close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

El origen del misterioso vapor que sale del pavimento en las calles de Nueva York

El vapor que emana de las calles de Nueva York forma parte del ADN de la ciudad, tanto como los taxis amarillos o rascacielos de Manhattan.
BBC Mundo
Por Gerardo Lissardy / BBC Mundo
19 de noviembre, 2017
Comparte

Es algo omnipresente para quienes viven aquí y un motivo de curiosidad para los turistas: el vapor que emana de las calles de Nueva York forma parte del ADN de la ciudad, tanto como los taxis amarillos o rascacielos de Manhattan.

Pero ¿cuál es el origen de esa icónica humareda constante retratada en películas como “Taxi Driver” de Martin Scorsese?

Lo que se percibe a simple vista en las calles de Nueva York es apenas la punta del iceberg de un fenómeno mucho mayor.

Se trata del mismo vapor que viaja más discretamente por túneles y cañerías de edificios emblemáticos de la ciudad, como el Empire State Building, la terminal Grand Central o la sede de las Naciones Unidas.

También se usa de distintas formas en hospitales, museos, tintorerías y hasta queserías.

Empire State Building, Nueva York
El Empire State es uno de los edificios icónicos de Nueva York que usa el sistema de vapor de la ciudad para su calefacción.

Nueva York posee un sistema de vapor único que, con 169 kilómetros de tuberías subterráneas, es de lejos el mayor del mundo a escala urbana.

Sin esa red de vapor, quizá la silueta de la ciudad de antiguos y modernos rascacielos sería diferente: “Nunca habrían construido esos edificios, porque no podían calentarlos”, afirma Dan Holohan, autor de 22 libros sobre el tema, en diálogo con BBC Mundo.

Más de 130 años

El sistema de vapor neoyorquino data de la década de 1880 y su primer cliente fue el edificio de United Bank, en la esquina de Wall Street: le servía como energía para operar sus ascensores.

Actualmente la red llega a cerca de 1.650 clientes o edificios en Manhattan, según datos proporcionados por Con Edison, la compañía que opera el sistema con cuatro estaciones de vapor y dos que generan vapor y electricidad a la vez.

Lo que suele verse en la superficie son filtraciones de ese vapor que recorre la ciudad subterráneamente, escapando por alcantarillas o chimeneas colocadas especialmente para evitar que afecten la visión de transeúntes y conductores.

Vapor en Nueva York
Una típica “chimenea” canaliza vapor proveniente de los 169 kilómetros de tuberías subterráneas que tiene el sistema en Nueva York.

“Son fugas en las tuberías que necesitan ser reparadas”, explica Allan Drury, portavoz de Con Edison. “No es peligroso, no precisa hacerse en seguida”, asegura.

El sistema es utilizado principalmente para dar calefacción, aire acondicionado y agua caliente a edificios.

Pero el vapor de Nueva York también se emplea para cocinar o limpiar platos en restaurantes, humidificar salas de museos, planchar ropa en tintorerías o esterilizar material de hospitales.

“Es muy bueno que Nueva York suministre vapor como servicio público, como la electricidad, el gas o el agua: el vapor es muy valioso para los queseros. Necesitamos mucha energía para la pasteurización y también para calentar la cuba mientras hacemos el queso”, señala Jon Gougar, quesero principal de la empresa Beecher’s, que tiene una planta de producción en pleno Manhattan.

Planta de queso Beecher's en Manhattan.
En esta planta de producción de queso en pleno Manhattan, el vapor es un elemento clave (Foto: Beecher’s)

Gracias al sistema de vapor “podemos operar en un espacio mucho más pequeño y hacer queso en un área urbana, lo cual es inusual”, dice Gougar a BBC Mundo.

Explosiones

La pregunta de cuán seguro es el sistema de vapor de Nueva York ha asomado en ciertas ocasiones a lo largo del tiempo.

De hecho, en décadas pasadas hubo algunas explosiones fatales de tuberías de vapor de la ciudad.

Una de ellas mató en 1989 a tres personas (incluidos dos obreros de Con Edison que trabajaban allí) en el barrio de Gramercy Park.

Otra en 2007 dejó un muerto y decenas de heridos cerca de la terminal Grand Central, así como una gigantesca nube de vapor en el medio de Manhattan.

Daños materiale provocados por la explosión de una tubería subterránea de vapor en 2007 cerca de la Grand Central Terminal de Manhattan.AFP/GETTY IMAGES
Una explosión de una tubería subterránea de vapor en 2007 en Manhattan dejó un muerto, decenas de heridos y grandes daños materiales.

