Placas emitidas en los estados, el pasaporte para burlar verificación y tenencia en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Placas emitidas en los estados, el pasaporte para burlar verificación y tenencia en la CDMX

Aunque no porten los hologramas vigentes no son sancionados. Tampoco pagan tenencia ni se les aplican fotomultas. Las multas a los autos matriculados en CDMX por falta de verificación han subido 650% en cinco años.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
6 de noviembre, 2017
Comparte

Los automovilistas que circulen en la Ciudad de México con un vehículo con placas de Morelos, Puebla, el Estado de México o cualquier otra entidad, y no porten los hologramas de verificación vigente que exigen las normas de la ciudad, pueden estar tranquilos, pues no van a ser multados ni detenidos.

En cambio, las infracciones para los autos con placas de la Ciudad de México por no traer los hologramas de verificación vigente se han incrementado más de 650% en tres años, y suman más de 170 mil los sancionados.

Datos a los que tuvo acceso Animal Político a través de una solicitud de transparencia confirman que la verificación es otra norma que se puede burlar en la Ciudad de México si el vehículo tiene placas de otra entidad, al igual que la tenencia y las fotomultas. Las placas foráneas son pasaportes de impunidad.

Hace poco más de un año, en junio de 2016, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera aseguró que los autos de la denominada “Megalópolis” (que agrupa a los estados del centro del país) contaban con una verificación homologada y les aplicaban las mismas reglas. Incluso sostuvo  que lo autos que no contaran con dicha verificación homologada no podrían circular en la ciudad.

“De nada va a servir que se emplaquen en otros estados y tengan otro tipo de matrículas, nosotros vamos a ser muy escrupulosos en esta aplicación”, señaló el jefe de gobierno. Esta promesa fue repetida en meses posteriores por otros funcionarios de la ciudad.

Pero la información oficial comprueba que, en realidad, no se sanciona a los autos de otros estados (y ni siquiera a los de la propia Megalópolis) por circular sin los hologramas de verificación en la capital del país. Solo se detiene e infracciona a los de la CDMX.

Para corroborar esta situación se solicitó al gobierno capitalino que informara, del 2013 a la fecha, el número de autos sancionados por circular sin los hologramas de verificación vigente y que tuvieran placas de Ciudad de México, estado de México, Puebla y Tlaxcala.

La solicitud se envió en primera instancia a la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad y a la Secretaría de Movilidad. Ambas dependencias señalaron que la información de las sanciones por no respetar esta norma, que busca proteger la calidad del aire en la ciudad, le corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema). Por ello se planteó de nuevo la solicitud a esta dependencia.

En su respuesta a través del oficio folio 0112000157717, la Sedema proporciona los datos respecto a los autos sancionados con placas de CDMX pero en cuanto a los autos con placas de otros estados la respuesta es cero. La justificación es que la verificación obligatoria solo aplica a los autos emplacados en Ciudad de México.

“Le informo que de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento antes señalado la verificación vehicular obligatoria será aplicable a las fuentes móviles matriculadas en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México), por lo tanto, se ha sancionado a los vehículos emplacados en la Ciudad de México por no portar el Holograma de Verificación Vehicular Vigente y no así a los vehículos matriculados en otras entidades federativas distintas a la Ciudad de México”, indicó en su respuesta la Sedema.

Pasaporte de impunidad

De acuerdo con los datos oficiales del INEGI en los últimos 10 años el parque vehicular en la Ciudad de México casi se ha duplicado. En 2005 la cifra de autos registrados era de dos millones 878 mil 442 autos, mientras que para 2016 pasó a cinco millones 332 mil 167 automóviles particulares registrados para circular. Es un crecimiento superior al 85 por ciento.

Pero a esos autos hay que agregar los registrados en otros estados. Las autoridades no tienen una cifra exacta de cuántos son. El parque vehicular de las entidades colindantes con la capital, de acuerdo con INEGI, es de casi cinco millones de autos particulares en Estado de México, 900 mil 500 en Puebla y 410 mil en Morelos.

Los autos con placas de otros estados que se ven en la ciudad no están de paso.

Un reportaje de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad reveló que en la capital hay agencias de vehículos que venden autos de lujo con placas de otros estados con la finalidad de burlar el pago de la tenencia. En este caso fueron autos de la marca Audi con placas de Morelos.

“El trámite es sencillo. No hace falta tener una casa en Morelos. Ni siquiera un familiar o amigo. En las tres agencias de Audi visitadas por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) para este reportaje ofrecen tramitar las placas de Morelos con el propósito explícito de evitar la tenencia. Sólo piden una identificación oficial, la factura de compra y un pago por gestoría que va de 5,300 a 7,000 pesos dependiendo de la agencia”, reveló el reportaje.

Tamién mostró que hasta los propios legisladores capitalinos y otros políticos recurren a estas prácticas: comprar vehículos emplacados en otros estados para eludir la tenencia. Incluso se reveló que el hoy exprocurador General de la República Raúl Cervantes, tenía un vehículo deportivo Ferrari con placas del estado de Morelos, y con un domicilio que además era “fantasma”.

