close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Negocios con causa: los empresarios de la Roma-Condesa que apoyaron a damnificados por sismo

A través de un grupo de chat de WhatsApp, más de 80 negocios se organizaron para preparar sándwiches, tortas y guisos para alimentar a quienes más lo necesitaran.
Cuartoscuro
Por Eréndira Aquino
14 de octubre, 2017
Comparte

Durante los días inmediatos al sismo del pasado 19 de septiembre, restauranteros y comerciantes de las colonias Roma y Condesa abrieron sus locales para apoyar a voluntarios y damnificados.

A través de un grupo de chat de WhatsApp, más de 80 negocios se organizaron para preparar sándwiches, tortas y guisos para alimentar a quienes más lo necesitaran.

“Al día siguiente del sismo, volvimos a los negocios y empezamos a pensar qué podíamos hacer, hasta que alguien nos ayudó a organizarnos en un chat en el que escribían dónde se necesitaban alimentos, y habían quienes levantaban la mano y decía ‘yo mando’”, explica Fernando Campo, dueño de el restaurante Fonda Garufa, ubicado en la colonia Condesa.

En su negocio, dice, hicieron 300 tortas diarias, y prepararon guisos, agua de frutas y café para repartir a quienes laboraban en el rescate de víctimas en edificios cercanos, así como a personas que se encontraban en los albergues para damnificados.

Lee: Comida caliente, una red que busca brindar apoyo a damnificados por el sismo en la CDMX.

“Algunos empezaron a pedir insumos y los fueron consiguiendo de proveedores y donadores. Una chef, incluso, se puso a hacer sándwiches en su casa, y pidió a todos los vecinos de su edificio ayudar”, cuenta.

Pero después de esto, cuando la emergencia pasó, “la clientela se perdió, y los ingresos bajaron entre un 30 y un 40%, porque la gente todavía no vuelve a la zona. Yo no sé cuánto tardará para que se recupere la situación, pero seguimos trabajando”, comenta.

“Recordé cómo había vivido el sismo del 85”

Ramón Orraca, restaurantero de la zona, cuenta que “al darnos cuenta de lo que había pasado y que no íbamos a poder abrir en los siguientes días, decidimos juntar las producciones de los seis restaurantes que tenemos en la Roma-Condesa para poder repartir comida entre los damnificados del sismo, y empezamos el mismo día”.

“Salimos entre cinco y seis personas a repartir los alimentos el mismo martes 19 de septiembre, en los derrumbes de Álvaro Obregón y Ámsterdam. La comida no duró ni veinte minutos”, recuerda.

Te puede interesar: Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo.

Orraca explica que hayan reaccionado tan rápido, “porque recordé cómo había vivido el sismo del 85 con mi papá, que también era restaurantero. En esa época él no pudo abrir su negocio varios días, y decidió apoyar con comida a la gente; fue como repetir eso”.

Al igual que Fernando, Ramón reconoce que sus negocios han perdido entre 25 y 30% de sus ingresos.

“No nos hemos terminado de recuperar, la gente va a tardar en regresar a la Roma-Condesa, pero deben saber que muchos lugares ya están abiertos porque están bien, sin riesgo alguno”, dice.

El apoyo continúa

La urgencia para alimentar a brigadistas y damnificados pasó; ahora, estos negocios tratan de recuperarse, pero también de continuar apoyando a quienes más lo necesitan.

Lee también: #MapaContraelOlvido: ¿En dónde murió cada víctima del 19S en CDMX?

De acuerdo con Fernando Campo, los restauranteros ya discuten la posibilidad de generar ‘platos con causa’, de los que se donará un porcentaje de la ganancia para continuar brindando ayuda económica para las necesidades de los damnificados.

Además, comenta, algunos locatarios están entrevistando a personas que se quedaron sin trabajo después del sismo, para que se incorporen temporalmente como trabajadores en los negocios que no tuvieron afectaciones, hasta que reabran los locales donde laboraban, o hasta que encuentren un nuevo empleo.

“Pienso que este evento terrible nos acercó a todos el corazón, nos puso en una situación de fragilidad que se tradujo en sensibilidad y empatía por los demás”, reflexiona Fernando.

Por su parte, Ramón concluyó que “a partir de que se sumaron restauranteros y mucha gente pudimos lograr grandes cosas. Ojalá sigamos juntos, construyendo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Chernobyl: cómo ven en Rusia la serie de TV (y por qué están haciendo su propia versión)

Tras el éxito de la serie "Chernobyl" de HBO, la televisión estatal rusa sacará su propia versión haciendo hincapié en su punto de vista histórico y acusando a la CIA de haber estado involucrada en el desastre.
8 de junio, 2019
Comparte

Más de tres décadas después del desastre de Chernobyl surgió una nueva polémica en torno el peor accidente nuclear de la historia.

Tras el éxito de la miniserie producida por los canales HBO y Sky, la televisión estatal rusa anunció que está trabajando en su propia serie sobre lo sucedido.

Aseguró que esta se basará en los hechos históricos y mostrará cómo la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) estuvo involucrada en el desastre.

El director de la serie, Aleksey Muradov, afirmó que mostrará “lo que realmente sucedió en ese entonces”.

