El sismo destruyó su techo, hoy habitantes de Oaxaca piden lonas para sobrevivir a las lluvias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Juan Pablo Mayorga

El sismo destruyó su techo, hoy habitantes de Oaxaca piden lonas para sobrevivir a las lluvias

Luego del sismo de 8.2 el pasado 7 de septiembre, la gente en poblados de Oaxaca vive en la calle y urgen lonas para cubrirse de la lluvia.
Juan Pablo Mayorga
Por Juan Pablo Mayorga
27 de septiembre, 2017
Comparte

A más de dos semanas del terremoto de 8.1 grados Richter que devastó el Istmo de Tehuantepec, las lonas se han convertido en un artículo de primera necesidad para los damnificados en esta región. Sin embargo, escasean.

Habitantes de las comunidades de Unión Hidalgo, Chicapa de Castro y San Dionisio del Mar, ubicadas en la zona oaxaqueña del Istmo, explicaron que prefieren permanecer fuera de sus casas ante la presencia constante de sismos en la región.

Pero lo que ha complicado la situación son las lluvias de la temporada que hacen imposible estar al aire libre. Por ello, se  han visto obligados a superar el miedo y permanecer en sus casas, muchas de las cuales quedaron dañadas (en algunos casos severamente) el pasado 7 de septiembre.

En estos casos, las lonas permiten tender una cubierta ligera en los amplios patios que caracterizan las casas en la zona, con lo que la gente puede continuar su rutina sin la amenaza de que un techo caiga sobre sus cabezas. Las lonas son versátiles y fáciles de instalar. El problema es que sólo unos pocos cuentan con ellas.

Si tuviera una lona, Rosalba Gallegos podría recubrir con ella el techo de palma del único cuarto de su casa que quedó en pie tras el terremoto, y así tender los catres y dormir dentro.

“Con la lluvia no podemos quedarnos aquí, porque el techo de palma gotea”, explicó Rosalba, quien desde el 7 de septiembre duerme con su esposo e hija dentro de su auto, “como sardinas”, en medio del calor tropical. “Nos hace falta lona”, dijo.

El subteniente Lobo es uno de los oficiales que coordinan toda la operación humanitaria de la Marina en San Dionisio. Entre sus actividades está recorrer el pueblo repartiendo los víveres racionados, incluidas las lonas que llegan a cuentagotas.

“Solo nos han llegado 15”, dijo al entregar una lona a Doña Aurora, una anciana que vive hacinada con su esposo, sus pollos y sus pocas pertenencias en un cuarto con techo de lámina. “Le estamos dando prioridad a la gente que lo perdió todo”, afirma.

En Chicapa, el maestro jubilado Herman Medrano espera noticias de los apoyos para la reconstrucción en el patio de su casa, bajo un árbol de tamarindo, junto con otras ocho personas de su familia y vecinos. Hasta ahí sacaron los colchones y hamacas para dormir, pero cuando llueve no tienen otra opción.

“Nos arriesgamos y dormimos ahí”, explica señalando una tejavana de asbesto en la orilla de su casa. Herman es diabético y también padece del corazón, por lo que no le gustan los sobresaltos. Su esposa sufre de la presión arterial. Si tuvieran una lona, dormirían tranquilos fuera de su casa.

Rosario Robles, Secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano, ha utilizado redes sociales para pedir a la población que ayude a Oaxaca donando lonas. No ha informado cuántas ya entregó o donará el gobierno federal.

En manos de los ciudadanos

 La asociación civil Mexiquemos coordinará un acopio y entrega directa a las comunidades afectadas del Istmo de Oaxaca, considerando  los siguientes materiales:
– Lonas (pueden ser publicitarias y/o usadas)
– Carpas o toldos
– Casas de campaña
– Catres (altos, para usar en lluvia)
– Colchonetas y/o mantas
– Rafia
– Mecate
– Cobijas
– Impermeables
– Botas de lluvia para niños y adultos
– Lámparas de mano recargables
– Baterías de todo tipo
– Hamacas
Las donaciones deben ir rotuladas como material para el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, o a nombre de Mexiquemos A.C.
Centros de acopio en la CDMX:
1.- Huerto Roma Verde
Encargada: Io
24 horas
2. Centro de Acopio Parque España
Av. Nuevo León esq. Parque España col. Condesa (frente al Plaza Condesa)
Encargados: Felipe y/o Gabi
24 horas
Plaza de la Conchita 37B, entre Vallarta y Fernández Leal
Encargados: Gregoria, Carlos y Lorenza
9am a 7pm

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las cosas que podemos aprender de los países que están levantando la cuarentena

Mientras para algunos países sigue siendo impensable abrir negocios y escuelas, otros ya empezaron a recobrar la actividad, aunque atentos a posibles rebrotes.
4 de mayo, 2020
Comparte
Estudiantes en Dinamarca

Getty Images
En Dinamarca las escuelas reabrieron hace días.

