close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP
México: la historia secreta de cómo Los Zetas convirtieron a Coahuila en un infierno
Masacres, incineración de cuerpos, colusión de autoridades. Exintegrantes de los Zetas declararon en tribunales de EU cómo el crimen controló todo en Coahuila durante 6 años.
AFP
Por Alberto Nájar BBC Mundo, Ciudad de México
6 de noviembre, 2017
Comparte

Reclutamiento forzado de adolescentes para convertirlos en sicarios. Pueblos arrasados por completo. Cientos de personas incineradas.

Es el camino que, durante al menos seis años, el cartel de narcotráfico de Los Zetas siguió para controlar la vida de cientos de miles de personas en Coahuila, en el noroeste de México.

En tres juicios realizados en tribunales de Texas, Estados Unidos, exintegrantes de la organización revelaron detalles de masacres, sobornos a policías, alcaldes y funcionarios de dos gobiernos estatales.

Los Zetas, señalaron los testigos, controlaron varias cárceles del estado e incluso en una de ellas, la de Piedras Negras, incineraron a por lo menos 150 adversarios.

Entre 2007 y 2013, en Coahuila hubo asesinatos atroces. Cientos de personas fueron despojadas de sus propiedades. Un número desconocido de adolescentes fueron forzados a convertirse en sicarios y más de 1.600 personas desaparecieron.

El resultado: una de las peores épocas de violencia de su historia. Las consecuencias aún siguen vivas.

“Fue un infierno pero todavía lo padecemos día a día, noche a noche”, le dice a BBC Mundo María Elena Salazar, de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC).

Hace ocho años desapareció su hijo Hugo Marcelino González en Torreón, la ciudad más próspera de Coahuila. Desde entonces no hay noticias de su paradero. Fue una de las víctimas de la invasión que Los Zetas emprendían en el estado. “Mi hijo desapareció justo en ese tiempo, durante esa ola de violencia”, recuerda.

Información clave

La construcción del infierno en ese estado mexicano que revelan los testimonios en los tribunales texanas, se reúne en el informe “Control…. Sobre Todo el Estado de Coahuila” presentado este lunes en Ciudad de México.

Fue realizado por la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, en colaboración con el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios de Coahuila.

El documento analiza los juicios contra exintegrantes de Los Zetas en las cortes de Austin, San Antonio y Del Río, Texas. Los procesos se realizaron entre 2013 y 2016. A los detenidos se les acusó de asesinato, conspiración para importar drogas y armas, así como de lavado de dinero.

Elementos incautados a presuntos narcotraficantes (AFP)AFP
Los interrogatorios permitieron conocer la forma como el cartel, uno de los más violentos de América Latina, estableció un control casi total en varias regiones del estado.

Todos los acusados recibieron sentencia. Pero lo más valioso, dice el informe, es que los interrogatorios permitieron conocer la forma cómo el cartel, uno de los más violentos de América Latina, estableció un control casi total en varias regiones del estado.

Y un dato poco conocido: en los juicios surgieron datos sobre personas desaparecidas, algunas incluso desde hace varios años.

Es información que puede ayudar a resolver muchos casos, le dice a BBC Mundo Ariel Dulitzky, director de la Clínica de Derechos Humanos.

“El gobierno de Estados Unidos tiene información que debería compartir al gobierno mexicano y a organismos independientes de la sociedad civil”, subraya. “Permitirían esclarecer violaciones a derechos humanos”, especialmente casos de personas desaparecidas.

Policías cómplices

El mayor control de Los Zetas se realizó en municipios vecinos a la frontera con Estados Unidos. Y para conseguirlo, refieren los testigos en los juicios, compraron el apoyo de las policías municipales, del gobierno estatal y algunas del orden federal.

Un ejemplo del control territorial que consiguieron fue la cacería de un excolaborador identificado como “El Tucán”, a quien acusaron de colaborar con la Secretaría de Marina.

A mediados de 2012, señala el testigo Saúl Fernández en el juicio realizado en San Antonio, el cartel estableció retenes en cada calle de Piedras Negras, y revisaron a todas las personas que entraban o salían de la ciudad.

Y todo en presencia de la policía local. Cuando se preguntó Fernández que hicieron los agentes, Fernández respondió: “Bueno, actuaban como que no estaba pasando nada”.

También establecieron una red privada de comunicaciones, con cientos de antenas retransmisoras en edificios, locales comerciales o en los cerros cercanos.

A los únicos a quienes temía el cartel era a los marinos, señala el testimonio. Y para evadirlos los jefes del grupo utilizaban helicópteros oficiales, asegura el testigo Rodrigo Uribe Tapia en el juicio de San Antonio.

Además de la colaboración policíaca el grupo consiguió el apoyo de políticos locales, e incluso a algunos les financiaron sus campañas electorales.

