El costo, un obstáculo para no asegurar inmuebles: solo 4.5% tienen protección contra desastres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

El costo, un obstáculo para no asegurar inmuebles: solo 4.5% tienen protección contra desastres

El patrimonio de toda la vida se esfumó y ahora “hay que empezar de cero”, dice César. Cuando se le pregunta si su casa tenía seguro por catástrofes responde inmediatamente que no. “Nadie me dijo”, y tampoco se planteó la posibilidad de contratarlo.
Foto: Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
28 de septiembre, 2017
Comparte

En 1987, Cuando César Villareal tenía 46 años, un vecino le ofreció su casa en venta. “Era una buena oportunidad y la compré”, cuenta. El inmueble en la colonia Barrio Los Reyes en la delegación Tláhuac se convirtió en su hogar durante estos años junto a su esposa María y sus siete hijos.

La casa aparentemente resistió el sismo de 7.1 ocurrido el 19 de septiembre pasado, pero don César, de 76 años, temía que las cuarteaduras de la casa afectara la estructura, por eso solicitó una inspección a Protección Civil. Un día después, tuvo que abandonar su vivienda porque ya era inhabitable, según le explicaron los inspectores.

Apenas pudo sacar sus muebles, que amontonó en la casa de una de sus hijas. Aunque no sabe cuándo será demolida, confía en que el gobierno capitalino o federal lo apoye con material o mano de obra para levantar un inmueble “sencillo” en el que solo viva él y su esposa de 78 años.

El patrimonio de toda la vida se esfumó y ahora “hay que empezar de cero”, dice César. Cuando se le pregunta si su casa tenía seguro por catástrofes responde inmediatamente que no. “Nadie me dijo”, y tampoco se planteó la posibilidad de contratarlo porque nunca imaginó que un sismo como el ocurrido a la semana pasada podría afectar su casa.

El caso de César es muy común, porque solo 4.5% de los inmuebles en el país cuentan con un seguro, según cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). ¿La razón? El costo, según concluye la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Por ejemplo, sólo para una vivienda en la Ciudad de México de 180 metros cuadrados, con valor de un millón de pesos y contenidos (bienes) por 500 mil pesos, existen seguros en el mercado que van de 2 mil 900 pesos hasta 6 mil pesos de prima anual, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Esta cifra hubiese sido un gasto considerable para don César que con su trabajo en la feria, encargado de los juegos mecánicos debía mantener un hogar con siete hijos.

Después del sismo, 500 inmuebles resultaron tan severamente dañados que serán demolidos, según informó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Aunque el mandatario local ha dicho que la respuesta a quienes perdieron su hogar pasará por acuerdos con las aseguradoras, no ha informado cuántos de los edificios colapsados durante el sismo y los que serán demolidos debido a las afectaciones, tenían seguro contra riesgos.

Sin embargo, esa cifra será mínima. De acuerdo con Alejandro Kuri, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), la poca contratación de seguros para la casa es un “fenómeno generalizado” porque “no hay cultura del seguro”.

Aunque la contratación de un seguro es obligatorio cuando la casa está hipotecada, después de pagarla, en la mayoría de los casos las familias deciden cancelarlo, dice Kuri en entrevista.

Esto tiene una clara evidencia en números: en México, 54 millones de adultos no cuentan con ningún seguro, una cifra “alarmante” porque en caso de un imprevisto, las personas no tienen una protección financiera que les ayude a afrontar alguna emergencia o pérdida, asegura la Condusef.

En el caso de don César, su única opción es que sus hijos puedan apoyarlo para reconstruir su hogar, pero mucho más modesto al que tenía, pese a que esa casa era el patrimonio de toda su vida de trabajo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Getty Images

Cómo es crecer en una ciudad donde todo el año es Navidad

Para los residentes de Polo Norte, en Alaska, Navidad es algo que sucede todo el año. ¿Qué se siente vivir en una ciudad tan peculiar?
Getty Images
8 de diciembre, 2021
Comparte

¿Sabes cómo ir hasta la casa de Santa Claus?

