close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo General de la Nación

El último heredero de Felipe Ángeles narra cómo su linaje peleó por la libertad de México

El general Ángeles fue promotor de reformas democráticas y luchó contra la dictadura de Porfirio Díaz. Su apellido está lleno de gloria militar, pero también de calamidad, cuenta el último de sus descendientes.
Archivo General de la Nación
Por Paris Martínez
20 de noviembre, 2017
Comparte

Entre la guerra de Independencia iniciada en 1810, y la Revolución de un siglo después, pasando por las invasiones francesa y estadunidense, en México siempre hubo un Ángeles en la línea de batalla.

El más reconocido es el general Felipe Ángeles, el mayor táctico de la División del Norte, la principal fuerza bélica que actuó durante la Revolución Mexicana, “pero su papá (don Felipe Ángeles Melo) también fue oficial de carrera y participó en la defensa de México durante las dos intervenciones extranjeras (alcanzando el grado de coronel), y su abuelo (don Manuel Ángeles)  fue alférez en la guerra de Independencia, de ahí viene el abolengo del apellido”, explica César Gómez Ángeles, el último descendiente que habrá de portarlo.

Se trata de un apellido investido de gloria militar, pero también de calamidad, por el cual, explica César, pueblos enteros fueron arrasados a fuego, con el único objetivo de acabar con todo rastro de la familia Ángeles, tal como hicieron las tropas de Venustiano Carranza en Molango (en diciembre de 1914), en el estado de Hidalgo.

Aún antes de iniciada la Revolución, Felipe Ángeles ya era un dolor de cabeza para el gobierno, entonces presidido por Porfirio Díaz, al haber documentado y denunciado casos de corrupción al interior del ejército federal, del cual era un oficial joven, pero prominente.

Tras el derrocamiento de Díaz, Ángeles fue nombrado como director del Colegio Militar, cuyos cadetes marcharon junto al presidente Francisco I. Madero (para garantizar su arribo a Palacio Nacional) cuando ya se presentía el golpe de estado que poco después habrían de consumar Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, quien se impuso en la Presidencia.

De hecho, durante dicho golpe de estado, conocido como la Decena Trágica, Ángeles fue el único militar que defendió Palacio Nacional, a cañonazos, de los militares alzados que se parapetaban en La Ciudadela, y cuando el presidente Madero fue apresado por los golpistas, Ángeles cayó con él.

El presidente Madero fue asesinado junto con su vicepresidente, José María Pino Suárez, y su primo y consejero, Gustavo Madero, pero los golpistas le perdonaron la vida a Ángeles, por su condición de oficial del ejército, y fue exiliado a Europa, de donde volvió para unirse a las fuerzas revolucionarias que nuevamente se alzaron en la guerra, ahora contra Huerta, tal como antes lo hicieron contra Díaz.

Ángeles se convirtió así en el principal artillero de la División del Norte, comandada por Pancho Villa, y a su destreza en el manejo de la artillería pesada, y de la táctica de guerra, la Revolución debe la victoria en la Batalla de Zacatecas, aquella con la que el dictador Victoriano Huerta vio sucumbir sus últimas fuerzas.

“De chico –recuerda César, hoy de 47 años–, a mí me despertaban con la Marcha de Zacatecas, ese era nuestro despertador. Y para mí, es como mi segundo himno nacional. Mi mamá es la última sobrina nieta de Ángeles, venimos de su línea paterna, y yo no tuve hijos, así que, como tal, el apellido Ángeles se pierde, se diluye conmigo, porque mis sobrinos ya no lo llevan.”

Así es como el paso del tiempo logra lo que los enemigos del general no pudieron: borrar su simiente, aunque sólo de los próximos libros del Registro Civil. Su legado queda.

“Luego de que las fuerzas carrancistas incendiaron el pueblo de Molango, los hermanos del general Ángeles, y sus hijos, fueron repartidos en toda la república: a algunos los enviaron a Saltillo, otros a Teotihuacán (en el Estado de México), a Querétaro, y a Estados Unidos. Imagínate el grado de persecución que hubo contra la familia, que a los mismos hijos del general no les hablaban de quién fue su papá, para no meterlos en problemas, para que no fueran a cazarlos.”

