Jueces sentencian a 13 representantes de empresas fantasma en Veracruz; piden captura de 13 más
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

Jueces sentencian a 13 representantes de empresas fantasma en Veracruz; piden captura de 13 más

El SAT presentó 5 nuevas denuncias, tras confirmar la existencia de operaciones simuladas entre empresas y el gobierno de Veracruz.
AFP Archivo
Por Arturo Angel
23 de octubre, 2017
Comparte

La Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) obtuvieron las primeras 13 sentencias condenatorias por delitos fiscales en contra de socios y representantes legales de una red de empresas fantasma en Veracruz, que recibieron recursos públicos del gobierno de Javier Duarte.

Además, jueces federales giraron 13 órdenes de aprehensión más contra otros involucrados, mientras que el SAT presentó cinco nuevas denuncias contra quien resulte responsable tras confirmar que las operaciones entre las compañías y el gobierno de Veracruz fueron simuladas.

Entre los sentenciados hay personas de bajos recursos, militantes del PRI en Veracruz o gente que aunque no eran empresarios simularon que lo eran en el papel, proporcionando datos fiscales falsos para convertirse en accionistas y representantes legales de las compañías. Todos aceptaron declararse culpables, a cambio de sentencias reducidas que les permitieran no ser encarcelados.

Estos falsos empresarios están vinculados directamente con las compañías fachada reveladas por Animal Político en mayo de 2016, y las cuales, mediante licitaciones simuladas y adjudicaciones directas irregulares, recibieron contratos de cuatro dependencias del gobierno de Duarte: Desarrollo Social, Protección Civil, Educación y el DIF Estatal (este último bajo la presidencia de Karime Macías, esposa de Duarte).

Los datos oficiales proporcionados a este portal por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) indican que las 13 sentencias fueron dictadas por jueces federales mediante la modalidad de “proceso abreviado”, es decir, en juicios cortos luego de que los involucrados aceptaran declararse culpables a cambio de una condena mínima.

El delito que se les imputó fue el “rendir con falsedad al registro, los datos, informes o avisos a que se encuentran obligados los contribuyentes” estipulado en el artículo 110 del Código Fiscal de la Federación. La pena para los que cometen este ilícito va de los tres meses a los tres años de prisión.

Dado que los acusados comparecieron voluntariamente ante las autoridades y se declararon culpables, el SAT y la PGR aceptaron que cumplieran sus penas en libertad. Esto con la condición de proporcionar toda la información relacionada con la forma en como fueron convencidos para incurrir en este fraude.

Un funcionario ligado con la investigación dijo que estaban conscientes de que estas personas eran el hilo más delgado de la red de corrupción en el gobierno de Duarte (muchas de las cuales aceptaron con engaños involucrarse en estos hechos debido a su situación económica), por lo que el interés de las autoridades era obtener los datos y las sentencias como antecedente legal, pero no que estas personas permanecieran en prisión.

El SAT también informó que hay otros 13 socios y representantes de esta red de empresas consignados ante los jueces y en contra de los cuales ya se giraron las órdenes de aprehensión correspondientes, dado que no han sido localizados ni se han presentado ante las autoridades. De la misma forma hay cuatro procesos penales más en curso también en contra de representantes, y otros dos que concluyeron sin sentencia.

La dependencia dijo que en total esta investigación derivó en la identificación de 30 compañías fantasma que, en definitiva, se confirmó que solo existían en el papel pero no en la realidad. Por ello les fueron cancelados todos sus registros y certificados digitales. La lista completa se encuentra en la información proporcionada por el SAT que se adjunta al final de esta nota.

Indagan simulación

El SAT dio a conocer que presentó cinco denuncias ante la PGR tras confirmar que las operaciones por las cuales el gobierno de Duarte contrató a estas compañías fueron simuladas. Solo por este hecho los que resulten responsables podrían alcanzar penas de hasta seis años de cárcel. Las carpetas de investigación están en curso.

La investigación periodística que en su momento presentó este portal estableció que la red de compañías fantasma recibió 645 millones de pesos mediante 71 contratos por productos y servicios que nunca existieron. Los conceptos iban desde compra de materiales para viviendas, hasta materiales escolares, despensas, etcétera. Todo fue falso.

La pesquisa posterior del SAT estableció que este grupo de empresas había facturado más de tres mil millones de pesos en distintas operaciones con dependencias del gobierno de Veracruz.

Cabe señalar que con la cancelación de las facturas que emitieron las compañías fachada existen también consecuencias fiscales inmediatas para las dependencias que las habían avalado sobretodo relacionadas con pagos de impuestos.

