El sismo sepultó más de 100 años de historia de San Gregorio y casi mata a sus cuidadores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Erendira Aquino

El sismo sepultó más de 100 años de historia de San Gregorio y casi mata a sus cuidadores

Jaime de 72 años perdió su casa pero también la biblioteca donde guardaba libros, vestigios arqueológicos y mapas que cuentan la historia de la fundación de su pueblo.
Erendira Aquino
Por Erendira Aquino
25 de septiembre, 2017
Comparte

En la calle Insurgentes, ubicada en el centro de San Gregorio, Xochimilco, una pareja de abuelos de 72 años quedó atrapada bajo la losa de una construcción después del sismo. Lograron salir a rastras por un pequeño espacio que quedó libre.

Sin embargo, debajo de los escombros, prevalece un tesoro “de valor incalculable”: la biblioteca del señor Jaime Pérez, con la investigación que durante décadas ha hecho sobre la historia del pueblo.

La mañana del 19 de septiembre, Jaime y su esposa Ángela Enríquez encontraron un grupo de tlacuaches bebés en el patio de su casa. Los llevaron al veterinario y después comenzaron sus tareas cotidianas: él con sus labores de investigación y ella a las del hogar.

“Entonces yo le fui a preguntar a Jaime que si ya le había dado de comer a los tlacuaches y que qué quería de comer. Me sirvió tantito refresco en un vaso y entonces vi cómo una de las figuras que tiene colgadas en la pared se empezó a mover poquito, y le dije ‘está temblando’, él me dijo ‘vamos a salirnos’, pero ya no alcanzamos a salir”, relató.

sismo

Hueco por donde salieron de biblioteca Jaime y Ángela.

La mujer cayó por el movimiento del piso y su esposo se detuvo para sostenerla, “y ni siquiera nos dimos cuenta cuando se cayó la losa”. Mientras estaban atrapados, un vecino pasó por el lugar, así que le gritaron que los ayudaran a salir.

“Inmediatamente el señor se regresó, empezó a quitar piedras y mi esposo puso salir. Yo me quedé tirada y, poco a poco, salí a gatas”, narró la mujer, que sobrevivió al desplome de la biblioteca sin lesiones, únicamente con un rasguño en la frente.

Ángela y Jaime perdieron su casa, ubicada en San Gregorio, frente al inmueble en el que quedaron atrapados, pero están contentos. Para ella, “esto fue un milagro”.

gregorio

La señora Ángela logró salir de entre los escombros junto con su esposo.

“Todo está ahí guardado”

“San Gregorio se fundó en 1559, cuando lo dan como patrono universal”, cuenta Jaime, quien rememora la historia de su pueblo, donde hoy un número indeterminado de casas se encuentran en ruinas y la iglesia perdió el campanario por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Desde hace 60 años, este hombre se ha dedicado a coleccionar objetos prehispánicos que halló en terrenos de siembra del pueblo y a investigar el origen de los vocablos que dan nombre a los diferentes ejidos de San Gregorio Atlapulco.

En el acervo de Jaime están los planos de la iglesia del pueblo, planos de los ejidos, vestigios prehispánicos, fotografías, más de tres mil libros (algunos del siglo XIX) y algunas figuras de papel en forma de “Catrinas”. Ahora todo se encuentra sepultado debajo de la losa de la edificación con más de 100 años que Jaime usaba como biblioteca. “Todo está ahí guardado”, dice con resignación.

gregorio

Y es que, cuenta, este domingo 24 de septiembre, personal de protección civil de la delegación Xochimilco acudió a ofrecerle “limpiar su patio”.

“Yo les dije ‘no me importa mi patio, lo que me importa es el valor cultural de ahí’ y se empezaron a reír. Les dije que se fueran”, contó.

Jaime tiene fe en que sus vecinos serán quienes se ofrezcan, de manera voluntaria, para ayudarlo en su siguiente labor: rescatar el material que quedó bajo los escombros.

“Ahorita lo que necesito es material, herramienta, picos y palas. Porque yo sé que la gente no me va a olvidar, al contrario, es la cultura de mi pueblo. Todos van a apoyar”.

Jaime y Ángela pernoctan en la casa de una de sus hijas, quien también es vecina del pueblo. Afortunadamente ellos, sus 18 gatos, 14 perros y dos de los tlacuaches que rescataron están bien. Los animalitos ahora están repartidos, algunos en refugios temporales, otros con familiares. Su casa será demolida en los próximos días.

“Necesitamos agua”

San Gregorio es la comunidad más afectada por el sismo en la delegación Xochimilco; sin embargo, otros pueblos de la demarcación han sufrido daños en construcciones y cortes en los servicios de suministro de agua.

En Xochimilco, Nativitas, Santa Cruz y San Gregorio, comunidades pertenecientes a la delegación, la gente tiene que acarrear agua en cubetas y tinacos desde algunos puntos a los que llegan pipas de agua para repartir el líquido.

Sin embargo, el problema no tiene que ver con el sismo: desde hace más de un mes, en la delegación se llevan a cabo reparaciones en las tuberías, por lo que los cortes de agua datan de tiempo atrás.