Con la vista puesta en reabrir la economía lo más pronto posible para mitigar daños, muchos países han empezado a relajar las estrictas medidas de confinamiento adoptadas para detener la propagación del coronavirus.

Pueden permitirse algo así las ciudades que han conseguido aplanar la curva y registrar menos casos cada día, pero todos permanecen vigilantes a la posible señal de una segunda ola de infecciones.

Quienes dejan la cuarentena atrás han adoptado ciertas medidas en las que el resto de países tiene puesta la mirada para aprender y aplicarlas en el caso de que funcionen.

El caso más llamativo es el de Nueva Zelanda, que la semana pasada empezó a dejar atrás uno de los confinamientos más estrictos del mundo.

El país tenía en vigor lo que llamó estrategia de “eliminación” de la curva de contagios, que introdujo medidas fuertes al comienzo de la emergencia para evitar la expansión del virus.

La respuesta danesa fue dura y muy temprana sin haber registrado siquiera una solo muerte por coronavirus.

Paseo en bicicleta

Getty Images
Mantener la distancia social seguirá siendo clave en todas las fases de la desescalada.

Fase “burbuja”

La estrategia ha dado sus frutos y esta misma semana algunas actividades económicas han vuelto a ponerse en marcha con algunos requisitos.

El principal, nada de servicio cara a cara, y la puesta en marcha del concepto “burbuja”.

Cada persona puede relacionarse con un pequeño grupo de amigos cercanos o familiares, mientras que debe mantenerse a dos metros de otras personas.

En esta fase, la Unión Europea aconsejo a los 27 países miembros que actúen lentamente en el regreso a la vida normal y que basen sus medidas en el asesoramiento científico.

Alemania ya reabrió la semana pasada sus tiendas, pese a contar con un abultado número de infecciones.

Supermercado

Getty Images
Muchos países recomiendan usar mascarillas de tela no médicas para ayudar a prevenir la propagación de la covid-19.

Todos a la espera

La medida sitúa al país en el centro de las miradas internacionales a la espera de saber si esta estrategia provoca un rebrote de casos.

Y las autoridades permanecen vigilantes ante los efectos y dispuestas a reaccionar rápidamente ante ellos.

“En este momento, tenemos algunas medidas de levantamiento leves. Mantener la distancia y la higiene en las manos es más importantes que nunca. Debemos seguir monitoreando la situación muy de cerca“, le dijo a BBC Mundo Marieke Degen, del Instituto Robert Koch de Virología, responsable de la estrategia alemana frente al covid-19.

Además, el gobierno anunció que el uso de mascarillas sería obligatorio desde el pasado lunes en el transporte público y en los supermercados.

Mascarillas

Getty Images
En el barrio berlinés de Charlottenburg, los empleados públicos han repartido mascarillas FFP2, que llevan 3 capas de protección.

Ventajas de las mascarillas

Aunque la OMS recomienda usar mascarilla en caso de tener tos o estornudos, y en el caso de los que están sanos solo para atender a alguien en quien se sospeche la infección, Degen cree que llevarla comunitariamente “puede contribuir a retrasar la propagación”.

Y aunque reconoce que todavía no hay una base científica sólida para esto, dice que “parece plausible” creer que las mascarillas ofrecen protección, dice.

Así, el Instituto Robert Koch recomienda usarlas “en entornos en los que no siempre se puede mantener la distancia o en el que hay muchas personas”, como es el caso del transporte público por ejemplo.

Para Alemania, la prueba final llegará el 4 de mayo con la reapertura de los colegios, aunque los eventos multitudinarios estarán prohibidos hasta el 20 de agosto.

Clase

Getty Images
Las aulas han sido reacondicionadas para que los niños puedan dar clase manteniendo la distancia social.

Pocos niños y separados

La recomendación de Academia Alemana de las Ciencias, la institución que reúne a algunos de los científicos más reconocidos del país, es que la vuelta a las clases se haga en grupos de 15 alumnos como máximo.

