Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Proyecto La Cana

Presas en el Edomex tejen perritos de rescate para ayudar a damnificados por el sismo

Parte del dinero recabado con los perritos rescatistas que tejen las reclusas se destinará a reconstruir viviendas en poblaciones afectadas por el sismo, como San Dionisio del Mar, Oaxaca.
Proyecto La Cana
Por Erendira Aquino
1 de octubre, 2017
Comparte

Desde prisiones del Estado de México, un grupo de 80 mujeres muestra su apoyo a los damnificados por los sismos que azotaron en el mes de septiembre al país: tejen perritos rescatistas y los venden para recaudar fondos, que serán utilizados para reconstruir casas en comunidades afectadas.

Estas mujeres, privadas de la libertad en los penales de Barrientos, Nezahualcóyotl Sur y Ecatepec, reciben capacitación laboral, “para que puedan solventar sus gastos personales en prisión y también apoyar a la economía de sus familias”, explica Daniela Ancira, socia y fundadora del proyecto La Cana.

La tarde del 19 de septiembre, cuenta Daniela, varias de las mujeres presas la estuvieron llamando por teléfono: “estaban muy agobiadas, ya te imaginarás, sobre todo porque no tienen acceso fácil para saber qué estaba pasando con los derrumbes y los damnificados”.

Pasado el momento de angustia, se preguntaron cómo podían ayudar a las personas afectadas por el sismo; una de las presas recordó que sus familiares le contaron de los perros que participaban en las labores de rescate, y propuso a sus compañeras realizar muñequitos de ellos para venderlos, y recaudar fondos.

“Cuando me contaron la idea yo les conseguí un recorte de periódico con la foto de Frida, porque ellas no tienen acceso a televisión para poder verla, y con eso sacaron la muestra”, narra Daniela.

Ahora los perritos de rescate de estambre están agotados, pero, de acuerdo con la fundadora de La Cana, “los seguiremos haciendo hasta que la gente los deje de pedir”.

Tejiendo futuros fuera de la delincuencia

La Cana es una empresa social “cuyo fin último es lograr la reinserción de mujeres presas. Buscamos que ellas tengan las herramientas para construir un futuro lejos de la violencia y de la delincuencia”, cuenta Daniela.

Sus cinco fundadoras, cuatro abogadas y una psicóloga, se conocieron en la Universidad Anáhuac, donde eran estudiantes. Un proyecto las llevó a visitar un centro de reclusión, y fue así que decidieron comenzar a trabajar en favor de las mujeres presas, inicialmente con asesorías jurídicas y atención psicológica.

Al conocer las necesidades de las reclusas, decidieron ofrecerles la oportunidad de aprender un oficio y de generar ingresos que les permiten pagar servicios como agua caliente, comida y productos de higiene personal en prisión.

Fue así como se constituyó La Cana, una asociación civil que brinda a las reclusas talleres de desarrollo humano, de maternidad en prisión, de empoderamiento, para aprender a leer y escribir, además de ofrecerles atención psicológica, y constituir una empresa social en la que ellas colaboran y reciben ingresos para solventar sus gastos, y los de sus familias.

Además, La Cana ofrece la posibilidad a las mujeres de que, una vez recobrada su libertad, continúen trabajando en la elaboración y venta de los muñecos, lo que, de acuerdo con Daniela Ancira, las ayuda a integrarse de mejor manera a su vida fuera de prisión.

Muñecos con causa

Desde hace tiempo, las mujeres que participan con La Cana decidieron que parte de las ganancias por los muñecos que tejen serían destinadas a alguna causa: han tejido pulpos para bebés prematuros y apoyado a niños con cáncer.

Esta vez, decidieron que parte del dinero recabado con los perritos rescatistas se destine para reconstruir viviendas en poblaciones afectadas por el sismo, por lo que lo donarán a ‘¡Échale a tu casa!’, una empresa dedicada a la construcción de viviendas dignas con ‘ecoblocks’, tabiques ecológicos y resistentes de bajo costo.

Con las aportaciones recibidas, ‘¡Echale a tu casa!’ apoyará en la reconstrucción de viviendas en Huamúchil, San Dionisio del Mar, Oaxaca, una de las comunidades más afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

En esta reconstrucción, de acuerdo con la empresa, la comunidad es fundamental, pues los pobladores realizarán un comité de vivienda y se impartirán talleres de diseño y construcción de casas, considerando usos y costumbres, para que las viviendas sean pertinentes con su cultura y formas de vida.

Hasta ahora, ‘¡Échale a tu casa!’ ha recibido donaciones que permiten solventar la construcción de 48 viviendas.

En la siguiente página puedes conocer el catálogo completo de los muñecos tejidos que realiza La Cana (https://lacana.mx ).

Si quieres apoyar a la iniciativa ‘¡Échale a tu casa!’, visita su sitio web (http://www.echale.com.mx ).

Cobijas y apapachos

Cuatro mujeres se sientan a la mesa, rodeadas de estambres de colores, agujas y ganchos. Dedicarán las próximas horas a tejer cobijas para luego donarlas a quien se ha quedado sin hogar, debido al sismo del 19 de septiembre.

“Hay necesidades ante esta tragedia, por ejemplo: tener un hogar, que no falte comida, poseer ropa; pero también, hay que admitir que necesitamos apapachos. Por eso lo hago, porque al tejer me siento capaz de forjar nuevas redes de apoyo con las mujeres, de hacerlas sentir que estamos con ellas”, asegura Margarita, una de las participantes.

La escuela de defensa personal feminista Comando Colibrí lanzó esta iniciativa en la que invitan a mujeres, sepan o no tejer, a confeccionar cobijas.

“La iniciativa de entregar algo tejido nació porque pienso que cuando creas algo con tus propias manos estás pensando en la persona que lo va a tener”, dice Darinka.

Margarita enseña a quienes tienen las ganas de participar pero no saben tejer. Les dice cómo se hacen los nudos, cómo calcular la medición de la altura de la base de la cobija.

Una vez terminadas las primeras cobijas, se entregarán en los refugios de la Ciudad de México y lo harán por medio de entrega presencial, con el objetivo de que la cobija no vaya sola sino que también la acompañe un abrazo e inclusive una charla.

Esta primera reunión se realizó en el Café La Raíz, ubicado en la calle Mérida 132 de la Colonia Roma.

Si quieres unirte a la iniciativa puedes consultar las convocatorias a través de sus páginas oficiales: en Facebook como Comando Colibrí y en Twitter como @ComandoColibrí.

Con información de Montserrat Sánchez

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.