A un mes del temblor, vecinos de San Gregorio viven entre ruinas, sin agua y con temor al olvido
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nayeli Roldán

A un mes del temblor, vecinos de San Gregorio viven entre ruinas, sin agua y con temor al olvido

Los habitantes de San Gregorio aún no saben qué apoyos tendrán para reconstruir o arreglar sus viviendas, siguen sin servicio de agua, pero pese a todo tratan de volver a la normalidad.
Nayeli Roldán
Por Nayeli Roldán
19 de octubre, 2017
Comparte

La vida en San Gregorio Atlapulco intenta seguir su curso, pero cuesta trabajo. La iglesia todavía está cerrada y es como si faltara la mitad del alma del pueblo. El campanario se cayó y sin el repicar, los habitantes ni siquiera se enteraron de las misas por los fallecidos.

Tampoco están los arcos del costado, ni una barda en la calle Insurgentes. El 19 de septiembre, a las 13:14 horas, se vinieron abajo. La pared enterró a comerciantes y clientes.

Algunos fueron rescatados, pero otros, como María Francisca, de 64 años, fallecieron. Ella vendía hierbas secas y aunque tendía su puesto en el extremo de la barda, ese día, quien sabe por qué, lo hizo más al centro. Tampoco sobrevivió Balbina, de 83 años, ni una niña que apenas estaba en kínder.

Las cruces al pie de los escombros en la casa del santo patrono es el recordatorio del golpe seco que sufrió el pueblo hace un mes.

san gregorio

Nayeli Roldán

Lo que le sucedió a la casa de Homero Torres, justo frente a la iglesia, no es metáfora. “Fue un solo golpe, como una explosión, sólo un golpe fue lo que hizo todo esto”, relata mientras señala su casa de cantera beige en ruinas.

Los polines en la entrada advierten su fragilidad. Apenas se avanzan unos pasos y los vidrios rotos, el cascajo en la sala, las paredes quebradas como rompecabezas, los marcos de hierro de las puertas doblados como cartón confirman la descripción que hace Homero.

Este miércoles, la familia está sacando las pocas pertenencias que quedan. Entran con cascos amarillos porque parecería que hasta el aire puede tumbar las pocas paredes que aún están en pie.

El Director Responsable de Obra revisó el inmueble e hizo el dictamen apenas este martes 17 de octubre, confirmando que la casa será demolida justo 30 días después del sismo.

san gregorio

Nayeli Roldán

En las semanas previas no hubo quien se ocupara de San Gregorio en materia de protección civil. Si no hubiera sido por las donaciones ciudadanas que llegaron gracias al llamado en redes sociales, los habitantes se hubieran sentido aún más abandonados.

Aunque Homero Torres, de 55 años, es profesor de secundaria, sus ingresos serían insuficientes para reconstruir su casa, el patrimonio que construyó durante años. Si el dictamen de protección civil tomó un mes, tiene duda de cuándo y cómo podría llegar la ayuda anunciada por el gobierno federal como parte del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). “Ojalá que la ayuda con el gobierno se haga factible y nos beneficie, que nos convenga”, dice.

En el limbo

Caminar por el pueblo es descubrir que las edificaciones pueden ser tan débiles que caen en un parpadeo. Que el vecino de toda la vida puede quedarse sin nada en un minuto. Que los polines se volvieron parte de la cotidianidad entre las calles, que una losa a ras de tierra es el rastro irrefutable del 19 de septiembre.

Algunas casas tiene un letrero en su puerta con un código de barras y un número de identificación. Es de la Secretaría de Desarrollo Urbano y, según la leyenda en la parte inferior, es la comprobación de que “la vivienda ha sido censada y los apoyos para la reconstrucción de esta vivienda estarán sujetos a los lineamientos de las reglas de operación del Fonden”.

Pero la casa de María, de 92 años sólo se observa una grieta en la pared exterior. Por dentro no tiene mayor afectación, según certificó protección civil. Pero la Sedatu fue a censarla la semana pasada.

En cambio la casa de Felipe de Jesús que será demolida no fue contabilizada por la Secretaría encabezada por Rosario Robles. Nadie le ha dicho nada sobre algún apoyo de reconstrucción, pese a que se ha quedado sin nada.