Bala (AFP)
Los restos de las víctimas generalmente eran incinerados o deshechos en ácido. Los Zetas llaman a este método “cocinar”. (AFP)

A cambio de este apoyo Los Zetas obtenían protección policíaca, pero también contratos para obras públicas, no sólo en municipios o el estado sino con empresas federales como Pemex o la Comisión Federal de Electricidad.

Algunos se asignaron a la empresa ADT Petroservicios encabezada por Francisco Colorado Cesa, “Pancho”, quien fue sentenciado en uno de los juicios de Texas. Pero también crearon decenas de negocios, e incluso los testimonios refieren que controlaron centros comerciales enteros en Piedras Negras.

Esos lugares se utilizaron como casas de seguridad o sitios para intercambiar dinero, drogas y armas. Otro refugio para los miembros del cartel fueron las prisiones que en algunos casos, como la cárcel de Piedras Negras, se utilizaron sólo como dormitorios.

Po ejemplo, el testigo Uribe cuenta que, durante el día, miembros de Los Zetas que eran reclusos podían salir y entrar de la cárcel sin problemas.

Hachas para asesinar

Pero además de la colaboración de autoridades, la manera más efectiva de controlar parte de Coahuila fue el terror. El caso más conocido fue el asesinato de 300 personas en el pueblo de Allende, entre marzo y abril de 2011. Muchas de las víctimas fueron incineradas en el lugar.

Fue una serie de ataques en venganza porque algunos exintegrantes del cartel empezaron a colaborar con el gobierno de Estados Unidos. De la masacre nada se supo durante varios años, y aún ahora no se conoce por completo lo que sucedió.

“Muchas muertes. (Los Zetas) incluso comenzaron a matar a familiares en Allende, y Piedras Negras, y Músquiz y Sabinas. También me querían matar a mí”, declaró el testigo Héctor Moreno.

(AFP/YURI CORTEZ)AFP/YURI CORTEZ
Los Zetas ya no mantienen un control total de Coahuila como el que se documentó en los juicios en Texas. El cartel es uno de los más afectados por el combate de las autoridades. Prácticamente todos sus fundadores, exmilitares de élite, murieron o están detenidos.

La forma como asesinaban a sus víctimas era atroz, señalan los testigos. A varios los desmembraron vivos con un hacha, el primer golpe en una de las rodillas.

Muchas veces las personas asesinadas eran inocentes. Eran sentenciadas a muerte por la simple sospecha de que colaboraban con los rivales o las autoridades.

Eso ocurrió con cuatro niños que vendían periódicos en Piedras Negras. El responsable de la masacre fue Marciano Millán Vázquez, conocido como “Chano” y uno de los principales jefes del cartel en la región.

Los restos de las víctimas generalmente eran incinerados o deshechos en ácido. Los Zetas llaman a este método “cocinar”.

“Es muy triste, muy triste”

Los Zetas ya no mantienen un control total de Coahuila como el que se documentó en los juicios en Texas. El cartel es uno de los más afectados por el combate de las autoridades. Prácticamente todos sus fundadores, exmilitares de élite, murieron o están detenidos.

La organización solo tiene presencia en una parte de Tamaulipas, Coahuila, Veracruz y Tabasco. Antes controlaban el tráfico de drogas, secuestros de migrantes y extorsión a empresarios en diez de los 32 estados de México.

Pero la huella que dejaron en su cuartel general, la zona norte de Coahuila, no se borra. Sobre todo para las familias de personas desaparecidas.

“Es muy triste, muy triste y doloroso para nosotros”, dice Salazar, “no se valen las respuestas que tenemos, lo que nosotros pedimos y exigimos es que busquen vidas. No son cosas, no son objetos. Son miles de vidas”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Las dietas y alimentos que matan más gente que el tabaco a nivel mundial
Según expertos, Israel es uno de los países donde se come más saludable. Mientras tanto, Uzbequistán es uno de los peores en esta categoría. ¿Y América Latina?
Getty Images
4 de abril, 2019
Comparte

Los alimentos que ingerimos están contribuyendo a la muerte temprana de unos 11 millones de personas al año, según un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet.

La última edición del Estudio de la Carga Global de las Enfermedades encontró que nuestra dieta diaria ya mata más que el tabaco y actualmente está vinculada a una de cada cinco muertes en todo el mundo.

Y la sal -ya sea que esté contenida en el pan, la salsa de soja o las comidas procesadas- es la que recorta el mayor número de vidas en todo el mundo.

Como explica el corresponsal de Salud y Ciencia de BBC News, James Gallagher, el Estudio dela Carga Global de las Enfermedades es la evaluación más autorizada sobre las causas de muerte de las personas, en todos los países del mundo.

