close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fallece en accidente un testigo clave en el caso de la fuga de Javier Duarte

Ricardo Casanova tuvo un papel central cuando Javier Duarte escapó de Veracruz utilizando un helicóptero oficial; murió en un accidente de motocicleta.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
22 de noviembre, 2017
Comparte

Ricardo Casanova Morales, un exfuncionario de Aeronáutica Civil en el gobierno de Javier Duarte, y testigo clave en la investigación y el proceso penal abierto en Veracruz por la fuga del exgobernador, falleció en un accidente a bordo de su motocicleta el pasado fin de semana.

Autoridades estatales confirmaron a Animal Político la muerte de este exfuncionario. La noticia de su accidente tardó más de 24 horas en conocerse públicamente, hasta que la tarde del lunes 20 de noviembre medios locales comenzaron a reportar el accidente, junto con imágenes de la motocicleta en la que viajaba.

El percance, que se encuentra bajo investigación de la Fiscalía General de Justicia de Veracruz y del que no se conocen mayores detalles, ocurrió cuando el exfuncionario se dirigía a la ciudad de Xalapa proveniente del puerto de Veracruz.

El rol de Casanova en el caso del escape de Javier Duarte fue central. Su declaración ante el Ministerio Público permitió que la Fiscalía acusara ante un juez al exgobernador interino Flavino Ríos, de haber ayudado a Duarte a conseguir un helicóptero oficial, el cual utilizó para iniciar una fuga que lo llevó hasta Guatemala.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, el 13 de octubre de 2016, casi al mismo tiempo en que se giraba una orden de aprehensión contra Duarte por lavado de dinero y delincuencia organizada, Flavino Ríos se comunicó con Casanova para pedirle que diera “las facilidades” necesarias a Duarte con un vuelo que este solicitaría.

Ante el juez, Casanova ratificó esta versión. Dijo que al día siguiente de que recibió las instrucciones de Flavino Ríos, el exgobernador Duarte se comunicó con él para pedirle que el helicóptero saliera del aeropuerto de El Lencero en Xalapa, hacia el denominado “Agro Centro”, donde debería recogerlo.

Esta versión es rechazada por el ex exgobernador Flavino Ríos y su equipo legal, quienes sostienen que nunca se solicitó facilidad alguna para que Duarte abordara una aeronave y escapara, y que Casanova fue coaccionado para rendir la mencionada declaración.

Tanto la defensa como la Fiscalía de Justicia de Veracruz tenían la intención de que Casanova compareciera en el juicio oral que deberá enfrentar Flavino Ríos, para escuchar su posición e interrogarlo, pero esto ya no será posible. Se trataba del único testigo directo de los hechos.

Cabe señalar que Flavino Ríos es, hasta ahora, el único exfuncionario de Veracruz procesado por su presunta complicidad en la fuga de Duarte. Debido a complicaciones de salud se le permitió a Ríos seguir su proceso penal en libertad restringida a su domicilio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pelotón: qué hay detrás del negocio que pone a sus clientes a hacer ejercicio

Los fanáticos de la empresa de entrenamiento físico Peloton dicen que es una maravilla. Pero a pesar de que ha crecido rápidamente en los últimos años y genera millones en ingresos, aún tiene grandes pérdidas, lo que hace aumentar las dudas sobre su futuro comercial.
27 de septiembre, 2019
Comparte

Joanna Sim confiesa que pertenece al culto de Peloton.

Se levanta a las cinco de la mañana para seguir las clases que ofrece esta empresa de entrenamiento físico.

Pero eso no es todo. También escribe sobre las clases en su blog dirigido a los padres que trabajan.

Dice que no solo le gusta el sistema de Peloton. Más bien, asegura que lo adora.

Está en el límite de ser una adicción“, confiesa. Y ahora está planeando invertir en la firma.

La compañía estadounidense, dedicada a vender equipos para hacer ejercicio que se conectan con clases en vivo de fitness, debutó este jueves en el Nasdaq (el mercado de valores donde se transan las firmas tecnológicas) con una caída en el precio de sus acciones de más de 11% y una valoración de mercado de US$7.700 millones.

Joanna Sim is part of a passionate Peloton tribe

Joanna Sim
Joanna Sim es una fanática de las clases de Peloton.

Pese al tropiezo bursátil, los seguidores de Peloton como Joanna dicen que la compañía ha vinculado el ejercicio a la era de las redes sociales, al combinar la conveniencia de ejercitarse en casa con la interacción y la adrenalina de las clases en vivo.

La empresa, que fue fundada en 2012, tiene más de 500.000 clientes. El año pasado hizo su estreno en Reino Unido y Canadá, y en mayo inició operaciones en Alemania.

