Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Proyecto La Cana

Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo

Parte del dinero recabado con los perritos rescatistas que tejen las reclusas se destinará a reconstruir viviendas en poblaciones afectadas por el sismo, como San Dionisio del Mar, Oaxaca.
Proyecto La Cana
Por Erendira Aquino
1 de octubre, 2017
Comparte

Desde prisiones del Estado de México, un grupo de 80 mujeres muestra su apoyo a los damnificados por los sismos que azotaron en el mes de septiembre al país: tejen perritos rescatistas y los venden para recaudar fondos, que serán utilizados para reconstruir casas en comunidades afectadas.

Estas mujeres, privadas de la libertad en los penales de Barrientos, Nezahualcóyotl Sur y Ecatepec, reciben capacitación laboral, “para que puedan solventar sus gastos personales en prisión y también apoyar a la economía de sus familias”, explica Daniela Ancira, socia y fundadora del proyecto La Cana.

La tarde del 19 de septiembre, cuenta Daniela, varias de las mujeres presas la estuvieron llamando por teléfono: “estaban muy agobiadas, ya te imaginarás, sobre todo porque no tienen acceso fácil para saber qué estaba pasando con los derrumbes y los damnificados”.

Pasado el momento de angustia, se preguntaron cómo podían ayudar a las personas afectadas por el sismo; una de las presas recordó que sus familiares le contaron de los perros que participaban en las labores de rescate, y propuso a sus compañeras realizar muñequitos de ellos para venderlos, y recaudar fondos.

“Cuando me contaron la idea yo les conseguí un recorte de periódico con la foto de Frida, porque ellas no tienen acceso a televisión para poder verla, y con eso sacaron la muestra”, narra Daniela.

Ahora los perritos de rescate de estambre están agotados, pero, de acuerdo con la fundadora de La Cana, “los seguiremos haciendo hasta que la gente los deje de pedir”.

Tejiendo futuros fuera de la delincuencia

La Cana es una empresa social “cuyo fin último es lograr la reinserción de mujeres presas. Buscamos que ellas tengan las herramientas para construir un futuro lejos de la violencia y de la delincuencia”, cuenta Daniela.

Sus cinco fundadoras, cuatro abogadas y una psicóloga, se conocieron en la Universidad Anáhuac, donde eran estudiantes. Un proyecto las llevó a visitar un centro de reclusión, y fue así que decidieron comenzar a trabajar en favor de las mujeres presas, inicialmente con asesorías jurídicas y atención psicológica.

Al conocer las necesidades de las reclusas, decidieron ofrecerles la oportunidad de aprender un oficio y de generar ingresos que les permiten pagar servicios como agua caliente, comida y productos de higiene personal en prisión.

Fue así como se constituyó La Cana, una asociación civil que brinda a las reclusas talleres de desarrollo humano, de maternidad en prisión, de empoderamiento, para aprender a leer y escribir, además de ofrecerles atención psicológica, y constituir una empresa social en la que ellas colaboran y reciben ingresos para solventar sus gastos, y los de sus familias.

Además, La Cana ofrece la posibilidad a las mujeres de que, una vez recobrada su libertad, continúen trabajando en la elaboración y venta de los muñecos, lo que, de acuerdo con Daniela Ancira, las ayuda a integrarse de mejor manera a su vida fuera de prisión.

Muñecos con causa

Desde hace tiempo, las mujeres que participan con La Cana decidieron que parte de las ganancias por los muñecos que tejen serían destinadas a alguna causa: han tejido pulpos para bebés prematuros y apoyado a niños con cáncer.

Esta vez, decidieron que parte del dinero recabado con los perritos rescatistas se destine para reconstruir viviendas en poblaciones afectadas por el sismo, por lo que lo donarán a ‘¡Échale a tu casa!’, una empresa dedicada a la construcción de viviendas dignas con ‘ecoblocks’, tabiques ecológicos y resistentes de bajo costo.

Con las aportaciones recibidas, ‘¡Echale a tu casa!’ apoyará en la reconstrucción de viviendas en Huamúchil, San Dionisio del Mar, Oaxaca, una de las comunidades más afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

En esta reconstrucción, de acuerdo con la empresa, la comunidad es fundamental, pues los pobladores realizarán un comité de vivienda y se impartirán talleres de diseño y construcción de casas, considerando usos y costumbres, para que las viviendas sean pertinentes con su cultura y formas de vida.

Hasta ahora, ‘¡Échale a tu casa!’ ha recibido donaciones que permiten solventar la construcción de 48 viviendas.

