Un adolescente mató a 50 personas en un atentado terrorista en Nigeria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
The Punch

Un adolescente mató a 50 personas en un atentado terrorista en Nigeria

Medios locales reportaron que un hombre de 17 años estalló explosivos dentro de una mezquita en Nigeria, cuando se realizaba una oración.
The Punch
Por Redacción Animal Político
21 de noviembre, 2017
Comparte

Abubakar Sule apenas había llegado a su casa, en Nigeria, cuando una fuerte explosión estremeció la zona. Al asomarse a la calle se percató que había ocurrido un atentado en una mezquita, en la que se reportan 50 personas muertas, luego de que un adolescente se inmolara.

De acuerdo con el diario nigeriano “The Punch”, un adolescente de 17 años ingresó a la mezquita y se mezcló con las personas que realizaban la primera oración del día, a las 5 de la mañana hora local, y activó los explosivos, lo que ocasionó la devastación de la mezquita de Madina, en Mubi, una ciudad cercana a la frontera con Camerún.

Aunque el atentado no ha sido reivindicado por el grupo terrorista Boko Haram, el portavoz de la policía del estado de Adamawa, Othman Abubakar, indicó que la tendencia es conocida y aunque no mencionó directamente a los yihadistas, señaló que “todos conocemos a quienes están detrás de estos ataques”.

Abubakar Sule relató que ayudó en las labores de rescate y que en el lugar pudo observar al menos a 40 personas muertas y otras más fueron llevadas a hospitales cercanos con heridas muy graves y mortales.

“El tejado quedó arrancado, la gente que se encontraba cerca de la mezquita dijo que el kamikaze, que estaba al parecer en la reunión, hizo estallar sus explosivos en medio  de la oración. Se trata evidentemente de un trabajo de Boko Haram”, dijo el vecino.

Boko Haram había conquistado Mubi a finales de 2014, mientras sus combatientes iban controlando numerosas localidades y territorios en el nordeste de Nigeria, para establecer un “califato islámico”.

Durante la ocupación del grupo ultrarradical, la ciudad pasó entonces a llamarse Madinatul Islam, o “Ciudad del Islam” en árabe.

Sin embargo, desde que el ejército y las milicias civiles de autodefensa lograron expulsar a los insurgentes, en el centro económico del Estado de Adamawa, que cuenta con una universidad regional, reinaba una relativa calma.

Este Estado, muy afectado por la violencia en el punto álgido de la insurrección en 2014-2015, registró un progresivo y frágil retorno a la calma comparado con el Estado de Borno, epicentro del conflicto.

Pero los ataques yihadistas se reanudaron en las últimas semanas en esta región fronteriza de Camerún y cercana a los montes Mandara, donde Boko Haram tiene varios campamentos.

UNICEF alertó por vulnerabilidad de menores de edad

Desde el 1 de enero de este año, 83 niños han sido utilizados como “bombas humanas”, sin contar al adolescente sospechoso del atentado de hoy, de los cuales 55 han sido niñas, la mayoría menores de 15 años, 27 niños y un bebé que iba atado a una niña, cifra cuatro veces mayor a la del año pasado, refirió la UNICEF.

“Los niños utilizados como bombas son, ante todo, víctimas, no perpetradores. El grupo armado conocido como Boko Haram ha reivindicado en algunas ocasiones (no siempre) estos ataques, cuyo objetivo es la población civil. La utilización de niños en estos ataques repercute también en los niños liberados, rescatados o que lograron escapar de Boko Haram, ya que aumenta el miedo y la sospecha hacia ellos”, expresó la Unicef en un comunicado.

Con información de AFP y The Punch

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Condenan a 4 años de prisión a una periodista que cubrió el inicio del brote de COVID en Wuhan, China

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus en Wuhan y que se encuentra en huelga de hambre, se enfrenta a cuatro años de prisión.
28 de diciembre, 2020
Comparte
Zhang Zhan

YOUTUBE
La exabogada Zhang Zhan había sido detenida en mayo.

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus de Wuhan, ha sido condenada a cuatro años de prisión.

Zhan fue declarada culpable de “buscar altercados y provocar problemas”, un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas.

La exabogada de 37 años fue detenida en mayo y lleva varios meses en huelga de hambre. Sus abogados dicen que se encuentra en mal estado de salud.

Zhang es una entre varios periodistas ciudadanos que han enfrentado problemas por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan, la localidad china donde comenzó el brote de SARS-CoV-2.

En China no hay medios de comunicación que no sean oficiales y se sabe que las autoridades toman medidas drásticas contra activistas o informantes cuyas denuncias consideran socavan la respuesta del gobierno al brote.

El presidente de China, Xi Jinping, ha insistido en varias oportunidades en que su gobierno manejó correctamente el brote.

“Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores, a la agencia de noticias AFP.

Ren agregó que la madre de Zhang, que estaba en el tribunal, sollozó en voz alta cuando se leyó el veredicto.

Otras detenciones

Zhang había viajado a Wuhan en febrero para informar de forma independiente sobre el brote.

Un ciudadano de Wuhan

Getty Images
La ciudad china de Wuhan es considerada el primer epicentro de la pandemia.

Sus informes transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron ampliamente en las redes sociales, lo cual llamó la atención de las autoridades chinas.

La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés Chinese Human Rights Defenders) señaló que sus reportes también incluyeron las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que estaban sufriendo las familias de algunas víctimas que pedían una rendición de cuentas.

En una entrevista en video con un cineasta independiente antes de su arresto, Zhang dijo que decidió visitar Wuhan después de leer una publicación en línea de un residente sobre la vida en la ciudad durante el brote.

Una vez allí, comenzó a documentar lo que vio en las calles y hospitales en transmisiones en vivo, a pesar de las amenazas de las autoridades.

“Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?”, dijo en un clip de la entrevista obtenido por la BBC.

“No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder”.

“Información falsa”

Zhang desapareció el 14 de mayo, según el CHRD. Un día después, se reveló que había sido detenida por la policía en Shanghái, a más de 640 km de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, con otros funcionarios

Reuters
En marzo, el presidente de China, Xi Jinping, dijo que el virus había sido controlado con éxito en la provincia de Wuhan y Hubei.

A principios de noviembre se le presentaron cargos formales.

El documento de la acusación señala que Zhang envió “información falsa a través de texto, video y otros medios vía (plataformas como) WeChat, Twitter y YouTube”.

También está acusada de aceptar entrevistas con medios de comunicación extranjeros y de “difundir maliciosamente” información sobre el virus en Wuhan. Se recomendó una sentencia de cuatro a cinco años.

En protesta por su arresto, Zhang hizo una huelga de hambre, lo cual ha deteriorado su salud.

Uno de sus abogados dijo en un comunicado que cuando la visitó a principios de diciembre, ella le había dicho que la estaban alimentando a la fuerza mediante una sonda.

También dijo que sufría dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago.

“Restringida las 24 horas del día, necesita ayuda para ir al baño”, dijo el abogado Zhang Keke, quien también indicó que tiene problemas para dormir.

“Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo el abogado que había solicitado el aplazamiento del juicio dado su estado de salud.

Zhang había sido detenida en 2019 por expresar su apoyo a los activistas en Hong Kong.

“Sentencia alarmante”

Leo Lan, consultor de investigación y defensa del grupo de derechos humanos Network of Chinese Human Rights Defenders, dijo que la sentencia de Zhang es “alarmante”.

“(Su) sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan”, le dijo a la BBC.

“Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.

Varios reporteros ciudadanos que informaron desde Wuhan, entre ellos: Li Zehua, Chen Qiushi y Fang Bin, desaparecieron a principios de este año.

Li finalmente apareció y explicó que había sido puesto en cuarentena a la fuerza, mientras que se informó que Chen está con su familia, pero bajo supervisión del gobierno.

Aún se desconoce el paradero de Fang Bin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.