Empresa colapsada en el sismo retenía el pasaporte a extranjeras para obligarlas a trabajar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Francisco Sandoval

Empresa colapsada en el sismo retenía el pasaporte a extranjeras para obligarlas a trabajar

ABC Toys, una empresa importadora de juguetes, retenía los documentos de identidad de las mujeres de origen taiwanés que estaban empleadas en el inmueble que colapsó en el sismo del pasado 19 de septiembre.
Francisco Sandoval
Por Samuel Cortés Hamdan
11 de octubre, 2017
Comparte

La empresa ABC Toys —ubicada en el edificio de Bolívar 168 que colapsó en el sismo— retenía los pasaportes y documentos de identidad de sus empleadas taiwanesas para evitar que dejaran el trabajo e intentaran salir de México, relató una empleada que sobrevivió al derrumbe.

La importadora de juguetes exigía a sus empleadas cumplir con un plazo de trabajo de dos años o pagar 20 mil pesos para recuperar sus papeles y viajar a Taiwán con sus familias. Las trabajadoras tenían un horario de 09:00 a 20:00 horas de lunes a viernes y los sábados también trabajaban hasta las 15:00 horas.

“Nosotros no podemos regresar porque ellos tienen nuestros papeles, nuestro pasaporte, todo”, reveló una sobreviviente del terremoto, la joven de 23 años Jie Ting Huang, de nombre occidental Janet, a sus profesores de español en México: Paola Lazcano y y otro docente, egresados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Janet era amiga y compañera de Lai Ying Xia, que se hacía llamar Gina, una joven de 24 años que murió en el sismo. Janet y Gina se conocieron durante la universidad y llegaron incluso a compartir el mismo cuarto, “la misma cama”, dicen sus profesores de español.

Lee: ¿Cuántos eran, en qué condiciones, hay más desaparecidos? Las dudas de la textilera colapsada

Gina falleció en el derrumbre del edificio de Bolívar 168, que alojaba las instalaciones de ABC Toys Company y de otras cuatro empresas.

En la importadora de juguetes, además de Gina murieron las también taiwanesas Amy, de nombre Hsien Yu Huang, sobrina de 23 años de una de las jefas de ABC Toys: Pei Jiu Chin, de 52 años, quien también falleció en el sismo, junto con Wang Chia Yu, conocida como Carolina, según el informe de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México.

Aunque tanto Gina como Janet contaban con visa de trabajo vigente por dos años, ninguna de ellas tenía contrato ni seguridad social. Una vez que llegaron a México y comenzaron a trabajar con ABC Toys, su primer sueldo fue usado para cubrir el costo del boleto de avión con el que entraron al país.

El trabajo de Gina y Janet

Gina y Janet llegaron a México porque en su universidad había intercambios para hacer prácticas profesionales en firmas chinas con sede en distintos países del mundo.

Gina vino a México por primera vez en 2015, pero decidió regresar en junio de 2016 y pasar una temporada más larga en el país. Para esta segunda estancia invitó a su amiga Janet, quien ya había hecho prácticas en Brasil.

Las dos chicas taiwanesas llegaron a México para trabajar en la firma ABC Toys.

En la empresa, ubicada en Bolívar 168 y Chimalpopoca, Gina estaba a cargo de la contaduría y Janet era la responsable de las importaciones: revisaba el traslado de mercancías, la puntualidad de tiempos, el proceso de aduanas, el desembarco de productos y mantenía contacto con las oficinas de la firma en Cancún.

Sus maestros de español cuentan que Janet mantenía un ritmo de trabajo que la sumía en el estrés. Constantemente recibía llamadas de su jefa, a mitad de la clase de español, en la madrugada. En una ocasión, la joven contó que acumuló un mes de trabajo sin descansar un solo día.

Janet llegaba a clases visiblemente cansada, e incluso solicitó a sus maestros interrumpir la sesión para tomar una siesta.

También Gina les dijo varias veces que estaba harta, cansada y con deseos de dejar su empleo, pero siempre aclaró que quería continuar por sus padres, deseaba darles una vida digna, juntar dinero para que ellos dejaran de trabajar.

Deseos de volver a Taiwán

La convivencia con Janet y Gina durante las clases de español hicieron que Paola Lazcano y el otro profesor supieran de sus deseos de volver a Taiwán. Los maestros cuentan que Janet pidió permiso para viajar a Taiwán y visitar a su madre que estaba muy enferma, pero le fue negado.

En junio de 2017, Janet les contó que su jefa prometió darle permiso de regresar a Taiwán si se preparaba lo suficiente para exponer ante clientes mexicanos nuevos productos de la importadora: focos y luminarias.

“Cuando empezó a tomar clases conmigo le urgía ya mejorar su nivel de español porque su jefa le dijo que si ella hablaba bien español iba a poder regresar a Taiwán, le iba a dar permiso de regresar a Taiwán, que fuera de vacaciones”, dice Lazcano.

Tras el terremoto, los profesores trataron de comunicarse con sus alumnas taiwanesas.