En la siguiente página puedes conocer el catálogo completo de los muñecos tejidos que realiza La Cana (https://lacana.mx ).

Si quieres apoyar a la iniciativa ‘¡Échale a tu casa!’, visita su sitio web (http://www.echale.com.mx ).

Cobijas y apapachos

Cuatro mujeres se sientan a la mesa, rodeadas de estambres de colores, agujas y ganchos. Dedicarán las próximas horas a tejer cobijas para luego donarlas a quien se ha quedado sin hogar, debido al sismo del 19 de septiembre.

“Hay necesidades ante esta tragedia, por ejemplo: tener un hogar, que no falte comida, poseer ropa; pero también, hay que admitir que necesitamos apapachos. Por eso lo hago, porque al tejer me siento capaz de forjar nuevas redes de apoyo con las mujeres, de hacerlas sentir que estamos con ellas”, asegura Margarita, una de las participantes.

La escuela de defensa personal feminista Comando Colibrí lanzó esta iniciativa en la que invitan a mujeres, sepan o no tejer, a confeccionar cobijas.

“La iniciativa de entregar algo tejido nació porque pienso que cuando creas algo con tus propias manos estás pensando en la persona que lo va a tener”, dice Darinka.

Margarita enseña a quienes tienen las ganas de participar pero no saben tejer. Les dice cómo se hacen los nudos, cómo calcular la medición de la altura de la base de la cobija.

Una vez terminadas las primeras cobijas, se entregarán en los refugios de la Ciudad de México y lo harán por medio de entrega presencial, con el objetivo de que la cobija no vaya sola sino que también la acompañe un abrazo e inclusive una charla.

Esta primera reunión se realizó en el Café La Raíz, ubicado en la calle Mérida 132 de la Colonia Roma.

Si quieres unirte a la iniciativa puedes consultar las convocatorias a través de sus páginas oficiales: en Facebook como Comando Colibrí y en Twitter como @ComandoColibrí.

Con información de Montserrat Sánchez

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El reactor experimental que podría darle a China el 'santo grial' de la energía nuclear

En China un pequeño reactor de tres metros de altura va a ser puesto a prueba. Si funciona, dará a China una gran ventaja en la búsqueda de una energía eficiente y limpia.
30 de septiembre, 2021
Comparte

Lo que está a punto de probar China es pequeño, pero tiene una enorme importancia para el futuro energético de ese país y del mundo.

Cerca de la ciudad de Wuwéi (provincia de Gansu, centro-norte) será puesto en marcha un reactor nuclear de unos tres metros de alto y con capacidad para generar dos megavatios, lo cual es suficiente para alimentar unas 1.000 viviendas.

Generar tan poca energía no parece ser un buen negocio para la inversión de cientos de millones de dólares que ha hecho China en este programa energético.

Pero es el tipo de reacción nuclear y el procesamiento que se pondrá a prueba lo que tiene al borde de la silla a científicos del mundo que esperan ver sus resultados.

“La pregunta de hoy es: ¿están las tecnologías de soporte preparadas para hacer del Reactor de Sal Fundida (RSF) la tecnología de próxima generación?”, dice el ingeniero nuclear Charles Forsberg, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de EE.UU.

“La prueba china es importante porque es el primer paso para repensar el camino de la energía nuclear: si las cosas han cambiado y ahora hay otra dirección”, explica a BBC Mundo.

Sal fundida y torio

Una de las mejores fuentes para producir electricidad -a pesar de su imagen afectada por accidentes como Chernóbil o Fukushima- ha sido desde su invención la energía nuclear.

Genera más electricidad que otras, casi no emite dióxido de carbono, garantiza un suministro continuo, usa combustibles relativamente accesibles y sus desechos son mucho más controlables que los de otras fuentes.

La mayoría de las centrales nucleares del mundo utilizan el uranio como combustible.

Una planta nuclear

Getty Images
Las plantas de energía termodinámica producen vapor, pero no dióxido de carbono.

Pero lo que están probando en China es un método que, aunque no es nuevo, nunca se había puesto a prueba a una escala tan importante.

Están empleando sal fundida de fluoruro en combinación con torio, el cual es un elemento químico que se encuentra en minerales y que escuatro veces” más abundante en el planetaque el uranio, señala Forsberg.

En un reactor, ambos elementos se combinan para producir una reacción física (fisión) que genera máscalorque la emanada del uranio-235/238 combinado con plutonio del método tradicional.

“Los RSF suministran calor a temperaturas más altas que otros reactores, entre 600 y 700° C. El calor a temperaturas más altas es más valioso“, indica Forsberg.

