Seguro voluntario del IMSS, inaccesible para adultos mayores y trabajadores informales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Seguro voluntario del IMSS, inaccesible para adultos mayores y trabajadores informales

El seguro voluntario del IMSS tiene un alto costo, además de restricciones que lo vuelven inviable para varios grupos vulnerables.
Cuartoscuro
Por Claudia Altamirano
27 de noviembre, 2017
Comparte

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece a la población una opción para quienes no tienen un empleo formal que les garantice el servicio médico: el seguro voluntario, que pueden pagar ellos mismos siempre que no tengan enfermedades preexistentes, con un costo 20% mayor cada año y con varias restricciones que lo vuelven inviable para varios grupos vulnerables como los adultos mayores, los trabajadores del hogar y los informales.

El seguro voluntario, según ha admitido el mismo Instituto, funciona igual que en cualquier aseguradora privada: debe contratarse mucho antes de volverse necesario ya que no cubre enfermedades preexistentes; es más caro para quienes más lo necesitan –adultos mayores- y es inaccesible para personas con alto potencial de riesgo, como las que padecen enfermedades crónico-degenerativas. Además, en el caso de los mayores de 60 años que nunca antes han cotizado en el Seguro, se les exige que contraten el seguro en un esquema familiar para que queden como beneficiarios, lo que obliga a los familiares a pagar también su cuota y deja fuera a los adultos mayores que están solos.

Cuando la hija de Marcela* perdió su empleo, ella perdió también su seguridad social, ya que era su beneficiaria. Meses después y ante la incertidumbre de no saber cuándo encontraría otro trabajo, decidieron inscribir a la madre al seguro voluntario del IMSS para que siguiera recibiendo atención médica. Sin embargo, en las oficinas del Instituto les dijeron que Marcela no podría contratarlo si tenía enfermedades crónicas, a menos que se inscribiera como beneficiaria de su hija, y que lo hiciera pronto porque las cuotas estarían vigentes unos días más: después les costaría mil pesos extra.

Ambas mujeres pidieron a los funcionarios una explicación para todas estas reglas que imposibilitan a los adultos mayores contratar su seguro voluntario aun cuando lo pagan -y en la tarifa más alta del tabulador por ser quienes hacen mayor uso de los servicios de salud-. Un empleado dijo primero que “así es la ley” y negó dar mayores explicaciones; su superior, sin embargo, les explicó que las reglas están contempladas en la reforma a la Ley del IMSS de 2014, y que aun pagando la cuota, no podría tener acceso a todos los servicios. “El IMSS nunca pierde”, puntualizó la funcionaria.

El director de Incorporación y Recaudación del Instituto, Tuffic Miguel Ortega confirmó que el seguro voluntario del IMSS funciona igual que cualquier aseguradora privada aunque se trata de una institución pública, argumentando que es un organismo descentralizado cuyos recursos no provienen del erario sino de las cuotas obrero-patronales y de los pagos del usuario en el caso del voluntario, por lo cual no tendría obligación de atender a todos los grupos poblacionales.

“Este seguro funciona igual o de forma muy parecida a los seguros de gastos médicos mayores. Al ser voluntario, este seguro da acceso exclusivamente a los servicios médicos a cambio del pago de una prima, que se calcula en función de los riesgos que tiene el asegurado de que se materialice la enfermedad o el accidente”, explicó el funcionario a Animal Político. “Para nosotros es un pago deficitario, pero es parte de la labor subsidiaria que lleva a cabo el instituto con el objeto de brindarle cobertura al mayor número de gente que no tiene la posibilidad de acceder a un esquema de aseguramiento privado”, agregó.

Sin embargo, un informe del Instituto en el que se explica cómo fue creado y cómo funciona el seguro voluntario, asegura que el financiamiento del Seguro de Salud para la Familia (voluntario) contempla dos fuentes: “la cuota anual que paga el asegurado, la cual se establece de acuerdo con el grupo de edad al que pertenezcan, y una aportación por familia que realiza el gobierno federal, igual a la que correspondería por cada asegurado en el Seguro de Enfermedades y Maternidad, independientemente de la edad de los miembros y del tamaño de la familia afiliada”.

Pero no cualquiera puede contratar este seguro simplemente pagando su cuota. Los trabajadores informales que nunca han cotizado en el Seguro no pueden hacerlo si tienen enfermedades preexistentes, o males crónico degenerativos, independientemente de su edad, ya que este recurso está pensado para que el usuario se asegure mientras está sano y haga uso de él cuando se enferme, después de haber pagado su cuota durante al menos un año. A quienes ya han cotizado en el régimen obligatorio se les toma en cuenta esta antigüedad para permitirles contratar el seguro aún con enfermedades preexistentes. “Está diseñado exclusivamente para quienes tenían un patrón y se vuelven independientes o pierden su empleo pero ya cotizaron antes”, especificó Ortega.