Y el análisis más reciente utilizó estimaciones de los hábitos alimenticios de 195 países para determinar con qué frecuencia la dieta acortaba vidas.

La investigación, explican los investigadores, no trató sobre la obesidad, sino sobre las dietas de “mala calidad” que dañan el corazón y causan cáncer.

¿Qué dietas causan más daño?

Según la investigación, las dietas peligrosas son las que contienen:

  1. Demasiada sal (causando tres millones de muertes)
  2. Muy pocos granos integrales (tres millones de muertes)
  3. Muy poca fruta (dos millones)

El resto de las causas principales se asoció a bajos niveles en el consumo de nueces, semillas, verduras, fibra y omega-3 proveniente de mariscos.

“Encontramos que la dieta es uno de los impulsores dominantes de la salud en todo el mundo. Es algo que tiene bastante peso”, le dijo a la BBC el profesor Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

Hombre comiéndose un taco en México

AFP
En casi todos los países del mundo hay un consumo excesivo de sal y bebidas azucaradas.

Entre los grupos de alimentos poco saludables, el consumo de sodio y bebidas endulzadas con azúcar superó el nivel recomendado en casi todas las regiones, incluyendo América Latina.

La región también se distinguió negativamente por su consumo excesivo de carne roja en Sudamérica (Argentina, Chile, Uruguay, Brasil y Paraguay) y grasas trans (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela).

En el lado positivo, sin embargo, también se destacaron los buenos niveles de consumo de legumbres en el Caribe, Brasil y Paraguay.

Es Perú, sin embargo, el país latinoamericano con la menor tasa de muertes por mala alimentación, con 106,9 por cada 100,000 habitantes, lo que lo ubica en la novena posición a nivel mundial.

Y los peores ubicados son Haití (425.3 por cada 100,000), Honduras (271.1), República Dominicana (256.4), Bolivia (249.3) y Venezuela (239).

Personas obesas en México

AFP
México registró el mayor porcentaje de muertes por diabetes 2 ente los 20 países más poblados del mundo.

México, por su parte, se ubica en el puesto 57 a nivel mundial y en la mitad de la tabla latinoamericana con una tasa de 192.6 muertes por cada 100,000 habitantes.

Pero el país norteamericano también registró el mayor número de muertes por diabetes 2 (asociado al alto consumo de azúcar) de los 20 países más poblados del mundo y también fue el número uno por muertes vinculadas al bajo consumo de nueces y semillas.

La dietas menos saludables de América Latina. (Muertes vinculadas a la dieta por cada 100.000 habitantes). .

¿Por qué lo que comemos está matando a la gente?

Alrededor de 10 de los 11 millones de muertes relacionadas con la dieta se debieron a enfermedades cardiovasculares, lo que explica por qué la sal es un problema tan grave.

Demasiada sal eleva la presión arterial, lo cual a su vez aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

pescado y papas.

Getty Images
La sal es empleada en muchos alimentos como el pescado y las papas fritas.

La sal también puede tener un efecto directo en el corazón y los vasos sanguíneos, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca.

Los granos enteros, las frutas y las verduras tienen el efecto contrario: son “cardioprotectores” y reducen el riesgo de problemas cardíacos.

Los cánceres y la diabetes tipo 2 conformaron el resto de las muertes relacionadas con la dieta.

¿Qué tan lejos está el mundo de una dieta perfecta?

Ningún país es perfecto y cada uno favorece una parte de una dieta saludable más que otros.

Este gráfico muestra cuál alejado está el mundo de una dieta óptima.

Consejos dietas

BBC

¿Más nueces y semillas?

Según el estudio, los alimentos saludables que faltaban en la mayoría de las dietas en todo el mundo son las nueces y las semillas.

Esa carencia es, de hecho, la principal causa de muertes vinculadas a la dieta en toda América Latina.

Y los lectores asiduos de BBC Mundo se habrán dado cuenta de que estos mismos alimentos figuraron en gran medida en la “dieta planetaria” que se dio a conocer en enero, con el fin de ayudar a salvar vidas, al planeta y alimentar a 10 mil millones de personas.

Entonces, ¿por qué no los comemos?

La profesora Nita Forouhi, de la Universidad de Cambridge, dice: “La percepción es que son pequeños paquetes de energía que te harán engordar. Pero lo cierto es que están llenos de grasas buenas”.

“Y la mayoría de la gente no los ve como un alimento común. El otro problema es su costo”.

Nueces.

Getty Images
Las nueces no son solo para las ardillas.

Pensaba que la carne y el azúcar eran los alimentos malos…

El enorme debate sobre la grasa y el azúcar y el vínculo entre la carne roja y la procesada con el cáncer, han atraído grandes titulares en los últimos años.

