close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo
¿Por qué la FIFA penaliza tan seguido a selecciones de América Latina por cantos homofóbicos?
La FIFA ha multado en varias ocasiones a selecciones como la de México, y sin embargo los cantos homofóbicos persisten, ¿por qué?
BBC Mundo
Por BBC Mundo
8 de noviembre, 2017
Comparte

Argentina, Brasil, Chile, México y Perú han recibido multas como consecuencia de los cantos homofóbicos de sus seguidores contra los jugadores del equipo contrario durante las eliminatorias realizadas para el Mundial de Futbol de Rusia 2018.

Pero ¿por qué América Latina parece tener un problema con respecto al tema?

Si bien es cierto que las multas impuestas a los equipos por los cantos racistas de sus fanáticos han sido un mecanismo para controlar ofensas en la cancha, enfocarse en expresiones homofóbicas es una medida relativamente nueva.

Las multas oscilan entre los US$10.000 y los US$40.000.

Entre los países penalizados Chile es el principal reincidente. La FIFA ha castigado a la selección nacional en 13 ocasiones por cantos ofensivos y homofóbicos dirigidos a los miembros del equipo contrario.

Fan chilenoGETTY IMAGES
El comportamiento de los fanáticos chilenos le ha ocasionado más multas a Chile que a cualquier otro país latinoamericano.

¿Cambio?

Sin embargo, el castigo parece haber tenido poco efecto.

“Pese a las sanciones, nada apunta a que se producirán cambios”, indica el analista de deportes de BBC Mundo José Miguel Pinochet.

“Este comportamiento ha estado presente desde el primer juego hasta el último (de las eliminatorias)”, añade.

La Federación Chilena de Fútbol indicó el mes pasado que si bien estaba intentando educar a los fanáticos, la homofobia es un problema muy arraigado en el país. Por esa razón la solución no dependía únicamente de sus esfuerzos.

Estadio vacioGETTY IMAGES
Algunos en América Latina temen que las sanciones de la FIFA incluyan juegos con el estadio vacío.

Uno solo

La gran mayoría de las canciones que los fanáticos mexicanos utilizan para ofender al equipo contrario suelen ser homofóbicos.

Hay uno en particular que se utiliza reiteradamente, en especial cuando el arquero del otro equipo quiere hacer un saque desde su propio campo.

¿Cuál? ” ¡Ehhh, putooo…!“. En julio, la Federación Mexicana de Fútbol intentó combatir este comportamiento pidiéndole a los seguidores que se abstuvieran de utilizar cantos homofóbicos: “Nosotros perdemos, ustedes pierden… todos perdemos“.

Pero la última multa impuesta por la FIFA, parece indicar que la medida no fue efectiva.

Según una encuesta realizada por el periódico deportivo mexicano Récord, la mayoría de los fanáticos responsabilizan a la FIFA porque ellos no consideran que la canción sea ofensiva.

“La diferencia está en la interpretación. Mientras los seguidores del equipo la utilizan como una forma de intimidar al arquero rival, el uso de la palabra se percibe como homofóbico porque es una palabra utilizada para referirse de una manera despectiva a homosexuales”, indica Pinochet.

Juan Carlos OsorioGETTY IMAGES
Juan Carlos Osorio, el entrenador de México, considera que hay cantos peores que los de su equipo.

Antecedentes

Cuando el uso del canto en cuestión fue investigado por la FIFA durante el Mundial de Brasil en 2014, México fue exonerado.

¿El argumento? Que no se consideraba un insulto en el contexto en el que se utilizó. Actualmente, sin embargo, la postura de la FIFA es más firme.

El entrenador del equipo mexicano, el colombiano Juan Carlos Osorio, ha dicho que entiende por qué se presenta el debate. Pero añadió que en otras culturas los cantos son peores.

Y, hasta cierto punto, el argumento se refuerza con otras multas impuestas por la FIFA en la misma fecha.

Especialmente la sanción de US$160.000 que recibió Suiza por el comportamiento de sus hinchas durante los juegos en contra de Austria y de Georgia: utilizaron dispositivos incendiarios y exhibieron pancartas políticas.

Pese a esto, muchos en América Latina temen que la FIFA pierda la paciencia y los castigos incluyan juegos con el estadio vacío para evitar cantos ofensivos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Elizabeth Cruz
Marea verde y violeta toma calles de la CDMX: Estamos hartas de la violencia y el acoso, dicen
Miles de manifestantes se reunieron para marchar por el Día Internacional de la Mujer y exigir un alto a la violencia contra las mujeres, justicia para las víctimas de feminicidio y respeto a los derechos sexuales y reproductivos, entre otros.
Elizabeth Cruz
Por Elizabeth Cruz @elycruzla
9 de marzo, 2019
Comparte

“Hoy marcho no solo por los derechos que nos siguen negando: el derecho a un aborto seguro, libre y gratuito o a tener un salario igual al de los hombres, marcho también para exigir que se implementen las políticas públicas necesarias para detener la violencia contra las mujeres, para que se castigue a los feminicidas, para que podamos salir a la calle sin tener miedo”, dice Alejandra Palacios, estudiante de Derecho, quien acudió a la marcha del 8 de marzo junto con un grupo de amigas.

