Payasos Científicos, expertos que enseñan a niños oaxaqueños la cara divertida de la ciencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lizbeth Padilla

Payasos Científicos, expertos que enseñan a niños oaxaqueños la cara divertida de la ciencia

Tres expertos en ciencias y risas llevan experimentos de escuela en escuela para fomentar a los niños el gusto por la física, química y biología.
Lizbeth Padilla
Por Lizbeth Padilla
11 de noviembre, 2017
Comparte

Oaxaca, Oaxaca. Las manos de Telurio están llenas de espuma de jabón, Sulfurocita acerca un encendedor y en dos segundos ya están envueltas en llamas.

El experimento deja impresionados a decenas de niños gritan y aplauden. “No sabía que se podía hacer todo eso (con la ciencia)”, dice uno de los estudiantes de primaria que ve el espectáculo de los Payasos Científicos en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

A simple vista Sulfurocita, Kary Curie y Telurio, son tres payasos como otros, caras pintadas y pelucas de colores, pero su misión va más allá de solo hacer reír con chistes y globos.

Ellos usan la química, física y biología para que a estudiantes de preescolar, primaria y secundaria “a través de la diversión les llame la atención la ciencia”, dice Telurio.

“Fusionamos lo gracioso con lo profesional”, añade Telurio. El equipo no es improvisado, este año el proyecto del Consejo Oaxaqueño de Ciencia y Tecnología (COCYT) se reforzó para iniciar su “segunda temporada”.

Ahora, además de Telurio (Eduardo Roque), el profesional de la risa, se sumaron al equipo Sulfurosita (Diana Marlen Sibaja), quien es licenciada en intervención educativa y Kary Curie (Karime López), que es química farmacéutica.

Reforzar el equipo con una científica real ayuda a tener mejores experimentos e irlos cambiando para que los niños no vean siempre lo mismo. Para ello también se asesoran con maestros de ciencias. Tener a una experta en educación mejora el lenguaje y la forma en la que se llega a los niños, explica Javier Moreno Villalobos, director de Vinculación del COCYT.

“En primaria y preescolar es donde hay más interés y participación de los niños. Nosotros hacemos experimentos básicos para que ellos los puedan hacer en su casa”, dice Telurio, quien conoce bien a su audiencia, pues ya había estado en la primera etapa de este proyecto que duró cuatro años.

A través de la página de Facebook, los Payasos Científicos muestran cómo se realizan los experimentos y piden a los niños que les manden alguno que ellos hayan realizado.

Los tres llevan su conocimiento a todas las escuelas de Oaxaca y otros estados que lo solicitan. Y vaya que la agenda está apretada, pues hacen cerca de 45 visitas al mes.

Kary Curie saca su “máquina para hacer ondas” para explicar a los niños cómo se genera un sismo, algo muy común en Oaxaca. Con palitos de colores pegados a un resorte que se mueven de un extremo a otro al golpearlos explica la tercera Ley del Movimiento de Isaac Newton: a toda acción siempre hay una reacción.

Pero uno de los experimentos más vistosos es inflar globos sin soplar, solo con gas hidrógeno y después convertirlo en una pequeña bola de fuego al hacerlo explotar con un encendedor.

Llevar risas y ciencia ante la tragedia

El sismo del 7 de septiembre, que dejó miles de damnificados en cientos de municipios de Oaxaca, no paró a los Payasos Científicos.

El grupo visitó albergues para llevar risas a los niños afectados en Juchitán y municipios vecinos a través del programa “Intervención psicosocial en situaciones de crisis”.

Los Payasos también visitan colonias y centros comunitarios donde se integra a los padres de familia para que haya “una apropiación social de la ciencia, porque son ellos los que pueden impulsar a los niños a seguir estudiando”.

Así es como el grupo combina la labor social con la divulgación científica y sigue preparándose para sacar gritos y sonrisas a los niños.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tan lento como sea posible: 'la pieza musical más larga del mundo' planeada para sonar hasta 2640

Una obra experimental del compositor John Cage comenzó a sonar en 2001 y, si todo sale según lo planeado, deberá poder escucharse durante más de 600 años.
15 de septiembre, 2020
Comparte
El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
El órgano está ubicado en una iglesia de Alemania.

Tan lento como sea posible.

Ese es el título una obra musical avant-garde del compositor estadounidense John Cage (Los Ángeles 1912 – Nueva York, 1992).

El título de la melodía no es una metáfora, por el contrario, el objetivo es que sea “la pieza musical más larga y más lenta del mundo”.

Desde 2001, un órgano especialmente diseñado para esta melodía comenzó a interpretar la obra en la iglesia San Burchardi, en Halberstadt, Alemania.

Tuvo una pausa de 17 meses y, desde entonces, el sonido del incesante del órgano retumba entre las paredes de la iglesia.

Aquí puedes escuchar cómo suena Tan lento como sea posible:

Pueden pasar años entre un cambio de acorde y otro. Desde que comenzó el concierto, solo ha habido 14 cambios de acordes.

El más reciente fue el pasado 5 de septiembre. Antes de eso, el órgano había sostenido la misma nota desde 2013.

El próximo cambio de “Tan lento como sea posible” está programado para el 5 de febrero de 2022.

A ese ritmo de interpretación, el concierto terminará en 2640.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
Los operarios del órgano utilizan bolsas de arena para sostener los arcordes.

¿De qué se trata la pieza?

Tan lento como sea posible es parte del Órgano John Cage, un proyecto artístico que tiene la misión de interpretar la melodía que el artista compuso en 1985.

Rainer Neugebauer, director del proyecto, dice con esta obra Cage buscaba liberar los sonidos de cualquier intención, retórica o moralidad.

“Es un proyecto de arte a la vez radical, irritante, abierto y extremadamente delicado”, le dice Neugebauer a BBC Mundo.

Según Neugebauer, el hecho de tener acordes sostenidos produce la sensación de que “el tiempo está detenido” o de que surge la noción de eternidad.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
La partitura está planeada para interpretarse durante más de 600 años.

La obra, según los encargados del proyecto, también es un “símbolo de confianza en el futuro”.

Música en medio de la pandemia

Para cada cambio de acorde, un grupo de operarios intercambian los tubos metálicos del órgano y añaden bolsas de arena para lograr y mantener lo que dicta la partitura.

Muchos de los fanáticos que llevaban siete años esperando este momento, tuvieron que conformarse con ver el cambio de acorde a través de una pantalla gigante, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Iglesia

Reuters
Cientos de fanáticos llegaron a ver el cambio de acorde, pero debido a las restricciones por el coronavirus no todos pudieron entrar a la iglesia.

Según Neugebauer, la pandemia ha reducido significativamente el número de visitantes que reciben, por lo que también reciben menos donaciones.

Aun así, Neugebauer es optimista con el futuro del proyecto.

“Quizás en 2620, 20 años de que termine la interpretación según lo planeado, alguien diga: ‘Oh, esto no es lo más lento posible, vamos a tocarlo un poco más lento y le añadiremos algunos años o siglos’”, concluye Neugebauer.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&t=47s

https://www.youtube.com/watch?v=jizwCrw_WEU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.