Animal Político preguntó al SAT sobre que dependencias y funcionarios estaban involucrados en estas investigaciones y las consecuencias que podrían estar enfrentando, pero la dependencia dijo (como se puede confirmar en el informe que se adjunta al final) que esta es información clasificada como reservada.

De lo que el SAT tampoco quiso dar respuesta es del resultado de las auditorías que practicó a por lo menos seis exfuncionarios del gobierno de Duarte (incluyendo al propio exgobernador) a los cuales se les encontraron posibles discrepancias entre operaciones reportadas con su nivel de ingresos. De nuevo sostuvo que es información clasificada como “confidencial”

Altos funcionarios impunes

Hasta ahora las indagatorias iniciadas entre Hacienda y la PGR por la operación de compañías fantasma en Veracruz no han traído consecuencias a ninguno de los altos exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte, ni tampoco a su esposa Karime Macías, pese a elementos y señalamientos que existen en su contra.

Los hoy diputados federales Antonio Tarek Abdalá, Adolfo Mota, Noemí Lagunes, Edgar Spinoso y Alberto Silva Ramos encabezaron u ocuparon puestos relevantes en las dependencias que contrataron a las compañías fantasma. La PGR no ha procedido en contra de ninguno de ellos, al menos para solicitar su desafuero.

Otro exfuncionario clave es el hoy diputado local Vicente Benítez, quien fuera tesorero y subsecretario de Desarrollo Social en la administración duartista. La Fiscalía de Veracruz, ya en el sexenio de Miguel Ángel Yunes, asegura que las indagatorias en contra de este funcionario fueron atraídas en su momento por la PGR, sin embargo, la dependencia federal no ha presentado hasta ahora acusación alguna contra el exfuncionario.

Un caso similar es el de Karime Macías, quien también está bajo investigación de la PGR desde 2016. A la exprimera dama de Veracruz y expresidenta del DIF Estatal incluso se le han congelado algunas cuentas bancarias pero hasta ahora no se le ha citado por lo menos a rendir una declaración. La Fiscalía del estado sostiene que tiene una investigación contra Karime por los contratos irregulares del DIF, pero tampoco existen resultados hasta la fecha.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Fin de la cuarentena: "burbujas sociales", la estrategia que aplica Nueva Zelanda y analizan otros países

Nueva Zelanda, uno de los países más exitosos en la lucha contra la covid-19, ha permitido a sus ciudadanos ampliar el círculo de contactos. Te contamos cómo funciona esta propuesta y por qué está siendo evaluada por varios gobiernos.
2 de mayo, 2020
Comparte

Con la extensión de la cuarentena en muchos países que llevan semanas en aislamiento, y la falta de claridad sobre cómo salir de ella sin que aumenten drásticamente los casos de covid-19, los ánimos de la gente se han ido desgastando.

Más allá del golpe económico que representa para quienes dependen del trabajo diario para su subsistencia o del caos logístico para los padres que tienen hacer malabares para trabajar desde la casa y ocuparse de sus hijos, muchos sufren el impacto de la soledad y la ausencia de contacto físico.

Por esta razón, una de las estrategias que algunos gobiernos están barajando para salir de este atolladero es la de crear o ampliar las llamadas “burbujas sociales”.

El término empezó a ganar prominencia después de que Nueva Zelanda —uno de los países más exitosos en la lucha contra la pandemia— anunciara el descenso de su nivel de alarma de 4 a 3.

Mientras que la recomendación de permanecer en la casa y evitar en lo posible las interacciones sociales en dicho país sigue en pie, las nuevas reglas que entraron en vigencia el lunes autorizan a la población a ampliar su círculo de contactos.

“La gente debe continuar dentro de la burbuja de su hogar pero puede expandirla para reconectarse con su familia extendida, o para traer cuidadores, o para ayudar a personas aisladas“, dice el gobierno en su página web, “siempre y cuando todos vivan en el mismo pueblo o ciudad”.

El contacto entre este grupo de personas debe exclusivo: es decir, las personas que forman parte de esta burbuja no pueden formar parte de otra.

Jacinda Ardem

Getty Images
El gobierno de Jacinda Ardem anunció el pasó de nivel 4 al 3 que entró en vigencia el lunes a la medianoche hora local.

“Esta aproximación es una manera de aumentar el contacto social a la vez que se minimiza el riesgo de transmisión de la enfermedad, ya que si se produce una infección se queda dentro de la burbuja y no puede transmitirse a otras”, le explica Stefan Flasche profesor asociado de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

“Es una forma eficiente de relajar las restricciones que, en principio, es viable en casi cualquier situación donde ya no esté aumentando el número de contagios”, dice.