Pero tampoco a María le han dicho algo sobre el supuesto apoyo del Fonden. Después de que los funcionarios pegaron el papel en su puerta no le dijeron más, ni han regresado para llevarle noticias, tampoco le dejaron algún documento que explique qué tipo de apoyo podría tener para reparar la grieta de su casa.

san gregorio

Nayeli Roldán

Sin agua

San Gregorio Atlapulco es uno de los 14 pueblos originarios de Xochimilco. Llegar ahí en transporte público demanda más de dos horas. Su nombre significa “donde revolotea el agua”, pero paradójicamente el pueblo está en sequía.

Desde el sismo, los habitantes han tenido que organizarse para comprar pipas de agua que cuestan 600 pesos porque el servicio potable no ha dado ni una gota en un mes. “A veces hasta nos andamos peleando porque no alcanza para todos y todos queremos”, cuenta Jacinta, una de las vecinas.

Reclama que el delegado Avelino Méndez no ha hecho nada por remediar la restitución del servicio. De hecho, días después del sismo, fue a San Gregorio pero los habitantes lo corrieron.

Según dicen, les molestó que el funcionario dijera en televisión que las afectaciones en Xochimilco eran menores, pese a las decenas de casas colapsadas en San Gregorio. Por eso ahora corre el rumor que el delegado se está desquitando del pueblo impidiendo el servicio de agua.

Janet, además del problema del agua, también dice que la economía sigue detenida. En San Gregorio hay decenas de comercios pequeños: papelerías, panaderías, tiendas de regalos, de lentes, de verduras o dulces casi en cada calle.

Ella vende zapatos afuera de la iglesia. Es parte del grupo de una docena de comerciantes que ahora están en la calle Lázaro Cárdenas después del colapso de la barda en la calle Insurgentes. Regresaron a trabajar una semana después del sismo, pero hasta el momento las ventas están bajas.

“Ahorita nos vinieron a entregar una despensa y si no fuera por eso, estaríamos peor. Al menos ya tenemos que comer gracias a la ayuda que nos siguen dando”, cuenta sentada en la banqueta, sin que ningún cliente se acerque durante la media hora de plática.

En San Gregorio todos perdieron algo: un familiar, un vecino, una casa, un negocio. Janet espera que la distancia no sea pretexto para olvidarse de ellos. Confía en que los apoyos gubernamentales lleguen y que en algún momento, la vida en el pueblo regrese a la normalidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

México y EU: la otra epidemia que hace a estos dos países más vulnerables al COVID-19

Las autoridades sanitarias de ambos países han puesto la alerta sobre una realidad que afecta a buena parte de su población y que está detrás de muchas de las condiciones de salud de alto riesgo ante el COVID-19.
Getty Images
6 de abril, 2020
Comparte

No solo los adultos mayores: en México y Estados Unidos hay enfermedades extendidas que hacen de quienes las sufren otro grupo vulnerable muy a tener en cuenta en la actual pandemia del coronavirus.

“Literalmente, el sobrepeso nos pesa, la obesidad nos pesa poblacionalmente y hoy enfrentamos una epidemia de covid-19 con estos estragos prolongados de la mala alimentación”, reconoció este sábado el subsecretario de Salud mexicano, Hugo López-Gatell.

En efecto, junto a EE.UU., México tiene el dudoso honor de estar en lo más alto del ranking mundial de países con la mayor tasa de obesidad entre adultos.

Y este factor de riesgo, estrechamente ligado a enfermedades como diabetes o hipertensión, ha sido confirmado por expertos como el caldo de cultivo perfecto para disminuir la resistencia de quienes lo padecen frente al coronavirus.

Las cifras hablan por sí solas. De las muertes confirmadas oficialmente por coronavirus hasta este domingo (más de 9.000 en EE.UU. y 94 en México, a donde el virus llegó cinco semanas más tarde) un número considerable de las víctimas eran obesas o tenían afecciones relacionadas.

Pero ¿qué es lo que hace la obesidad en el organismo de estas personas para volverlas menos inmunes al covid-19? ¿Y hay algo que puedan hacer para compensar esa mayor vulnerabilidad?

Líderes en el mundo

Con más del 30% de sus poblaciones afectadas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sitúa a EE.UU. y México en primer y segundo lugar del mundo en cuanto a su tasa de obesidad, es decir, de personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30.

Pero si sumamos a las personas con sobrepeso (IMC mayor a 25), las cifras son aún más alarmantes: en México estaríamos hablando del 75,2% de la población, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2018.

EE.UU, por su parte, alcanzó un nivel histórico de obesidad al concentrar tasas de obesidad superiores al 35% en nueve de sus estados, según un informe presentado el año pasado por la organización de políticas sanitarias Trust for America’s Health.

Países con mayor tasa de obesidad. (porcentaje de población, mayores de 14 años). .

Conscientes de esta realidad, las autoridades sanitarias de ambos países levantaron la alarma casi desde el inicio de la crisis del coronavirus.

“Tenemos una población con una salud crónicamente deteriorada, la magnitud de la epidemia de obesidad, de sobrepeso, de diabetes y con ellas un conjunto de enfermedades crónicas como la hipertensión, que están asociadas con las mismas causas nos pesa”, dijo el subsecretario López-Gatell.

“México, a diferencia de otros países, tiene una altísima tasa de diabetes mellitus tipo 2, una tasa de obesidad que está asociada con hipertensión, con problemas respiratorios (…) entonces podríamos ver más casos aquí por esa razón”, coincidió el representante de OPS/OMS en México, Cristian Morales.

Los 10 países con más casos confirmados de contagio de covid-19*. . *Indicadores al 2 de abril, cuando se superó el millón de contagios confirmados..

También los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades estadounidenses (CDC, por sus siglas en inglés) incluyeron a las personas con obesidad severa (IMC de 40 o superior) entre los grupos con más riesgo ante el covid-19.

No se equivocaron en sus predicciones. De los cerca de 100 fallecidos en México hasta el domingo, más del 35% vivía con obesidad, hipertensión o diabetes. Un gran número tenía dos o incluso tres comorbilidades asociadas.

Muertes por covid-19 en México según comorbilidad. (porcentaje, hasta el 5 de abril de 2020). .

En EE.UU., por su parte, el coronavirus ha sido mucho más letal en Nueva Orleans, donde se registra una tasa de muertes dos veces superior a la de Nueva York según destacó la agencia Reuters. Y los especialistas también apuntan a la obesidad de la ciudad de Luisiana como explicación.

¿Cómo les afecta el COVID-19?

“Es definitivamente preocupante el hecho de que pacientes con obesidad estén en mayor riesgo de tener complicaciones por infecciones de covid-19”, le dice a BBC Mundo Salim Virani, profesor de la Escuela de Medicina de Baylor en Houston, EE.UU.

La obesidad provoca un estado de inflamación crónica. Esto afecta al funcionamiento de las células del cuerpo y de sus superficies mucosas, que ven interrumpida su función de barrera protectora natural y facilitan el ataque de virus como el COVID-19.

Pero también tiene efectos negativos sobre el sistema inmune, como la disminución en la producción de proteínas vitales para defender al cuerpo contra posibles infecciones.

Como explica el cirujano bariatra mexicano José Antonio Castañeda, el covid-19 entra al organismo adhiriéndose a la enzima convertidora de angiotensina, principalmente ubicada en pulmones, riñones y vasos sanguíneos.

Mujer obesa

AFP
Más del 75% de la población de México tiene sobrepeso.

Esta enzima se encuentra incrementada en pacientes con diabetes, lo que facilita la entrada e infección en ellos del nuevo coronavirus.

El doctor Virani, miembro del Colegio Estadounidense de Cardiología, añade también cómo quienes sufren obesidad severa pueden tener afectados sus pulmones para respirar con normalidad, o incluso sufrir apnea del sueño y tener problemas de oxigenación.

Mark Lazarovich, especialista en inmunología del Centro Médico de la Universidad de Vermont en EE.UU., destaca que algunos estudios sobre efectos de la obesidad en la influenza sugieren que este factor de riesgo puede prolongar el tiempo que los virus se mantiene en la persona.

Mujer con mascarilla frente a bandera estadounidense.

Getty Images
EE.UU. ya superó en número de casos de coronavirus a China, donde se originó el brote.

