close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

Jueces sentencian a 13 representantes de empresas fantasma en Veracruz; piden captura de 13 más

El SAT presentó 5 nuevas denuncias, tras confirmar la existencia de operaciones simuladas entre empresas y el gobierno de Veracruz.
AFP Archivo
Por Arturo Angel
23 de octubre, 2017
Comparte

La Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) obtuvieron las primeras 13 sentencias condenatorias por delitos fiscales en contra de socios y representantes legales de una red de empresas fantasma en Veracruz, que recibieron recursos públicos del gobierno de Javier Duarte.

Además, jueces federales giraron 13 órdenes de aprehensión más contra otros involucrados, mientras que el SAT presentó cinco nuevas denuncias contra quien resulte responsable tras confirmar que las operaciones entre las compañías y el gobierno de Veracruz fueron simuladas.

Entre los sentenciados hay personas de bajos recursos, militantes del PRI en Veracruz o gente que aunque no eran empresarios simularon que lo eran en el papel, proporcionando datos fiscales falsos para convertirse en accionistas y representantes legales de las compañías. Todos aceptaron declararse culpables, a cambio de sentencias reducidas que les permitieran no ser encarcelados.

Estos falsos empresarios están vinculados directamente con las compañías fachada reveladas por Animal Político en mayo de 2016, y las cuales, mediante licitaciones simuladas y adjudicaciones directas irregulares, recibieron contratos de cuatro dependencias del gobierno de Duarte: Desarrollo Social, Protección Civil, Educación y el DIF Estatal (este último bajo la presidencia de Karime Macías, esposa de Duarte).

Los datos oficiales proporcionados a este portal por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) indican que las 13 sentencias fueron dictadas por jueces federales mediante la modalidad de “proceso abreviado”, es decir, en juicios cortos luego de que los involucrados aceptaran declararse culpables a cambio de una condena mínima.

El delito que se les imputó fue el “rendir con falsedad al registro, los datos, informes o avisos a que se encuentran obligados los contribuyentes” estipulado en el artículo 110 del Código Fiscal de la Federación. La pena para los que cometen este ilícito va de los tres meses a los tres años de prisión.

Dado que los acusados comparecieron voluntariamente ante las autoridades y se declararon culpables, el SAT y la PGR aceptaron que cumplieran sus penas en libertad. Esto con la condición de proporcionar toda la información relacionada con la forma en como fueron convencidos para incurrir en este fraude.

Un funcionario ligado con la investigación dijo que estaban conscientes de que estas personas eran el hilo más delgado de la red de corrupción en el gobierno de Duarte (muchas de las cuales aceptaron con engaños involucrarse en estos hechos debido a su situación económica), por lo que el interés de las autoridades era obtener los datos y las sentencias como antecedente legal, pero no que estas personas permanecieran en prisión.

El SAT también informó que hay otros 13 socios y representantes de esta red de empresas consignados ante los jueces y en contra de los cuales ya se giraron las órdenes de aprehensión correspondientes, dado que no han sido localizados ni se han presentado ante las autoridades. De la misma forma hay cuatro procesos penales más en curso también en contra de representantes, y otros dos que concluyeron sin sentencia.

La dependencia dijo que en total esta investigación derivó en la identificación de 30 compañías fantasma que, en definitiva, se confirmó que solo existían en el papel pero no en la realidad. Por ello les fueron cancelados todos sus registros y certificados digitales. La lista completa se encuentra en la información proporcionada por el SAT que se adjunta al final de esta nota.

Indagan simulación

El SAT dio a conocer que presentó cinco denuncias ante la PGR tras confirmar que las operaciones por las cuales el gobierno de Duarte contrató a estas compañías fueron simuladas. Solo por este hecho los que resulten responsables podrían alcanzar penas de hasta seis años de cárcel. Las carpetas de investigación están en curso.

La investigación periodística que en su momento presentó este portal estableció que la red de compañías fantasma recibió 645 millones de pesos mediante 71 contratos por productos y servicios que nunca existieron. Los conceptos iban desde compra de materiales para viviendas, hasta materiales escolares, despensas, etcétera. Todo fue falso.

La pesquisa posterior del SAT estableció que este grupo de empresas había facturado más de tres mil millones de pesos en distintas operaciones con dependencias del gobierno de Veracruz.

Cabe señalar que con la cancelación de las facturas que emitieron las compañías fachada existen también consecuencias fiscales inmediatas para las dependencias que las habían avalado sobretodo relacionadas con pagos de impuestos.

