Carcelazo: la soledad y reglas que enloquecen al Chapo Guzmán y los otros capos en prisión
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Carcelazo: la soledad y reglas que enloquecen al Chapo Guzmán y los otros capos en prisión

Vivieron con lujos y poder. Crearon sus propias reglas y fueron admirados por miles. Todo lo pierden en prisiones de máxima seguridad. Los capos mexicanos del narco enfrentan un proceso traumático conocido como "carcelazo".
AFP
Por Alberto Nájar BBC Mundo, Ciudad de México
29 de noviembre, 2017
Comparte

En México le llaman “carcelazo”. Es el momento en que los presos se dan cuenta que perdieron la libertad, y que pasarán mucho tiempo encerrados.

Se trata de un proceso de angustia y estrés que puede causar problemas psicológicos y que en el caso de algunos líderes de narcotráfico, acostumbrados a una vida de lujo, poder y libertad absoluta, puede ser traumático.

Un ejemplo es Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, quien fuera uno de los capos más poderosos y ricos del mundo.

El gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, le calcula una fortuna de US$14.000 millones.

Desde 2001, cuando escapó por primera vez de prisión, el capo fue clave para crear la organización de narcotráfico más poderosa de México.

Dentro del Cartel de Sinaloa a Guzmán Loera le decían “El General”.

Ahora vive en una celda de 20 metros cuadrados en el Centro Correccional Metropolitano de Lower Manhattan, Nueva York.

Joaquín Guzmán Loera, AFP
Guzmán Loera está confinado a una celda de 23 metros cuadrados.

Allí pasa 23 horas del día. Los celadores no le dirigen la palabra ni tampoco tiene permitido hablar con otros prisioneros.

El aislamiento causa estragos. Uno de sus abogados, Eduardo Balarezo, asegura que “El Chapo” padece una depresión profunda y empieza a sufrir daños psicológicos.

El capo, insiste, escucha ruidos inexistentes y sufre problemas de memoria.

La pesadilla

El “carcelazo” es un proceso complicado para cualquier detenido, dice Martín Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

Sobrevivirlo depende de la historia personal de cada uno y de las condiciones de la cárcel donde se encuentren.

AFP
“El Chapo” tenía el apoyo de miles de personas.

Quienes padecieron privaciones antes de ser detenidos, por ejemplo, eventualmente tienen más posibilidades de adaptarse al encierro.

Pero los que tuvieron comodidades o un estatus de poder el proceso suele ser más complejo. Es el caso de algunos líderes de carteles que se encuentran en prisiones de máxima seguridad.

“De buenas a primeras te encierran y la movilidad no es la misma, el poder que tenías fuera del espacio carcelario era enorme, te podías desplazar a donde quisieras y hacer lo que quisieras”, explica Barrón.

Casi todos marcaron sus propias reglas. El poder en su organización era absoluto y en casos como Guzmán Loera o el exlíder del Cartel del Golfo Ezequiel Cárdenas Guillén, “El Mata Amigos”, tenían incluso la admiración de miles de personas.

Algo difícil de perder. Cuando son detenidos buscan mantener su estilo de vida dentro de las prisiones, y para eso utilizan sus ganancias del narcotráfico.

Armas de oro de narcosAFP
En libertad los capos del narco llevaban una vida de lujos y poder.

A finales de los años 80, por ejemplo, Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, uno de los fundadores del Cartel de Sinaloa, salía algunos fines de semana de la cárcel donde se encontraba en Ciudad de México para cenar en restaurantes de lujo, asistir a centros nocturnos y bailar en cabarets.

Y durante su primer período tras las rejas (1993-2001) en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, “El Chapo” organizaba fiestas privadas en su celda con bebidas y comida que le enviaban de restaurantes exclusivos de Guadalajara, capital del estado.

La segunda vez que fue arrestado consiguió que le autorizaran visitas diarias de abogados y familiares, lo que sirvió para planear su fuga de la cárcel del Altiplano en julio de 2015.

