Luisito, el bebé de 10 meses al que una extraña enfermedad le provoca obesidad excesiva
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Luisito, el bebé de 10 meses al que una extraña enfermedad le provoca obesidad excesiva

Luis Manuel Gonzáles es casi como cualquier bebé de 10 meses, pero una dramática diferencia pone en riesgo su vida: pesa 28 kilos.
AFP
Por Jennifer González Covarrubias / AFP
12 de noviembre, 2017
Comparte

Luis Manuel Gonzáles es casi como cualquier bebé de 10 meses; balbucea sus primeras palabras y quiere tocar todo, pero una dramática diferencia pone en riesgo su vida: pesa 28 kilos y su padre gana sólo poco más de 3 mil 500 pesos al mes.

El caso de este bebé, que no exige comida constantemente como podría pensarse, forma parte del universo de niños con obesidad y diabetes infantil que México encabeza a nivel mundial. Pero las causas de su excesivo peso son desconocidas.

Luisito nació el 15 de diciembre de 2016 con un peso de 3.5 kilos y 52 centímetros, casi lo mismo que su hermano Mario, de casi tres años, pero que a su lado se ve empequeñecido. A los dos meses ya pesaba 10 kilos, y en los siguientes 8 meses aumentó el doble.

“Creía que era porque yo tenía buena leche en mis pechos”, dice su madre de 24 años, Isabel Pantoja, en la sala de su casa de cemento sin pintar del municipio de Tecomán, estado de Colima, en la costa del Pacífico.

Sus padres han abierto una página en Facebook y una cuenta bancaria para recibir donaciones que les ayuden a financiar su atención médica. Se turnan para llevarlo en una destartalada carriola al hospital para la cotidiana toma de sangre.

Es demasiado doloroso ver cómo “lastiman” sus bracitos llenos de pliegues cuando las enfermeras lo picotean hasta encontrar sus venas, comenta su padre Mario Gonzáles.

La angustia de sus progenitores se acentuó cuando un pediatra les dijo que quizás necesitará inyecciones de hormonas de unos 10 mil pesos cada una, aunque a pesar de varios estudios aún se desconoce qué padece.

Una de las principales teorías es que podría tener Síndrome de Prader-Willi, que deja a los niños sin regulador de saciedad, provoca retraso mental, “músculos de gelatina” sin fuerza, problemas cardíacos y afecta el desarrollo de órganos sexuales.

Rápido aumento

“En el transcurso del primer mes (de vida) nosotros ya estuvimos viendo pues que el niño estaba dejando muy pronto su ropa, ya teníamos que ponerle (talla) de 2, 3 años y cuando cumplió sus dos meses yo lo llevé a su primera vacuna y ya pesaba alrededor de 9 a 10 kilos”, relata casi quejándose Pantoja, que no deja de hacer mimos a Luisito.

Ese mismo día un pediatra ordenó sus primeros estudios a los que siguieron muchos más. “Hay veces que lo tenemos que llevar hasta tres o cuatro veces por semana” al hospital de la capital estatal Colima, donde un día la carriola se venció, cuenta Gonzáles.

Para esta familia los paseos por su pueblo se acabaron. El bebé, que usa pañal de adulto, se cansa mucho después de estar media hora en la misma posición y se le tiene que cargar y caminar con él, añade.

Durante la entrevista con los padres, Luisito suelta carcajadas cuando le rozan con los dedos la planta de los pies al tiempo que avienta con fuerza la mano del bromista, explora con la boca cualquier objeto que le den y observa con curiosidad el equipo fotográfico y de video de los periodistas. En resumen, se comporta como cualquier bebé de su edad y aparentemente pasa muchas horas al día sin pedir comida.

Su familia lamenta que el niño no pueda gatear ni caminar, tampoco puede utilizar una andadera como los demás niños de su edad, aunque ya puede sentarse y sostener su cabeza, así como agarrar su biberón.