Pero eludir el pago de la tenencia este no es el único “beneficio” que obtienen los automovilistas con placas de otros estados en Ciudad de México. También se encuentra el de la imposibilidad de sancionarlos con las “fotomultas”.

Aunque las cámaras de fotomultas captan a cualquier vehículo, el gobierno capitalino no tiene la información suficiente para emitir la boleta de sanción pues dichos autos no están registrados en la ciudad. Por tanto no se les puede aplicar la norma aun cuando, por ejemplo, excedan los límites de velocidad.

En julio pasado el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera confirmó que la sanción vía fotomulta no se aplica a los autos con placas foráneas. La única forma de que pueden ser sancionados estos vehículos, dijo, es si son detenidos por la policía, quienes tienen la facultad de retirarles las placas o llevarlos al corralón. De otra forma no.

Los de placas con CDMX: otra realidad

Los autos con placas de la Ciudad de México, que en el papel deberían ser los únicos que circulan permanentemente en la ciudad, enfrentan una realidad totalmente distinta en cuanto a la verificación: cada año se incrementan las sanciones en su contra.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Secretaría de Medio Ambiente de enero de 2013 a julio de 2017 un total de 173 mil 545 automóviles fueron detenidos y/o infraccionados por circular sin los hologramas de verificación vigente. Cada año que pasa se ha incrementado el número de sanciones.

Por ejemplo en 2013 la cifra fue de 9 mil 551 autos sancionados por no traer el holograma de la verificación; en 2014 fueron 17 mil 865; para 2015 la cifra ascendió a 38 mil 833 y en 2016 fue de 72 mil 197. Es un crecimiento del 656% en el número anual de infracciones por verificación en un periodo de tres años.

Y para 2017 todo parece indicar que se mantendrá la misma tendencia pues hasta julio de este año ya sumaban más de 35 mil los autos sancionados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La apuesta de Suecia de luchar contra el COVID-19 protegiendo la economía y la libertad ciudadana

El país escandinavo considera que "todavía" no es necesario paralizar el aparato productivo para detener el avance del coronavirus.
29 de marzo, 2020
Comparte
Transeúntes en el centro de Estocolmo.

Getty Images
Mientras que sus vecinos nórdicos han seguido a Italia, España y Francia ordenando el cierre de escuelas, restaurantes y centros turísticos, la población sueca aún cuenta con la posibilidad de degustar un plato en una terraza y hasta de viajar a sus concurridos centros de esquí.

La crisis del coronavirus ha vaciado de gente cada una las habitualmente abarrotadas capitales occidentales, a excepción de una: Estocolmo.

Mientras que en ciudades como París, Londres o Madrid es imposible sentarse en un restaurante, los locales de comida en la capital de Suecia continúan operativos y recibiendo clientes.

También siguen abiertas las escuelas para jóvenes menores de 16 años, los gimnasios, las tiendas de ropa y hasta algunas concurridas estaciones de esquí.

Y es que las únicas medidas que el gobierno del país escandinavo ha tomado ante la pandemia de covid-19 es prohibir las aglomeraciones públicas de más de 50 personas, cerrar las instituciones de educación superior y sugerirles a los trabajadores que trabajen desde casa, si pueden.

Al mismo tiempo, las cifras de infectados por coronavirus en Suecia siguen avanzando.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, Suecia había confirmado 3.000 casos y 100 muertes en la tarde del viernes.

“La estrategia del gobierno sueco es inhibir la propagación del virus, proteger a los grupos vulnerables y no sobrecargar el sistema de salud, pero al mismo tiempo el gobierno quiere reducir las consecuencias económicas y (proteger) a nuestras industrias con diferentes paquetes de estímulo del Ministerio de Finanzas”, le dice a BBC Mundo Maja Fjaestad, viceministra de Salud de Suecia.

Una terraza en Estocolmo.

Getty Images
Así lucía una terraza en el centro de Estocolmo el 26 de marzo. Entre tanto, la mayoría de los países europeos han implementado medidas de confinamiento y ordenado el cierre de bares y restaurantes.

Pese a que en países como España e Italia no son pocos los que lamentan no haber actuado antes con más severidad, Fjaestad explica que el país europeo apuesta por implementar “las acciones adecuadas en el momento adecuado” y que sus políticas para enfrentar la epidemia están basadas en la ciencia.

“Mantenemos una estrecha cooperación con la comunidad científica y con expertos de la Agencia de Salud Pública”, agrega, antes de resaltar la importancia para su país de que tanto el comercio como la sociedad sigan funcionando.

Una apuesta “arriesgada”

Para el danés Lars Christensen, especialista en economía internacional, se trata sin duda de una apuesta “arriesgada”.

Christensen apunta que los suecos están poniendo más en riesgo la salud de su población que otros gobiernos que han impuesto restricciones muy severas a la libertad de movimiento.

“Pero, por otro lado, están arriesgando menos económicamente“, le dice a BBC Mundo. “¿Qué tanto en términos de desempleo y producción estás dispuesto a arriesgar para proteger a, tal vez, unos pocos ciudadanos?”, cuestiona.