Todas portan el pañuelo verde que volvió a verse en las calles durante este viernes, Día Internacional de la Mujer. La prenda que simboliza la lucha por un aborto legal, seguro y gratuito se mezcló con los banderines y mantas violetas, el color de la lucha feminista.

La marcha contra feminicidios, el machismo y la violencia en imágenes

Ahí estaban también las cruces rosas en memoria y defensa de las victimas de feminicidio, y estaban también sus madres.


María Esperanza Luciotto, mamá de Karla Pontigo, a quien asesinaron en 2012, en San Luis Potosí, está en la marcha para exigir que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva ya sobre el caso de su hija. La Corte atrajo el caso para verificar si el agente del ministerio público cumplió con los estándares establecidos para una investigación diligente y con perspectiva de género, después de que se determinara que Karla había sufrido un accidente.

“El caso se tipificó como un homicidio culposo, la teoría del ministerio público es que Karla se estrelló con una puerta de cristal, en su trabajo. Nosotros no estamos de acuerdo. Ella sufría acoso por parte de su jefe, y su cuerpo tenía más de 40 heridas, entre ellas algunas de índole sexual”, dice Ana Sandra Salinas Pérez, abogada de Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho.

Lee: No queremos celebración, queremos solución: miles de mujeres marchan en la CDMX

Por las irregularidades en la investigación es que la SCJN atrajo el caso, pero lo hizo desde 2015. “La justicia tardía no es justicia; por eso estamos hoy en la marcha, para pedirle a la Corte que resuelva ya. El poder judicial tiene hoy en sus manos hacer la diferencia, saldar un poco la deuda que el país tiene con las víctimas de feminicidio. Además, que no se olviden que no habrá un plan de seguridad que funcione sino se empieza por hacer justicia”, afirma Salinas.


Es la misma demanda de Lorena Gutiérrez, justicia para su hija Fátima, a quien asesinaron cuando tenía 12 años, en Toluca, Estado de México. De los tres presuntos asesinos de la menor uno sigue libre. El sospechoso trabajaba como jardinero en la Escuela Sierra Nevada.

“La escuela lo protegió para que el nombre de la institución no se viera involucrado en una caso de feminicidio, dijeron que el día del asesinato él estaba en su trabajo. No es verdad, él era mi vecino y mucha gente lo vio ese día en la comunidad, él y los otros dos que ya están presos asesinaron a mi niña”, afirma Lorena.

Las consignas de los colectivos de feministas, organizaciones de la sociedad civil y sindicatos arropan a las madres de víctimas de feminicidio. Gritan justicia y exigen ni una asesinada más. Los grupos de amigas y compañeras de diversas escuelas, de la UAM, de la UNAM, de IPN, alzan también la voz para decir: “mi cuerpo es mío, solo mío”, y gritan consignas reivindicando el derecho al aborto.

“Quiero salir a la calle sin tener miedo”

Entre las más jóvenes hay una demanda que sobresale, y que una de ellas, Martha Armenta, estudiante de diseño gráfico, pone como su principal motivo para marchar. “Estoy aquí porque quiero salir a la calle sin tener miedo. Estamos hartas de tener miedo, estamos hartas del acoso, queremos andar en la calle sin temor a que nos desaparezcan, a que nos maten, a terminar en una red de trata, estamos hartas y exigimos que el Estado actúe para acabar con esta ola de violencia hacia nosotras”.

Con todas esas exigencias, la marea verde y violeta avanzó por la avenida Reforma, cruza Eje Central, siguió por la calle 5 de Mayo y llegó al Zócalo de la Ciudad de México. Entraron primero los contingentes de organizaciones sindicales. Luego los colectivos feministas, las ciudadanas de a pie, los numerosos grupos de amigas.

La plancha del Zócalo se llenó de los grupos de mujeres que extienden, en el suelo, las mantas con sus consignas. La batucada suena y muchas bailan, con los edificios de alrededor del Zócalo iluminados de color violeta, en el final de la tarde del Día Internacional de la Mujer.

En un extremo de la plancha del Zócalo, frente a Catedral, un grupo de mujeres extiende mantas tejidas de color violeta. La convocatoria la hicieron por Facebook, los colectivos Lana Desastre y Tejiendo Identidad. Cada participante podía tejer un pedazo, que luego se uniría con otros. El objetivo era mostrar como las mujeres son hacedoras de cosas, que pueden organizar y armar mucho juntas.

Más allá, de frente a Palacio Nacional, un grupo de estudiantes de la Universidad de la Comunicación ha colocado un “tendedero de palabras”, basado en el proyecto de la artista y activista mexicana Mónica Mayer.

“Le pedimos a las asistentes a la marcha que respondieran dos preguntas, ¿cuándo fue la última vez que sufriste acoso y por qué marchas hoy? Hubo varias respuestas en donde se lee que la última experiencia de acoso fue hoy mismo, eso habla del problema tan grande que enfrentamos las mujeres”, dice Erika Núñez, mientras ella y sus compañeros empiezan a levantar el tendedero que se transformará en un video arte que resume los motivos de esta marcha.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.