Alcaldesa de San Juan calificó como terrible y abominable la visita de Trump a Puerto Rico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Alcaldesa de San Juan calificó como terrible y abominable la visita de Trump a Puerto Rico

Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan, afirmó que los comentarios de Trump sobre el presupuesto federal de Estados Unidos eran "insultantes para el pueblo de Puerto Rico".
AFP
Por BBC Mundo
5 de octubre, 2017
Comparte

”Esto va de salvar vidas, no de política”. Eso fue lo que le dijo la alcaldesa de San Juan, Yulín Cruz, a Donald Trump cuando se encontraron y estrecharon las manos en la visita del presidente a Puerto Rico. Él no respondió.

Yulín Cruz y Donald Trump se estrecharon las manos.

GETTY IMAGES / Yulín Cruz y Donald Trump se estrecharon las manos.

Trump visitó el martes la isla tras el paso del huracán María, una estancia relámpago no exenta de polémica.

El comportamiento del presidente durante su viaje a las zonas afectadas indignó a Cruz, que ya había lanzado fuertes críticas por lo que considera desatención de las autoridades federales a los afectados del huracán en la isla.

La alcaldesa enfureció tras ver algunas de las imágenes protagonizadas por el presidente estadounidense en Puerto Rico.

Lo que más enojó a Cruz fue que Trump lanzara paquetes de papel con pose de baloncestista a la multitud.

Una escena “terrible y abominable” para ella, según dijo este miércoles en una entrevista. Todo dejó, a sus ojos, un balance “insultante”.

Trump en Puerto Rico.REUTERS
Trump lanzó rollos de papel a la multitud.

El presidente Trump pasó este martes cinco horas en San Juan, la capital puertorriqueña, dos semanas después de que el huracán golpeara la isla y tras numerosas quejas por lo que muchos interpretan como lentitud del gobierno estadounidense en dar respuesta a la emergencia.

Yulín Cruz es una de quienes que más protestó.

Trump, por contra, se mostró muy satisfecho, como reflejó en Twitter tras un “gran día” en Puerto Rico.

Más de un 90% de la isla sigue sin electricidad y en los lugares más apartados la población continúa sin comida, agua, ni servicios médicos esenciales.

En su viaje televisado a la isla, Trump comparó lo que ahora afronta Puerto Rico con la devastación del huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005, lo que tampoco sentó bien a muchos puertorriqueños.

Comparación con el Katrina

“Toda muerte es un horror”, dijo, pero animó a recordar los “cientos, cientos y cientos” de personas que murieron en “una verdadera catástrofe” como el Katrina.

Trump le preguntó al gobernador de la isla, Ricardo Roselló, cuántas personas habían muerto por el paso del huracán María. “16 muertes confirmadas, frente a miles”, cuantificó el presidente sin esperar la respuesta de Roselló.

Se estima que en el Katrina perdieron la vida 1.883 personas.

Yalin CruzAFP
La alcaldesa afirmó que los comentarios del presidente sobre el presupuesto federal eran “insultantes para el pueblo de Puerto Rico”.

El gobernador Roselló aclaró más tarde que el balance de víctimas mortales de María es de 34 hasta el momento.

Trump también subrayó el impacto de la atención de la emergencia en las arcas federales, que ya sufrían un déficit de US$72.000 millones.

Dijo a los puertorriqueños que “han dejado nuestro presupuesto un poco desfasado… pero no hay problema”.


‘Ciudadanos de segunda’

Aleem Maqbool, periodista de la BBC desde San Juan

Quizá fuera un “gran día” en Puerto Rico para Donald Trump, pero más del 90% de los tres millones y medio de habitantes de la isla siguen sin electricidad ni teléfono.

Esto implica que a muchos de ellos no les habrán llegado sus comentarios sobre cuánto le está costando al Gobierno de EE.UU. el desastre en Puerto Rico.

Tampoco habrán visto que solo visitó Guaynabo, una parte rica de la capital, en la que bromeó con gente que ya no necesita que les faciliten linternas.

Muchos de los que nos cruzamos y están al tanto de la visita presidencial dicen que esto es otra prueba de que el presidente los ve como ciudadanos de segunda.