Desde el martes 19 de septiembre Paola envió mensajes a ambas e identificó que Gina no recibía los textos. Pronto se enteró que había quedado atrapada entre los escombros del inmueble de Bolívar 168.

El jueves 21 dos cuerpos fueron localizados y retirados del sitio. Una amiga taiwanesa que también reside en México reconoció el cuerpo de Gina.

Las víctimas mujeres de origen taiwanés fueron veladas en la funeraria Gayosso de Félix Cuevas y Gabriel Mancera el pasado sábado 23 de septiembre. El funeral se realizó en medio de una ceremonia budista y con la presencia de la madre, el hermano y la madrina de Gina. Según testimonios, la empresa cubrió los vuelos de los familiares y los costos de los servicios funerarios.

Los ferétros de las víctimas estaban cerrados y flanqueados por fotografías que recordaban momentos felices de sus vidas. La de Gina la mostraba en su graduación.

Paola Lazcano pudo hablar con la mamá de Gina, gracias a la traducción de Janet. Le contó que su hija trabajaba para proteger a sus padres. Destacó la inteligencia y generosidad de su alumna.

La maestra dijo que Gina era una chica muy linda y amable, “pilas, se esforzaba un buen en aprender, era muy inteligente”.

Tras el funeral, Janet se reunió en la Colonia del Valle con su profesor, en las inmediaciones de la casa en la que viven varios trabajadores taiwaneses radicados en México.

Dijo sentirse furiosa, triste y decepcionada de que su jefa mantuviera a sus empleadas en ese edificio pese a que sabía de las malas condiciones del inmueble. Contó que puso tres condiciones para permanecer en el país: un aumento de sueldo, seguro médico y ya no tener que vivir en el departamento que compartía con su compañera.

La solicitud fue rechazada por su superior, que propuso pagarle un boleto de avión de vuelta a Taiwán. Janet aceptó y regresó a su país el pasado 2 de octubre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra la COVID-19: los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Solo en Brasil más de 1.5 millones de ciudadanos no han completado el programa de vacunación contra el coronavirus. Los expertos explican cuáles son los peligros.
19 de abril, 2021
Comparte

En un desayuno con periodistas el 13 de abril en Brasilia, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1.5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.

Según el Ministerio de Salud, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Queiroga señaló que tiene la intención de reforzar la campaña para que todos completen el calendario de vacunación, y para ello contará con el apoyo del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

En la reunión también estuvo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), Francieli Fantinato.

La especialista pidió a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

Pero, ¿cuáles son los riesgos que corren quienes no reciben la segunda dosis?

Protección dudosa

La mayoría de las vacunas contra la COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

Por ahora, la única excepción en la lista es la vacuna de Johnson&Johnson, que ofrece una buena respuesta con la aplicación de una sola dosis.

Marcelo Queiroga

Getty Images
El ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, informó que 1,5 millones brasileños no regresaron para recibir su segunda dosis de vacunación.

Estos cronogramas de vacunas se evaluaron y definieron en ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de voluntarios y sirvieron para determinar la seguridad y eficacia de las candidatas.

Por lo tanto, si alguien toma solo la primera dosis de CoronaVac o AZD1222 y olvida la segunda, no estará adecuadamente protegido.

Los datos que tenemos muestran que la persona está protegida con dos dosis. Si toma solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada“, explica la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Aunque la primera dosis dé un poco de protección, esta tasa no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ambas de Brasil.

Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.

¿Comenzar de nuevo?

Aún no está claro qué deben hacer aquellos que no han completado el plan de las dos dosis: ¿tendrán que empezar de cero o podrán aplicarse la segunda en cualquier momento?

Esto dependerá del tiempo que hayan dejado pasar desde que recibieron la primera, especulan los expertos.

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo”, señala la inmunóloga Cristina Bonorino, profesora titular de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

“Si no nos ceñimos a esto, no podemos garantizar la inmunización”.

vacuna

Reuters
Es importante tomar las dos dosis del mismo fabricante de vacuna.

En un escenario de escasez de vacunas, esto puede comprometer aún más las existencias y dejar a muchas personas sin inmunizarse.

En cualquier caso, vale la pena seguir la recomendación del Ministerio de Salud y acudir al centro de vacunación más cercano lo antes posible para completar la protección contra la COVID-19.

“No deben retrasarse, pero si tienen algún imprevisto, es importante recibir la segunda dosis lo antes posible para obtener una buena respuesta inmunológica“, refuerza Ballalai.

Bonorino, quien también es miembro de la Sociedad Brasileña de Inmunología, cree que el gobierno debería invertir en campañas de comunicación para concienciar a la gente sobre la necesidad de seguir adecuadamente los protocolos de inmunización del país.

“Necesitamos que esta información se difunda en televisión, en las redes sociales y en todos los medios, para que la población no se olvide de tomar la segunda dosis de la vacuna en las fechas indicadas”, destaca.

Según la última información del Ministerio de Salud, Brasil ha vacunado hasta ahora a un total de 27 millones de personas contra COVID-19, el 12% de de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.