Todo lo que debes saber para entender el Gran Premio de México de Fórmula Uno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@redbullracing

Todo lo que debes saber para entender el Gran Premio de México de Fórmula Uno

Ésta es una guía muy básica para entender el mundo del automovilismo de la Fórmula Uno y el Gran Premio de México que se corre este fin de semana.
@redbullracing
Por Redacción Animal Politico
27 de octubre, 2017
Comparte

A partir de este viernes, por tercer año consecutivo, el Autódromo Hermanos Rodríguez, de la Ciudad de México, será el escenario del Gran Premio de México de la Fórmula Uno, uno de los eventos deportivos más importantes del mundo.

Si bien México ha tenido una larga tradición en el automovilismo, desde la década de los 60 del siglo pasado, con los Hermanos Rodríguez, este deporte desapareció del plano nacional durante varios periodos, hasta que con la incorporación del piloto Sergio Pérez se retomó el interés.

Este fin de semana la capital mexicana estará a la vista del mundo por el GP, y si eres de los que apenas se está acercando a esta disciplina deportiva o te llama la atención pero no entiendes del todo de qué se trata, te compartimos los siguientes datos de por qué esta fecha en México es importante.

¿Qué es la Fórmula Uno?

Los orígenes de este serial automovilístico se remontan a 1950 cuando se corrió el primer Gran Premio de un calendario de varias carreras, con lo que se forjó el Campeonato Mundial de Pilotos, conforme avanzaron los años, no sólo se agregaron más pilotos, pistas y equipos, sino que la principal característica de la máxima categoría comenzó, que es el desarrollo tecnológico de los coches.

La también llamada categoría reina del automovilismo es la que genera más interés a nivel mundial, algunos reportes de audiencia de televisión la ubican sólo por detrás del futbol y de los Juegos Olímpicos en cuanto al interés del público.

Se trata de la serie automovilística de más glamour, dinero y, hasta cierto punto, elitismo, ya que tan sólo UBS, principal patrocinador de la F1, paga anualmente 32 millones de euros, mientras que el canal F1 Latam, que adquirió los derechos de televisión para América Latina, pagó 100 millones de dólares por cuatro años.

El calendario comienza en marzo y termina en noviembre, para este año fueron 20 fechas en la misma cantidad de países, y el Gran Premio de México es la antepenúltima parada del 2017. Además de pistas en autódromos, hay carreras callejeras, como Mónaco o Azerbaiján, y algunas se corren de noche, como la de Singapur.

En cada carrera, la finalidad es conseguir el mejor lugar de arrancada, para llegar en primer lugar y acumular puntos dependiendo la posición en la que se llegue. Los puntos suman para los pilotos y para las escuderías, y al final del año se corona campeón el que más unidades sume, aunque no necesariamente sea el que más carreras gane.

Los protagonistas al volante

La Fórmula Uno se considera como si fuera el “Mundial” del automovilismo, por lo que los pilotos que llegan a ella son catalogados como los más talentosos para dominar la presión y la demanda de estos autos cargados de tanta tecnología. Esto lleva a que solo pocos puedan destacar y algunos no consiguen quedarse en la F1 por mucho tiempo, ya que la competencia y la oferta de pilotos en categorías menores es alta.

Actualmente, hay 20 pilotos en la máxima categoría, de los cuales seis están en el rango de los que pelean por el campeonato.

Los más destacados en la actualidad son: Lewis Hamilton (Gran Bretaña), Valteri Bottas (Finlandia), Kimi Raikkönen (Finlandia), Sebastian Vettel (Alemania), Daniel Ricciardo (Australia), Max Verstappen (Holanda), Sergio Pérez (Mexico), Felipe Massa (Brasil), y Fernando Alonso (España).

Las escuderías

Actualmente son 10 escuderías, con dos pilotos cada una, las que compiten en la F1, de éstas, Ferrari es la más longeva, mientras que otras de tradición son Renault, Mercedes, McLaren, Williams, Sauber y otras que han llegado en años recientes para incrementar la competitividad son Force India, Red Bull o Haas.