Vecinos piden agua en Santa Cruz.

Pero ahora la situación apremia: se necesitan manos para colaborar quitando escombros, especialistas para evaluar si las casas en donde aún habitan algunas personas tienen condiciones para permanecer en pie o serán demolidas.

Por ahora, no se tiene certeza. En San Gregorio Atlapulco se consultó al personal de Protección Civil que labora en la zona, evaluando casas y determinando dónde y cuándo realizarán derrumbes, quienes dijeron que esos datos se darán a través de la delegación.

Mientras, en la plaza cívica del pueblo, los vecinos siguen acudiendo a registrarse en la lista que conforman todos los pobladores que tienen necesidad de que sus casas sean evaluadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Getty Images

Cómo es crecer en una ciudad donde todo el año es Navidad

Para los residentes de Polo Norte, en Alaska, Navidad es algo que sucede todo el año. ¿Qué se siente vivir en una ciudad tan peculiar?
Getty Images
8 de diciembre, 2021
Comparte

¿Sabes cómo ir hasta la casa de Santa Claus?

Sí. Ve derecho por la calle Santa Claus (obvio). Luego gira a la derecha en la calle San Nicolás, justo donde está la hamburguesería Wendy.

Puede que estas no sean las indicaciones más comunes, pero, Polo Norte, en Alaska, tampoco es una ciudad común.

Si no pregúntale a Cody Meyer, un joven de 21 años que se crió en Polo Norte, y ahora trabaja en la Casa de Santa Claus.

Eso sí, no lo llames elfo. Ya bastante problemas tiene cuando le toca explicar de dónde es cuando conoce a gente nueva por internet.

“Por lo general es: ‘¡Oh Dios, eres del Polo Norte! ¿Estás bromeando?'”, le cuenta Meyer a la BBC.

“La gente me pregunta: ‘¿Es una ciudad de verdad?’ Y entonces les tengo que mostrar en Google. Sí, es una ciudad real”.

Estatua gigante de Santa Claus en Polo Norte

Getty Images
En Polo Norte se encuentra la escultura de fibra de vidrio de Santa Claus más grande del mundo.

La pequeña ciudad llamada Polo Norte -con una población de 2. mil 17 personas- está a 2.7 km del Polo Norte geográfico.

Aún así, encontrarás renos pastando en los bordes de la calle Muñeco de Nieve y velas por donde quiera que vayas y, naturalmente, la estatua de fibra de vidrio de Papá Noel más grande del mundo.

Polo Norte está a un par de horas al sur del de Círculo Ártico. Es una atracción turística popular y, por supuesto, el destino de cualquier carta que llegue al servicio postal estadounidense con la dirección: “Santa Claus, Polo Norte”.

Un equipo de voluntarios responde estas cartas cerca de la Base de la Fuerza Aérea Eielson. Lo hacen para darle a Santa un poco de descanso, como te imaginarás.

“Santa es un hombre muy ocupado, así que estoy seguro de que aprecia nuestra ayuda”, dice Mitzi Wilcox, quien está en la base de Polo Norte desde hace dos años.

Según cuenta, se trata de una experiencia única: “¿Cuánta gente puede decir que vive en Polo Norte? Nosotros respondemos las cartas de niños de todo el mundo”.

“Recuerdo cuando yo le escribía cartas a Santa y me puedo imaginar lo contenta que me hubiera puesto si él me hubiese respondido”.

Mitzi Wilcox

BBC
Mitzi Wilcox se encarga de responder las cartas de todo el mundo que llegan con pedidos para Santa Claus.

En esta época del año, no hay mucha luz en la ciudad.

“Por lo general el sol sale a eso de las 11:00 am o 12:00 pm en el momento más oscuro del invierno”, explica Meyer. “Luego se pone a eso de las 3:00 pm. Así que tienes unas cuatro (horas de sol)”.

“Se recomiendan luces que imitan la luz solar y vitaminas por la falta de sol”, explica Wilcox.

¿Y el frío? En este sitio las temperaturas pueden bajar hasta -25°C en diciembre.

“Yo me pongo muchas capas”, dice. Y agrega: “El invierno puede parecer largo, pero al estar tan al norte, podemos ver la aurora boreal”.

Aurora boreal

Getty Images
Una de las ventajas de vivir tan al norte, es que se puede ver la aurora boreal.

¿Cómo es entonces una salida nocturna en Polo Norte? Según Meyer, disfrutar del aire libre ayuda.

“Hacemos snowboarding”, dice. Y también otras actividades como pescar en el hielo, añade.

¿Pero no aburre un poco vivir todo el tiempo como si fuera Navidad?

Dos años en Polo Norte no han mermado el entusiasmo que Wilcox siente por las fiestas: “La Navidad es mi época favorita del año”.

¿Y Meyer? ¿No ha sentido el deseo de abandonar la Casa de Santa y marcharse al sur? No.

“Me encanta”, nos dice. “Probablemente me quede aquí por un tiempo muy largo, sino toda mi vida”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

https://www.youtube.com/watch?v=gHjW1l0Dk1g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.