Cómo Suecia está en camino de convertirse en una economía sin efectivo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Cómo Suecia está en camino de convertirse en una economía sin efectivo

"Queremos reducir al mínimo el riesgo de robos y es más rápida la transacción con el cliente cuando éste paga con tarjeta", dicen en Suecia.
BBC Mundo
Por Maddy Savage BBC, Estocolmo
17 de septiembre, 2017
Comparte

Suecia es la sociedad con menos efectivo del planeta: el año pasado del valor de todas las transacciones llevadas a cabo, apenas el 1% correspondió al pago hecho con monedas o billetes. Pero ¿cómo logró el país nórdico avanzar tanto en eliminar el efectivo de su economía?

En un café en Kungsholmen, un barrio al oeste del centro de Estocolmo, hay bollos de canela apilados contra montones de panes recién hechos.

Entre otros detalles típicamente escandinavos -los azulejos blancos minimalistas y las bombillas con el filamento expuesto- hay un cartel que se está viendo cada vez más en la capital sueca. “No aceptamos efectivo”, reza.

“Queremos reducir al mínimo el riesgo de robos y es más rápida la transaccióncon el cliente cuando éste paga con tarjeta”, afirma Victoria Nilsson, quien administra dos de las 16 tiendas que tiene la cadena de cafés en esta ciudad.

“Las reacciones han sido principalmente positivas. Nos encanta utilizar nuestras tarjetas aquí en Estocolmo”, señala Nilsson.

A lo largo del país el efectivo se usa ahora en menos del 20% de las transacciones realizadas en tiendas, la mitad de la cifra de hace cinco años, según el Riksbank, el banco central de Suecia.

Las monedas y los billetes fueron prohibidos en los autobuses hace años, luego de que los sindicatos expresaran su preocupación por las seguridad de los choferes.

Incluso las atracciones turísticas han estado apostando al pago exclusivamente con plástico, incluyendo al Hotel Pop House de Estocolmo y a Abba: The Museum, el centro de exposiciones dedicado al icónico grupo musical.

El grupo Abba
Bjorn Ulvaeus (izq.) de Abba se convirtió en uno de los defensores más vocales de la tendencia a no usar efectivo.

De hecho, uno de los cantantes de banda, Bjorn Ulvaeus, se convirtió en uno de los defensores más férreos de no usar efectivo, luego de que a su hijo le robaran el dinero que tenía en casa cuando la asaltaron los ladrones.

Los comercios más pequeños también se han sumado a la tendencia, aprovechando tecnologías locales como iZettle, la start-up sueca que desarrolló el primer lector móvil de tarjetas de crédito.

Este tipo de tecnología portátil ha permitido que pequeños comerciantes que venden en mercados o incluso personas sin techo que ofrecen revistas de organizaciones benéficas puedan aceptar pagos con tarjetas sin dificultades.

“Llevé a mis hijos a un parque de diversiones y había un hombre vendiendo globos que tenía una máquina para leer tarjetas”, remarca Senobar Johnsen, una de las clientas del café.

Actualmente vive en Portsmouth, en el sur de Inglaterra, y hace un año que no visitaba Suecia. Dice que es “notable” cómo la gente está pagando más con tarjetas.

“No es como el Reino Unido, donde muchas veces hay un gasto mínimo para poder usar tarjeta en un quiosco o en el medio de la nada. Me parece genial”, señala.

El lector de tarjetas de iZettleIZETTLE
El lector de tarjetas de iZettle, que cuesta unos US$44, permite que mucha gente tenga acceso al dinero no efectivo.

Swish, un sistema de pago por celular, es otra innovación sueca muy popular que es usada por más de la mitad de los 10 millones de habitantes de este país.

Con el respaldo de los principales bancos, le permite a los clientes enviar dinero de forma segura a cualquier otra persona que tenga esa aplicación, simplemente usando el teléfono celular.

La app es muy usada en mercados de pulgas y en las escuelas y también es una manera muy frecuente de transferir dinero entre amigos. Así, a los suecos ya no les sirve la excusa de que no tienen dinero en efectivo para escabullirse de pagar su porción de la cuenta de una salida con compañeros.

“Por regla general, los consumidores suecos estamos muy interesados en las nuevas tecnologías, así que las adoptamos rápido“, explica Niklas Arvidsson, profesor del Instituto Real de Tecnología de Estocolmo.

Esto se debe en parte a la infraestructura -Suecia es uno de los países más conectados de la Unión Europea-, al hecho de ser una población pequeña, ideal para probar innovaciones, y a los niveles históricamente bajos de corrupción en el país, sostiene el experto.