Las leyendas

Por la Fórmula Uno han pasado los mejores pilotos de todos los tiempos, uno de ellos fue Michael Schumacher, alemán siete veces campeón del serial, quien es el máximo ganador de títulos.

Otros pilotos destacados que han corrido en F1 son: Juan Manuel Fangio, Alain Prost, Sebastian Vettel, Jackie Stewart, Niki Lauda, Ayrton Senna, Jim Clark, Graham Hill, Emerson Fittipaldi, entre otros.

Presencia mexicana

Han sido pocos los pilotos mexicanos que han participado en la categoría, los primeros fueron los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, quienes su muerte a edad temprana les cortó la posibilidad de hacer una carrera más exitosa.

Después de ellos tuvieron una actuación discreta Moisés Solana y Héctor Rebaque, mientras que en el nuevo milenio, Esteban Gutiérrez tuvo un paso fugaz y Sergio “Checo” Pérez es el que mejores resultados ha obtenido y, a la fecha, es el piloto más popular de México.

Aspectos técnicos

No sólo la velocidad es factor para ganar una carrera de F1, se trata también de un deporte de estrategia en el que cuidar el combustible, las llantas, saber dónde y cómo rebasar, son aspectos importantes, además, otros factores pueden influir en el resultado de la carrera, en la cual se pueden llegar a presentar varios aspectos técnicos.

Prácticas 1, 2 y 3: Los viernes de cada fecha de F1 se dedican para la sesión de entrenamientos libres, en éstas los pilotos afinan detalles sobre la pista y del coche, y los tiempos registrados por vuelta no cuentan más allá que para saber cómo está el auto. La tercera práctica se realiza el sábado por la mañana.

Clasificación: La sesión de los sábados se dedica para la clasificación, en ésta el cronómetro sí es importante y la finalidad es que los pilotos logren el mejor tiempo de vuelta para que consigan un mejor puesto de salida.

Carrera: Los domingos son el día grande, es cuando se corre en Gran Premio y el número de vueltas depende de cada pista, la intención no solo es ser el más veloz, sino también el más inteligente en las estrategias de cambio de llantas para conseguir adelantar puestos y llegar en primer lugar.

Bandera a cuadros: Ésta ondea cuando el piloto en primer lugar cruza la meta tras completar todas las vueltas pactadas al circuito.

Bandera blanca: Indica la última vuelta de carrera.

Bandera roja: Avisa que la carrera está detenida por algún incidente grave.

Bandera amarilla: Pide bajar la velocidad y tener precaución por algún accidente o coche detenido.

Bandera negra: Descalifica al piloto al que se la muestran.

Carro de seguridad: Ingresa cuando hay un accidente grave o algún factor interrumpe en la pista, por lo que la carrera a alta velocidad no es viable. Se coloca delante del coche que va en primer lugar y todos los demás se forman detrás para circular a baja velocidad.

Gran Premio de México

Este año la fecha en México toma una gran relevancia, ya que de ganar el británico Lewis Hamilton, o con una combinación de resultados, podría coronarse campeón del serial.

La presencia de la pista de la Ciudad de México en la F1 se remonta a 1962 cuando se llevó el primer Gran Premio en nuestro país, lo cual duró hasta 1970 cuando se suspendió durante 16 años por un accidente en el que murió un espectador.

En 1986 la F1 retoma su visita a México, pero ésta solo dura hasta 1992 cuando de nueva cuenta se quita del calendario al Autódromo Hermanos Rodríguez.

En 2015, tras 23 años de ausencia, llega la tercera etapa del GP de México, y en los dos años que se ha llevado a cabo se ha ganado las distinciones de ser el mejor evento de automovilismo, considerado así por la Federación Internacional de la especialidad, y ser la pista más rápida del mundo.

Además, económicamente es una gran inyección para las finanzas nacionales, tan solo para esta edición, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), pronostica una derrama económica de mil 500 millones de dólares durante este fin de semana.

