Negocios con causa: los empresarios de la Roma-Condesa que apoyaron a damnificados por sismo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Negocios con causa: los empresarios de la Roma-Condesa que apoyaron a damnificados por sismo

A través de un grupo de chat de WhatsApp, más de 80 negocios se organizaron para preparar sándwiches, tortas y guisos para alimentar a quienes más lo necesitaran.
Cuartoscuro
Por Eréndira Aquino
14 de octubre, 2017
Comparte

Durante los días inmediatos al sismo del pasado 19 de septiembre, restauranteros y comerciantes de las colonias Roma y Condesa abrieron sus locales para apoyar a voluntarios y damnificados.

A través de un grupo de chat de WhatsApp, más de 80 negocios se organizaron para preparar sándwiches, tortas y guisos para alimentar a quienes más lo necesitaran.

“Al día siguiente del sismo, volvimos a los negocios y empezamos a pensar qué podíamos hacer, hasta que alguien nos ayudó a organizarnos en un chat en el que escribían dónde se necesitaban alimentos, y habían quienes levantaban la mano y decía ‘yo mando’”, explica Fernando Campo, dueño de el restaurante Fonda Garufa, ubicado en la colonia Condesa.

En su negocio, dice, hicieron 300 tortas diarias, y prepararon guisos, agua de frutas y café para repartir a quienes laboraban en el rescate de víctimas en edificios cercanos, así como a personas que se encontraban en los albergues para damnificados.

Lee: Comida caliente, una red que busca brindar apoyo a damnificados por el sismo en la CDMX.

“Algunos empezaron a pedir insumos y los fueron consiguiendo de proveedores y donadores. Una chef, incluso, se puso a hacer sándwiches en su casa, y pidió a todos los vecinos de su edificio ayudar”, cuenta.

Pero después de esto, cuando la emergencia pasó, “la clientela se perdió, y los ingresos bajaron entre un 30 y un 40%, porque la gente todavía no vuelve a la zona. Yo no sé cuánto tardará para que se recupere la situación, pero seguimos trabajando”, comenta.

“Recordé cómo había vivido el sismo del 85”

Ramón Orraca, restaurantero de la zona, cuenta que “al darnos cuenta de lo que había pasado y que no íbamos a poder abrir en los siguientes días, decidimos juntar las producciones de los seis restaurantes que tenemos en la Roma-Condesa para poder repartir comida entre los damnificados del sismo, y empezamos el mismo día”.

“Salimos entre cinco y seis personas a repartir los alimentos el mismo martes 19 de septiembre, en los derrumbes de Álvaro Obregón y Ámsterdam. La comida no duró ni veinte minutos”, recuerda.

Te puede interesar: Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo.

Orraca explica que hayan reaccionado tan rápido, “porque recordé cómo había vivido el sismo del 85 con mi papá, que también era restaurantero. En esa época él no pudo abrir su negocio varios días, y decidió apoyar con comida a la gente; fue como repetir eso”.

Al igual que Fernando, Ramón reconoce que sus negocios han perdido entre 25 y 30% de sus ingresos.

“No nos hemos terminado de recuperar, la gente va a tardar en regresar a la Roma-Condesa, pero deben saber que muchos lugares ya están abiertos porque están bien, sin riesgo alguno”, dice.

El apoyo continúa

La urgencia para alimentar a brigadistas y damnificados pasó; ahora, estos negocios tratan de recuperarse, pero también de continuar apoyando a quienes más lo necesitan.

Lee también: #MapaContraelOlvido: ¿En dónde murió cada víctima del 19S en CDMX?

De acuerdo con Fernando Campo, los restauranteros ya discuten la posibilidad de generar ‘platos con causa’, de los que se donará un porcentaje de la ganancia para continuar brindando ayuda económica para las necesidades de los damnificados.

Además, comenta, algunos locatarios están entrevistando a personas que se quedaron sin trabajo después del sismo, para que se incorporen temporalmente como trabajadores en los negocios que no tuvieron afectaciones, hasta que reabran los locales donde laboraban, o hasta que encuentren un nuevo empleo.

“Pienso que este evento terrible nos acercó a todos el corazón, nos puso en una situación de fragilidad que se tradujo en sensibilidad y empatía por los demás”, reflexiona Fernando.

Por su parte, Ramón concluyó que “a partir de que se sumaron restauranteros y mucha gente pudimos lograr grandes cosas. Ojalá sigamos juntos, construyendo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Papa Francisco: las disculpas del pontífice tras un incidente con una mujer en la plaza de San Pedro

El pontífice se enfadó con una mujer que tiraba de su brazo para llamar su atención. Las cámaras captaron el momento.
Getty Images
2 de enero, 2020
Comparte

El papa Francisco empezó el año pidiendo disculpas públicamente por un incidente sucedido la noche anterior, cuando saludaba a los fieles congregados en la plaza de San Pedro.

Las cámaras captaron cómo una mujer, que se encontraba detrás de las barreras de seguridad, tiró bruscamente del brazo del pontífice cuando esté se alejaba sin saludarla.

En el video se ve cómo Jorge Bergoglio, que hasta entonces se mostraba contento, se molesta y trata de retirar su mano.

Al verse atrapado golpea la mano de la mujer para que lo suelte, al tiempo que le suelta una reprimenda.

Los agentes de seguridad se acercan en su ayuda, pero el Papa se aleja con cara enfadada.

“Muchas veces perdemos la paciencia, también yo. Pido perdón por el mal ejemplo de ayer”, señaló Francisco refiriéndose al episodio y justo antes de iniciar el rezo del Ángelus.

El papa ofició este miércoles la primera misa del año en la basílica de San Pedro del Vaticano y ofreció una homilía en la que condenó con firmeza la violencia, la humillación y las ofensas que sufren con frecuencia las mujeres.

Sin embargo, pese a la disculpa, las redes sociales siguen debatiendo si el Papa hizo bien o mal al reaccionar de esa manera.

El Papa Francisco

Getty Images
El Papa visitaba el Belén de Navidad instalado en la plaza de San Pedro.

Mientras unos creen que el enfado no está justificado, otros opinan que hubieran actuado como Francisco al sentirse agredidos.

“El Papa Francisco es como cualquier otra persona. No lo critiques”, dice el usuario Chemical Boy en su cuenta de Twitter.

Comprendo perfecto a su Santidad”, dice la periodista mexicana Verónica Calderón en la misma red social.

Pero, Francisco también ha recibido numerosas críticas.

“Después de esto, difícilmente nos puede hablar de amor, paciencia, comprensión, etc”, cree Alejandro Berganza.

“Soberbio”, “mal pastor”, “mal ejemplo” e incluso “falto de humanidad”. En las redes no cesan las críticas contra el pontífice.

 

El Papa Francisco

Getty Images
Desde la ventana del palacio apostólico, Francisco pidió disculpas.

Tras la misa de Año Nuevo, el Papa salió de la basílica vaticana y acudió al palacio apostólico para rezar el Ángelus junto a los fieles que de nuevo se habían congregado en la Plaza de San Pedro, en el corazón del Vaticano.

“A todos, creyentes y no creyentes, les animo a no cejar en el empeño de construir un mundo de paz, juntos, día tras día”, señaló momentos después del Ángelus.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.