Esos hijos murieron en el extranjero, y el acervo que ellos conservaban del general Ángeles se perdió.

“Apenas estoy encontrando material como pistolas, uniformes, espadas, que el general dejó en California, en Arizona, en Florida”, explica César, lugares por los que pasó Ángeles tras la desaparición de la División del Norte, y en donde intentó reagrupar a los enemigos de Carranza, al que asumía como un traidor a los principios democráticos maderistas, para luego volver a México sólo para distanciarse de Pancho Villa (radicalizado para entonces por el acoso y la persecución) y finalmente caer capturado, junto con un puñado de soldados fieles, en una cueva de Chihuahua, el 15 de noviembre de 1919.

Ángeles fue sometido a juicio militar, durante el que tuvo la oportunidad de explicar su ideario “socialista” y su proceder como revolucionario: “Yo he predicado la fraternidad –exclamó–, he predicado una doctrina de conciliación y de amor. La gente muy poco entiende de eso. Por desgracia, nuestro pueblo no está aún en la época en que deba hablársele de otra cosa que de lo contrario a todo lo que sea odio y venganza. Por eso su infelicidad”.

El general Ángeles fue fusilado diez días después de su captura. Su última petición, misma que le fue concedida, fue dirigir él mismo el pelotón de fusilamiento.

Él era, explica César, quizá el más sensible de los jefes revolucionarios, promotor de reformas democráticas, maderistas, y también uno de los más humanistas en medio de la carnicería de la guerra, a grado tal que los zapatistas (a los que combatió por órdenes de Madero) reconocían su honor como militar, ya que puso fin a los oprobios que los soldados federales cometían contra la población civil de Morelos y contra los seguidores de Emiliano Zapata que eran capturados.

“De hecho, cuando matan a Madero, el general Ángeles es parte de los organizadores de la Convención de Aguascalientes (que aglutinó en primera insta a todas las fuerzas revolucionarias opuestas al golpista Victoriano Huerta), y como tal, acudió a Morelos para invitar a Zapata a participar”.

“Quien lo recibe es el general zapatista Genovevo de la O, y él le dice que pudieron haberlo emboscado, porque finalmente él los había combatido, era su enemigo. Pero luego, Genovevo de la O le dijo ‘yo lo tenía en la mira con esta 30-30, pude haber terminado con su vida, pero no, porque usted fue bueno con nosotros’, y le regaló la escopeta. Yo con esa escopeta disparé mil veces en el patio de mi abuelo, y ahora está en un museo, en Zacatecas.”

El general Felipe Ángeles, concluye César, “fue el último militar de la familia, con mi tío abuelo se rompe el hilo con la institución armada… pero creo que es importante que, hoy, los mandos del Ejército Mexicano tengan la figura del general Ángeles en la memoria, su patriotismo, porque, para mí, aún vivimos en la dictadura perfecta”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso

Incendio en la Amazonia deja animales muertos y silencio en lugar del canto de los pájaros

El sargento de bomberos Pedro Ribas Alves explica la foto que se ha vuelto viral sobre su encuentro con un armadillo en una zona devastada por los incendios de la Amazonía. Los expertos advierten cómo este tipo de fuegos dañan irremediablemente la región con más biodiversidad.
Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso
22 de agosto, 2019
Comparte

La imagen de un sargento de bomberos brasileño que ofrece agua a un armadillo ilustra una de las consecuencias de los incendios en la Amazonía: la devastación para la fauna.

El hombre es Pedro Ribas Alves, quien trabaja en el área de especialización de incendios forestales de Mato Grosso, uno de los estados de Brasil afectados por los fuegos que han generado una emergencia en Sudamérica.

El pasado sábado se encontró con el armadillo cuando realizaba un recorrido en un vehículo como parte de sus trabajos de recopilación de información para la lucha contra los incendios, explicó Ribas Alves a BBC Brasil.