Esas facilidades se pierden en las prisiones de máxima seguridad, especialmente las estadounidenses.

Y eso perturba a los capos del narcotráfico.

Las voces

“Mucho muy inteligente”. Así definió en 2005 la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) a Joaquín Guzmán Loera.

El perfil criminológico del capo lo define como una persona con marcado egocentrismo “de alta peligrosidad, que define claramente sus metas y la forma de alcanzarlas”.

Un personaje tenaz, sin sentimientos de culpa y que se reconoce como “un líder de buenos sentimientos”. También se le define como una persona mesurada en sus acciones de venganza.

Esta capacidad de organización le permitió encabezar la guerra contra carteles rivales para arrebatarles las rutas de tráfico en la frontera con Estados Unidos, y que causó la muerte a miles de personas.

Durante los 14 años en libertad tras su primera fuga de prisión, “El Chapo” asistía a restaurantes de lujo en Culiacán o Mazatlán, Sinaloa, los cuales cerraba para convivir tranquilamente con sus acompañantes.

Incluso organizó una gran fiesta para casarse con su actual esposa, Emma Coronel Aispuro.

Por eso el encierro de ahora le resulta infernal. Es una de las razones de sus problemas de depresión y ansiedad, dice su abogado.

Restaurante La LecheAFP
En libertad, los narcotraficantes pueden ir a restaurantes como este, donde fue secuestrado uno de los hijos del Chapo.

“Tuvo muchas posibilidades de ser el centro de todo y eso es una seducción muy fuerte”, le dice a BBC Mundo el escritor Elmer Mendoza, autor de varias novelas sobre el narcotráfico en Sinaloa.

“Después de una vida tan intensa sería interesante saber las voces que escucha“, dice de Guzmán Loera.

“¿Son las voces de su familia, de sus hijas e hijos, de sus mayores, de sus abuelos, las personas que asesinó o las mujeres que amó? Sería interesante saberlo”.

También La Tuta

Pero Joaquín Guzmán no es el único capo que sufre profundamente el “carcelazo”.

Servando Gómez, “La Tuta”, fue definido por la PGR como un personaje sumamente violento y aficionado a los reflectores.

Servando Gómez, AFP
Servando Gómez, “La Tuta”, era el líder de los Caballeros Templarios.

De hecho, el exlíder del cartel Los Caballeros Templarios concedió entrevistas a medios internacionales como Channel 4 News y Mundo Fox.

Las imágenes del capo caminando tranquilamente por pueblos de Michoacán mientras repartía dinero eran comunes.

También lo eran sus reuniones con políticos, periodistas y jefes de policía, las cuales solía grabar en video.

Pero “La Tuta” fue detenido en febrero de 2015, y desde entonces permanece en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano.

El exprofesor de primaria sufre estrés profundo, lo cual le provoca problemas estomacales e insomnio según reportaron medios locales.

También se queja de que permanecía encerrado por 23 horas en su celda, virtualmente aislado.

Cárcel del AltiplanoAFP
La Tuta está recluida en la cárcel del Altiplano.

El encierro parece haberlo transformado. En Youtube se difundió un video donde el capo participa en un torneo de ajedrez organizado en la cárcel.

“La Tuta” aparece en el escenario de un pequeño auditorio. Saluda amablemente a los internos y sobre todo a policías y funcionarios que asisten al evento.

El tono de su voz es humilde, radicalmente distinto a la forma soberbia y agresiva como aparecía en los videos que grabó cuando era jefe de Los Templarios.

¿Significa que empieza a rehabilitarse? Es difícil saberlo, dice Martín Barrón.

En el artículo El Mito de la reinserción y el tratamiento penitenciario el investigador advierte que aislar durante 23 horas diarias a los internos les puede causar daños físicos, pero sobre todo psicológicos.

Y eso es un arma de dos filos porque la rehabilitación de los criminales no se cumple, y en caso de que el desequilibrio se profundice estos eventualmente pueden salir de la cárcel.

Un hombre pide respeto a los derechos de El ChapoAFP
La situación de El Chapo preocupa a sus amigos y familiares.

