La fórmula Kumamoto para pelear por candidaturas independientes: la estrategia de Wikipolítica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Wikipolítica Jalisco

La fórmula Kumamoto para pelear por candidaturas independientes: la estrategia de Wikipolítica

Este movimiento logró que Kumamoto llegara a la diputación por el Distrito 10 de Zapopan en las elecciones de 2015, ahora tiene presencia en 10 estados y busca registrar un lugar para el Senado y tres diputaciones federales.
Foto: Wikipolítica Jalisco
15 de noviembre, 2017
Comparte

No pagan por auxiliares que junten firmas, tampoco reciben recursos públicos, ni tienen espectaculares por las calles, pero pelean por aparecer en la boleta electoral rumbo al 2018. Se trata de los aspirantes de Wikipolítica, la plataforma ciudadana que impulsó a Pedro Kumamoto a una diputación en Jalisco, y que ahora busca lanzar candidaturas independientes para diferentes cargos.

Este movimiento logró que Kumamoto llegara a la diputación por el Distrito 10 de Zapopan en las elecciones de 2015, ahora tiene presencia en 10 estados y busca registrar un lugar para el Senado, tres diputaciones federales y sitios en los congresos de la Ciudad de México, Jalisco y Yucatán.

Animal Político platicó con los aspirantes independientes de este movimiento sobre los obstáculos y estrategias que utilizan para recabar el apoyo de miles de ciudadanos, que les permitan llegar a la boleta en 2018.

“A nadie se le paga por recolectar firmas. Lo que hay es mucho ánimo para poder impulsar el cambio en este país. Hay brigadas que salen a recolectar firmas en colonias y puntos con mucha afluencia de personas, en el transporte público o espacios recreativos”, explica Pedro Kumamoto, quien necesita poco más de 115 mil firmas para competir por un puesto en el Senado, de las cuales lleva más del 33 %. Es, hasta el momento, el aspirante con más apoyo entre los independientes que quieren llegar a la Cámara alta.

Rodrigo Cornejo, Pablo Montaño y Alberto Vale juntan apoyo para competir por diputaciones federales de los distritos 8, 10 y 13 de Jalisco, respectivamente. Los tres han superado en un mes el 60% de las firmas requeridas por el Instituto Nacional Electoral (INE), con distintas estrategias.

“En las mañanas nos vamos a los espacios públicos, nos vamos a las plazas, a los tianguis, a los mercados. Nos va muy bien, la gente y los comerciantes comienzan a reconocernos y nos ayudan a convencer a sus clientes de firmar”, comenta Cornejo, quien ha recabado poco más de 4 mil 400 apoyos.

Son cerca de 5 mil firmas de vecinos las que necesitan estos tres aspirantes para pelear por la diputación, y ante este número tan focalizado de personas, Pablo Montaño ha preferido recorrer puerta por puerta y convencer a los habitantes del Distrito 8 de Jalisco de apoyarlo, con el respaldo del trabajo impulsado por Kumamoto en el Congreso local.

“La gente ubica el trabajo de Pedro (Kumamoto) y las propuestas. La gente sabe que existe #SinVotoNoHayDinero (la ley que reduce dinero a los partidos políticos) y que se quitó el fuero en Jalisco”, cuenta Montaño a mitad de uno de sus recorridos en busca de apoyo ciudadano.

La Suprema Corte valida la reforma #SinVotoNoHayDinero en Jalisco; vamos por más, dice Kumamoto


Lo bueno, lo malo y lo feo de la app del INE

Aunque la aplicación electoral para recolectar firmas les ha ayudado a los aspirantes a conocer en tiempo real el apoyo recabado sin tener que manipular datos personales de los ciudadanos, reconocen que hay una brecha digital y socioeconómica para utilizarla.

La recolección de firmas se realiza mediante gestores o auxiliares dados de alta por el INE, quienes manejan la app desde sus respectivos celulares.

La herramienta muestra el nombre del candidato al que se decide apoyar, toma una foto por ambos lados de la credencial y captura en automático los datos del ciudadano. Sin embargo, ha sido un proceso lento para los auxiliares que no tienen celulares de última generación, de acuerdo con los aspirantes.

“No cualquier persona tiene la capacidad de comprar un celular de alta gama, eso genera una discriminación. No es intuitiva, ni educativa y no tiene suficientes elementos de divulgación”, comenta Kumamoto, pues considera que es una herramienta complicada de utilizar con términos que pocos conocen.

Para los aspirantes a diputados no hubo una fuerte divulgación de la aplicación entre la ciudadanía, pues incluso se encontraron con personas que conocieron la herramienta por las quejas en su funcionamiento

“Las quejas de los independientes (a la presidencia) ayudó para que la gente conociera la app”, reconoce Cornejo

¿Cómo pagan sus precampañas?

Aunque no reciben recursos públicos, los aspirantes independientes deben respetar un tope de gastos que va de los 120 mil pesos para diputaciones, a los dos millones, para una senaduría.

Sin embargo, Wikipolítica también desarrolló una estrategia de financiamiento mediante donaciones, en la cual no pueden recibir de una sola persona más del 5% de la cifra que representa su tope, para garantizar la autonomía de su movimiento.

“Hemos puesto a disposición del INE quién nos está donando. Hemos recibido donaciones de todo tipo, y podemos decir con toda claridad que no dependemos de una sola persona o de un solo equipo”, explica Kumamoto.