La miniserie de HBO, que terminó el lunes, recibió el puntaje más alto (9,7) para un programa de televisión en la historia en el sitio IMDB, la base de datos de películas y series, así como una calificación de 9,1 en su equivalente ruso Kinopoisk.

Pero en una entrevista con Komsomolskaya Pravda, el diario más leído de Rusia, Muradov dijo que su versión del programa “propone una visión alternativa sobre la tragedia de Prípiat”.

“Hay una teoría de que los estadounidenses se infiltraron en la central nuclear de Chernóbil“, dijo.

Una mujer frente a viejos y abandonados vehículos en una excursión turística en la ciudad abandonada de Prípiat.

AFP
En la actualidad se realizan visitas turísticas a la ciudad abandonada de Prípiat.

“Muchos historiadores no descartan la posibilidad de que el día de la explosión, un agente de los servicios de inteligencia del enemigo estuviera trabajando en la estación”.

La revista estadounidense Hollywood Reporter informa que el Ministerio de Cultura ruso contribuyó con 30 millones de rublos (US$463.000) para la producción televisiva.

El reactor Nº 4 en la planta nuclear de Chernóbil explotó el 26 de abril de 1986 en la ciudad ucraniana de Prípiat.

Al menos 31 personas murieron inmediatamente después del accidente y los efectos se siguen sintiendo en la actualidad.

¿Qué opina Rusia de la serie Chernóbil de HBO?

Según Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Moscú, hubo muchos elogios en Rusia por la autenticidad de Chernóbil.

El diario Izvestia la calificó como el retrato más “realista” de la época, comparado con la mayoría de las películas rusas. También se resaltó la manera en que la serie transmitió el heroísmo de la gente común.

Una habitación abandonada de Prípiat.

EPA
El desastre nuclear de Chernóbil ocurrió en 1986.

Muchos han estado compartiendo sus propias historias de Chernóbil en las redes sociales y “los rusos más jóvenes las escuchan por primera vez”, contó Rainsford.

Gracias por “devolvernos nuestra historia”, escribió un usuario de Twitter.

Pero también hubo críticas.

“Un columnista afirmó que el programa era un complot para socavar la agencia atómica actual de Rusia. Otros lo llamaron ‘propaganda’ estadounidense encaminada a ensuciar la imagen de la URSS y exagerar la insensibilidad de la respuesta soviética”, escribió Rainsford.

“Lo que nadie discute es que la gente está hablando de esto”, agregó.

De hecho, el programa no logró la popularidad deseada en la televisión estatal rusa y los diarios sensacionalistas del país.

“Si los anglosajones filman algo sobre los rusos, definitivamente no corresponderá a la verdad”, dijo el columnista Anatoly Wasserman, al hablar en el canal de televisión por internet Teleprogramma.

Un equipo de pruebas de radiación volvió a la planta nuclear 5 años después del accidente que destruyó el reactor.

SVF2/Getty Images
En Rusia se escuchan y leen críticas a favor y en contra de la serie. Y la gente comparte sus experiencias personales en las redes sociales.

Esto es porque “no les gustamos” y “no nos pueden entender”, añadió.

Komsomolskaya Pravda publicó varios artículos negativos sobre la miniserie, entre ellos uno sobre la teoría de la conspiración que afirma que fue producido por los competidores de Rosatom, la compañía nuclear estatal de Rusia, para arruinar la reputación del país como una potencia nuclear.

Pero los críticos en los medios de comunicación independientes elogiaron al guionista de la serie, Craig Mazin, por su minuciosa atención en los detalles.

“El respeto y la meticulosidad que los creadores del programa pusieron a su trabajo es impresionante“, opinó en el sitio independiente de noticias ruso MeduzaSlava Malamud, periodista estadounidense que creció durante la era soviética en lo que hoy es Moldavia.

“Una placa de un auto en una escena tiene los números reales de la región (de Kiev), ¿quién va a notar eso en Estados Unidos o Inglaterra?”, dijo.

Al final, como concluye un analista, la razón principal de la reacción tras ver la serie es probablemente un sentimiento de vergüenza por ser Estados Unidos el que contó la historia de Chernóbil y no la propia Rusia.

Actor de Chernóbil.

Sky UK/HBO
La serie de HBO fue elogiada por su cuidado en los pequeños detalles.

Un desafío a las opiniones positivas sobre el pasado de Rusia

Análisis de Adam Robinson de BBC Monitoring

Para el Kremlin la historia es un tema altamente sensible.

Los medios oficiales tienden en la actualidad a mostrar una visión limpia e idealizada de la URSS y retratan a la Rusia de Putin como su heredera espiritual.

Esto hace que sea fácil ver cualquier crítica del pasado soviético como un ataque a la base de poder ideológico del Kremlin.

Es un movimiento que trata de controlar y proteger por completo las influencias externas, especialmente de un Occidente que considera hostil.

Algunos rusos sienten que la versión de la realidad ofrecida por los medios controlados por el Kremlin no es diferente a las mentiras del Estado soviético.

Como resultado, tal vez la idea más peligrosa es la pregunta clave que ronda el tema de Chernóbil: ¿cuál es el costo de las mentiras?


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qqPu_glfrps

https://www.youtube.com/watch?v=fQcI0qFkzwQ

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.