En su opinión, es una herramienta importante para lidiar con la situación, mientras continúa la búsqueda de una vacuna, “aunque cada país deberá priorizar qué medidas necesitan flexibilizar más urgentemente”.

No más de 10

Mientras que la propuesta implementada en Nueva Zelanda no fija un número de individuos por unidad (aunque evidentemente la idea de una burbuja es que sea pequeña), otros gobiernos que evalúan la posibilidad de incorporar esta estrategia establecen un límite de 10 personas.

En el contexto británico, manteniendo este límite, la idea sería permitir la combinación de un grupo familiar con dos o tres otros grupos, también de forma exclusiva.

La idea también está siendo considerada entre otros por Escocia, Canadá y Bélgica.

Niños

Getty Images
Para los niños pequeños, que no pueden comunicarse tan bien con sus pares digitalmente, el contacto físico con otros niños es importante.

Para Per Block, coautor de un estudio liderado por la Universidad de Oxford sobre estrategias basadas en la reestructuración de nuestras relaciones sociales para aplanar la curva de la covid-19 después de la cuarentena, las ventajas de este modelo son evidentes.

“Cuanto más estricta es la cuarentena, más alto es el costo para la vida social y el bienestar psicológico de la gente”, le dice el investigador a BBC Mundo.

“Hay una diferencia enorme entre encontrase con alguna gente o estar solo en la casa, sobre todo para personas vulnerables desde un punto de vista psicológico, o que están en una situación poco segura, o que necesitan del contacto físico para su bienestar mental”.

Brian Dow, vicedirector ejecutivo de Rethink Mental Illnes, una ONG británica avocada a promover los derechos de las personas afectadas por problemas de salud mental, cree que esta política sería beneficiosa siempre y cuando esté bien manejada.

“Esto le permitiría a la gente aliviar la ansiedad que puede estar sintiendo al estar atrapada en su casa”, le dijo a la BBC.

“La gente ha sido muy creativa (en términos de socialización), pero, francamente lo que ahora necesita es, simplemente, un abrazo”.

Cómo armar tu burbuja

¿Pero cómo un grupo familiar o que comparte una vivienda puede armar su burbuja sin que sea un quebradero de cabeza, aceptando a algunos, rechazando a otros, y dejando a todos los integrantes de la casa satisfechos?

“Es una tarea delicada porque tienes que hacer un contrato social con otra gente que está en tu burbuja y asegurarte de que todos permanezcan dentro de ella y esto se basa en la confianza”, admite Block.

También hay muchos otros factores a tomar en cuenta como las diferentes generaciones que conviven bajo un mismo techo.

Madre con su hjio

Getty Images
Para armar una burbuja social, es importante reconocer quién tiene más necesidad de ampliar su burbuja personal.

“Si fuese por mí y mi pareja, seguramente estaríamos bien comunicándonos digitalmente con nuestros amigos, pero tengo una niña de cuatro años y su situación es peor, porque extraña la interacción física con sus amigos porque no se puede comunicar bien digitalmente”, comenta Flasche.

“Por eso debes considerar cuidadosamente quién dentro de la casa necesita más expandir su burbuja personal, y crear una unidad de acuerdo a quién realmente esto le hace falta”.

Otra cosa importante, señala Block, es crear una burbuja con un grupo que esté geográficamente cerca (como por ejemplo vecinos que sean amigos y con una estructura familiar similar), así “en caso de contagio, se puede limitar la distancia a la que se propaga la enfermedad”.

¿De qué dependerá el éxito de esta estrategia?

La respuesta es simple coinciden los entrevistados: de que la gente cumpla con las reglas.

Que, por otro lado, no son para siempre, sino “una solución intermedia entre ahora y quizás dentro de un año cuando volvamos a interactuar normalmente”, aclara Block.

“Yo lo veo como una oportunidad para la sociedad”, señala Lasche.

Si la gente sigue las reglas y limita sus contactos lo más posible, esta puede ser una estrategia viable y sostenible que nos haga la cuarentena más tolerable a largo plazo”, dice.

“Si no cumplimos con las normas y establecemos más contactos, la enfermedad se propagará, y tendremos que regresar a un aislamiento más severo. Por eso nos interesa a todos que no sea así”, agrega.

Nueva Zelanda, donde la estrategia de las burbujas sociales ya está en marcha, reevaluará el 11 de mayo cómo seguir adelante.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3FlrsNfKguk

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc

https://www.youtube.com/watch?v=WhjChg-SfiE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts