close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Leticia Lopez Zamora

Sismo partió la tierra en Tláhuac; denuncian que autoridades han ignorado la falla 30 años

El 19 de septiembre, el sismo magnificó una falla en el suelo de Tláhuac que durante las últimas tres décadas las autoridades no han atendido.
Facebook Leticia Lopez Zamora
Por Francisco Sandoval Alarcón
19 de octubre, 2017
Comparte

El pasado 19 de septiembre, tras el sismo que sacudió a la Ciudad de México y otras 3 entidades del centro del país, la calle Camarón, ubicada en la colonia del Mar, delegación Tláhuac, se convirtió en noticia nacional luego que una enorme grieta la partiera en dos.

A un mes de la catástrofe, los trabajos de reconstrucción en la calle Camarón continúan, pero se trata de un problema de mayores dimensiones, ya que esa falla ha estado bajo los hogares de cientos de familias y en las últimas tres décadas ninguna autoridad ha querido solucionar, como señalaron a Animal Político.

“Tengo viviendo aquí más de 30 años. Tenemos folders, tenemos oficios, tenemos escritos que el problema viene del 85. Tenemos una grieta, que siempre ha permanecido desde hace tiempo. Vivimos con ella. Tratamos de mantenerla, pero… siempre cuando hay un hundimiento o un temblor, se colapsa el drenaje y ahí está el problema”, reconoció José Alfredo Hilario Carrión, jefe de manzana y vecino de la calle Camarón.

Con el sismo del 19 no sólo se colapsó el drenaje, sino que la grieta partió el asfaltó en dos, se extendió por 250 metros y levantó el piso casi medio metro. Además, brotaron nuevas ramificaciones de la falla hacia las banquetas de las viviendas.

Tres décadas de demanda

Por más de tres décadas, los vecinos de la calle Camarón han enviado una serie de escritos a las autoridades de la delegación Tláhuac, incluidas las que gobiernan actualmente, para solicitar una solución “sensata” al tema de la grieta, pero en todos los casos los atienden únicamente por fallas del drenaje.

“Cuando hay un hundimiento o tiembla, ellos (las autoridades) dicen drenaje. Se van al drenaje, rompen la red primaria. Sacan el tubo de polietileno, porque no tenemos de asbesto… Pero siempre se colapsa. Se colapsa 40, 50 centímetros y es donde hay problemas. Entonces al romperse jala las descargas y todo el drenaje se va hacia la grieta”, explicó José Alfredo.

Una vez que las descargas del drenaje se filtran por la grieta, el suelo se reblandece. En años anteriores, en la calle de Camarones, se han abierto socavones por lo mismo, lo que ha provocado que vehículos repartidores de mercancías se queden atrapados en ellos.

Ese el problema, que de acuerdo con José Alfredo y la documentación oficial que lo respalda, no han querido resolver las autoridades delegaciones.

“Que se pongan de acuerdo”

En el momento que Animal Político platicaba con José Alfredo, una comitiva de autoridades que portaba chalecos rosas y naranjas con logotipos y letras de la CDMX y Protección Civil, así como civiles que se identificaron como funcionarios públicos, realizaba un recorrido por la calle Camarones, en tanto una maquina cargadora con cadena removía la tierra de la grieta.

En el grupo, un civil que encabezaba la comitiva y se identificó verbalmente como el Ingeniero Javier Vertiz Macías, recomendó a los vecinos del lugar bajar la intensidad de los trabajos de la máquina, ante la posibilidad de que algunas bardas colapsaran o se abriera un socavón.

Las palabras de ingeniero Vertiz (quien hasta el 2015 se desempañaba como Director General de Obras en la delegación Álvaro Obregón), causaron malestar entre los vecinos allí presentes, quienes salieron de sus casas al notar la presencia de la comitiva.

Pilar, vecina de Camarones, es la que mayor oposición puso a las palabras del ingeniero.  “Vienen a querer parar la obra personas que ni siquiera se identifican. La maquinaria, obviamente, es pesada… Pero ellos tienen otros intereses. Quieren ganar el presupuesto que le van a dar a la delegación… Esas personas no son de aquí… Que se pongan de acuerdo y que nos den la ayuda que necesitemos”.

De acuerdo con los vecinos, la constructora que está a cargo de la reparación de la grieta, contratada por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), que depende del Gobierno de la CDMX, ha trabajado de manera coordinada con ellos y en todo momento los han mantenido informados sobre las labores.

“Esta empresa desde que llegaron emitió dictámenes, peritajes… Trajo geólogos, trajo mucha gente, no nada más entraron por entrar, y cuando ya rascaron y dijeron está máquina va a rascar era porque sabían de antemano que no se iba a caer nada. Que no se iba a agrietar”, aseguró José Alfredo.

Pero con todo y que SACMEX trabaja en la calle de Camarones, los vecinos no tienen la certeza de que el rellenado que están haciendo sea lo mejor. “Yo no sé si eso sea lo más viable, pero bueno, van a rellenar”, dijo Pilar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El hombre transgénero que dio a luz

Freddy McConnell nació mujer, pero desde pequeño se sentía más niño que niña. A los 25 años empezó a hacer la transición de género, sin embargo, a los 30 dejó de tomar hormonas para que su cuerpo volviese a funcionar como el de una mujer y concebir un hijo.
10 de septiembre, 2019
Comparte

Cuando llegó a los 30 años, Freddy McConnell se dio cuenta de que había llegado el momento de formar una familia.

“No solo a las mujeres les surge el instinto maternal”, dice este joven británico cuyo camino hacia la paternidad fue retratado por el documental Seahorse que se presenta esta semana en la BBC.

Lo que hace diferente a la historia de McConnell es que tras haber hecho la transición de mujer a hombre hace algunos años, fue quien dio a luz a su bebé.

No fue una decisión fácil, pero tener su propio hijo era “lo más pragmático, la opción más simple”, dice el periodista que trabaja para el medio británico The Guardian.

Congelar óvulos y conseguir un vientre de alquiler o iniciar un proceso de adopción (sobre todo como hombre transgénero soltero), apunta, no siempre resulta un proceso exitoso.

Tratamiento

En una entrevista con The Guardian, McConnell recuerda su infancia feliz pero compleja, a raíz de sus problemas de identidad de género.

De pequeño, McConnell experimentó disforia de género, un término que se utiliza para describir la ansiedad que sufre una persona que se identifica con el género opuesto al que nació.

Como les ocurre a muchas personas transgénero, fue víctima de bullying en la escuela y de las burlas crueles de sus compañeros, porque su comportamiento no se correspondía con el que se esperaba de una niña.

El malestar con su propio cuerpo se fue intensificando hasta que, a los 25 años, decidió hacer la transición tomando testosterona.

Un año después se sometió a una cirugía en la parte superior de su cuerpo para quitarse tejido mamario.

Sin embargo, se detuvo al momento de considerar una histerectomía, la intervención para extraer el útero. No quería eliminar definitivamente la posibilidad de tener hijos.

Freddy McConnell

Danny Burrows
Al dejar de tomar testosterona, McConnell volvió a menstruar.

Su madre, Esme Chilton, recuerda el día en el que su hijo le contó cómo se sentía.

“Estaba en la universidad, en Edimburgo, y se sentía bastante infeliz. Y me dijo: ‘Soy niño y quiero ser un niño, me he sentido así toda la vida'”.

De hombre a mujer y de mujer a padre

El documental relata el estrés que empezó a sentir McConnell cuando dejó de tomar testosterona con la idea de concebir, y su cuerpo empezó a hacer el camino inverso.

La falta de esta hormona hizo que, entre otras cosas, volviese a tener la regla. Esto hizo posible que empezase un tratamiento de fertilidad con el esperma de un donante.

Después de haber buscado información en internet y haber visto que parejas trans en Estados Unidos habían logrado concebir con éxito, McConnell se atrevió a intentarlo.

La primera tentativa no dio resultados, pero a la segunda se confirmó que estaba esperando un bebé.

Freddy McConnell

Freddy McConnell
McConnell se sentía niño desde pequeño, pero también tenía claro que quería formar una familia.

Seahorse (caballito de mar, en español, una especie en la que el macho lleva a sus hijos dentro su vientre) muestra también el momento en que McConnell da a luz en una piscina del hospital, acompañado de su madre.

Jack hoy tiene un año y vive junto a su padre en un municipio costero de Inglaterra.

Vivir en un pueblo pequeño rodeado del apoyo de su familia y amigos, dice, le resulta mucho más cómodo que, por ejemplo, hacerlo en una gran ciudad como Londres.

El futuro

Pero pese a que él cuenta con el apoyo de su núcleo cercano, sabe del rechazo y la incomprensión que sufre la comunidad transgénero, y de ahí su decisión —pese a ser una persona tímida y reservada— de hacer un documental tan íntimo como éste.

Su idea con esta película, le dice McConnell a The Guardian, es normalizar la vida de los transexuales.

“Suena un poco tibio, pero pensé que podía ser una buena oportunidad para promover empatía”, dijo.

“Creo que la empatía es clave para convencer a la gente de que los transexuales son, de hecho, bastante normales y llevan vidas que no son sensacionales ni aterradoras”.

En cuanto a tener más hijos, McConnell no lo descarta, pero cree puede aumentar su familia sin ser necesariamente él quien lleve al próximo niño en su vientre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw&t

https://www.youtube.com/watch?v=cKtEr6wc8L4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.