El escándalo de Kobe Steel, la empresa japonesa que vendió metales falsificados a 500 compañías
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: AFP

El escándalo de Kobe Steel, la empresa japonesa que vendió metales falsificados a 500 compañías

La firma ha reconocido que se trata de 16 subproductos -los cuales forman parte esencial de industrias como el transporte, las maquinarias, el sector eléctrico o la construcción- que no se ajustan a las exigencias de calidad en términos de resistencia y duración.
Foto: AFP
Por BBC Mundo
16 de octubre, 2017
Comparte

¿Podrían decenas de autos, trenes y aviones estar a punto de ser retirados del mercado por razones de seguridad? No se sabe, pero lo que sí está claro es que las grandes multinacionales que le compraron aluminio, cobre y acero falsificado a la empresa japonesa Kobe Steel están investigando las consecuencias de un escándalo con impacto internacional.

La trama comenzó la pasada semana, cuando el tercer mayor fabricante de acero del mundo admitió que había falsificado los datos sobre la calidad de sus productos.

Al comienzo la empresa dijo que las pruebas de calidad adulteradas afectaron a 200 clientes de la industria del transporte que le habían comprado aluminio y cobre.

Pero las alarmas se prendieron definitivamente cuando saltaron a la mesa los nombres algunos de los clientes afectados: el de los gigantes General Motors, Boeing y Toyota.

A pesar del escándalo, en ese momento pocos sabían que se venía una avalancha.

Y lo que se sabe hasta hora es que una investigación interna realizada por la compañía arrojó que en realidad son 500 las empresas afectadas.

A man works on a Toyota Mirai vehicle on the production lineDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionKobe Steel le vendió productos adulterados a empresas como General Motors, Boeing y Toyota.

Y no solo eso. Las falsificaciones se remontan diez años atrás. Y como si eso fuera poco, no solo adulteraron la calidad del aluminio y del cobre, también lo hicieron con el acero.

Para rematar el asunto, la firma ha reconocido finalmente que se trata de 16 subproductos -los cuales forman parte esencial de industrias como el transporte, las maquinarias, el sector eléctrico o la construcción- que no se ajustan a las exigencias de calidad en términos de resistencia y duración.

Por ahora ninguna empresa ha planteado la posibilidad de retirar productos del mercado, pero como hay una investigación abierta que revela nuevos detalles cada día que pasa, no se sabe qué esconden realmente las paredes de Kobe Steel.

Se desploma en la bolsa

Apenas se enteró el mercado de lo que estaba ocurriendo, las acciones de Kobe Steel cayeron casi 40% en dos días, y el valor de mercado de la empresa en una semana disminuyó en cerca de US$1.800 millones.

“La credibilidad de Kobe Steel cayó a cero”, dijo el presidente de la firma, Hiroya Kawasaki.

Y se ha sabido también que, además de Toyota o General Motors, Honda y Mazda también han sido afectados.

Japan construction siteDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas acciones de Kobe Steel se fueron al suelo.

Daimler y Airbus también estarían en la lista, según el medio japonés Nikkei, el mayor diario de información financiera del mundo.

Frente a un escándalo de esta magnitud, el gobierno japonés se vio obligado a intervenir, pidiéndole a la compañía que entregue un informe sobre la seguridad de sus productos dentro de las próximas semanas.

¿Cómo nadie se dio cuenta?

De inmediato surgieron las interrogantes sobre cómo fue posible que por tantos años los controles de calidad fallaran.

Gary Ysuchida, un portavoz de la empresa, le dijo a la BBC que la compañía se arrepiente de la falsificación.

“Hubo decenas de empleados involucrados. Parece que en algunos casos el control de calidad estuvo en manos de trabajadores con años de experiencia que gozaban de la confianza de la organización y, de algún modo, hubo discrepancias que fueron deslizadas por ellos”, dijo Ysuchida.

Esa explicación deja la responsabilidad en manos de los empleados. Pero Karishma Vaswani, corresponsal de Negocios de BBC en Asia, puso en cuestión la explicación corporativa.

AluminioDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa información falsa se remonta a una década.

“¿Sabían los directivos que los informes eran falsificados? ¿Hay fallas sistémicas en la compañía que llevaron a este escándalo? Las explicaciones que entregue la empresa en las próximas semanas revelarán qué tan profunda puede ser la crisis”, dijo Vaswani.

Varias de las empresas afectadas dijeron que hasta ahora encontraron ningún problema en la seguridad de los productos que fueron fabricados con aluminio, cobre o acero de la firma japonesa.

Sin embargo, el alcance del escándalo es aún desconocido y las investigaciones -tanto dentro de Kobel Steel, como las que están llevando a cabo los propios clientes afectados- están en desarrollo.

Esta crisis corporativa -que también salpica la imagen de Japón- se suma a otros problemas de compañías, como por ejemplo Nissan Motors, que anunció hace unas semanas el retiro de más de un millón de vehículos tras admitir que empleados sin la calificación suficiente habían hecho las inspecciones finales de automóviles que serían vendidos en el mercado local.

Y trae a la memoria el escándalo de Takata, cuando declaró la bancarrota luego que sus airbags defectuosos fueran vinculados a 16 muertes y decenas de heridos en accidentes en todo el mundo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tomada de video @estenoesartur

Simpatizantes del PAN en CDMX agreden a periodista durante entrega de propaganda

Arturo Contreras, de Pie de Página, fue amedrentado verbalmente y luego agredido físicamente cuando intentaba retirarse del lugar.
Tomada de video @estenoesartur
22 de abril, 2021
Comparte

Un periodista que cubría la entrega de propaganda del PAN, en la Ciudad de México, fue agredido por simpatizantes del partido.

La persona agredida es el reportero y fotógrafo de Pie de Página, Arturo Contreras.

El hecho ocurrió en la alcaldía Benito Juárez, durante un acto para promocionar la candidatura de Santiago Taboada, como alcalde, Christian Von Roherrich, quien busca la reelección en el Congreso de la CDMX, y Luis Alberto Mendoza, quien aspira a una diputación federal.

De acuerdo con el relato de Arturo Contreras, él estuvo durante al menos una hora en el cruce de Avenida Universidad y Eje 7, entrevistando a los simpatizantes que repartían volantes.

Las personas accedieron a la entrevista e incluso posaron para una fotografía.

Cuando el periodista se retiraba del lugar, un supuesto coordinador le pidió que no se fuera pues un supervisor ya iba en camino y él le podía dar más información sobre las actividades proselitistas.

Lee: Diputado de Morena detenido por presunto abuso sexual, queda libre por fuero y hasta vota en sesión

Al llegar, el supuesto supervisor cuestionó de forma agresiva a Arturo, pese a que éste se identificó como reportero de Pie de Página, y lo acusó de acosar a los simpatizantes panistas.

Dijo que llamaría a unas patrullas porque el trabajo de Contreras incomodaba a los simpatizantes.

Luego de amedrentarlo, el sujeto agredió físicamente al periodista tirándolo al piso para evitar que se retirara y llamó a más personas.

“De la nada, otros dos hombres muy robustos me rodearon, decidí huir, pero el señor del video salió a taclearme”, denunció el reportero.

En redes sociales Arturo compartió un video donde se observa el momento en que es amenazado y luego cuando es derribado.

 

Tras ser agredido, Arturo llamó al 911 e inmediatamente llegaron alrededor de 10 policías, pero no por su llamado, sino por el del supuesto coordinador.

El periodista dice que los policías solo se limitaron a decirles que no se pelaran.

Ante la llegada de las autoridades y la presencia de algunas personas que atestiguaron la agresión, los simpatizantes panistas dejaron ir a Arturo.

Hasta el momento, ni el PAN Ciudad de México, ni los candidatos por los cuales se hacía proselitismo se han manifestado por la agresión.

Con información de Pie de Página.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.