Su padre, un obrero fornido de una fábrica local de jugos, señala preocupado que su esposa “ya está empezando a sentir efectos del peso del niño. Dice que cuando lo carga siente que algo se le mueve por dentro”.

Sospecha esperanzadora

Hace un mes aproximadamente los contactó Silvia Orozco, médico cirujano con maestría en Nutrición Clínica del centro Zone Diet México, sistema creado por un dietista estadounidense. Se renovó la confianza en el futuro de Luis Manuel.

El bebé “tiene hígado graso, pulmón graso y corazón graso. Su vida corre mucho riesgo pero esperamos estar a tiempo de poder ayudarlo”, comentó la doctora, que espera resultados de las últimas muestras enviadas a Estados Unidos.

Espera que los análisis confirmen que no tiene el Síndrome Prader-Willi y que su obesidad se deba a una “inflación celular” provocada por falta de nutrientes antiinflamatorios que tuvo la madre durante el embarazo, provocando “un bajo funcionamiento tiroideo, bajo funcionamiento de sus glándulas suprarrenales encargadas del metabolismo”.

En ese caso el tratamiento sería hormonal, dice confiada la médica sobre el diagnóstico del bebé que sólo come fórmula de leche baja en grasas, leche materna, y papillas de vegetales y frutas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo es un huracán espacial, el espectacular fenómeno detectado por primera vez en la Tierra

Los científicos observaron un remolino de cerca de 1.000 km de ancho a una altura de cientos de kilómetros.
6 de marzo, 2021
Comparte

Los científicos jamás habían observado un huracán como este.

Los huracanes se dan en las capas bajas de la atmósfera, pero no habían sido detectados hasta ahora en la atmósfera superior.

Un equipo internacional de científicos liderado por el profesor Qing-He Zhang, de la Universidad de Shandong, en China, realizó la primera observación de este fenómeno.

“Observamos un fenómeno con características de huracán en la atmósfera superior sobre el polo norte magnético, al que llamamos huracán espacial“, señaló el Profesor Zhang a BBC Mundo.

Si bien se teorizaba sobre la existencia de esos huracanes en las capas superiores de la atmósfera terrestre, es la primera vez que se confirma su existencia.

El estudio sobre el hallazgo fue publicado en la revista Nature Communications.

Electrones en lugar de agua

Los científicos describieron al huracán como un remolino de plasma de cerca de 1.000 kilómetros de ancho ubicado a una altura de cientos de kilómetros. Las observaciones de plasma fueron realizadas a unos 860 km de la superficie terrestre.

Hasta ahora ni siquiera había certeza de que los huracanes de plasma existieran, así que lograr probar que sí existen con esta observación es increíble”, afirmó Mike Lockwood, científico espacial de la Universidad de Reading, en Inglaterra, quien también participó en el estudio.

El plasma es un gas en el que debido a fuertes colisiones a alta temperatura los átomos se han roto, y los electrones negativos e iones positivos se mueven libremente.

Profesor Qing-He Zhang

Gentileza Qing-He Zhang
“Pasamos cerca de dos años estudiando miles de imágenes”, señaló el profesor Qing-He Zhang a BBC Mundo.

“El huracán espacial se caracteriza por una estructura en espiral con múltiples brazos porque precipita electrones en lugar de agua, una fuerte circulación de plasma con flujo horizontal cero en el centro (el ojo del huracán), y un flujo y deposición de energía enorme y veloz hacia la ionósfera polar”.

La ionósfera es una parte muy activa en la atmósfera que se superpone a las capas de la atmósfera denominadas mesosfera, termosfera y exosfera.

La ionósfera crece y se encoge dependiendo de la energía que absorbe del Sol.

Su nombre se debe a que los gases son agitados por la radiación solar y forman iones o átomos con carga eléctrica.