A la par, los pilotos realizan diferentes actividades sociales y comerciales, y los aficionados pueden acudir a la Fan Zone, en el Campo Marte, para conocer más sobre este deporte.

Así, si visitarás el Hermanos Rodríguez por primera ocasión para disfrutar la “F1esta” de la Fórmula Uno, ésta es una guía muy básica para entender la carrera.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: por qué México es el país de América Latina que menos dinero ha gastado durante la pandemia de COVID-19

Al comparar los paquetes de estímulo fiscal aplicados en la región, México aparece en el último lugar de la lista. ¿Cuáles son las razones de esta decisión?
13 de mayo, 2021
Comparte

México siguió el camino de la austeridad fiscal durante la pandemia de COVID-19. Un camino que ni siquiera el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado.

A diferencia de lo que hizo al desatarse la crisis financiera de 2008, el FMI esta vez se mostró a favor del endeudamiento de los gobiernos para hacer frente a la recesión, excepto en aquellas economías cuyas arcas fiscales están secas o no tienen ninguna capacidad de conseguir recursos en los mercados financieros.

“Para detener el declive de la actividad económica y el aumento de la pobreza, México se beneficiaría de un mayor apoyo fiscal temporal a corto plazo”, señala un informe del organismo publicado en octubre del año pasado, en el cual recomienda gastar entre 2,5% y 3,5% del Producto Interno Bruto, PIB.

“México tiene cierto espacio fiscal y disfruta de un cómodo acceso al mercado que podría utilizarse durante estos tiempos difíciles”, agrega el documento.

Y en febrero de este año, Alejandro Werner, quien era director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, dijo que un aumento del gasto fiscal “obviamente hubiese beneficiado a la población” y habría evitado que empresas medianas se fueran a la quiebra.

Sin embargo, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió mantener el cinturón bastante apretado y gastó un 0.7% del Producto Interno Bruto en medidas de estímulo fiscal, la cifra más baja de todos los países latinoamericanos.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, defendió la política del gobierno hace unas semanas argumentando que, en comparación con otras economías de América Latina, México tendrá una posición macroeconómica y fiscal mucho más fuerte cuando termine la crisis, gracias a la decisión de no contratar deuda adicional y generar buenas expectativas ante los inversores.

Agregó que en los próximos meses, la herramienta fiscal y financiera más importante será la campaña de vacunación, la cual tendrá un efecto positivo en la economía.

Y en enero de este año argumentó que el gobierno no contrató más deuda porque el marco legal del país no se lo permite.

“Había cuestiones legales ligadas, en el caso de México, se tiene una ley muy antigua en la cual se prohíbe el uso de deuda pública para otra cosa que no sea infraestructura pública“, dijo Herrera en un foro organizado por la calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Getty Images
El gobierno de López Obrador argumenta que no contrató más deuda porque el marco legal del país no se lo permite.

En otra ocasión, Herrera dijo que mientras los países desarrollados pagan una tasa de interés cercana a cero por la emisión de deudas, México, en cambio, tiene que pagar un 4.25% por los préstamos.

BBC Mundo contactó a la Secretaría de Hacienda, pero no recibió respuesta.

Fue un error

“El nivel de gasto fue bajísimo, fue un error”, dice Héctor Villareal, profesor del Tec de Monterrey y director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, CIEP.

Aunque reconoce que el gobierno creó algunos programas para combatir la pandemia, Villareal sostiene en diálogo con BBC Mundo que muchas medidas fueron financiadas con ajustes en otros rubros de las finanzas públicas.

Funcionarios del gobierno han argumentado que fue necesario tener un criterio fiscal prudencial en caso de que la crisis se prolongara por más tiempo.

Dinero mexicano

Getty Images
“En teoría tenemos un gobierno de centro izquierda, pero que en términos de deuda se comporta como un gobierno conservador”, dice Héctor Villareal.

Con una deuda pública cercana al 60% del PIB, mucho menor que la de Argentina y Brasil, la decisión fue, aparentemente, no correr riesgos.

“En teoría tenemos un gobierno de centro izquierda, pero que en términos de deuda se comporta como un gobierno conservador“, apunta Villareal.

