close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste
Obra Chueca: una plataforma digital ciudadana para denunciar corrupción inmobiliaria en la CDMX
La plataforma digital Obra Chueca surgió en marzo de 2017, y hasta octubre de este año ha registrado 850 reportes ciudadanos sobre irregularidades en construcciones, como edificar uno o varios niveles más de los permitidos por ley.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
14 de noviembre, 2017
Comparte

Construir violando una o varias disposiciones del reglamento de construcción de la Ciudad de México; edificar sin permiso; o levantar uno o más niveles de altura por encima de lo permitido, son las principales denuncias que ciudadanos reportaron en #ObraChueca; una plataforma digital elaborada por las organizaciones civiles Ruta Cívica, VIRK y Suma Urbana.

La plataforma tiene por objetivo realizar un monitoreo ciudadano de la corrupción inmobiliaria en la capital del país y así visibilizar “el caos urbano de los últimos años” en la ciudad.

Maritere Ruíz, de la organización Suma Urbana, explicó que #ObraChueca surgió en marzo de 2017, y que hasta el corte de octubre de este año, es decir, en apenas ocho meses, ha registrado 850 reportes ciudadanos sobre violaciones a los programas de desarrollo urbano, falta de rigor en el cumplimiento del Reglamento de Construcciones, entre otras irregularidades.

57% de las obras reportadas, sin permiso o con documentos falsos

De esos 850 reportes, el 54% (391 reportes) indicó a través de la plataforma digital que la obra no cumplía con una o varias características que exige el Reglamento de Construcciones.

Este tipo de irregularidad se refiere, por ejemplo, a que la obra no respetó el espacio entre colindancias, o el tamaño proyectado para las áreas libres, o las plazas de garaje.

El segundo tipo de irregularidad más frecuente es construir sin los permisos necesarios, o sin la documentación correspondiente: 307 reportes, el 42% del total.

Josefina MacGregor, de la organización Suma Urbana, subrayó en este punto que además de construir sin permiso, ciudadanos también reportaron en 101 ocasiones que hay obras que se están realizando con documentación “falsa”.

Por lo que si se suman los 307 reportes de obras sin permiso a los 101 de obras con documentos falsos, se obtiene que el 56% de las obras reportadas se están realizando “sin supervisión” de las autoridades.

“Ante situaciones como el sismo del pasado 19 de septiembre, esto cobra una gran importancia porque la autoridad no está enterada de que existe esa construcción y mucho menos las características constructivas que se están llevando a cabo”, señaló McGregor.

Falta de certeza en la cimentación de edificios

El tercer y cuarto lugar de irregularidades más comunes son las construcciones que tienen uno o más niveles construidos de lo permitido –hasta 301 reportes, el 41%-, y las construcciones que tienen una infraestructura de riesgo y no cumplen con las medidas de Protección Civil -219 reportes, el 30%-.

Lo anterior, planteó Mónica Tapia, de la organización Ruta Cívica, redunda en “una falta de certeza” en cuanto a la cimentación y estructura de los edificios, además de violar las zonificaciones de los programas delegacionales y parciales de desarrollo urbano.

Asimismo, como ejemplo de infraestructuras que no cumplieron con las medidas de seguridad de Protección Civil se expuso el caso del helipuerto construido ilegalmente en el edificio ubicado en la calle Nuevo León 238 en la colonia Condesa, el cual, durante el sismo del 19 de septiembre, sufrió daños estructurales graves y afectó a los departamentos aledaños.

En quinto lugar se registraron 208 reportes (28%) de violaciones al uso de suelo. Mientras que en sexto, se registraron 151 reportes (21%) señalando que no hubo estudios de impacto ambiental en construcciones, o que estos fueron deficientes, o incluso falsos.

Otros 95 reportes (13%) denunciaron que una “obra chueca” afectó la estructura de su casa. Por ejemplo, el caso de Aztecas 215, en Los Reyes Coyoacán, donde las excavaciones profundas que se realizaron para construir tres torres de departamentos han provocado hundimientos en los terrenos aledaños y agrietamientos en las viviendas cercanas.

La Benito Juárez y Álvaro Obregón, las que más reportes tienen

En cuanto a cuáles son las delegaciones de la Ciudad de México que acumulan más reportes ciudadanos por irregularidades en obras, la número uno es la Álvaro Obregón, con 147 reportes.

Le sigue la Benito Juárez, con 134 reportes; la Miguel Hidalgo, con 126; y la Cuauhtémoc con 85.

Las que menos reportes acumulan son Tláhuac, con cuatro, y la Magdalena Contreras, con 6.

En la web de Obra Chueca puedes participar con tu reporte en el monitoreo contra la corrupción inmobiliaria. Una vez en la plataforma, ésta explica al usuario, paso por paso, cómo puede reportar construcciones que no cumplen con la ley, o que presentan irregularidades.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Refinería Dos Bocas: el polémico cambio de AMLO a favor del petróleo como motor económico
La idea es aumentar su producción de gasolina y reducir la importación del combustible que representa, en promedio, el 70% del consumo nacional.
12 de mayo, 2019
Comparte

Es uno de sus proyectos más polémicos. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno construirá una refinería en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, en el sureste del país.