Christensen agrega que si un gobierno no quiere tomar riesgos, simplemente puede poner a toda su población en confinamiento e implementar restricciones de viaje para contener el brote, como lo han hecho países como Italia y España, pero advierte que estas medidas tienen “costos económicos tremendos“.

“Podemos ver las tasas de desempleo, las empresas en bancarrota (…) eso es, en gran medida, el resultado de las políticas de confinamiento (…). Si esto permite detener el virus y que el país se abra antes, entonces el costo puede valer la pena. Sin embargo, creo que es importante que abordemos tantos los problemas económicos como los de salud, de lo contrario nos iremos a la bancarrota“.

La economía sueca sufrirá un fuerte golpe, “pase lo que pase”, según Christensen.

El coronavirus ha causado una gran conmoción en la economía global e incluso si no hubiera casos de covid-19 en Suecia, su economía se vería impactada, pues está muy expuesta al comercio internacional”.

El enfoque de Corea del Sur

Christensen resalta el caso de Corea del Sur, donde las restricciones son menos estrictas que en Europa y eso no le ha impedido aplanar la curva de avance del coronavirus.

Desde el 8 de marzo, cuando la cifra de contagiados ya ascendía a 7.134 en el país asiático, el número de casos nuevos comenzó a decrecer radicalmente.

Esto, pese a que Corea del Sur fue uno de los países en donde más rápido se propagó la enfermedad.

Expertos indican que el éxito surcoreano se debe principalmente a que sus autoridades se han enfocado en detectar casos y aislar a las personas afectadas: Corea del Sur es uno de los países con el más alto índice de realización de pruebas en el mundo.

“Es importante asegurarse de que las personas sean examinadas, así como limitar el contacto personal”, indica Christensen.

La tasa de mortalidad del virus en Corea del Sur es también una de las más bajas globalmente.

“Es solo cuestión de tiempo”

Joacim Rocklöv, profesor de epidemiología y salud pública de la Universidad de Umea, en el noreste de Suecia, considera que la estrategia del gobierno “no es prudente”.

“Creo que deberíamos deberíamos aprender de la experiencia de otros países, pero no hemos obtenido lecciones de lo que está sucediendo en Italia y España. Deberíamos aprender de ellos, ser más estrictos en la implementación (de medidas) y asegurarnos de que esto no se convierta una catástrofe de salud pública“.

Centro de Seúl durante la crisis del coronavirus.

Getty Images
Las autoridades surcoreanas han logrado aplanar la curva de avance del coronavirus sin haber implementado un estricto confinamiento como lo hizo Italia.

En diálogo con BBC Mundo, el epidemiólogo asegura que es solo cuestión de tiempo hasta que las autoridades suecas se den cuenta de que su estrategia “no va a funcionar”.

“Pero me gustaría que se den cuenta antes porque las medidas que se tomen tardarán varias semanas en tener algún efecto”.

Rocklöv cuenta que la vida en Umea continúa casi sin interrupciones. El miércoles reabrieron su gimnasio que había estado cerrado varios días e igualmente ha observado como la gente todavía va a restaurantes y realiza viajes a las estaciones de esquí del país.

“Creo que solamente una pequeña parte de la población se da cuenta del problema y está preocupada por la inacción (del gobierno)”, dice el profesor y explica que esto se debe a que la sociedad sueca suele tenerle un alto grado de confianza a sus gobernantes.

Turismo en Suecia

Mientras que la industria turística se encuentra completamente paralizada desde hace semanas en toda Europa Occidental, Suecia y sus concurridas estaciones de esquí continúan completamente operativas y abiertas al público.

El complejo de Sälen, uno de los más importantes del país, sigue “abierto como de costumbre“, según una de sus trabajadoras, que no quiso ser identificada.

Estación de esquí Sälen durante una competición.

Getty Images
Sälen, una de las estaciones de esquí más concurridas de Suecia, continúa abierta al público mientras que en el resto del continente la actividad turística se ha paralizado.

“Hemos tenido varias cancelaciones, pero tuvimos reservaciones suplementarias cuando Noruega decidió cerrar sus estaciones de esquí”.

Sälen está ubicada muy cerca de la frontera entre Suecia y Noruega. De hecho, geográficamente se encuentra más cerca de Oslo que de la capital sueca.

La empleada de la concurrida estación dice que hasta el 26 de marzo, el gobierno no les había pedido prever un cierre.

“El martes, los directores tuvieron una reunión con el gobierno y tomaron la decisión de continuar abiertos”.

El debate tanto en Suecia como en otros países nórdicos sobre cuál es el enfoque adecuado para enfrentar la crisis del coronavirus sigue dando de qué hablar.

Los suecos han tenido una perspectiva más liberal que sus vecinos daneses y noruegos. Pero por el momento no está claro cuál modelo es más efectivo.

No obstante, Christensen asegura que en las próximas semanas se generará una gran discusión entre los países escandinavos sobre de la manera como distintos países han manejado la crisis sanitaria.

“Los daneses miraremos los números suecos, los suecos mirarán los daneses y cada sociedad determinará quién tomó las medidas correctas. Y sin duda se juzgará al que no lo hizo“, concluye.

banner

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts