close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Francisco Sandoval
Garantiza INE paridad de género y de representación indígena en candidaturas al Congreso
Los partidos deberán presentar fórmulas para el Senado que tengan paridad entre hombres y mujeres, y de indígenas para la Cámara de Diputados.
Foto: Francisco Sandoval
Por Redacción Animal Político
9 de noviembre, 2017
Comparte

Paridad de género en las candidaturas federales a diputados y senadores, así como garantizar la presencia de candidatos indígenas para el Congreso, son las líneas que el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad y que los partidos políticos o coaliciones deberán cumplir para el proceso electoral de 2018.

En los criterios aprobados se establece que para el Senado, por el principio de mayoría relativa, la primera fórmula deberá ser diferente a la segunda y de la totalidad de las listas de candidaturas por entidad federativa, la mitad debe ser encabezada por hombres y la mitad por mujeres.

Par el caso de las diputaciones por mayoría relativa, los partidos deberán postular fórmulas integradas por personas que se reconozcan como indígenas en por lo menos 12 de los 28 distritos electorales que tienen población indígena, además, deberá ser 50% para hombres y 50% para mujeres.

Las solicitudes de registro de candidaturas de partidos políticos o coaliciones, tanto para propietario como para suplente, tienen que oficializarse entre los días 11 y 18 de marzo de 2018; la Plataforma Electoral de partidos o coaliciones, deberá presentarse en los primeros 15 días de enero de 2018, y Consejos Locales y Distritales del INE sesionar para validar estos registros, por el principio de mayoría relativa, el 29 de marzo de 2018.

Al respecto, el consejero presidente Lorenzo Córdova, dijo que las principales innovaciones de este proyecto de acuerdo están orientadas a contribuir y a subsanar dicha asignatura pendiente del Sistema Electoral Mexicano con las comunidades indígenas, así como para contribuir a consolidar el mandato constitucional de paridad en las candidaturas.

En tanto, la consejera Pamela San Martín hizo un recuento histórico de la representación legislativa de las mujeres y los indígenas de México.

“En 2006 tuvimos 12 hombres indígenas y sólo dos mujeres indígenas. En 2009 siete hombres indígenas y sólo tres mujeres indígenas. En 2012 cinco hombres indígenas y sólo dos mujeres indígenas. Y en 2015 seis hombres indígenas y cero mujeres indígenas”.

Por otra parte, la consejera Dania Ravel mencionó que el principio constitucional de paridad no garantiza, por sí mismo, los resultados. Por ello se requieren tomar medidas adicionales para que se pueda ver su efectividad.

“En el Senado la desproporción entre hombres y mujeres que lo han integrado es histórica: La Legislatura 2012-2018 está conformada por un total de 86 hombres y 42 mujeres; en la 2006-2012 hubo 106 hombres y 22 mujeres, y en la Legislatura anterior, es decir, 2000-2006, hubo 108 hombres y 20 mujeres”, dijo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Adidas, Nike y otras 170 marcas de calzado que piden a Trump reconsiderar su política comercial
Las compañías instaron al mandatario a reconsiderar sus aranceles a los zapatos fabricados en China tras considerar que la política puede resultar "catastrófica para nuestros consumidores, nuestras compañías y la economía estadounidense en general".
Getty Images
22 de mayo, 2019
Comparte

Adidas, Nike, Dr Martens, Converse y otras 170 empresas de la industria del calzado le han mandado una insólita carta al presidente Donald Trump.

En la misiva, publicada este lunes, las compañías instaron al mandatario a reconsiderar sus aranceles a los zapatos fabricados en China, al estimar que la política puede resultar “catastrófica” para “empresas, consumidores y la economía estadounidense en general”.

La carta abierta llega poco más de una semana después de que Washington impusiera nuevos aranceles por más US$200.000 millones a productos importados de China, que incluyen todo tipo de calzado, desde zapatillas hasta sandalias.

“En nombre de nuestros cientos de millones de consumidores de calzado y cientos de miles de empleados, le pedimos que detenga inmediatamente esta acción“, indicaron.

Según la agencia Bloomberg, si bien la industria del calzado ha alejado su producción de China por diversos factores en los últimos años (entre ellos, el aumento de los salarios, las cambiantes políticas comerciales y el desplazamiento de las fábricas a EE.UU. y Europa), el país asiático sigue siendo un gigante en la fabricación de zapatos.

¿Qué pierde la industria del calzado en la guerra comercial?

Las compañías de calzado que firmaron la carta, entre las que también se encuentran Puma y Clarks, afirman que ya pagan un arancel alto para importar sus zapatos a Estados Unidos, por lo que ahora podría ser mayor.

Si bien los aranceles promedio de Estados Unidos para el calzado son del 11,3%, en algunos casos puede alcanzar un nivel tan alto como el 67,5%.

“Agregar un aumento de impuestos del 25% por encima de estos aranceles significaría que algunas familias estadounidenses trabajadoras podrían pagar casi el 100% de los aranceles sobre sus zapatos”, escribieron las compañías.

“Es hora de poner fin a esta guerra comercial”, añadieron.

¿Quién paga por los aranceles?

Trump ha asegurado en repetidas ocasiones que será China quien pague por ellos, pero su asesor económico, Larry Kudlow, admitió la semana pasada que son las empresas estadounidenses las que, en realidad, pagan los impuestos sobre los productos traídos de China.

Pero de acuerdo con diversos expertos, es muy probable que estos costos adicionales se transfieran a los consumidores estadounidenses en forma de precios más altos.

Economistas del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, la Universidad de Princeton y la Universidad de Columbia calcularon que las tasas impuestas el año pasado a una amplia gama de importaciones, desde acero hasta lavadoras, cuestan a las empresas y consumidores de EE.UU. unos US$3.000 millones mensuales en impuestos adicionales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

https://www.youtube.com/watch?v=e7iqwokK-xg

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.