Los suecos tienden a confiar en los bancos, confiamos en las instituciones… La gente no le teme a un “Gran Hermano” que los esté vigilando o a que pueda haber fraude con los pagos electrónicos”.

Los nuevos billetes suecos.AFP/GETTY IMAGES
Los nuevos billetes que emitió Suecia –con el ícono de Hollywood Greta Garbo decorando el de 100 coronas- no tienen mucho uso.

Paradójicamente, la decisión de Suecia de actualizar sus monedas y billetes, que fue anunciado por el Riksbank en 2010 y terminó de implementarse este año, parece haber estimulado las transacciones sin efectivo, dice el profesor Arvidsson.

“Creerías que un nuevo tipo de efectivo generaría interés, pero la reacción ha sido la contraria”, afirma.

“Algunos comerciantes consideraron más sencillo no aceptar esta nueva forma de efectivo porque requiere cierto aprendizaje y quizás incluso inversión en cajas registradoras y demás”, explica.

También ha habido un “efecto dominó”, señala, con más negocios sumándose al concepto de no usar efectivo a medida que la idea se va haciendo más aceptable socialmente.

Las cifras del Riksbank muestran que, en promedio, el valor de la corona sueca en circulación pasó de unos 106.000 millones (US$13.000 millones) en 2009 a 65.000 millones (US$8.000 millones) en 2016.

Apenas el 1% del valor de todas las transacciones realizadas el año último se corresponde al pago con monedas o billetes, en contraste con cerca del 7% en la UE y Estados Unidos.

El profesor Arvidsson predice que el efectivo se reducirá a “una forma de pago muy marginal” para 2020.

Los comerciantes parecen estar de acuerdo. Una encuesta realizada por el equipo del académico -que aún no fue publicada- muestra que dos tercios de los 800 pequeños comerciantes consultados anticipan una eliminación gradual de los pagos en efectivo hasta su desaparición total para 2030.

El expresidente de Interpol Bjorn Eriksson en su café local
El expresidente de Interpol Bjorn Eriksson está preocupado por los problemas que podría generar un futuro sin efectivo.

Pero no todo el mundo está feliz con esta nueva tendencia, según explica el excomisionado nacional de la policía y expresidente de Interpol Bjorn Eriksson, quien reside en los suburbios de Alvik.

Aquí su café local aún acepta dinero tradicional pero varios de los bancos ya no permiten depósitos en efectivo y tampoco retiro de billetes.

“Me gustan las tarjetas. Lo que me enoja es que hay cerca de un millón de personas que no pueden lidiar con tarjetas: los ancianos, los exconvictos, los turistas, los inmigrantes. A los bancos no les importa, porque (estos grupos) no son rentables”, denuncia.

El hombre de 71 años es la cara visible de un movimiento llamado Kontantupproret (La rebelión del dinero), que también se preocupa por el robo de identidad, la creciente deuda de consumo y los ciberataques.

Este sistema podría ser fácilmente atacado o manipulado. ¿Para qué invadirnos cuando simplemente puedes cortar el sistema de pagos y nos dejas completamente indefensos?”, argumenta Eriksson.

Cartel que informa que no se acepta efectivo
Si bien la mayoría de los suecos han adoptado las innovaciones libres de efectivo, dos tercios no quieren que desaparezcan completamente las monedas y billetes.

Sus argumentos no han pasado desapercibidos entre los políticos de Suecia, donde cada vez hay más debates sobre temas de seguridad desde que en julio pasado hubiera una filtración de información sensible del Estado que casi derriba a la coalición gobernante.

En tanto, el país se prepara para las próximas elecciones generales en septiembre de 2018, en las que la población rural y los votantes de mayor edad podrían jugar un papel clave, según los expertos.

Desde el Instituto Real de Tecnología de Estocolmo el profesor Arvidsson destaca que si bien la mayoría de los suecos han adoptado las innovaciones libres de efectivo, dos tercios no quieren que desaparezcan completamente las monedas y billetes.

“Los suecos tienen una conexión emocional muy fuerte con el efectivo, incluso si no lo usan”, afirma.

Los suecos pueden estar liderando la tendencia global hacia un futuro sin efectivo pero su población tecnológicamente sabia también parece estar guiada por otra característica típicamente sueca: la precaución.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

¿Pueden no pagarme el aguinaldo por culpa de la pandemia? Esto es lo que debes saber

El aguinaldo es un derecho y aunque es un año atípico los patrones tienen la obligación de pagar a sus trabajadores esta prestación.
Cuartoscuro
8 de diciembre, 2020
Comparte

Recortes de personal, reducción de salario, desempleo, cierre de pequeños negocios y grandes empresas, problemas financieros, crisis económica. La pandemia de COVID-19 llegó a nuestra vida este año y complicó todo. 

Este último mes del 2020 las empresas deben pagar el aguinaldo, pero también hay muchas interrogantes tanto de éstas como de los trabajadores: ¿La crisis económica es razón para que no se pague el aguinaldo? ¿Si me recortaron el sueldo me toca menos? ¿Si el trabajador falleció de COVID la familia puede cobrar esta prestación? 

Leer más: Aguinaldo que donarán altos funcionarios se utilizará para comprar ambulancias: AMLO

El país está ante una situación inédita y ante la crisis económica y la mala situación en las empresas, éstas podrían proponer acuerdos con los empleados, pero hay cosas que sí y otras que no pueden hacer. 

Animal Político platicó con Jorge Sales Boyoli, abogado especialista en derecho laboral para despejar algunas dudas. 

¿Por la pandemia la empresa puede justificar que no habrá aguinaldo? 

La respuesta es NO. De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajador (Profedet), el pago del aguinaldo es un derecho, y su entrega debe realizarse independientemente de los problemas que enfrenta la compañía.

Los patrones se encuentran obligados a cubrir este pago que “es un derecho irrenunciable y bajo ninguna circunstancia puede argumentar problemas para no pagarlo o reducir el importe del mismo”, señala la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

¿Quiénes deben recibirlo? 

En México, las personas que tengan una relación de trabajo subordinado a un patrón, tienen derecho a recibir un aguinaldo.  

Les corresponde a las y los trabajadores de base, confianza, de planta, sindicalizados, por obra o tiempo determinado, eventuales, comisionistas, agentes de comercio, de seguro, vendedores y otros semejantes que se rijan por la Ley Federal del Trabajo.

¿Si la empresa argumenta números rojos en sus finanzas o bajas ventas puede recortar el aguinaldo? 

Desde un punto de vista estrictamente jurídico no es una causal en la ley para pagar menos aguinaldo el que se encuentre en una situación de ese tipo, señala Sales Boyoli.

“Este ha sido un año totalmente atípico en el que se presentaron cosas que jamás habíamos vivido. Es recomendable que patrón y trabajador traten de llegar a un acuerdo o algún convenio para pagar el aguinaldo, a lo mejor en parcialidades, pero no debe recortarse el aguinaldo por una situación económica”, comenta. 

¿Qué debe tomar en cuenta un trabajador si el aguinaldo se le da en parcialidades? 

Los empleados pueden aceptar un pago diferido siempre y cuando estén de acuerdo con ello como una forma de apoyar la situación de un negocio o empresa. 

El experto en derecho laboral recomienda que no sea un acuerdo solo de palabra, es preferible que quede documentado, ya sea bajo un convenio, incluso con un correo electrónico, con alguna comunicación dirigida a los trabajadores en donde se establezca que, de manera excepcional y por las circunstancias ocasionadas por la pandemia, se realizará un pago en parcialidades. 

¿Se puede otorgar el aguinaldo fuera de la fecha límite por la pandemia? 

La Ley Federal del Trabajo establece en el artículo 87 que esta prestación− cuyo monto mínimo equivale a 15 días de salario− deberá entregarse a más tardar el 20 de diciembre. 

“Si esto no fuera posible, bajo la premisa de buena fe de patrón y trabajador se puede pagar cuando las partes lo convengan. Todo bajo previo acuerdo y conformidad”. 

“Lo que es cierto es que el espíritu del aguinaldo −que se creó hace más de 50 años−, es que los trabajadores tengan un ingreso adicional para hacer frente a los compromisos que tengan con motivo de las fiestas navideñas”, expone Jorge Sales. 

¿Las empresas que recortaron sueldos pueden dar menos aguinaldo? 

“Hay que recordar que cuando se hicieron estas reducciones de salario o ‘salarios solidarios’ para evitar recortes, como se les haya denominado, se hicieron bajo la premisa de que fueran temporales, no definitivos. Los trabajadores laboraron en condiciones normales los primeros meses del año y el aguinaldo es una prestación que reconoce el trabajo de todo el año, no solo el de un periodo. El aguinaldo NO debe verse afectado por ninguna de estas reducciones temporales y parciales de salario con motivo de la pandemia”. 