Animal Político preguntó al SAT sobre que dependencias y funcionarios estaban involucrados en estas investigaciones y las consecuencias que podrían estar enfrentando, pero la dependencia dijo (como se puede confirmar en el informe que se adjunta al final) que esta es información clasificada como reservada.

De lo que el SAT tampoco quiso dar respuesta es del resultado de las auditorías que practicó a por lo menos seis exfuncionarios del gobierno de Duarte (incluyendo al propio exgobernador) a los cuales se les encontraron posibles discrepancias entre operaciones reportadas con su nivel de ingresos. De nuevo sostuvo que es información clasificada como “confidencial”

Altos funcionarios impunes

Hasta ahora las indagatorias iniciadas entre Hacienda y la PGR por la operación de compañías fantasma en Veracruz no han traído consecuencias a ninguno de los altos exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte, ni tampoco a su esposa Karime Macías, pese a elementos y señalamientos que existen en su contra.

Los hoy diputados federales Antonio Tarek Abdalá, Adolfo Mota, Noemí Lagunes, Edgar Spinoso y Alberto Silva Ramos encabezaron u ocuparon puestos relevantes en las dependencias que contrataron a las compañías fantasma. La PGR no ha procedido en contra de ninguno de ellos, al menos para solicitar su desafuero.

Otro exfuncionario clave es el hoy diputado local Vicente Benítez, quien fuera tesorero y subsecretario de Desarrollo Social en la administración duartista. La Fiscalía de Veracruz, ya en el sexenio de Miguel Ángel Yunes, asegura que las indagatorias en contra de este funcionario fueron atraídas en su momento por la PGR, sin embargo, la dependencia federal no ha presentado hasta ahora acusación alguna contra el exfuncionario.

Un caso similar es el de Karime Macías, quien también está bajo investigación de la PGR desde 2016. A la exprimera dama de Veracruz y expresidenta del DIF Estatal incluso se le han congelado algunas cuentas bancarias pero hasta ahora no se le ha citado por lo menos a rendir una declaración. La Fiscalía del estado sostiene que tiene una investigación contra Karime por los contratos irregulares del DIF, pero tampoco existen resultados hasta la fecha.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Acuerdo entre los gobiernos de Trump y AMLO: ¿una victoria o traición a México?

México destacó su acuerdo migratorio con EE.UU. como un gran logro por haber evitado los aranceles anunciados por Trump, pero algunos creen que hubo demasiadas concesiones.
14 de junio, 2019
Comparte

El gobierno de México lo vendió como una victoria ante la amenaza arancelaria de Trump, pero muchos consideran que fue una concesión a todas y cada una de las exigencias estadounidenses.

El acuerdo migratorio alcanzado la semana pasada por ambos países, que contempla entre otras medidas el despliegue de 6.000 miembros de la Guardia Nacional de México en su frontera con Guatemala, no dejó a nadie indiferente.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, reconoció este lunes que la negociación fue el momento “más difícil” de las relaciones con Washington, pero que el acuerdo evitó la imposición de aranceles de un 5% a todos los productos mexicanos importados por EE.UU. tal y como había anunciado el presidente Trump si no se detenía “el flujo de inmigrantes indocumentados”.

En sus conversaciones, EE.UU. puso sobre la mesa la cifra de 140.000 migrantes llegados en mayo al país vía México antes de darle “un ultimatum”, dijo Ebrard.

Pero pese a esquivar la amenaza arancelaria -al menos de momento-, muchas voces criticaron la postura del gobierno mexicano al considerar que se había concedido demasiado al dejar todo el poder de la negociación en manos de EE.UU. y contradiciendo en parte algunas de las políticas de migración defendidas por el presidente López Obrador.

Ebrard y AMLO

AFP
El canciller de México, Marcelo Ebrard, ofreció detalles sobre el acuerdo migratorio alcanzado con EE.UU. en presencia del presidente López Obrador.

Los ataques llegaron incluso de las filas del propio partido de AMLO, Morena.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, afirmó que aceptar las medidas de EE.UU. “es una traición a la historia de México” y precisó que la Guardia Nacional es una solución contra el crimen organizado y no contra los migrantes.

“Estamos con una mentalidad de país colonizado”, dijo este jueves en una entrevista con la periodista Carmen Arístegui.

“Sí, con esto México está doblando las manos (cediendo, dando el brazo a torcer) ante EE.UU. con este acuerdo”, coincide Alejandro Hope, analista de seguridad y quien ejerció diversos cargos directivos en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en el pasado.

“Una tregua” temporal

Una de las críticas al acuerdo migratorio se centra en la “incertidumbre” que supone el no saber cómo se evaluarán sus resultados tras los 45 días iniciales fijados como plazo.