No todos los independientes somos lo mismo

Ante las candidaturas presidenciales como la del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, la ex primera dama, Margarita Zavala, o la candidata indígena Marichuy, Kumamoto señaló que son personas y propuestas distintas.

“Los independientes no somos una bolsa de candidaturas que pensamos y actuamos de la misma forma. Hay candidaturas independientes de un expriista de más de 30 años de militancia, y hay candidaturas independientes de una mujer indígena, que busca reivindicar el papel de la mujer, de los indígenas que viven en las realidades rurales de este país, y existe un mundo de diferencia”, apuntó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Birmania: decenas de miles se manifiestan contra el golpe de Estado en las mayores protestas en décadas

Este sábado la ciudad más grande del país asiático vivió las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, que se impuso en el poder con un golpe el pasado 1 de febrero.
Por BBC News Mundo
7 de febrero, 2021
Comparte

Birmania vive días convulsos.

Los gobernantes militares, que tomaron el poder el lunes con un golpe de Estado que atajó abruptamente la frágil democracia birmana, han bloqueado la internet en el país mientras miles de personas salen a la calle a protestar.

A la multitudinaria manifestación del sábado en Yangón, la antigua capital, le siguió otra este domingo que no solo es la más grande hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, sino la mayor en décadas.

“No queremos una dictadura militar. Queremos democracia “, coreó la multitud, ataviada con camisas rojas y sostenía globos del mismo color, que es el del partido de la depuesta Aung Suu Kyi.

Los automóviles y autobuses reducían la velocidad para hacer sonar sus bocinas en apoyo, con muchos haciendo el saludo de tres dedos, un símbolo de desafío contra el autoritarismo en la región.

También se re realizaron manifestaciones en más de una docena de otras ciudades.

“Tenemos que acabar con esto ahora”

Los manifestantes son trabajadores de fábricas y estudiantes, pidieron la liberación de los detenidos por el ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Estamos aquí para luchar por nuestra próxima generación, para liberarlos de una dictadura militar“, dijo una manifestante a la agencia AFP. “Tenemos que acabar con esto ahora”.

Hasta ahora Birmania, se había mantenido mayoritariamente en calma después del golpe, aunque se produjeron algunas manifestaciones en diferentes partes del país.

Las autoridades militares están atrincheradas en la capital, Naypyidaw, y hasta ahora han evitado entablar contacto directo con los manifestantes.

Policía bloqueando las calles en Yangón.

EPA
La policía bloqueó las calles en Yangón, la ciudad más grande del país.

Nyein Chan, corresponsal de la BBC en Yangon, dice que los birmanos conocen muy bien la violencia de las que son capaces los militares, pero ahora que la gente tuvo tiempo de digerir lo que está sucediendo están encontrando diferentes formas de hacer oír su voz.

El país fue gobernado por un gobierno militar opresivo desde 1962 hasta 2011.

Pero según Chan, aunque la atmósfera estaba cargada, los manifestantes se mostraron desafiantes.

“Están enojados pero también silenciosamente asustados. Saben que los militares son capaces de utilizar la violencia para reprimir la disidencia, pero sienten que no tienen otra opción”, explicó.

“Cuando un grupo de manifestantes se encontró con una fila de soldados, les gritaron: ‘Están entrenados para ser soldados profesionales, no maten a civiles‘”, relató.

Regresó internet

Por lo demás, el servicio de internet, que había sido interrumpido, ya fue restablecido.

El apagón de internet hizo que la conectividad cayera a un 16% de los niveles normales, dijo NetBlocks Internet Observatory, un organismo que monitorea las redes.

Pero el tráfico ya había aumentado a un 50% a las 14:00 hora local (07:30 GMT) de este domingo, aunque el acceso a las redes sociales, incluídas Facebook y Twitter, permanecía bloqueado.

Muchos usuarios evadieron las restricciones en las redes sociales mediante el uso de redes privadas virtuales (VPN), pero el apagón más general interrumpió gravemente su actividad.

mujer protestando en Yangón

AFP
El miércoles hubo protestas, pero no fueron tan multitudianrias como las de este sábado.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional calificó el cierre como “atroz e irresponsable.

Organizaciones de la sociedad civil instaron a los proveedores de internet y redes móviles a desafiar la orden del apagón.

Mientras tanto, Suu Kyi está bajo arresto domiciliario, según su abogado. Documentos policiales muestran que está acusada de importar y utilizar ilegalmente equipos de comunicaciones (walkie-talkies) en su casa de la capital.

Además, Sean Turnell, un académico australiano exasesor económico de Suu Kyi, fue detenido en Yangón.

Turnell le dijo a la BBC que lo han confinado en su hotel y que no sabe de qué pueden acusarlo.

El golpe tuvo lugar cuando se inauguró una nueva sesión del parlamento, tras la aplastante victoria electoral de noviembre del partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi en 2020.

Getty Images
Aung San Suu Kyi en 2020.

Muchos birmanos vieron cómo se desarrollaban los eventos a través de Facebook, la principal fuente de información y noticias en el país.

Tres días después, se ordenó el bloqueo de plataforma por “razones de estabilidad”.

Una vocera de Twitter dijo que la prohibición socava “la conversación pública y los derechos de las personas a hacer oír su voz”. Facebook, propietaria de Instagram, pidió a las autoridades que “restablezcan la conectividad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.