Según The Washington Post, al pasar junto a un montón de linternas apiladas, el presidente preguntó a los responsables si es que ya no les hacían falta, lo que muestra un aparente desconocimiento de cual es la situación real para una población que sigue privada de energía.

Después de reunirse con autoridades locales y los servicios de emergencia, Trump recorrió algunos puntos de San Juan. Se detuvo en una iglesia en la que entregó material de ayuda y lanzó los rollos de papel higiénico que tanto han molestado a la alcaldesa Cruz.

La primer edil de San Juan desdeñó el viaje, al que calificó como un mero ejercicio de relaciones públicas, en el que no había habido “intercambio con nadie, con ninguno de los alcaldes”.

Trump en Puerto Rico.REUTERS
La imagen de Trump lanzando rollos de papel a la multitud le pareció ofensiva a la alcaldesa.

Respecto a la escena del lanzamiento de rollos de papel, Cruz fue concluyente: “Realmente, no representa el espíritu de la nación estadounidense”.

La alcaldesa afirmó que los comentarios del presidente sobre el presupuesto federal eran “insultantes para el pueblo de Puerto Rico” y que las comparaciones con el Katrina “minimizan nuestro sufrimiento”.

Los habitantes de la isla, según ella, “se están muriendo, no tienen los recursos médicos básicos”, una denuncia que ha venido repitiendo en los últimos días.

Cruz definió a Trump como “una suerte de descomunicador en jefe” sin ningún interés por la situación de quienes están sufriendo, aunque dijo que “su personal parece querer abordar esto de otra manera”.

Tras verse con Trump, Cruz tuiteó que el encuentro con el personal de la Casa Blanca había sido “productivo”.

La polémica entre el presidente y la alcaldesa no es nueva. Ella había acusado a la administración Trump de estar “matando” a los puertorriqueños “con su ineficiencia”. Él replicó en Twitter, reprochándole estar en connivencia con los demócratas para atacarlo.

Cuando se encontraron en persona en San Juan, Trump evitó contestar a la interpelación de la alcaldesa.

Poco después del viaje exprés de Trump, la Casa Blanca anunció que prepara el envío al Congreso de un paquete de ayudas frente a desastres por valor de US$29.000 millones . US$13.000 millones de ellos serían destinados a los afectados por los huracanes de Puerto Rico, Florida y Texas.

El resto se destinarían al programa de seguros contra inundaciones que cuenta con respaldo federal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Haití: terremoto de magnitud 7.2 deja al menos 227 muertos

Las autoridades dieron el primer reporte oficial de personas que murieron debido al fuerte sismo, pero aclaran que podrían ser muchos más.
14 de agosto, 2021
Comparte

Este sábado se registró un terremoto en el sur de Haití de una magnitud de 7.2, de acuerdo al Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés), que dejó al menos 227 muertos y decenas de personas heridas.

El número de fallecidos fue confirmado por Protección Civil de Haití en las primeras horas de la tarde del sábado.

En un primer comunicado, Jerry Chandler, director de esa oficina, dijo que la cifra de muertos era de 29.

El terremoto ocurre pocos días antes del posible arribo de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del USGS, el epicentro del sismo se ubicó a unos 12 kilómetros al noreste de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en la ciudad de Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Terremoto en Haití

Edificios destruidos en la localidad de Jérémie, en el sur de Haití, tras el fuerte terremoto.

Por su parte, el primer ministro del país, Ariel Henry, señaló que la situación del país por el sismo es “dramática” y añadió que este había provocado “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

También declaró el estado de emergencia de un mes.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado a “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

De acuerdo a la agencia de noticias AFP, en redes sociales las personas comenzaron a compartir imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, personas muertas y algunas en el hospital”, dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro a esta agencia de noticias.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí varios testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o habían en la capital en 2010”, señaló.

Poco después del reporte del terremoto, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA) emitió este sábado una alerta de tsunami en algunas costas de Haití debido al fuerte sismo.

“Olas de tsunami que pueden llegar a uno o tres metros sobre el nivel de la marea son posibles en algunas costas de Haití”, indicó la NOAA, sin precisar zonas concretas del país.

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en crisis políticas, humanitarias y de seguridad.

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moise, mientras que franjas del país se enfrenta a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia del covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de la mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerable a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas y ni siquiera hemos ¡empezado!”

Línea

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.