“A los 45 días, nos tendremos que sentar las partes y ver si tuvo éxito o no tuvo éxito (…). Y si no logramos resultados, tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluye el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional”, anunció el canciller.

Pero ¿cómo se medirá ese “éxito” para que EE.UU. no retome de nuevo la amenaza de los aranceles?

Donald Trump

Reuters
Aunque Trump se negó este martes a hablar sobre el acuerdo alcanzado con México, la hoja sostenida en sus manos reveló algunos detalles.

“No hay parámetros oficiales”, responde Hope. “Lo que hizo México fue someterse a un proceso de revisión continua en el cual la métrica de éxito-fracaso la imponen de manera unilateral los estadounidenses”, le dice Hope a BBC Mundo.

“Desde luego, no parece un acuerdo especialmente satisfactorio para México”, opina.

El analista cree que conseguir que se retirara “temporalmente” la amenaza de aranceles fue más bien “una tregua, un cese al fuego, más que un arreglo ejecutivo”.

Otro de los logros que México expuso tras su negociación fue haber evitado convertirse en “primer país de asilo” o “tercer país seguro” para las miles de personas, sobre todo centroamericanas, que tratan de buscar asilo en EE.UU.

Sin embargo, sí que aceptó recibir a un número indeterminado de migrantes en esta situación hasta que se resuelvan sus casos, que hasta el momento asciende a 10.000. Según dijo este miércoles el titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Migración de México, Alejandro Encinas, la cifra podría ascender a 50.000.

Por esto, muchas personas se preguntan si, en la práctica, México ya está actuando en cierto modo como “tercer país”, algo que Hope descarta ya que para ello, “México tendría que iniciar procesos de asilo en su país”, algo que no está ocurriendo.

“Muro militar”

La medida acordada que más polémica despertó fue el despliegue de la Guardia Nacional mexicana en la frontera para tratar de frenar a los migrantes.

“La extensa y espantosa historia de abusos vinculados con la militarización de la seguridad pública en México hacen que sea fácil prever que esta medida podría resultar en un desastre”, dijo este miércoles el director ejecutivo adjunto de Human Rights Watch, Daniel Wilkinson.

Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano, coincide en que este “muro militar” en la frontera sur podría “incrementar las violaciones a los derechos humanos” de los migrantes mediante operativos y retenes que acaben en detenciones.

Soldados mexicanos en la frontera

AFP
Organizaciones humanitarias vaticinan que el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera para frenar el flujo migratorio podría resultar en “un desastre”.

El canciller mexicano Ebrard negó en su conferencia del lunes que se busque criminalizar al migrante, pero sí dijo que será necesario registrarse para cruzar territorio mexicano.

“Se dice que se va a criminalizar a los migrantes, México nunca haría eso, ni menos este gobierno. Es decir, porque alguien se quiera mover, eso no lo convierte en criminal”, dijo.

“Por parte del gobierno, todo han sido discursos falsos con respecto a lo que prometió respecto a la migración. Lo que se siente y se ve en la frontera es totalmente lo contrario, esa supuesta ayuda a migrantes ha sido nula, sobre todo respecto a la migración pobre y forzada”, le dice Figueroa a BBC Mundo desde el estado de Tabasco, en la frontera con Guatemala.

Además, Figueroa alerta que la presencia de la Guardia Nacional en la frontera podría tener como consecuencia el aumento de tráfico de personas.

“Para los migrantes que van solos sería mucho más difícil cruzar territorio mexicano y optarían por buscar traficantes de personas que podrían tienen convenio o complicidad con autoridades corruptas”, alerta.

Migrantes detenidos

Getty Images
EE.UU. aseguró que 140.000 migrantes llegarón en mayo al país vía México antes de darle “un ultimatum” para llegar a un acuerdo.

A la espera de conocer los resultados de este acuerdo migratorio tras los anunciados 45 días, Hope alerta del daño que su aceptación ya habría causado sobre la figura de AMLO.

“Ahorita medio salvaron la crisis, pero esto le va a perseguir el resto de su mandato”, asegura, pronosticando que si la amenaza de los aranceles de Trump acaba por regresar, al presidente mexicano no le quedaría margen de maniobra.

“Hacerle una concesión adicional a EE.UU. sería políticamente muy costoso. Ahorita medio lo pudieron vender como victoria, pero ¿una más? No lo creo”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e_OhNJWLfz0

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=9s

https://www.youtube.com/watch?v=cAMfecez1mw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.