Los trabajadores del hogar son otro grupo para el que este seguro no es viable incluso si se les permite contratarlo, ya sea con sus ingresos o si lo pagan sus empleadores, debido a que, por ley, no cubre el derecho a guarderías, siendo este servicio el que más necesitan, incluso más que la atención médica, según han expresado los propios trabajadores.

Aunque el funcionario asegura que la restricción para los adultos mayores que los obliga a contratar el seguro en un esquema familiar desapareció con el gobierno de Enrique Peña, a Marcela de 65 años le fue negado el servicio en enero de este año por tener enfermedades crónicas y preexistentes: hipotiroidismo e hipertensión, “a menos que se inscriba en plan familiar con su hija y ella la ponga como su beneficiaria”, le indicaron los empleados de las oficinas administrativas de Luna, en la colonia Guerrero.

Ortega también afirma que sólo hay restricción para las enfermedades crónico degenerativas graves o en etapas avanzadas, sin embargo, la página del IMSS no es clara a este respecto: enlista algunas enfermedades “prohibidas” como las crónicas del hígado; insuficiencia renal y cardíaca o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica con insuficiencia respiratoria) pero deja abierto el concepto “crónico-degenerativas”. Esta ambigüedad se refleja en las oficinas de atención al usuario, donde cada empleado decide con sus criterios a quién permitirle asegurarse y a quién no.

A mayor demanda, menor oferta

Entre las enfermedades crónicas que impiden la contratación del seguro están el cáncer, los males cardiacos y las complicaciones por diabetes, aun cuando México ocupa el primer lugar en índices de diabetes entre los países de la OCDE y, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, es la enfermedad que causa más muertes al año en mujeres y la segunda más mortal en hombres en el país desde el año 2000. Las cifras más recientes (noviembre 2017) del Instituto Nacional de Estadística (Inegi) indican que el 15% de los 665, 688 fallecimientos ocurridos en 2015 fueron a causa de la diabetes mellitus.

Además, las tarifas para contratar este seguro son más altas para quienes tienen más probabilidad de usarlo. Los adultos mayores, igual que en cualquier aseguradora privada, y cada año aumenta 20%, mientras las privadas elevan sus pólizas cada cinco años: en el periodo 2015-2017, su costo para personas entre 60 y 69 años subió 2,100 pesos y 2,200 para mayores de 70. Esto se debe a que la reforma legal de 2014 permitió al IMSS actualizar las cuotas que no había modificado por 10 años, por lo que con este cobro, el Instituto está recuperando el dinero que no cobró antes, explicó el director de Recaudación, área de la que depende el Seguro Voluntario.

“Estas cuotas se habían mantenido rezagadas hace mucho tiempo. El aumento es considerable si lo comparas con el año anterior, pero si lo comparas con la demanda de servicios que hace la gente, es totalmente desproporcional el gasto que se tiene en el instituto con el gasto de esos sectores. Las tarifas están exageradamente bajas y subsidiadas, si aplicas técnicamente la cuota que debes aplicar, sería un monto altísimo, como de 150 mil pesos”, puntualizó Tuffic Miguel Ortega.

Aunque la realidad en las clínicas y hospitales es otra, agrega Marcela. “En una institución privada no te podrían decir que no hay reactivos en los laboratorios, que no hay medicamentos o que el doctor está de vacaciones, ni podrían darte un mal servicio mientras que en el IMSS tienen que hacer hasta campañas para enseñar a sus empleados a tratar bien al derechohabiente”, lamenta.

“Contratar el seguro del auto cuando ya chocaste”

Explicó también que las personas con enfermedades preexistentes, o padecimientos crónicos graves no pueden contratar el seguro porque entonces el Instituto caería en déficit, al financiar la atención médica de alguien que ya está enfermo y requerirá un tratamiento cuyos costos son mucho más elevados que lo que pagó por el seguro.

“Es como si contratas un seguro de auto después de que chocaste. Esto está pensado para que la gente cotice cuando está sana y cuando necesite la atención se le va a atender. Los aumentos son meramente para estar cercanos a los incrementos naturales que vienen en los precios”, puntualizó Ortega.

Incluso, admitió el funcionario, durante los años que las tarifas de este seguro no se actualizaron, se le ocultó a la población su existencia para evitar que lo contrataran. “El IMSS vive de lo que cobra a través de sus cuotas, tanto obrero-patronales como de aseguramiento voluntario, si no, no tendría ni para las medicinas. Desgraciadamente cuando llegamos a esta administración ya tenía este problema deficitario y no se habían tomado las medidas adecuadas y ¿qué se hacía? No se promovía el seguro porque le costaba más al IMSS. Yo no estaba aquí pero la gente que estaba aquí me lo dijo”, aseguró Ortega.