Lo que provocó exactamente esa última explosión ha sido motivo de controversia en estrados judiciales hasta la fecha, con acusaciones a una empresa de Texas que reparó la tubería, pero también señalamientos a Con Edison.

“Hubo múltiples solicitudes de reparaciones en esa ubicación, sabían que había problemas”, dice Rick Rutman, un abogado que representó a víctimas, en diálogo con BBC Mundo.

Con Edison ya pagó millones de dólares en compensaciones a quienes sufrieron daños y asegura que recientemente ha iniciado un monitoreo remoto de su sistema de vapor, para evitar que las bóvedas se llenen de agua, lo cual puede ser peligroso.

“Continuamos estudiando cambios en los procedimientos y mejoras en los equipamientos que puedan aumentar aún más la seguridad”, dice Drury.

La empresa sumó recientemente algunos clientes de alto perfil, como el moderno edificio 432 Park Avenue, uno de los rascacielos más altos de Manhattan.

Pero admite que la tendencia “ha sido levemente a la baja” en su cantidad de clientes, algo que atribuye entre otras cosas al bajo precio relativo del gas natural.

Vapor en Nueva YorkEl vapor sigue siendo parte del ADN de Nueva York, pese a una creciente competencia de otras fuentes de energía.

Sin embargo, el uso del vapor para calefacción en Nueva York es mucho más extendido que la red subterránea: buena parte de los edificios que lo usantienen calderas en los sótanos para producir su propio vapor, sostiene el experto Holohan.

Y opina que cambiar la forma de calentar edificios antiguos sería un despropósito.

“A veces escucho personas (diciendo) que hay que deshacerse de todo esto. ¿Y qué vamos a hacer con el edificio Empire State ahora?”, pregunta.

“No se puede poner un sistema de calefacción más eficiente en ese edificio”, asegura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el manifiesto contra 'invasores hispanos' que atribuyen al sospechoso de la masacre de El Paso

Poco antes de entrar a una tienda de Walmart en El Paso a disparar muerte, Patrick Crusius, un joven blanco de 21 años de Allen publicó un desconcertante documento en la red social 8chan.
EPA
5 de agosto, 2019
Comparte

Poco antes de que Patrick Crusius se colase en una tienda de El Paso a disparar muerte, un desconcertante documento apareció en la polémica plataforma 8chan.

El sitio, un refugio de libertad para los supremacistas blancos, pronto borró su contenido, pero 90 minutos más tarde, Crusius comenzó su acometida: comenzó a disparar contra los cientos de personas que, según las autoridades, se encontraban en la tienda de Walmart en ese momento.

En el texto, el autor asegura que probablemente moriría ese mismo día, pero lo cierto es que se entregó poco después a la policía sin resistencia.

Sin embargo, al menos 20 personas murieron y otras 26 resultaron heridas en el que ya es considerado uno de los peores tiroteos en la historia reciente de Estados Unidos.

Según confesó el sospechoso a las autoridades poco después, su objetivo era “matar tantos mexicanos” como le fuera posible, algo que se desprende del documento que las autoridades le atribuyeron este domingo.

Como resultado, el fiscal de distrito de El Paso, Jaime Esparza, indicó que la policía tratará el caso como “terrorismo doméstico” y buscarán la pena de muerte para Crusius.

Antes, las autoridades habían explicado que el documento estaba cargado de “odio, intolerancia y fanatismo” y que podría mostrar una conexión del sospechoso con “grupos de odio”.

“Ahora tenemos un manifiesto de este individuo que indica en cierto grado una conexión con un posible crimen de odio”, afirmó el jefe de policía de El Paso, Greg Allen.

Pero ¿qué dice el “manifiesto” que ha llevado a las autoridades de Estados Unidos a considerar lo sucedido como “terrorismo doméstico” y un “crimen de odio”?

“Supremacismo blanco”

El “manifiesto” comienza con una declaración de simpatía hacia el autor de los tiroteos en las mezquitas de Christchurch en los que 51 personas murieron en dos ataques consecutivos en marzo.

El sospechoso, que siguió el mismo modelo del autor de los ataques en Nueva Zelanda de dejar un documento con sus ideas y justificaciones, asegura que el ataque fue una respuesta a lo que llama una “invasión hispana de Texas”.

Texas, como la mayoría de los estados del sur de EE.UU., pertenecieron a México hasta finales del siglo XIX.

También, como el atacante Christchurch, alega a una idea popular entre los supremacistas blancos: que personas extranjeras estaban desplazando a la “gente blanca” de “origen europeo”.

tiroteo

Reuters
Muchas familias se encontraban en la tienda comprando útiles para el próximo curso escolar.

