Viven del sueldo como líderes de partidos políticos, pero evitan pagar sus cuotas de militantes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Viven del sueldo como líderes de partidos políticos, pero evitan pagar sus cuotas de militantes

Los pagos de los líderes de los tres partidos más grandes son dispares, mientras que del resto no hay pago de cuotas registrado.
Especial
Por Ernesto Aroche Aguilar
12 de septiembre, 2017
Comparte

No importan las siglas ni el color o la ideología que los forme, a pesar de recibir un salario fijo de su partido, los dirigentes adeudan a sus institutos políticos las cuotas que deben pagar como militantes.

De los nueve dirigentes de partidos políticos con registro nacional solo tres han pagado cuotas partidistas en algún momento. Ricardo Anaya del PAN y Alejandra Barrales del PRD, han pagado cuotas pero no durante todo el tiempo que han ocupado cargos de dirección.

En el caso del priísta Enrique Ochoa la información que ofrece la página de transparencia del partido, y de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) es contradictoria entre sí, a pesar de que por ley tendría que ser la misma.

De acuerdo con la PNT, Ochoa Reza solo hizo un pago en enero de 2017 por 1,800 pesos. Mientras que la página de transparencia del partido reconoce pagos desde julio de 2016, cuando fue nombrado dirigente nacional del tricolor, hasta marzo de este año.

Según la información de la página, Ochoa Reza pagó durante el 2016 un total de 12 mil pesos de cuotas partidistas, mientras que en 2017 tiene registrados pagos por 5,400 pesos.

El partido señaló que el dirigente ha pagado sus cuotas hasta octubre de este año, y ofreció copias de los recibos para probarlo. Aseguró que la falta de información en la plataforma es una omisión en la actualización de los datos.

Leer: El PRI sí registró las cuotas de Ochoa en la Plataforma de Transparencia, aclara el partido

Según el Reglamento del Sistema Nacional de Cuotas del PRI, Ochoa Reza debe aportar el 3% de su ingreso mensual, esto significa que de su salario mensual de 74,136 pesos* le toca pagar por concepto de cuota partidista 2,224 pesos.

A medias en el PAN y el PRD

El panista Ricardo Anaya sólo aportó su cuota durante el tiempo que fue diputado federal. Datos que el PAN entregó a Animal Político muestran que pagó 32,012 pesos entre febrero y agosto de 2015. Después se olvidó del tema.

De acuerdo con los estatutos de ese partido sólo los militantes que ocupan un cargo de elección popular tienen una cuota mensual fija, el resto de los militantes, incluido el presidente pueden aportar voluntariamente una vez al año.

Durante 2016 y 2017 Anaya no ha aportado un solo peso a su partido, a pesar de que mensualmente recibe un salario de 80,492 pesos.

Animal Político buscó una entrevista con el Tesorero del PAN pero no fue atendida.

La perredista Alejandra Barrales ha aportado a su partido 109,786 pesos entre enero y junio de 2015, mientras ocupó una curul en el senado. Y 14,217 entre julio y diciembre de 2016, como dirigente nacional.

De acuerdo con información entregada por el PRD, en 2017 no ha pagado cuotas ni como presidenta ni como senadora, cargo al que regresó en marzo de este año.

Alejandra Barrales recibe cada mes un salario neto de 47,430 pesos, más su dieta mensual como senadora que es de 117,400 pesos.

Los estatutos del partido señalan que todos sus militantes deben pagar una cuota obligatoria anual de un día de salario mínimo, pero además en su calidad de legisladora está obligada a pagar una cuota extraordinaria, que corresponde al 15% de sus ingresos netos, y otra más en su calidad de dirigente partidista.

De acuerdo con Eloí Vázquez, subsecretario de Comunicación en el PRD, el cobro de la cuota como dirigente partidista se hace en automático al emitir su pago, pero dijo desconocer las razones por que no se reportaron las cuotas de 2017.

Los que no han dado un peso

En el resto de los partidos, a excepción del Partido del Trabajo que asegura que sus militantes no están obligados a pagar por pertenecer a ese instituto político, no hay registros públicos de que sus dirigentes paguen cuotas.

Ni Luis Castro Obregón dirigente de Nueva Alianza, quién mensualmente ingresa a su bolsillo 72,730 pesos; ni Dante Delgado de Movimiento Ciudadano quien tiene un salario registrado de 60 mil 179; ni Hugo Eric Flores Cervantes del Partido Encuentro Social que cada mes recibe un pago de 63,333 pesos, aparecen en los registros de militantes que han pagado cuotas a sus respectivos institutos políticos.

En sus estatutos, los tres institutos políticos obligan a que sus militantes contribuyan con el pago de cuotas. Nueva Alianza y Encuentro Social establecen ese pago como una de las condiciones para ser designado dirigente de esos institutos políticos.

En el Partido Verde Ecologista de México la falta de pago de cuotas involucra a todo el Comité Ejecutivo Nacional, según reconoció ese instituto a una solicitud de información que presentó Animal Político.