¿El empleador puede otorgar menos aguinaldo porque permite a sus trabajadores laborar desde casa?

No lo puede hacer, no hay justificación jurídica para ello. Si los trabajadores hacen home office deben recibir el 100% del aguinaldo, ya que es una prestación a la que se tiene derecho con independencia del lugar donde se presten los servicios. 

¿Qué pasa con las trabajadoras del hogar que aún no laboran por la pandemia o hace pocos meses se incorporaron? 

Las trabajadoras del hogar tienen los mismos derechos que un empleado que trabaja en una oficina o fábrica y tienen derecho a todas las prestaciones, incluyendo el aguinaldo. 

Si la relación laboral está suspendida, tendrían derecho a cobrar aguinaldo de manera proporcional al tiempo trabajado. Si ya regresaron se tendría que calcular de forma proporcional al tiempo efectivamente laborado. 

El aguinaldo es una prestación que se paga por el tiempo laborado a lo largo del año. 

El pago del aguinaldo es independiente de si el empleador ya inscribió a su colaboradora en el programa piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Quienes no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste, indica la ley. 

En esta calculadora se puede calcular el aguinaldo para una trabajadora del hogar-

¿La familia de un trabajador que falleció por COVID-19 o por cualquier otro motivo puede cobrar aguinaldo? 

Jorge Sales asegura que cuando un trabajador fallece, su familia sí puede cobrar el aguinaldo que le correspondía. La Ley Federal del Trabajo contempla un procedimiento especial para que se pueda cobrar. 

¿El aguinaldo se puede pagar con vales o despensa? 

No, la ley establece que el trabajador tendrá derecho a 15 días de salario, no está permitido hacerlo en especie. 

Sin embargo, de acuerdo con el abogado, “por estas circunstancias ‘extraordinarias’ que estamos viviendo por la pandemia, la imposibilidad de pagarlo en dinero puede cambiar esto, siempre y cuando el trabajador acepte y esté de acuerdo, podría establecerse un mecanismo de pago en especie”. 

Todo tiene que hacerse con consensos, acuerdos y tiene que ver con la voluntad de las partes, pero debe ser en casos muy extraordinarios, porque la ley indica que el aguinaldo debe pagarse en efectivo y con la moneda en curso legal, no está permitido hacerlo en mercancías, vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda substituir la moneda.

Es necesario justificar que la causa es la falta de liquidez de la empresa y también todo deberá quedar por escrito. Lo que no es renunciable desde la parte legal es la prestación del aguinaldo. 

¿Cómo se calcula? 

El aguinaldo se calcula de acuerdo al salario fijo que percibes, y el cálculo debe hacerse por día laborado, sin incluir ningún otro ingreso.

Si tu salario es variable, para realizar su cálculo se toma como base el ingreso promedio obtenido de los últimos 30 días antes de la fecha del pago del aguinaldo.

Ejemplo: Aguinaldo de 15 día para trabajador con sueldo neto de 15 mil pesos

Paso 1: 15,000 pesos / 30 días = 500 pesos es el salario diario.

Paso 2: 500 pesos de salario diario x 15 días correspondientes de aguinaldo = 7,500 pesos

El trabajador recibirá 7,500 pesos por concepto de aguinaldo.

¿Y si no recibo aguinaldo?

Si no te pagan aguinaldo, lo recibes incompleto, o extemporáneo, puede presentar una queja ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo. 

Las trabajadoras y trabajadores tienen un año a partir del 21 de diciembre para reclamar el pago de su aguinaldo.

La demanda para reclamar esta prestación debería ser la última opción. “Primero porque el asunto de conciliación y arbitraje y las juntas están colapsadas por la pandemia y un reclamo como este puede tardar más de un año”. 

“No conviene mucho meterse en un litigio por estas circunstancias, pero si no hay de otra, esa es la alternativa. Lo mejor es que se alcancen acuerdos entre las partes, tratar de conciliar”, aconseja Sales Boyoli. 

El especialista en temas laborales destaca que se está viviendo una situación inédita, y no hay un precedente que resuelva todas las dudas e hipótesis en temas laborales por una pandemia, ni en la ley ni en los criterios de la Suprema Corte de Justicia. 

Pero indica que la ley prevé en un artículo que en caso de duda habrá que dejar la interpretación que más beneficie al trabajador. Así que la pandemia de COVID-19 no es un justificante para que los patrones no paguen el aguinaldo o paguen menos.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.