“Estos alimentos pueden ser dañinos, como hemos explicado. Pero son un problema mucho más pequeño que el bajo consumo de granos enteros, frutas, nueces, semillas y vegetales”, dice el profesor Murray.

El estudio también mostró que en todas partes del mundo hay un gran consumo de bebidas gaseosas.

Los investigadores advierten que es hora de que las campañas de salud dejen de hablar de nutrientes como la grasa y el azúcar y en su lugar promuevan alimentos saludables.

¿Vale la pena una dieta sabrosa pero poco saludable?

Según los investigadores, los malos hábitos alimenticios están reduciendo varios años a la expectativa de vida de las personas, alrededor del mundo.

Pero el profesor Murray advierte que las preguntas importantes que deberíamos hacernos son: “¿Voy a morir a los 50 años por un ataque al corazón? ¿Voy a tener algunos de los cánceres relacionados con la dieta a mis 40 años?”

¿Qué países tienen una mejor dieta?

Los países mediterráneos tienen uno de los números más bajos de muertes relacionadas con la dieta, a nivel mundial.

De hecho, Israel tiene la tasa de muertes relacionadas con la dieta más baja de todo el planeta: 89 por cada 100.000 personas, por año, seguido de Francia y España.

Los países del sudeste, sur y centro de Asia, por su parte, se encuentran en el extremo opuesto del espectro.

Y el país con la peor tasa de muertes más relacionadas con la dieta es Uzbekistán: 892 por cada 100.000 personas, por año.

Muertes por dietas altas en sal

BBC

Los casos de Japón y China, por su parte, reflejan su relación cambiante respecto a la sal.

China consume enormes cantidades de sal con las salsas saladas como la de soja, una parte clave en la cocina de ese país.

Pero la creciente popularidad de los alimentos procesados ​​está introduciendo todavía más sal en la dieta de los chinos, que tienen la tasa de mortalidad más alta del mundo, en lo que respecta al consumo de sal.

El profesor Murray dice: “Japón es muy interesante, porque si nos remontamos a 30 o 40 años, consumían tanta sal como China.

“Y este sigue siendo su problema número uno, aunque se ha reducido drásticamente,

salsa de soja.

Getty Images
La salsa de soja, muy presente en la cocina china, tiene un alto contenido de sal.

“Los japoneses también tienen una dieta que es más alta en muchas de las cosas que creemos que protegen de las enfermedades cardíacas, como las verduras y las frutas”, destaca sin embargo Murray.

¿Y América Latina?

En América Latina, como ya se dijo, Perú es el país con la dieta más saludable, seguido de Puerto Rico (125,7 por cada 100.000 habitantes), Panamá (142,8), Colombia (143,1), Costa Rica (153,2) y Chile (158,3).

Y, en términos generales, la región tiene un porcentaje de muertes asociadas a la dieta menor que el promedio global (22%), destacándose en especial los países andinos (Bolivia, Ecuador y Perú) con solamente un 15% de muertes vinculadas a la dieta.

Cevichería en Perú

AFP
Perú es el país latinoamericano con una dieta más saludable.

Curiosamente, sin embargo, la región andina es la única de América Latina que consume menos legumbres que el promedio global, aunque la denominada “Latinoamérica central” (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela) tampoco llega al nivel óptimo recomendado.

Y si bien los países latinoamericanos también son los que más frutas consumen en todo el mundo, siguen estando lejos de lo que recomiendan los expertos.

En promedio, la región también está muy lejos del nivel óptimo -y del promedio global- en lo que tiene que ver con el consumo de vegetales y Omega 3, excediéndose por el contrario en la ingesta de carnes rojas, carnes procesadas, sodio, gasas trans y bebidas azucaradas.

¿Algún consejo?

El profesor Murray comenta: “La calidad de la dieta importa, independientemente de tu peso corporal.

“El gran reto de la gente es aumentar el consumo de granos integrales, frutas, nueces, semillas y vegetales, y reducir la sal en la medida de lo posible”.

Sin embargo, el factor económico se convierte con frecuencia en una limitante.

Se estima que en los países más pobres, consumir cinco frutas y verduras al día ocuparía el 52% del ingreso familiar.

La profesora Forouhi comenta: “el público puede tomar decisiones más sanas si está informado y tiene los recursos, pero para algunos las ofertas de “compra uno y lleva uno” de sus mercados no son ofertas saludables”.

“Es muy necesario tener opciones más baratas de productos saludables”, dice.

Tanto ella como Murray concuerdan en que debe gestarse un cambio en los hábitos alimenticios, que se enfoque en los nutrientes y cuáles alimentos deberían estar comiendo las personas en realidad.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=p0feN-ZbWgk

https://www.youtube.com/watch?v=zvlHBfSBcKk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.