La respuesta a la letra dice: “se le informa que de 2015 a la fecha no se han recibido aportaciones ordinarias y/o extraordinarias realizadas por integrantes del Comité Directivo Nacional”.

Sin información

Un caso de excepción es el Morena, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, y por lo que recibe una remuneración de 50 mil pesos mensuales.

Este es el único partido de los nueve con registro nacional que no ofrece información al respecto.

De hecho ofrece muy poca información en su página o en la Plataforma Nacional de Transparencia. En la reciente Verificación del cumplimiento de las Obligaciones de Transparencia fue el partido con la peor calificación, apenas 8.94 puntos sobre 100 posibles.

De lo poco que se puede conocer de ese instituto político es que, de acuerdo con sus estatutos, sí pueden recibir financiamiento de sus militantes, pero no dice si este debe ser periódico o cuál será el mecanismo para recibirlo.

*El dato se obtuvo de restar el monto mensual de remuneración total menos impuestos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El gigantesco cráter que apareció en Siberia y que asombra a los científicos

Recientemente, un equipo de la televisión local descubrió uno nuevo de forma accidental que se cree tiene unos 50 metros de profundidad.
10 de septiembre, 2020
Comparte
cráter

Getty Images
Los cráteres comenzaron a aparecer en 2014.

Desde que aparecieron por primera vez en 2014 han causado fascinación y temores dentro y fuera de Siberia.

Se trata de unos cráteres inmensos que se abren de forma abrupta en la superficie en este vasto territorio de Rusia.

Recientemente, un equipo de la televisión local descubrió uno nuevo de forma accidental que se cree que tiene unos 50 metros de profundidad.

Luego, un grupo de científicos realizó una expedición para examinar el gran agujero en forma de cilindro y no pudieron contener el asombro.

“Lo que vimos hoy es sorprendente por su tamaño y grandeza. Son las fuerzas colosales de la naturaleza las que crean tales objetos”, dijo al diario Siberian Times Evgeny Chuvilin, investigador principal del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo que participó en la expedición científica.

De acuerdo con la prensa local, se trata del “más impresionante” de los 17 cráteres que han aparecido en esta región en los últimos años y que se cree que son causados por la acumulación de gas metano debajo del hielo de la superficie.

“Este objeto es único. Contiene mucha información científica adicional, que aún no estoy listo para divulgar”, dijo el geólogo Vasily Bogoyavlensky, del Instituto Ruso de Investigación de Petróleo y Gas en Moscú a la televisora Vesti Yamal.

¿De qué se trata?

Según un reporte del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo, estos agujeros son llamados hidrolacolitos y comenzaron a aparecer en esta zona en 2014 como consecuencia del derretimiento del permafrost (la capa de suelo permanentemente congelado —pero no permanentemente cubierto de hielo o nieve— de las regiones muy frías o periglaciares, como la tundra siberiana).

Bogoyavlensky explicó a la televisora que los cráteres aparecen porque “se forman cavidades saturadas de gas en el permafrost” y luego, producto el derretimiento del hielo de la superficie, son liberados a la atmósfera.

“En un sentido literal, es un espacio vacío lleno de gas a alta presión y se forma cuando la capa de hielo de la cobertura se distiende “, dijo.

siberia

Getty Images
Hay reportes de unos 17 cráteres de este tipo en Siberia.

De acuerdo con Siberian Times, en muchas ocasiones, el surgimiento de estos cráteres está asociado a grande explosiones, por el gas que escapa de las profundidades.

Bogoyavlensky consideró que las actividades humanas, como la extracción de gas de las vastas reservas de Yamal y el cambio climático podrían ser dos factores detrás de sus apariciones.

Una puerta al pasado

Estos cráteres, según medios rusos, representan una rara ocasión de mirar al mismo tiempo al pasado, al presente y al futuro.

Las capas de sedimento expuestas revelan cómo fue el clima en la región durante 200.000 años, un registro geológico que puede ayudar a comprender cómo será en el futuro la adaptación de la región al calentamiento global.

Y al mismo tiempo, un potencial crecimiento del cráter puede ser un indicador inmediato del creciente impacto del cambio climático en el permafrost.

Cráter de Batagaika

Getty Images
En algunos cráteres descubiertos con anterioridad, como el Batagaika., la pared ha crecido un promedio de 10 metros al año. Pero en años de mayor temperatura el incremento ha sido de hasta 30 metros.

Según explicó con anterioridad a la BBC Julian Murton, profesor de Ciencia del Permafrost en la Universidad de Sussex en Inglaterra, el proceso que llevó a la exposición de estos cráteres se inició en la década del 60.

La rápida deforestación en la zona implicó que en los meses de verano el terreno dejó de estar protegido por la sombra de los árboles.

Los rayos del sol calentaron el terreno y el proceso se aceleró ante la falta de transpiración vegetal, que habría disminuido la temperatura del suelo.

“Esta combinación de menos sombra y transpiración llevó a un calentamiento de la superficie”, explicó Murton.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.