio de las poblaciones.

“Es difícil de precisar los porcentajes, pero sabemos que la agricultura es el mayor usuario a nivel mundial. Y encontramos que esa extracción o consumo en muchos casos se realiza sin que exista derecho legítimo“, explica el experto.

Loch, junto a un equipo de investigadores, publicó recientemente un ensayo titulado “Gran robo de agua”, publicado en la revista científica Nature.

En el trabajo sostienen que la incertidumbre y los cambios repentinos en el suministro de ese recurso aumentan las posibiidades de la ilegalidad de su uso.

“Por ejemplo, los períodos de sequía también pueden alterar las percepciones de las normas, la legitimidad y la equidad de las personas o entidades”, explica el investigador.

Loch añade que el fenómeno del robo del agua tiene un margen elevado de subregistro o directamente es minimizado por los estados.

Pone el ejemplo de la región andina sudamericana, donde no hay un adecuado control del consumo de los sistemas de riego y que puede ser un uso excesivo para maximizar las ganancias.

Zona árida en México

Reuters
Las regiones áridas y las que sufren largos periodos de sequía son un factor que impulsa a la extracción ilegal de agua.

Esta zona, compartida por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela produce plantaciones de alta demanda en el mercado mundial como la quinua que, a la vez, requieren altos niveles de agua después de la siembra.

Las dificultades

Para Richard Connor el concepto del “robo de agua” se puede utilizar, pero es necesario tomar en cuenta otras figuras.

“Se puede calificar así, pero también hablar de la pérdida del recurso”, explica.

El experto indica, como ejemplo, cuando el agua es desviada a través de canales artificiales o a través de tuberías.

“Cuando esto pasa es difícil de monitorear y determinar si se trata de robo”, explica.

Connor indica que existen muchas “áreas grises” con relación a las concesiones y a la propiedad como tal del agua.

“La agricultura usa enormes cantidades del recurso y puede ser usada de fuentes no permitidas como humedales, que se supone deben ser protegidos, pero también la aprovechan de los sistemas municipales legales”, indica.

Minas en Chile

Reuters
Actividades como la agricultura y la minería demandan grandes cantidades de agua.

El relator de Naciones Unidas explica que, en el mundo, se considera un bien común el agua que se encuentra en ríos, lagos, debajo de la tierra y otros espacios naturales, pero a la vez existen usuarios individuales y compañías que logran los derechos propietarios en determinadas regiones.

“Tratar de establecer quién es el dueño del agua es como buscar al dueño de la electricidad. Es bastante difícil de definir”, concluye.

Consecuencias

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que, se trate de robo, explotación o desvío, el uso desproporcional del agua afecta directamente a las poblaciones.

Y con mayor énfasis en las regiones que sufren largas sequías o que por condiciones socioeconómicas no tienen garantizados los servicios sanitarios y potables.

Solo el 10% del agua va para uso doméstico y la inmensa mayoría que va a la agricultura genera poco valor agregado para los productos internos brutos de los países”, indica Connor.

El experto añade que, si bien no hay productividad económica significativa en la distribución del recurso a los hogares, sí se generan beneficios sociales en diferentes áreas como la salud.

“Si la gente crece con acceso a agua potable, claro que repercute en menores costos futuros para los sistemas de salud”, afirma.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.