Diagrama del reactor de sal fundida

BBC

Otra ventaja, según la teoría, es que los desechos radiactivos se pueden eliminar en el mismo proceso, lo que evita que puedan caer en manos equivocadas, como los fabricantes de armas nucleares.

Y ya que este tipo de proceso no requiere agua, como en las plantas nucleares que usan uranio-235, los RFS pueden ser construidos en lugares apartados y así evitar cualquier posible riesgo para la población, como los vistos en Chernóbil o Fukushima.

Todo eso ha hecho que esta sea descrita como el “santo grial” de las fuentes de energía.

Pelets de torio

Getty Images
El torio es cuatro veces más abundante en la tierra que el uranio.

Pero los expertos dicen que todo esto está aún por comprobarse en la prueba china, de ahí que sea tan importante.

“Con la necesidad crítica de reducir las emisiones de carbono y la creciente demanda mundial de electricidad, es urgente comercializar tecnologías avanzadas de reactores”, señala el ingeniero nuclear Everett Redmond, del Instituto de Energía Nuclear de EE.UU., a BBC Mundo.

Para Forsberg, “el reactor de sales fundidas con torio/uranio-233 es el camino no tomado” en la industria eléctrica que usa una fuente nuclear.

“Existen grandes ventajas potenciales en materia de seguridad y gestión de residuos, pero importantes desafíos técnicos”, señala el científico del MIT.

¿Qué es lo que viene?

China reveló en agosto pasado que está por realizar las primeras pruebas en su reactor experimental construido en el desierto del Gobi, en la provincia de Gansu.

El gigante asiático ha invertido unos 3.000 millones de yuanes (US$500 millones) en un programa iniciado en 2011 para investigar el uso de sal fundida y torio/uranio-233.

El reactor construido y operado por el Instituto de Física Aplicada de Shanghái (IFAS) es el primero en intentarlo para un uso comercial: el suministro de electricidad.

Una planta nuclear en construcción en China

Getty Images
China ha construido múltiples plantas de energía, pero la de la provincia de Gansu es única en el mundo.

Otros países ya habían experimentado hace décadas este proceso, pero se quedaron solo en ensayos porque no existía la tecnología necesaria para manejarlo.

No solo requieren que la fisión nuclear funcione bien, sino que el proceso para obtener el calor y transportarlo a una planta termodinámica trabaje adecuadamente. Y que laspruebas de fallassean controlables.

“Muchos de los desafíos del RFS han desaparecido debido a los avances en otros campos durante 50 años”, como la tecnología de bombeo necesaria para este tipo de reactor, la cual ya se usa en plantas solares, explica Forsberg.

Lo que los operadores del IFAS esperan es que todo salga como está planeado para llevar la tecnología a una escala más grande.

¿Por qué es futurista?

La energía que genere el reactor experimental de Wuwéi tendrá una capacidad mínima de 2 megavatios para abastecer un millar de casas.

El plan es que para 2030 sea construido un reactor que genere alrededor de 370 megavatios, una capacidad que daría electricidad a más de 185.000 viviendas.

Al generar una mayor temperatura, cercana a los 700° C., un RSF se vuelve más valioso para la industria eléctrica.

Una planta solar en Gansu

Getty Images
En el mismo desierto de la provincia de Gansu, China ya tiene varios proyectos que buscan sustituir a las energías contaminantes.

“El calor a temperatura más alta da como resultado ciclos de energía más eficientes: una fracción mayor de calor se convierte en más electricidad“, explica el científico del MIT.

Y ya que en teoría su construcción tiene un costo similar a otras centrales nucleares ya existentes, el beneficio aumenta.

“Si dos reactores tienen características de costo idénticas, el reactor que produce temperaturas más altas produce un producto más valioso”, señala Forsberg.

China se aseguraría entonces poseer la tecnología más avanzada, segura y limpia, para la generación de energía del mundo.

No exclusiva, pues Redmond explica que en EE.UU. algunas firmas están también buscando crear reactores de sales fundidas. Pero sí probada.

“Todos los diseños de reactores avanzados tienen un gran potencial, por eso apoyamos y alentamos el desarrollo acelerado, la demostración y el despliegue comercial de tecnologías de reactores avanzados”, dice Redmond.

Aun así, los científicos que están atentos a lo que sucede en China aún tienen sus preguntas, ¿funcionará?

Pero solo hecho de que una idea concebida hace décadas esté por ser puesta a prueba los mantiene con los ojos en el pequeño reactor de Wuwéi.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1rCiZT9naEE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.