Puebla: albergues improvisados y miedo a rapiña mantienen a damnificados durmiendo en las calles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ernesto Aroche

Puebla: albergues improvisados y miedo a rapiña mantienen a damnificados durmiendo en las calles

Los afectados temen perder lo poco que salvaron tras el sismo, por lo que duermen en la calle a unos metros de sus casas; otros no van a albergues pues están lejos o son improvisados.
Ernesto Aroche
Por Ernesto Aroche
27 de septiembre, 2017
Comparte

A una semana del sismo de magnitud 7.1, en varias zonas de Puebla, los damnificados siguen durmiendo en las calles, cerca de sus casas por temor a la rapiña. Además de que son pocos los albergues habilitados. 

Natalia Cereso construyó un pequeño refugio con bolsas negras y unas lonas recicladas a un lado de la casa que habitaba en la esquina de la Segunda de Progreso y Leopoldo Gavito, en la junta auxiliar de Metepec, en el municipio de Atlixco.

Desde ahí vigila sus pertenencias. No le falta el alimento gracias a las donaciones de víveres que han llegado a Puebla. Solo espera que la gente del gobierno federal la visite para agregar su vivienda al censo de casas dañadas para después comenzar la reconstrucción.

Cerca de ahí, en el Campo Deportivo Metepec se instaló, hace apenas dos días aseguran los vecinos, un albergue, casi igual de improvisado que el refugio de Natalia.

Seis tiendas de campaña instaladas a la mitad de un campo de futbol dan cabida solo a cuatro familias, cuando en Metepec se estima que el 80 % de las viviendas sufrieron algún tipo de daño o de plano se derrumbaron.

“Mire – dice cuando se le pregunta porqué no acudió al albergue que está cruzando la calle –, si nosotros nos vamos, pues no vemos nuestras pertenecías. Yo saqué todas mis cosas pero están ahí en el patio, y pueden entrar a robar, porque ya han estado robando, por eso es que yo me quedo acá”, señala Natalia.

damnificados

Albergue en Metepec.

Leer más: En Metepec, Puebla, habrá que empezar de cero después del sismo.

Dice que para evitar la rapiña algunos vecinos se han organizado para hacer rondines por la noche, pues a los pocos días del sismo detuvieron a dos personas.

Natalia Cereso no es la única que duerme frente a su casa. Sobre las calles que tienen camellón varias familias han instalado tiendas de campaña o tendidos improvisados que los resguardan del sol y la noche, aunque han tenido que lidiar con la lluvia.

Coral Ortiz y su familia también viven sobre el camellón que se ubica en la Segunda de Benito Juárez, su casa está “chueca” y teme que se venga abajo, aunque hasta el momento nadie les ha dado un dictamen o explicado qué pasará con la vivienda.

“El otro día pasó alguien del gobierno, nomás se asomó y nos dijo, que lo esperáramos y se fue, y ya no regresó”, añade.

damnificados

En las calles en las que no hay camellón, las familias están en la calle o han tapado con hules las pertenencias que salvaron del temblor que afectó Puebla, Morelos, Estado de México y la Ciudad de México.

El gobierno del estado dice que tiene habilitados 21 albergues para atender a los 112 municipios que la Secretaría de Gobernación federal registró con daños tras el sismo.

En ciudades como Atlixco, en la que el impacto principal fue en los inmuebles del centro histórico hay dos albergues que atienden en este momento a no más de 100 personas, según el recorrido que hizo Animal Político.

Mientras que comunidades como Alpanocan, Santa Cruz y Tecuanipan que estiman daños en el 80, 70 y 50% de las viviendas no hay uno solo.

Leer más: San Antonio Alpanocan, comunidad llena de ayuda ciudadana y sin apoyo del gobierno tras el sismo.

El más cercano se ubica en Tochimilco, cabecera municipal de esas comunidades, en la escuela Jaime Torres Bodet, la cual tendrá que ser reconstruida prácticamente desde sus cimientos.