“Una condición grave los vuelve inimputables y en esa condición legalmente no deben estar en prisión“, subraya.

La alternativa es concluir su sentencia en un hospital psiquiátrico.

Pero en ese caso, insiste el especialista, el propósito central de su captura queda en el aire, pues el castigo por sus delitos no se cumple.

Y para muchos eso es, simplemente, inaceptable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Inicia la negociación de Robles con FGR; esta es la ruta con la que busca salir libre

De lograr los acuerdos, Robles podría declararse culpable solo de omisiones para salir libre a más tardar los primeros meses de 2021. Experta advierte riesgo de impunidad en esta negociación.
Cuartoscuro
25 de noviembre, 2020
Comparte

Esta nota la leyeron antes nuestros suscriptores. Suscríbete a Animal Político y lee contenido antes que nadie.

La extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, inició el contacto formal con la Fiscalía General de la República (FGR) para negociar un criterio de oportunidad que le permita volverse testigo colaboradora a cambio de no ser procesada por los delitos de lavado de dinero y crimen organizado, derivados del caso de La Estafa Maestra.

El equipo legal de la funcionaria confirmó a Animal Político que después del mediodía de este miércoles 25 de noviembre se entregó un oficio a la Fiscalía en el que se manifiesta la intención de Robles de colaborar con las investigaciones. Lo que sigue es una reunión de sus abogados con los fiscales para afinar los detalles de su primera declaración.

Leer más | ‘La traicionaron y dejaron sola’: Rosario Robles ya no protegerá a Peña y Osorio Chong

De resultar exitosa la negociación, Robles podría conseguir no solo que no se le procese por delitos graves, sino incluso recobrar su libertad a más tardar en los primeros meses de 2021. Para que esto ocurra se requiere que la Fiscalía General acepte concederle el criterio de oportunidad y otros beneficios.

En tanto, la abogada Estefanía Medina, fundadora de TOJIL, organización que también denunció el entramado de La Estafa Maestra, advierte que en este proceso existe riesgo de impunidad si se privilegian solo las acusaciones espectaculares, pero no investigaciones serias que permitan conocer la verdad y reparar, al menos en alguna medida, el daño causado.

A partir de la explicación que proporcionó su equipo de abogados a este medio, Animal Político detalla a continuación los pasos que seguirá Robles en su estrategia de negociación, y las objeciones que plantea la especialista.

La solicitud

Se trata de una manifestación de intenciones por escrito que ya fue enviada por la defensa de Robles a la FGR. En ella, se avisó que la exfuncionaria posee información útil para esclarecer los hechos que se investigan y que está dispuesta a aportarlos ante el Ministerio Público.

En concreto, la información que aportará se relaciona con la carpeta de investigación número FED/SEIDO/UEIORPIFAM-CDMX/0001220/2019 iniciada por la SEIDO por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, derivado de un convenio que la Sedesol firmó con la Universidad Estatal de Morelos, y en la que se habrían desviado al menos 70 millones de pesos.

Derivado de esa carpeta de investigación, la SEIDO obtuvo de un juez 11 órdenes de aprehensión entre ellas la girada en contra de Robles que hasta el día de hoy sigue vigente, aunque no se le ha cumplimentado.

Su comparecencia inicial

Si la FGR acepta escuchar la colaboración de Robles se procederá con su primera declaración ministerial. Para ello un equipo de fiscales acudirá al penal de Santa Martha Acatitla, donde se encuentra recluida desde hace más de un año, a recoger su testimonio y, de considerarlo necesario, a hacerle diversos cuestionamientos.

En dicha declaración se prevé que la exfuncionaria ratifique la existencia del mecanismo de fraudes conocido como La Estafa Maestra y denuncie al que fuera secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de haberlo ordenado. También se prevé que de detalles del destino del dinero y el beneficio que obtuvo del mismo el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

Esta comparecencia no significa en automático la absolución, pero sí el inicio de la colaboración. Alguien que ya optó por esa misma vía fue Emilio Zebadúa, exoficial Mayor de Sedesol y Sedatu, el cual testificó el pasado 21 de octubre sobre la existencia de la Estafa y el uso político y electoral que se le dio a los recursos desviados.

De acuerdo con el equipo legal de Robles, se espera que esta primera declaración se lleve a cabo dentro de las próximas dos semanas

El acuerdo

A partir de la declaración que Robles realice y de la información que pueda aportar la Fiscalía decidirá si emite o no el acuerdo del criterio de oportunidad en favor de la exfuncionaria federal. La autorización de dicho acuerdo es facultad exclusiva de los subprocuradores y del propio Fiscal general.

De concederse el criterio la Fiscalía deberá sustentar las razones y abordar de que forma se cubren aspectos como una posible reparación del daño. Además, ese convenio deberá ser notificado a la Secretaría de Hacienda, quien figura como victima en este caso, la cual podrá objetar dicha resolución si considera que no es adecuada.

Cancelación de la orden de aprehensión

Si Robles logra que se le conceda el criterio de oportunidad, los delitos que se le imputan en el referido expediente serán desestimados. Su estatus cambiará de probable responsable a testigo colaboradora. En consecuencia, la FGR cancelará la orden de aprehensión que había obtenido en su contra.

Si el criterio no prospera, la Fiscalía entonces deberá cumplimentar la orden con la que cuenta y solicitar a un juez federal que llame a comparecencia a Robles para imputarle los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Declaración de culpabilidad

El último paso para que la exfuncionaria federal recobre su libertad será resolver el proceso penal por el cual ha estado presa desde más de un año. Se trata de una acusación por presuntas omisiones al no haber impedido la firma convenios desde Sedesol y Sedatu con diversas universidades y entes públicos, que facilitaron el desvío de cientos de millones de pesos.

La estrategia de la defensa, de prosperar el acuerdo en el otro caso de lavado, es que Robles busque un procedimiento abreviado. Es decir, que pacte con la Fiscalía declararse culpable del delito de omisiones y renunciar a probar su inocencia, a cambio de que se le imponga una pena mínima.

Como el delito que se le imputa en este caso a la exfuncionaria no es grave, la pena reducida le permitiría obtener su libertad.

El próximo 8 de diciembre está programada la audiencia intermedia en la que Robles podría solicitar este procedimiento. No obstante, su defensa prevé solicitar que se difiera para dar tiempo a cerrar el acuerdo de colaboración con la FGR. Lo anterior significaría que la libertad de la exfuncionaria podría consumarse en los primeros meses de 2021.

Riesgo de impunidad

La abogada especializada en temas de corrupción y cofundadora de la organización TOJIL, Estefanía Medina, consideró inadecuado que en casos como el de Robles se concedan criterios de oportunidad, pues dijo que se trata de asuntos de corrupción de amplio interés público, donde lo que se debería privilegiar es la investigación y la reparación del daño. 

 “Hay un mecanismo sistemático de la Fiscalía en donde se ha preferido optar por esta figura del criterio en lugar de llevar investigaciones que deriven en juicios. Resulta bastante preocupante porque estos casos son de interés publico y la ley prohíbe aplicar en ellos estos criterios porque la reparación del daño es complicada” indicó.

Medina considera que una eventual acusación en contra de Videgaray no justificaría exonerar a Robles pues en ambos casos se trata de secretarios de Estado del mismo nivel jerárquico.

“Parece más bien un juego de tener información que genere bastante ruido a nivel político pero no en realmente investigar los casos de manera seria y allegarse de medios de prueba eficiente y eso es muy mala noticia en el combate a la corrupción”, añadió.

En ese contexto, la abogada consideró que hoy más que nunca es urgente que las víctimas en estos casos que son los ciudadanos, y que pueden ser representados por organizaciones, tengan un papel fundamental en la toma de decisiones y procedimientos para que actuaciones discrecionales frenen alcanzar una verdadera justicia y reparación del daño.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.