“Combatir la pobreza y la desigualdad”

Aunque la economía cayó un 8.2% el año pasado y la pobreza se disparó a más de la mitad de la población, hay expertos que han destacado las decisiones tomadas por el gobierno.

“La política de México frente a la pandemia ha sido importante porque uno de los objetivos de este gobierno ha sido combatir la pobreza y desigualdad”, dijo en marzo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

“Antes de la pandemia el gobierno empezó a preocuparse por los pobres, se adelantaron y se expandieron las transferencias monetarias”, agregó.

Proteger las finanzas públicas

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) considera que “la respuesta fue limitada” en los apoyos fiscales.

“No hubo movimiento en las tasas impositivas o en transferencia de subsidios, o mecanismos que facilitaran el financiamiento en el sector privado”.

Hombres caminando

Getty Images
La economía de México cayó 8,2% el año pasado y la pobreza se disparó a más de la mitad de la población.

Aunque reconoce que hubo programas de transferencias directas a micronegocios, le dice a BBC Mundo que “no se aplicó un programa contracíclico en materia fiscal”.

“Si bien el gobierno tiene un profundo sentido social, en materia fiscal en realidad es un gobierno muy ortodoxo y más tendiente hacia lo liberal”, dice el investigador.

Según De la Cruz, estaba claro que, por su dimensión, la crisis iba a generar un costo importante y por eso la mayoría de los países trató de suavizar el impacto.

En el caso de México, argumenta, la decisión fue evitar que las finanzas públicas terminaran pagando el costo de la crisis.

“La mayor parte del costo social y económico terminó siendo pagado por la sociedad“, apunta.

Argumenta que un millón de empresas tuvieron que cerrar y al menos dos millones de personas no han logrado recuperar sus empleos, una situación que desde su perspectiva, podría haberse mitigado.

“El costo político”

En eso coincide Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, CEEY.

De la Torre cuenta que uno de los argumentos del gobierno para evitar el aumento del nivel de deuda fue que en rescates financieros previos los beneficios fueron aprovechados por la clase empresarial y no por los más vulnerables.

Mujer cocinando

Getty Images
Pese a la gran recesión que experimentó el país en 2020, las proyecciones económicas apuntan a un rebote en el crecimiento cercano al 5% este año.

“Me parece que ese argumento es muy débil”, le dice a BBC Mundo.

Para De la Torre, aunque en el pasado pudo haber desviaciones de los recursos fiscales, “también es cierto que esos recursos apoyaron al conjunto de la economía y evitaron un colapso mayor”.

Pero, a su juicio, hay una razón más de fondo que explica por qué las ayudas fiscales fueron las más bajas de América Latina.

“Habría existido un gran costo político si el gobierno, después de endeudarse, hubiese tenido que realizar una reforma fiscal profunda para pagar las deudas”, advierte.

Como esas reformas o ajustes, suelen provocar un descontento generalizado, agrega, optó por evitar ese costo político.

El experto cree que el gobierno hizo un balance y determinó que el costo político actual, de no haber aumentado las ayudas fiscales, tiene un costo político más disperso en un gran número de personas, generalmente poco organizadas.

“Es un costo que estaría parcialmente justificado por un factor externo, que en este caso sería la pandemia y sus secuelas”.

Si el objetivo era mejorar el bienestar de la población y aumentar las posibilidades de una recuperación económica, agrega, “había que endeudarse, gastar, y después hacer una reforma fiscal, incurriendo en un costo político”.

Pese a la gran recesión que experimentó el país en 2020, las proyecciones del gobierno y de organismos internacionales señalan que este año se producirá un rebote y el crecimiento estará cercano al 5%.

Mientras la vacunación avance y no se produzca una nueva ola de contagios, los expertos creen que este año debería marcar una clara recuperación, siguiendo la tendencia global.

Lo que no se va a recuperar muy rápidamente son las secuelas sociales de la pandemia que, al igual que en el resto de los países de la región, requerirán varios años antes de regresar a los niveles de bienestar previos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.