Actualmente está expandiéndose hacia nuevas actividades como clases de yoga y de entrenamiento muscular.

Entre sus usuarios más conocidos están, por ejemplo, Kate Hudson, David Beckham, Leonardo DiCaprio, Michael Phelps y Usain Bolt.

Producto caro

El producto es caro. La bicicleta estática cuesta más de US$2.200 y la máquina para caminar vale casi el doble. Y el acceso ilimitado a las clases cuesta US$39 al mes.

A pesar del precio, Sim dice que “se lanzó” a la aventura el años pasado, canceló la membresía de su gimnasio y compró una bicicleta con la esperanza de que le fuera más fácil hacer una mayor cantidad de sesiones.

Bicicleta de Peloton

Getty Images
La bicicleta estática cuesta más de US$2.200.

Así fue como esta madre de dos hijos, que vive en California y trabaja a tiempo completo como estratega de diseño en la compañía de software Intuit, entró al sistema Peloton. Y no se ha decepcionado.

Sim cuenta que la flexibilidad de los programas de la compañía y la “tribu” de compañeros con los que interactúa durante una clase le hicieron querer más y más.

A tal punto, que su entusiasmo la ha llevado a pensar en invertir en el negocio.

Las pérdidas siguen

Peloton consiguió US$915 millones en ingresos en su último año financiero, más del doble que el año anterior, que a su vez fue el doble del año anterior.

Pero este crecimiento ha tenido sus costos.

Nasdaq

Getty Images
La empresa debutó esta semana en el Nasdaq.

Peloton sigue sin ser rentable. Perdió cerca de US$200 millones el año pasado, ya que sus gastos de comercialización se dispararon.

Además, las casas discográficas golpearon a la compañía con una demanda por derechos de autor de US$300 millones, acusando a la empresa de usar música para sus clases sin permiso.

Los escépticos se preguntan si la empresa, que hoy depende de la compra de equipos de alto precio, podrá mantenerse dada la aparición de competidores de menor costo y las modas de fitness que cambian rápidamente.

“Es muy difícil crecer al doble cada año”, dice Rett Wallace, director ejecutivo de la firma de investigación de mercado Triton.

“En este momento, parece que todavía estamos en una fase de crecimiento del hardware, pero no sabemos cuánto durará”.

El negocio es arriesgado

A otras firmas de entrenamiento físico que probaron suerte en los mercados bursátiles en los últimos años no les fue particularmente bien.

La costosa cadena de estudios de ciclismo SoulCycle presentó documentos para salir a la bolsa en 2015.

Prrotesta contra Soulcycle.

Getty Images
La empresa SoulCycle abandonó sus planes de debutar en bolsa y posteriormente hubo un boicot de los clientes por sus vínculos con Donald Trump.

Pero la compañía, una subsidiaria del gigante inmobiliario Related Co, abandonó esos planes el año pasado alegando “condiciones de mercado”.

Recientemente el estado de ánimo respecto a la compañía empeoró aún más, cuando una recaudación de fondos del propietario Steve Ross para el presidente Donald Trump desencadenó un boicot de los clientes.

YogaWorks, por su parte, debutó en el Nasdaq en 2017 después de que un rápido crecimiento, impulsado por el patrocinador de capital privado Great Hill Partners, la convirtiera en una de las cadenas de yoga más grandes de EE.UU.

Menos de dos años después, la firma anuló la cotización de sus acciones en medio de pérdidas crecientes y una advertencia de la bolsa de que el precio de la acción ya no había alcanzado el umbral mínimo.

Yogaworks

Getty Images
YogaWorks terminó anulando la cotización de sus acciones.

Pero no solo las cadenas de ejercicios enfocadas en clases “en vivo” han tenido problemas.

Las acciones de FitBit, que fabrica rastreadores de actividad física portátiles, se acercaron a los US$50 a mediados de 2015.

Pero las ventas cayeron con rapidez y, a día de hoy, las acciones cotizan a alrededor de US$4.

“Vender hardware es difícil”

“El hardware es difícil. El entrenamiento físico es difícil”, dice Wallace.

“Si confías en la venta de hardware, incluso Apple nos demuestra que si no reinventas tu hardware todo el tiempo tu vida puede volverse difícil“.

“Peloton parece haber establecido una marca y tiene una base de usuarios muy leal”, agrega. “Veremos si eso se mantiene”.

Sim dice que ha escuchado las dudas, pero su experiencia la convenció de que Peloton tiene un largo camino por delante.

“Dada la cantidad de satisfacción que están generando y el liderazgo que tienen… tengo plena confianza”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.