Aunque el DIF estatal lo tiene registrado como albergue, en la práctica solo funciona como centro de acopio para la región, “nadie se quiere venir para acá, vea nomás como están los salones, no quieren dormir ahí”, cuenta la gente que atiende el lugar.

“Sí, nos ofrecieron albergar a la gente ahí –dice José Isabel Torres, presidente auxiliar de Tecuanipan, una comunidad de 2 mil 500 personas que viven a las faldas del Popocatepetl— pero nadie se quiere ir hasta Tochimilco. Hay temor de que pierdan sus cositas, lo que salvaron del temblor. Luego hay rapiña”, dice.

damnificados

Tecuanipan está a media hora en auto de Tochimilco, y para llegar al albergue, que está a la entrada del pueblo, el recorrido puede tomar 40 minutos.

Los damnificados en esa comunidad están durmiendo en lo que quedó de sus casas, o con familiares y amigos, y como en todas las comunidades afectadas de Puebla están a la espera de que empiece la reconstrucción.

Sin datos sobre damnificados

De acuerdo con el gobierno que encabeza Antonio Gali Fayad son 12 mil los inmuebles afectados, de los cuales 2600 tendrán que ser demolidos.

Del total de inmuebles afectados más de 200 son iglesias; 1,000 son escuelas aunque solo 35 serán demolidas y reconstruidas; 16 hospitales tienen daños y dos tuvieron que ser evacuados. Mientras que el Sistema Estatal DIF tiene registradas a 980 personas en albergues.

Animal Político pidió al gobierno de Puebla el número de damnificados, pero tras consultar con varias dependencias no se consiguió el dato oficial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

El hombre que vio morir en una semana a sus padres y a un hermano que rechazaron la vacuna contra COVID

El dolor de perder a tres familiares impulsa a Francis Gonçalves a alertar a otros sobre los riesgos de la desinformación en torno a las vacunas.
Cuartoscuro
14 de agosto, 2021
Comparte

Francis Gonçalves, quien reside en Gales, Reino Unido, utiliza el dolor de perder a su madre, su padre y un hermano como impulso para advertir a otros sobre los riesgos de no vacunarse contra la covid-19.

Los tres vivían en Portugal y decidieron no vacunarse, influenciados por noticias falsas sobre supuestos riesgos de la inmunización que no tienen base científica.

En julio, los tres murieron en el curso de una semana por complicaciones de la covid, que parecen haber contraído durante un evento familiar.

“Ellos no aprovecharon la oportunidad para vacunarse porque tenían miedo. Mis padres tenían problemas de salud crónicos, pero deberían haberse vacunado. Hubo tanta confusión sobre este tema”, relató Gonçalves.

“Sé que muchas personas eligen no recibir la vacuna. Pero deberían intentar ver el problema desde otra perspectiva y preguntarse, por ejemplo, ¿por qué alguien administraría estas dosis si fueran dañinas?”

“Siento empatía por estas personas, se preguntan si están haciendo lo correcto. Pero toda la propaganda contra las vacunas está perjudicando a nuestras familias y tiene que detenerse“.

Para empeorar el dolor de Gonçalves, éste no pudo viajar a Portugal debido a las restricciones británicas por la pandemia.

Mientras Gonçalves permanecía en Reino Unido, su padre Basil, de 73 años, su madre Charmagne, de 65, y su hermano Shaul, de 40, fueron hospitalizados y su salud se deterioró rápidamente.

Su hermano murió el 17 de julio, seguido por su padre tres días después. Su madre sucumbió a la covid-19 el 24 de julio.

Gonçalves aseguró que los mensajes de apoyo de amigos y familiares le están ayudando a enfrentar este inmenso dolor.

“No creo que vaya a ser fácil por mucho tiempo”, señaló.

“Pero la gente me busca para ofrecer su pésame”.

“No ha habido un día en el que alguien no me haya contactado. Esto realmente me ha ayudado”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.