A la fecha hay 293,913 personas aseguradas bajo el régimen voluntario, de los cuales casi la mitad (139,238) son mayores de 55 años, lo cual prueba, según el funcionario, que los pacientes se afilian hasta que lo necesitan y no antes, como prevención.

El director de Recaudación afirma que, pese a todo, el IMSS otorga no solo tarifas más bajas que las aseguradoras privadas, sino más facilidades al no exigir estudios médicos previos para asegurarse del estado de salud del paciente, sino pedirle que de buena fe llene un cuestionario con esta información; además de permitir que se aseguren personas mayores de 80 años, cuando la mayoría de las aseguradoras ni siquiera cotizan a mayores de 40, de acuerdo con el simulador de Gastos Médicos de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros).

Actualmente, algunas aseguradoras privadas ya ofrecen seguros a adultos mayores, un sector típicamente desprotegido de este recurso, con primas muy altas en el caso de cobertura amplia y accesibles para acceder sólo a servicios médicos simples.

*Nombre ficticio a petición de la entrevistada

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué las noches se están calentando más rápido que los días

Los científicos están entendiendo cómo la variación de las temperaturas nocturnas y diurnas puede afectar no sólo al ambiente, sino también nuestro entendimiento sobre el clima.
31 de julio, 2021
Comparte

Las temperaturas nocturnas están aumentando de forma más acelerada que las diurnas, con impactos significativos en el clima y el medio ambiente.

Es un patrón que científicos y expertos del clima han observado en los últimos años en todo el planeta, con una posible relación con eventos climáticos extremos, como la ola de calor que está afectando al noroeste de Estados Unidos y parte de Canadá.

Esto ocurre porque el incremento de las temperaturas mínimas, normalmente las que ocurren durante las horas en las que no hay sol, se están acelerando en comparación con las temperaturas máximas, usualmente diurnas.

Es decir, noches más cálidas. Lo que contrasta con la idea de que las noches son generalmente más frescas.

Es lo que algunos científicos llaman “asimetría de calentamiento”, y pasa porque el efecto del incremento de las temperaturas no es uniforme en todo el planeta todo el tiempo.

Con temperaturas máximas récord, el foco de atención se ha centrado este año en el domo de calor en Norteamérica, un evento del tipo “solo uno en 1.000 años” y “virtualmente imposible” si no fuese por el efecto de la acción humana sobre el ambiente, según dijo la red World Weather Attribution.

Pero no todo se trata de medir cuánto suben las temperaturas máximas. Los científicos le están poniendo un ojo a las variaciones en las temperaturas mínimas, un detalle que sería crucial para entender el cambio climático.

Un hombre se refresca en Vancouver durante la ola de calor en Canadá

Reuters
En Norteamérica, la gente aprovechaba cualquier opción con tal de refrescarse de las extremadamente altas temperaturas

Máximas y mínimas

El pasado junio ha sido, desde que se llevan registros, el junio más caluroso en EE.UU. y Canadá, con cientos de muertos y afectados por el calor extremo.

El calor se intensificó entre finales de junio y principios de julio en forma de domo de calor, el cual elevó las temperaturas en ambos países como nunca antes.

En Columbia Británica, Canadá, se registró una máxima histórica de 49,6ºC, más de cuatro puntos por encima del récord nacional de 45ºC.

En Portland, Oregón, un estado conocido por su clima lluvioso, también se registraron máximos históricos durante tres días seguidos: 46,1ºC, 44,4ºC y 42ºC respectivamente. Los incendios forestales en este estado han quemado casi 150 mil hectáreas, provocando miles de evacuaciones.

Pero aunque las temperaturas máximas sorprendieron (y preocuparon) a los expertos, en el rango de las temperaturas mínimas también hubo cambios.

Según los datos de la Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica, solo en la última semana de junio se rompieron los récords de temperatura máxima unas 1.328 veces en todo EE.UU.

Esta cifra obedece a las medidas diarias que registra cada una de las estaciones de medición desplegadas a lo largo y ancho de ese país.

Pero en contraste, en lo que respecta a las temperaturas mínimas, se rompieron los récords máximos unas 1.602 veces.

Gráfico de cambios en temperaturas máximas

BBC
Gráfico de cambios en temperaturas mínimas

BBC

“Hay una tendencia global a que las temperaturas nocturnas aumenten a un ritmo más rápido que las diurnas”, dicen científicos del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente de la Universidad de Exeter en Inglaterra.