La decisión se toma después que se declaró desierta la licitación a consorcios internacionales para llevar a cabo el proyecto.

Las propuestas que se presentaron, dijo López Obrador, superaban las condiciones de construir la planta de refinación en tres años y con un costo promedio de US$8.000 millones.

Así, en adelante la construcción queda a cargo de la empresa del estado Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía.

El anuncio de López Obrador revivió una controversia iniciada en la contienda electoral de 2018, cuando el ahora mandatario anunció sus planes para Pemex.

Pero más allá de la polémica, algunos ven en la construcción de Dos Bocas el primer paso en un viraje de la política energética del país.

A diferencia de los últimos gobiernos que incluyeron en su agenda el apoyo a proyectos de energías renovables, AMLO, como se conoce en México al presidente, tiene como prioridad la extracción de petróleo.

El gobierno de México construirá una nueva refinería en Tabasco, en el sureste del país.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa última refinería que se construyó en México fue en Salina Cruz, Oaxaca, inaugurada en 1979.

Una estrategia contraria a la de muchos países del mundo explica José Alberto Lara Pulido, director del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (Centrus) de la Universidad Iberoamericana.

“Teníamos una trayectoria en los últimos años de cumplir las metas sobre cambio climático. México se distinguía por eso”, asegura el académico a BBC Mundo.

“Pero creo que las prioridades de este gobierno son distintas, nos alejamos de esa trayectoria”.

“Energías fósiles”

Aunque oficialmente se mantiene el respaldo al uso de energías renovables, la política energética del gobierno de AMLO parece privilegiar la extracción de hidrocarburos, coinciden especialistas.

El objetivo es, insiste el director de Petróleos Mexicanos Octavio Romero Oropeza, asegurar la autosuficiencia energética como principio de seguridad nacional.

Así, además de construir la planta en Dos Bocas, el plan contempla modernizar las seis refinerías que actualmente existen en el país.

La idea es aumentar su producción de gasolina y reducir la importación del combustible que representa, en promedio, el 70% del consumo nacional.

La política energética de AMLO contempla reducir la importación de gasolina.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa política energética de AMLO contempla reducir la importación de gasolina.

En marzo pasado, la compra de gasolina en mercados internacionales fue de 440.000 barriles al día, según datos de la Secretaría de Energía.

“Es una contradicción, un absurdo que tengamos petróleo crudo y estemos comprando gasolinas”, insiste López Obrador.

Otra parte de la estrategia es aumentar la inversión pública en Pemex, especialmente en el área de exploración de nuevos yacimientos.

En abril pasado se extrajo un promedio de 1,7 millones de barriles de petróleo al día. La meta es que dentro de tres años la producción sea de 2,4 millones diariamente.

En el caso del sector eléctrico, la propuesta es aumentar el presupuesto en la gubernamental Comisión Federal de Electricidad (CFE).

También se pretende poner en funcionamiento la controvertida central termoeléctrica en Huexca, Morelos, que es rechazada por las comunidades vecinas.

Y adicionalmente el plan contempla aumentar las compras de carbón mineral para generar electricidad.

“Le pone énfasis a las fuentes fósiles de energía, por ahí va su apuesta”, dice el director del Centrus.

Pemex, el motor de México

Manuel López Obrador.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption“Vamos a transformar a Pemex y vamos a transformar a México”, dijo AMLO en marzo.

En el fondo, dicen especialistas, con la nueva estrategia López Obrador pretende que la extracción de hidrocarburos y la generación de electricidad se conviertan en el motor de la economía mexicana.

El presidente lo reconoció en marzo pasado durante la celebración por los 81 años de la expropiación petrolera.

“Estamos ante un nuevo paradigma, vamos a transformar a Pemex y vamos a transformar a México”, dijo.

“Vamos a rescatar esta industria tan importante para el desarrollo del país, va a ser palanca para el desarrollo de México”.

Sin embargo, algunas de las decisiones de AMLO preocupan a especialistas. Una de ellas es la determinación de que el gobierno se encargue de construir la refinería en Dos Bocas.

Y antes también cuestionaron que la Secretaría de la Defensa Nacional se responsabilice de la obra del nuevo aeropuerto internacional, en la Base Aérea Militar de Santa Lucía.

En los últimos cinco gobiernos esta clase de proyectos solían encargarse a corporaciones privadas.

Académicos como Carlos Elizondo Mayer-Serra, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), encuentran rasgos de una política estatista en las decisiones.

AMLO saluda al equipo de bomberos que trabaja en la refinería de Pemex en Veracruz.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionPara analistas, AMLO quiere aplicar un modelo económico similar al de los años 60.

En un artículo publicado en la revista Letras Libres, el especialista asegura que López Obrador parece aplicar un modelo económico similar al de los años 60.

En esa época la economía del país creció a un promedio de 6% anual. A ese período se le conoce como Desarrollo Estabilizador donde la inversión pública permitía el desarrollo de grandes proyectos donde participaba el sector privado.

López Obrador coincide. El Desarrollo Estabilizador “ya se está poniendo en práctica, es que la inversión pública sea básicamente capital semilla y se complemente con la inversión privada”, dijo a finales de febrero ante el Consejo Coordinador Empresarial.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.