Partes de la ionosfera se superponen con la magnetósfera de la Tierra, que es el área alrededor de nuestro planeta en la que las partículas cargadas experimentan el campo magnético terrestre.

El huracán espacial se prolongó durante cerca de ocho horas.

“En este estudio presentamos una observación de un huracán espacial duradero, enorme y energético en la ionósfera sobre el Polo Norte magnéitco, que depositó energía del viento solar y la magnetósfera en la ionósfera durante un período de varias horas”, señala el estudio.

(El viento solar es la corriente de partículas cargadas liberadas desde la atmósfera superior del Sol, llamada corona solar).

“Miles de imágenes”

La confirmación del huracán espacial se basó en observaciones satelitales de 2014.

“Mi grupo de investigación en la Universidad de Shandong se enfoca principalmente en la conexión de la ionósfera y la magnetósfera, y sus impactos en las condiciones meteorológicas y espaciales”, afirmó el profesor Zhang.

Mi estudiante y yo pasamos cerca de dos años estudiando miles de imágenes de auroras observadas por satélites DMSP en los últimos 15 años y encontramos decenas de casos con características de huracanes espaciales, algunos no tan claros. El caso que mostramos en el estudio es el mejor”.

El programa DMSP o Programa de Defensa de Satélites para Meteorología (Defense Meteorological Satellite Program) monitorea las características físicas meteorológicas, oceanográficas y solares para el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

“Podrían ser un fenómeno común”

“La presencia de plasma y de campos magnéticos puede verse en la atmósfera de otros planetas en el universo, por lo que los huracanes espaciales podrían ser un fenómeno común”, señaló Lockwood.

Gráfico de un huracán espacial

Zhang et al
El huracán espacial “duradero, enorme y energético” depositó energía del viento solar y la magnetósfera en la ionósfera durante un período de varias horas

En el espacio, los astrónomos han detectado huracanes en Marte, Saturno y Júpiter, que son similares a los huracanes de la atmósfera baja terrestre. También hay gases que giran en gigantescas formaciones en espiral en la atmósfera solar, y son conocidos como tornados solares.

Sin embargo, no se habían detectado huracanes en la atmósfera alta en ninguno de los planetas de nuestra heliósfera.

Impacto en las comunicaciones

El estudio del huracán espacial ayudará a comprender mejor las interacciones entre el viento solar, la magnetósfera y la ionósfera en condiciones de baja actividad geomagnética, explicó el Profesor Zhang.

“En general se cree que la transferencia de energía del viento solar y plasma a la ionósfera es muy débil cuando la actividad geomagnética es baja. Este estudio indica que aún en condiciones geomagnéticas extremadamente tranquilas existen deposiciones de energía comparables a las que ocurren en las supertormentas”.

“Esto sugiere que los indicadores de actividad geomagnética no representan apropiadamente la actividad dramática dentro de los huracanes espaciales, que se encuentran más hacia el norte que los observatorios de índices geomagnéticos”.

Campo magnético terrestre

Science Photo Library
El estudio de huracanes espaciales puede ayudar a comprender las conexiones entre la ionósfera y el campo magnético terrestres.

Comprender mejor huracanes como el observado también es clave por otros motivos.

El huracán espacial causa efectos como perturbaciones en las radiocomunicaciones de alta frecuencia y errores en navegación satelital y sistemas de comunicaciones, señaló el profesor Zhang.

Para el experto de la Universidad de Shandong, la primera observación de un huracán espacial plantea numerosas preguntas.

“Este estudio es solo el comienzo”, afirmó.

“Hay muchos interrogantes abiertos como por ejemplo: ¿qué controla la rotación de los huracanes espaciales?, ¿Son estas tormentas espaciales estacionales como sus contrapartes tropicales?, ¿Pueden predecirse los huracanes espaciales como los eventos del clima terrestre?.

“Esperamos continuar nuestras investigaciones para contestar algunas de esas preguntas y seguir aprendiendo de las respuestas”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.