“Íbamos lentamente por la zona afectada y decidí parar. Ya había visto a alguien dándole agua a un armadillo con una garrafa térmica en YouTube. Tomé al armadillo, que no ofrecía resistencia, y le di agua“, recuerda Ribas Alves.

“Cuando percibió el agua, quiso tomar y chupar de la boquilla, pero no tenía fuerzas. Así que pedí un vaso a un colega y le di agua”, añade.

Un bombero da agua a un armadillo

Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso
El armadillo pudo beber agua más fácilmente con ayuda de un vaso de plástico.

Su compañero fue quien registró el momento que se ha compartido cientos de veces en redes sociales.

“Cuando me vio ayudando al armadillo, rápido comenzó a tomar las fotos”, dice el sargento de bomberos.

Por una falla eléctrica

El trabajo de Ribas Alves es inspeccionar áreas dañadas por incendios y buscar el origen del fuego para reportar los datos a la Estación de Policía Ambiental.

“También estudio la presencia de animales en la región a fin de mostrar la degradación del medio ambiente y cómo afecta a la fauna de la región”, explica.

El sábado, cuando encontró al armadillo, trabajaba en Nova Mutum (a 269 km de Cuiabá), un lugar arrasado por un incendio que azotó 772 hectáreas.

“El incendio fue causado por problemas en la red eléctrica. Una empresa fue a realizar tareas de mantenimiento, encendió la energía, pero un corto inició el fuego”, explica.

Con los incendios aún activos, es pronto para valorar la magnitud de afectaciones a la fauna y flora en la Amazonía, una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo.

Se sabe que es hábitat de 2,5 millones de especies de insectos, 2.500 especies de peces, más de 1.500 de aves, 550 de reptiles y 500 de mamíferos, según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica.

Pero continuamente se descubren nuevas especies animales, además de que el bioma amazónico contiene unas 30.000 especies de plantas.

“Te dan ganas de llorar”

Cada año se registran muchos incendios forestales en Brasil que terminan dañando enormemente a la rica fauna y flora del país sudamericano.

“Es muy triste ver el bosque completamente aniquilado”, dice el biólogo Izar Aximoff a BBC Brasil.

Una víbora calcinada por un incendio

Izar Aximoff
Aximoff ha encontrado muchos ejemplares de animales calcinados en los incendios forestales.

“Ese paisaje colorido, con flores, sonidos de animales, pájaros cantando, animales en movimiento y el olor a bosque, se transforma en silencio, animales carbonizados, olor a carne quemada, desolación. Todo está negro y uno se llena de todo ese residuo de carbón”, describe de lo que ha sido testigo en el pasado.

Aximoff ha estudiado la restauración de bosques en Río de Janeiro después de que se incendiaron.

“He visto una boa constrictor quemada, un perezoso carbonizado, una bromelia quemada. Te dan ganas de llorar. La pérdida es invaluable“, explica Aximoff, quien es biólogo especialista en el tema en áreas del bosque atlántico.

Un incendio en la Amazonía

Reuters
Aximoff dice que la prevención a la larga es menos costosa que los recursos necesarios para combatir incendios.

Después de la destrucción, surgen nuevos desafíos en la reforestación.

Las especies en peligro de extinción nunca regresan. Con cada incendio, se pierde la diversidad”, explica.

“Y muchas áreas de la mata atlántica, por ejemplo, no pueden regenerarse solas. Necesita un refuerzo. Tenemos las mejores cabezas del mundo en el área de reforestación, pero la demanda es demasiado grande”, se lamenta.

La falta de recursos dificulta una planificación más efectiva para prevenir nuevos incendios.

La prevención es mucho más barata. Pero tampoco hay planificación debido a la falta de datos. Los gastos después de los incendios son mucho más altos. Usan aviones, equipos, sin mencionar el riesgo de muerte al que están expuestos estos profesionales”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cKtEr6wc8L4

https://www.youtube.com/watch?v=xLBMdL-Roq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.