Sí. Ve derecho por la calle Santa Claus (obvio). Luego gira a la derecha en la calle San Nicolás, justo donde está la hamburguesería Wendy.

Puede que estas no sean las indicaciones más comunes, pero, Polo Norte, en Alaska, tampoco es una ciudad común.

Si no pregúntale a Cody Meyer, un joven de 21 años que se crió en Polo Norte, y ahora trabaja en la Casa de Santa Claus.

Eso sí, no lo llames elfo. Ya bastante problemas tiene cuando le toca explicar de dónde es cuando conoce a gente nueva por internet.

“Por lo general es: ‘¡Oh Dios, eres del Polo Norte! ¿Estás bromeando?'”, le cuenta Meyer a la BBC.

“La gente me pregunta: ‘¿Es una ciudad de verdad?’ Y entonces les tengo que mostrar en Google. Sí, es una ciudad real”.

Estatua gigante de Santa Claus en Polo Norte

Getty Images
En Polo Norte se encuentra la escultura de fibra de vidrio de Santa Claus más grande del mundo.

La pequeña ciudad llamada Polo Norte -con una población de 2. mil 17 personas- está a 2.7 km del Polo Norte geográfico.

Aún así, encontrarás renos pastando en los bordes de la calle Muñeco de Nieve y velas por donde quiera que vayas y, naturalmente, la estatua de fibra de vidrio de Papá Noel más grande del mundo.

Polo Norte está a un par de horas al sur del de Círculo Ártico. Es una atracción turística popular y, por supuesto, el destino de cualquier carta que llegue al servicio postal estadounidense con la dirección: “Santa Claus, Polo Norte”.

Un equipo de voluntarios responde estas cartas cerca de la Base de la Fuerza Aérea Eielson. Lo hacen para darle a Santa un poco de descanso, como te imaginarás.

“Santa es un hombre muy ocupado, así que estoy seguro de que aprecia nuestra ayuda”, dice Mitzi Wilcox, quien está en la base de Polo Norte desde hace dos años.

Según cuenta, se trata de una experiencia única: “¿Cuánta gente puede decir que vive en Polo Norte? Nosotros respondemos las cartas de niños de todo el mundo”.

“Recuerdo cuando yo le escribía cartas a Santa y me puedo imaginar lo contenta que me hubiera puesto si él me hubiese respondido”.

Mitzi Wilcox

BBC
Mitzi Wilcox se encarga de responder las cartas de todo el mundo que llegan con pedidos para Santa Claus.

En esta época del año, no hay mucha luz en la ciudad.

“Por lo general el sol sale a eso de las 11:00 am o 12:00 pm en el momento más oscuro del invierno”, explica Meyer. “Luego se pone a eso de las 3:00 pm. Así que tienes unas cuatro (horas de sol)”.

“Se recomiendan luces que imitan la luz solar y vitaminas por la falta de sol”, explica Wilcox.

¿Y el frío? En este sitio las temperaturas pueden bajar hasta -25°C en diciembre.

“Yo me pongo muchas capas”, dice. Y agrega: “El invierno puede parecer largo, pero al estar tan al norte, podemos ver la aurora boreal”.

Aurora boreal

Getty Images
Una de las ventajas de vivir tan al norte, es que se puede ver la aurora boreal.

¿Cómo es entonces una salida nocturna en Polo Norte? Según Meyer, disfrutar del aire libre ayuda.

“Hacemos snowboarding”, dice. Y también otras actividades como pescar en el hielo, añade.

¿Pero no aburre un poco vivir todo el tiempo como si fuera Navidad?

Dos años en Polo Norte no han mermado el entusiasmo que Wilcox siente por las fiestas: “La Navidad es mi época favorita del año”.

¿Y Meyer? ¿No ha sentido el deseo de abandonar la Casa de Santa y marcharse al sur? No.

“Me encanta”, nos dice. “Probablemente me quede aquí por un tiempo muy largo, sino toda mi vida”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

https://www.youtube.com/watch?v=gHjW1l0Dk1g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.