Dicha teoría racial llamada “el gran reemplazo” fue promovida por un escritor francés llamado Renaud Camus y argumenta que las élites en Europa han estado trabajando para “sustituir” a los europeos blancos con inmigrantes del Medio Oriente y el norte de África.

La diatriba de Crusius, de cuatro folios y 2.300 palabras, se titula “La verdad incómoda” y no solo ataca a mexicanos e hispanos, también alega que los “judíos no ocuparán” el lugar de los “estadounidenses blancos”.

Los congresistas demócratas también se llevan parte de las críticas, pues según el atacante, tienen una estrategia para lograr una mayoría permanente para dar cabida a la creciente población hispana.

También culpa a los políticos de ambos partidos por la “podredumbre en Estados Unidos de adentro hacia afuera”, a la vez que se lamenta de que “la enorme población hispana en Texas” volvería al estado “un bastión demócrata”.

En su discurso antiinmigración también repite otra idea común entre los supremacistas: que los inmigrantes les están quitando los empleos a los “nativos” y que liberarse de ellos puede hacer mejor la vida mejor en Estados Unidos.

“Si podemos deshacernos de suficientes de ellos, entonces nuestra forma de vida puede ser más sustentable”, indica.

En uno de los momentos más tensos del manifiesto, el atacante entra en detalles meticulosos sobre los pros y contras de las armas AK-47 y AR-15, sus municiones, el diseño de bala y la “penetración” que tendrían en los cuerpos de sus víctimas.

tiroteo

Reuters
Algunos de los clientes de la tienda perdieron a algunos de sus familiares en los pocos minutos que duró el tiroteo.

El sospecho intenta también quitar responsabilidad a los discursos de Trump sobre los inmigrantes y asegura que su posición es anterior al gobierno del actual presidente.

“Mis opiniones sobre automatización, inmigración y demás anteceden a Trump y su campaña para presidente”, indica.

Sin embargo, al igual que el presidente, ataca a los medios de comunicación por difundir “noticias falsas”.

“Los medios de comunicación son famosos por las noticias falsas. Su reacción a este ataque probablemente lo confirmará”, escribió.

Una cuenta de Twitter con el nombre del sospechoso contiene tuits que incluyen un hashtag “BuildTheWall” (construye el muro, la frase de los seguidores del presidente de Estados Unidos), una foto con pistolas que forman la palabra “Trump” y publicaciones de Paul Joseph Watson, un youtuber de extrema derecha que trabaja con Alex Jones en InfoWars.

El mandatario, que ha sido cuestionado por sus adversarios por inspirar este tipo de actos con sus discursos antiinmigrantes, escribió en Twitter que lo sucedido había sido como un “acto de cobardía”.

Aunque este domingo, como muchos republicanos, atribuyó lo sucedido a supuestas enfermedades mentales de los atacantes.

Otra forma de “terrorismo”

Como ocurrió durante el ataque de Nueva Zelanda, varios analistas han señalado cómo los autores de estos tiroteos han pasado desapercibidos por gobiernos que combaten otro tipos de “actos terroristas”.

Robert Evans, un periodista que estudia el radicalismo en Internet, escribió que el manifiesto del tirador de El Paso muestra cómo el “terror” se convierte en parte de un juego y cómo se usan ciertas plataformas, como 8chan, para la radicalización hacia el supremacismo blanco.

Gordon Corera, corresponsal de Seguridad de la BBC, considera también que el tiroteo en El Paso se ajusta a una tendencia creciente y perturbadora de violencia de extrema derecha a nivel internacional.

Policías en Cielo Vista Mall.

AFP
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió en Twitter que los informes provenientes del área eran “muy malos, muchos muertos”.

“Al igual que el ataque en Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo, el presunto atacante se ajusta a un perfil particular: un individuo que pudo haber actuado solo pero que visitó un sitio internacional en línea que se vincula con la subcultura del extremismo, en la que otros incitan y fomentan actos violentos”, opinó.

En abril pasado, otro atacante que abrió fuego contra una sinagoga en Poway, California también publicó una diatriba antisemita en 8chan.

Según datos oficiales, el número de estadounidenses que han muerto desde el 11 de septiembre a manos de este tipo de ataques es mayor que los que han perdido la vida en actos asociados con el “terrorismo internacional”.

Sin embargo, pese a la seguridad y las múltiples campañas internacionales de combate al “terrorismo internacional” que realiza EE.UU. ninguna agencia de ese país se encarga de identificar “organizaciones terroristas” a nivel nacional.

Tampoco existe ningún delito penal asociado a este tipo de actos, lo que hace que a los individuos considerados “terroristas domésticos” se les imputen cargos con base en otras leyes existentes, como “crimen de odio” o violación de leyes relacionadas con armas de fuego o asociación delictuosa.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.