Alemania puede empezar a relajar las medidas de cuarentena gracias a una detección rápida de casos.

El país tiene capacidad de hacer 160,000 exámenes por semana para detectar el coronavirus.

Es uno de los países del mundo que más test ha hecho a su población.

Esto permitió a las autoridades aislar a los infectados y ralentizar el contagio del coronavirus. También usar los ventiladores antes de que la condición de una persona infectada se deteriorara del todo.

Su gran capacidad hospitalaria y el cumplimiento estricto del distanciamiento social también han ayudado a la vuelta a la “normalidad”.

Clases con distancia

Otro caso de éxito es el de Dinamarca, que a mediados de abril ya comenzó a revertir el cierre de las ciudades y de la actividad diaria.

Aula en un colegio

Getty Images
Con la puerta abierta para ventilar y separados unos de otros, así dan clase en Dinamarca.

Y los beneficios de actuar tan temprano han hecho que, después de un mes de cuarentena, los niños menores de 11 años están de vuelta en los colegios y guarderías desde el 15 de abril aproximadamente.

Eso sí, sentados en mesas que están separadas dos metros entre sí.

Pero ¿cómo pudo el país iniciar tan pronto la desescalada?

“En comparación con otros países europeos, Dinamarca fue uno de los primeros en adoptar medidas”, cuenta Adrienne Murray, corresponsal de la BBC en Copenhagen.

El 11 de marzo se anunciaron una serie de restricciones, 12 días antes, por ejemplo, de que se introdujeran medidas en el Reino Unido.

Tienda en Alemania

Getty Images
Las tiendas reabrieron en Alemania, pero nada más entrar te ofrecen alcohol para desinfestar las manos.

Entonces, las reuniones se limitaron a 10 personas, se cerraron las fronteras y los trabajadores se quedaron en casa.

Sin embargo, el bloqueo de Dinamarca ha sido mucho menos restrictivo que el de Francia o el Reino Unido.

Inversión en el sistema de salud

No es obligatorio quedarse en casa y aunque los bares, gimnasios y peluquerías están cerrados, muchas tiendas permanecen abiertas.

Los datos sugieren que los años de inversión de Dinamarca en su sistema de salud están dando sus frutos.

“Todavía tenemos mucha capacidad, tanto en términos de camas normales, camas de cuidados intensivos y ventiladores”, afirmó Hans Joern Kolmos, profesor de microbiología clínica en la Universidad del Sur de Dinamarca.

Noruega y Austria también fueron de los primeros países en Europa en reducir las restricciones lentamente.

Tienda en Austria

Getty Images
En Austria, muchas tiendas exigen a los clientes llevar mascarilla para poder entrar en el local.

Primeros pasos

En Austria, con solo 8.9 millones de habitantes, las pequeñas tiendas, las de bricolaje y reparación de bicicletas y los parques reabrieron el 14 de abril.

Su proximidad a Italia y a la realidad de contagios y muertes que estaba viviendo su vecino, hizo que las autoridades adoptaran estrictas medidas a mediados de marzo, adelantándose a los posibles contagios.

Está previsto que el resto de tiendas, los restaurantes y hoteles abran en mayo.

Las restricciones a las bodas y a los funerales siguen vigentes así como las multas a quienes rompan la distancia de seguridad o el aforo permitido en una tienda.

Los ciudadanos están obligados a llevar mascarillas en supermercados, taxis y transporte público.

Noruega y Bulgaria

Los niños regresaron a los jardines de infancia de Noruega el 20 de abril y a las escuelas secundarias una semana después.

Peluquería

Getty Images
En la peluquería todos deben llevar mascarillas.

En Bulgaria, los mercados de agricultores están reabriendo.

En la República Checa, las tiendas que venden materiales de construcción y bicicletas están de vuelta en el negocio y las reglas se han relajado para las áreas de recreación al aire libre.

España, que junto con Italia ha sido la más afectada por covid-19, permite desde el 14 de abril que los trabajadores no esenciales vuelvan a trabajar y para ello repartió mascarillas protectoras en las estaciones de trenes y metros.

Los niños pueden volver a salir a la calle acompañados de un adulto desde el pasado domingo.

Sin embargo, no son pocos los líderes que han dejado claro que pese a todo, la vida rutinaria permanecerá restringida durante un tiempo y las medidas de distancia social seguirán siendo estrictas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3FlrsNfKguk

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=10s

https://www.youtube.com/watch?v=OkijKj0TIpM&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.