Era lo mismo que había advertido el Informe Especial de Ciencia del Clima en 2018 al asegurar que las temperaturas mínimas promedio estaban aumentando “a un ritmo ligeramente más alto que las temperaturas máximas promedio”, un patrón que estaba siendo observado en distintos puntos del planeta.

De hecho, las temperaturas mínimas inusualmente más cálidas se están volviendo cada vez más comunes en EE.UU., según más datos de la NOAA.

¿Por qué aumentan las temperaturas por las noches?

Daniel Cox, del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente, explica por qué las temperaturas nocturnas cambian a un ritmo distinto que las diurnas.

Él y un equipo de científicos estudiaron las temperaturas máximas y mínimas por día y hora entre 1983 y 2017 a partir de los datos otorgados por la NOAA.

“La exploración de la variación en las temperaturas se ha centrado principalmente en las medias diarias, mensuales o anuales. Sorprendentemente se le ha prestado poca atención a la variación en las tasas a lo largo del ciclo diario”, reza el estudio, publicado en la revista Global Change Biology.

Después de analizar los datos, los científicos encontraron que 54% de la superficie terrestre había experimentado una asimetría de calentamiento mayor a 0,25ºC entre el día y la noche.

“Los aumentos de CO2 en la atmósfera y otros gases de efecto invernadero están aumentando las temperaturas máximas y mínimas con mayor tendencia por las noches. Pero las direcciones en las que se producen estos cambios varía dependiendo del lugar y el momento del día”.

Gráfico emisión de CO2 en toneladas

BBC

No solo eso. También hallaron que un mayor aumento en las temperaturas nocturnas estaba relacionado con la humedad y la generación de nubes.

“Encontramos que en aquellas regiones donde había un incremento de nubes, la temperatura nocturna aumentaba más rápido que la diurna. Mientras que un aumento de las temperaturas diurna estaba relacionado con regiones más secas”, explica Cox.

Esto ocurre porque las nubes actúan como “una manta”, empujando el calor hacia abajo y atrapándolo en la superficie terrestre. A más calor en la superficie, más vapor de agua en el aire, que a su vez atrapa más calor.

En zonas sin nubes, en cambio, el clima se vuelve más seco y caliente durante los días, pero la temperatura disminuye por las noches al “liberarse” el calor.

¿Se relaciona esto con eventos climáticos extremos como las olas de calor?

Para Cox, olas de calor tan extremas como las vistas en Norteamérica son eventos muy específicos que hay que estudiar con mayor detalle, mientras que él y su equipo analizaron los datos correspondientes a 35 años.

Sin embargo, Cox dice que su estudio es una primera aproximación y que quedan muchas preguntas por responder para entender cómo incluso los pequeños cambios que ocurren en el planeta tienen grandes implicaciones.

“A medida que aumenten los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera, los eventos extremos serán cada vez más comunes. Pero las temperaturas no aumentan de forma lineal”.

Que las temperaturas sean más altas por las noches puede tener implicaciones directas sobre el medio ambiente como, por ejemplo, la fotosíntesis y la respiración de las plantas, según Cox.

Pero también tendrá efectos negativos entre las personas. Mayores temperaturas nocturnas significa que la tierra no tiene suficiente tiempo para enfriarse. Esto significa también que nuestros cuerpos no pueden refrescarse, especialmente durante picos de calor extremo.

Si el cuerpo no se aclimata a la temperatura, pueden producirse mareos, náuseas, desmayos y sudoración. Y en casos extremos puede producirse un golpe de calor, lo que requiere ayuda médica.

Gráfico variación temperaturas anuales

BBC

Entender el cambio climático

El planeta se ha calentado aproximadamente unos 1,2ºC desde que comenzó la era industrial. Y 2020 ha sido el segundo año más caluroso de la historia desde que se tienen registros, superado solo por 2016.

De continuar con las proyecciones de calentamiento, tal como aumentan las temperaturas, el planeta podría superar el umbral de 1,5ºCentre 2030 y 2052, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

Los científicos han estado tratando de predecir cómo el cambio climático puede afectar al planeta.

Inundaciones en Europa, 2021

EPA
La ciencia no ha podido predecir las inundaciones en Alemania y Bélgica

Pero eventos tan extremos como el domo de calor y las inesperadas inundaciones en Alemania y Bélgica están haciendo pensar a los expertos que las proyecciones se están quedando cortas y que las consecuencias del cambio climático estén haciéndose sentir antes de lo esperado.

Sin embargo, Cox cree que hay un lado positivo en todo esto y que analizar las variaciones de temperaturas por horas puede ser de utilidad.

“Al considerar el cambio climático de forma temporal durante el ciclo diario, podemos evaluar con mayor precisión el cambio climático y la amenaza que representa”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gkjLnmiDu20

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.