“Esto potencialmente incrementa el tiempo en que pueden contagiar la enfermedad a otras y aumenta el tiempo necesario para tratar casos serios en los hospitales”, compara con el coronavirus actual, preguntado por BBC Mundo.

El doctor Castañeda, quien ha tratado a pacientes con obesidad durante los últimos 15 años, subraya cómo no solo son los más vulnerables a sufrir contagios sino que “el problema es lo difícil que son de tratar una vez que han adquirido el virus.

“Son pacientes que pueden estar días o meses tratando de combatir la infección”.

Hombre obeso

Getty Images
La obesidad incluso puede aumentar el tiempo en que una persona puede transmitir un virus a otra, según varios estudios.

La obesidad está generalmente detrás de muchas de las condiciones preexistentes que se han definido como de alto riesgo ante el posible contagio de coronavirus.

Así, se trata de un factor de riesgo conocido para el desarrollo de hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Al mismo tiempo, algunos estudios apuntan a que las personas obesas tienen tres veces más riesgo de padecer diabetes.

“Están totalmente relacionadas. Siempre van de la mano”, dice Castañeda, quien realizó varias cirugías para ayudar a perder peso a Juan Pedro Franco, un joven mexicano que fue distinguido en su día con el récord Guinness como el hombre más obeso del mundo.

El gobierno de México estima que el 90% de los casos de diabetes mellitus tipo 2 en el país son atribuibles al sobrepeso y la obesidad. Enfermedades del corazón y la diabetes son las primeras causas de muerte entre la población mexicana.

¿Cómo pueden cuidarse del coronavirus?

Consciente de esta mayor vulnerabilidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social hizo un llamado específico a las personas con obesidad a quedarse en casa. En México no existe toque de queda o cuarentena obligatoria.

Además de las recomendaciones genéricas de lavado de manos y de mantener distancia respecto a otras personas, los expertos recuerdan que este grupo debe extremar las medidas de prevención por contar con un sistema inmunológico más debilitado.

Por ello, se les aconsejó llevar una alimentación que contribuya a aumentar sus defensas y procurar estar activos en casa haciendo ejercicio, baile o gimnasia.

Una mujer haciendo planchas con las piernas apoyadas en un sofá.

Getty Images
Hacer ejercicio durante el aislamiento en casa es recomendado para toda la población, pero muy especialmente para las personas con obesidad.

“El diabético deberá chequear su dieta y su glucosa. El hipertenso chequeará su presión y seguirá un consumo bajo en sal. Y el paciente con obesidad debería empezar a concientizarse haciendo actividades físicas, empezando a comer bien y cuidándose”, explica Castañeda.

La obesidad en EE.UU. y México es un grave problema que viene de lejos y que, a juzgar por las cifras, no deja de empeorar debido al enquistamiento de hábitos y rutinas en la población.

“Comemos demasiado y nos movemos demasiado poco”, resume el doctor Lazarovich.

Según el gobierno de México, la mitad de las 600.000 muertes registradas cada año en el país están relacionadas con una mala alimentación, especialmente por exceso de sal, grasa, azúcar y calorías.

En opinión de la organización mexicana El Poder del Consumidor, estas enfermedades se han recrudecido en el país debido al incremento en el consumo de productos ultraprocesados y la falta de políticas públicas para prevenir este consumo.

“A veces se le atribuye una responsabilidad al individuo sobre lo que come, pero en realidad la causa principal es qué alimentos están disponibles, y en México tenemos una monstruosa y monumental sobreoferta de alimentos industrializados de muy bajo valor nutricional y altísimo poder calórico”, declaró el subsecretario López-Gatell.

Sea como fuere, los expertos esperan que la actual crisis deje al menos una lección aprendida como ganancia para la población aquejada de estas enfermedades.

“Por lo que está sucediendo, créeme que muchas personas tomarán conciencia en la manera de cómo prevenir estas enfermedades o, si ya las tienen, empezarán a tomar decisiones serias para su salud. Pero lo que esperamos es salir de todo esto”, concluye Castañeda.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

https://www.youtube.com/watch?v=N_i9OcJBtiQ

https://www.youtube.com/watch?v=0LMiekyc95A

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts