Entre los escombros de Juchitán y Axochiapan florecen los murales y la esperanza

Artistas plásticos vuelven a las calles de Oaxaca y Morelos para reconstruir el legado cultural y público que fue afectado por los sismos de septiembre.

Murales tras el sismo
Brigadas de color y alegría, una iniciativa para darle esperanza a comunidades afectadas por los sismos. Foto: Brigada de Color y Alegría

Así como la población de Juchitán ha salido a levantar las miles de casas derrumbadas por el sismo del pasado 7 de septiembre, con sus propias manos, y con más promesas que ayuda oficial efectiva, los artistas plásticos que antes dieron a esta localidad decenas de murales para alegrar el camino de la gente, ahora vuelven a las calles para reconstruir ese legado cultural y público que hace un mes y una semana cayó, junto con los muros del pueblo.

“Aquí existen varios colectivos que han hecho varios murales –explica el artista Suarte Noriega Nicolás, mientras se afana sobre una de las ahora pocas paredes íntegras de Juchitán–. Han pintado a personas del Istmo, a artesanos, a campesinos, a la gente que hace alguna labor, y se han pintado en varias secciones del pueblo”.

Pero esos murales, lamenta, en su mayoría fueron plasmados en casas antiguas, que abundaban en Juchitán, “y con el temblor todas valieron… todas se cayeron.”

En un recorrido realizado por las calles del pueblo, al menos 15 murales derruidos salen al paso. Sin embargo, aclaran pobladores, de otros no queda ya rastro que permita saber que ahí hubo alguna vez una anciana, o un sonriente niño zapoteca, por las labores de demolición y limpieza de escombros que van dejando un baldío cada decenas de metros, en cualquier dirección que se avance.

Antes del sismo, explica Suarte Noriega Nicolás, no existía ningún apoyo para los colectivos de muralistas, y luego del sismo, subraya, menos.

“Mucha gente me pregunta si nos pagan, o si la presidenta municipal nos apoya, pero no. El arte acá es de cada quién, y como artista, cada uno compra sus pinturas, sus materiales, porque aquí no hay apoyo, pero no hay que esperar a que vengan, y si no nos dan apoyo no vamos a hacer nada, no. Nosotros vamos a seguir trabajando, como artistas visuales, dando un poquito de lo que nosotros tenemos.”

El joven juchiteco habla mientras da brochazos bajo el rabioso sol de Oaxaca, enfundado en una sudadera que le protege la espalda y la nuca.

“Yo me siento muy triste –admite–, porque ¿quién iba a pensar que de la noche a la mañana todo iba a cambiar? A mi casa no le pasó nada, gracias a Dios, pero estamos durmiendo en la calle por el temor a las réplicas, y la mayoría de las casas de los vecinos sí se cayeron, es muy lamentable.”

Según estimaciones preliminares del gobierno federal, al menos 14 mil viviendas resultaron con daños en Juchitán. En muchos casos, las viviendas no tienen reparación.

Ahora, destaca, toda la población juchiteca sólo tiene un objetivo: “Volver a construir, lo que ya teníamos hecho (…) No puedo apoyarlos con dinero, pero con arte sí, para volver a dar una esperanza a la gente, a los jóvenes, a los niños, porque ellos son los que van a apreciar el arte.”

Del gris al color

En la comunidad de Quebrantadero, municipio de Axochiapan, Morelos, epicentro del sismo del 19 de septiembre, grupos artísticos y juveniles también se han propuesto sumarse a las labores de reconstrucción, desde lo cultural, y han conformado la Brigada de Color y Alegría, con la que buscan crear murales “sobre los paredones que aún han quedado firmes” de las 10 comunidades más afectadas por el temblor en Morelos y Puebla.

Esta iniciativa local, lanzada por el Centro de Arte y Cultura Abierta de Quebrantadero, y los grupos juveniles “Comparsa Bretaña” y “Verano Activo Axochiapan”, se propone crear en estos poblados, con la participación de los niños, niñas y jóvenes de cada uno, “un monumento donde el color, las imágenes, palabras e ideas puedan volver a llenar de esperanzas a toda la comunidad”, que aporte a la unidad de sus comunidades, en estos momentos de dolor.

Para financiar esta iniciativa, la Brigada de Color y Alegría lanzó una colecta a través de la plataforma donadora.mx, a través de la cual las personas interesadas pueden realizar donaciones, el objetivo es juntar al menos 30 mil pesos, para la compra de materiales.

DE GRIS A COLOR from Eliseo Pliego Flores on Vimeo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios