Placas emitidas en los estados, el pasaporte para burlar verificación y tenencia en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Placas emitidas en los estados, el pasaporte para burlar verificación y tenencia en la CDMX

Aunque no porten los hologramas vigentes no son sancionados. Tampoco pagan tenencia ni se les aplican fotomultas. Las multas a los autos matriculados en CDMX por falta de verificación han subido 650% en cinco años.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
6 de noviembre, 2017
Comparte

Los automovilistas que circulen en la Ciudad de México con un vehículo con placas de Morelos, Puebla, el Estado de México o cualquier otra entidad, y no porten los hologramas de verificación vigente que exigen las normas de la ciudad, pueden estar tranquilos, pues no van a ser multados ni detenidos.

En cambio, las infracciones para los autos con placas de la Ciudad de México por no traer los hologramas de verificación vigente se han incrementado más de 650% en tres años, y suman más de 170 mil los sancionados.

Datos a los que tuvo acceso Animal Político a través de una solicitud de transparencia confirman que la verificación es otra norma que se puede burlar en la Ciudad de México si el vehículo tiene placas de otra entidad, al igual que la tenencia y las fotomultas. Las placas foráneas son pasaportes de impunidad.

Hace poco más de un año, en junio de 2016, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera aseguró que los autos de la denominada “Megalópolis” (que agrupa a los estados del centro del país) contaban con una verificación homologada y les aplicaban las mismas reglas. Incluso sostuvo  que lo autos que no contaran con dicha verificación homologada no podrían circular en la ciudad.

“De nada va a servir que se emplaquen en otros estados y tengan otro tipo de matrículas, nosotros vamos a ser muy escrupulosos en esta aplicación”, señaló el jefe de gobierno. Esta promesa fue repetida en meses posteriores por otros funcionarios de la ciudad.

Pero la información oficial comprueba que, en realidad, no se sanciona a los autos de otros estados (y ni siquiera a los de la propia Megalópolis) por circular sin los hologramas de verificación en la capital del país. Solo se detiene e infracciona a los de la CDMX.

Para corroborar esta situación se solicitó al gobierno capitalino que informara, del 2013 a la fecha, el número de autos sancionados por circular sin los hologramas de verificación vigente y que tuvieran placas de Ciudad de México, estado de México, Puebla y Tlaxcala.

La solicitud se envió en primera instancia a la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad y a la Secretaría de Movilidad. Ambas dependencias señalaron que la información de las sanciones por no respetar esta norma, que busca proteger la calidad del aire en la ciudad, le corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema). Por ello se planteó de nuevo la solicitud a esta dependencia.

En su respuesta a través del oficio folio 0112000157717, la Sedema proporciona los datos respecto a los autos sancionados con placas de CDMX pero en cuanto a los autos con placas de otros estados la respuesta es cero. La justificación es que la verificación obligatoria solo aplica a los autos emplacados en Ciudad de México.

“Le informo que de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento antes señalado la verificación vehicular obligatoria será aplicable a las fuentes móviles matriculadas en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México), por lo tanto, se ha sancionado a los vehículos emplacados en la Ciudad de México por no portar el Holograma de Verificación Vehicular Vigente y no así a los vehículos matriculados en otras entidades federativas distintas a la Ciudad de México”, indicó en su respuesta la Sedema.

Pasaporte de impunidad

De acuerdo con los datos oficiales del INEGI en los últimos 10 años el parque vehicular en la Ciudad de México casi se ha duplicado. En 2005 la cifra de autos registrados era de dos millones 878 mil 442 autos, mientras que para 2016 pasó a cinco millones 332 mil 167 automóviles particulares registrados para circular. Es un crecimiento superior al 85 por ciento.

Pero a esos autos hay que agregar los registrados en otros estados. Las autoridades no tienen una cifra exacta de cuántos son. El parque vehicular de las entidades colindantes con la capital, de acuerdo con INEGI, es de casi cinco millones de autos particulares en Estado de México, 900 mil 500 en Puebla y 410 mil en Morelos.

Los autos con placas de otros estados que se ven en la ciudad no están de paso.

Un reportaje de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad reveló que en la capital hay agencias de vehículos que venden autos de lujo con placas de otros estados con la finalidad de burlar el pago de la tenencia. En este caso fueron autos de la marca Audi con placas de Morelos.

“El trámite es sencillo. No hace falta tener una casa en Morelos. Ni siquiera un familiar o amigo. En las tres agencias de Audi visitadas por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) para este reportaje ofrecen tramitar las placas de Morelos con el propósito explícito de evitar la tenencia. Sólo piden una identificación oficial, la factura de compra y un pago por gestoría que va de 5,300 a 7,000 pesos dependiendo de la agencia”, reveló el reportaje.

Tamién mostró que hasta los propios legisladores capitalinos y otros políticos recurren a estas prácticas: comprar vehículos emplacados en otros estados para eludir la tenencia. Incluso se reveló que el hoy exprocurador General de la República Raúl Cervantes, tenía un vehículo deportivo Ferrari con placas del estado de Morelos, y con un domicilio que además era “fantasma”.

Pero eludir el pago de la tenencia este no es el único “beneficio” que obtienen los automovilistas con placas de otros estados en Ciudad de México. También se encuentra el de la imposibilidad de sancionarlos con las “fotomultas”.

Aunque las cámaras de fotomultas captan a cualquier vehículo, el gobierno capitalino no tiene la información suficiente para emitir la boleta de sanción pues dichos autos no están registrados en la ciudad. Por tanto no se les puede aplicar la norma aun cuando, por ejemplo, excedan los límites de velocidad.

En julio pasado el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera confirmó que la sanción vía fotomulta no se aplica a los autos con placas foráneas. La única forma de que pueden ser sancionados estos vehículos, dijo, es si son detenidos por la policía, quienes tienen la facultad de retirarles las placas o llevarlos al corralón. De otra forma no.

Los de placas con CDMX: otra realidad

Los autos con placas de la Ciudad de México, que en el papel deberían ser los únicos que circulan permanentemente en la ciudad, enfrentan una realidad totalmente distinta en cuanto a la verificación: cada año se incrementan las sanciones en su contra.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Secretaría de Medio Ambiente de enero de 2013 a julio de 2017 un total de 173 mil 545 automóviles fueron detenidos y/o infraccionados por circular sin los hologramas de verificación vigente. Cada año que pasa se ha incrementado el número de sanciones.

Por ejemplo en 2013 la cifra fue de 9 mil 551 autos sancionados por no traer el holograma de la verificación; en 2014 fueron 17 mil 865; para 2015 la cifra ascendió a 38 mil 833 y en 2016 fue de 72 mil 197. Es un crecimiento del 656% en el número anual de infracciones por verificación en un periodo de tres años.

Y para 2017 todo parece indicar que se mantendrá la misma tendencia pues hasta julio de este año ya sumaban más de 35 mil los autos sancionados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Instagram

Rusia y Ucrania: cómo los rusos están usando emojis y mensajes codificados para evadir la censura

Rusia aprobó a principios de marzo una ley para sancionar a quienes publiquen "noticias falsas" sobre el ejército.
Instagram
13 de marzo, 2022
Comparte

El 24 de febrero, cuando Rusia lanzó la invasión de Ucrania, comenzó a difundirse por las redes sociales una imagen del poeta ruso Pushkin, el número 7 y filas del emoji de una persona caminando.

El significado era claro para los entendidos: un lugar (plaza Pushkin, en Moscú), una hora y un llamado a protestar contra las acciones del gobierno.

Los emojis hacían referencia a un código utilizado durante años en Rusia para referirse a las protestas, tan conocido por las autoridades que ya no es un código, según el grupo de derechos humanos OVD-Info.

¿Por qué usar un código?

Las protestas no autorizadas están prohibidas en el país desde 2014 y el incumplimiento de las normas puede dar lugar a 15 días de detención por la primera infracción. Los reincidentes pueden recibir penas de prisión de hasta cinco años.

Desde entonces, ha sido común que los activistas utilicen varias frases codificadas para organizarse en línea.

“Es como: ‘Vamos a dar un paseo por el centro’ o ‘El clima es genial para caminar'”, dice María. Este es el mensaje de texto que enviará a sus amigos para hacerles saber que planea asistir a una protesta.

Lo que comenzó como una forma de evadir a los censores del gobierno casi se ha convertido en una broma o un meme, añade.

Sin embargo, las consecuencias de no utilizar este lenguaje pueden ser graves.

Una mujer mira su teléfono móvil en Moscú.

Getty Images
Los activistas que convocan protestas contra el gobierno ruso se organizan a través de las redes sociales.

¿Cuáles son las posibles consecuencias?

Alexander asistió a una protesta en Moscú y publicó al respecto en las redes sociales.

A la mañana siguiente, agentes vestidos de civil lo recogieron frente al edificio de su novia y lo llevaron al departamento de la policía local. Lo detuvieron durante varios días y lo obligaron a firmar un documento en el que se enumeraba lo que las autoridades decían que había hecho.

No podemos estar seguros de que su asistencia a la protesta o su actividad en las redes sociales llevara a la detención de Alexander. Más tarde fue arrestado por segunda vez, mientras usaba el metro de Moscú, en un día en que no había asistido a una protesta.

BBC recibió información sobre otras detenciones basadas únicamente en la actividad de las redes sociales, incluida una mujer arrestada por un tuit.

“No he caminado por el centro en mucho tiempo”, publicó el 24 de febrero. Y citó el tuit de otra cuenta que contenía un llamado más explícito a la concentración.

Cinco días después, fue arrestada mientras tomaba un tren.

Ella cree que fue detectada por un software de reconocimiento facial activo en el sistema de metro de Moscú, y en su audiencia judicial, se presentó un documento que contenía su tuit, mostrando que las autoridades habían tomado una captura de pantalla casi inmediatamente después de que ella lo publicara.

En otro caso, un bloguero llamado Niki describió cómo el hermano de un amigo cercano había sido detenido dos veces: una vez horas después de asistir a una protesta y la segunda, durante toda una semana, por compartir los detalles con sus amigos en VK, el equivalente ruso de Facebook.

Casi 14.000 personas han sido detenidas en Rusia desde que comenzó el conflicto, principalmente por asistir a protestas, según OVD-Info, que brinda asesoramiento legal.

Hasta ahora, la mayoría han sido detenidos durante horas o días.

Un hombre es detenido en Moscú

Getty Images
Un hombre es detenido por protestar contra la invasión de Ucrania en el centro de Moscú.

¿Está cambiando la situación?

El viernes 4 de marzo, se aprobó una ley en Rusia con el objetivo declarado de abordar las “noticias falsas” sobre el Ejército, pero se espera que se utilice para reprimir aun más las protestas contra la guerra, incluidas sentencias de prisión de hasta 15 años, significativamente más largas que las sanciones anteriores.

Para jóvenes como María, “esto ya ha cambiado las cosas, porque ahora tengo miedo de ir a protestar y también tengo miedo de publicar sobre esta ‘operación especial'”, refiriéndose a la invasión de Rusia a Ucrania.

Y hay evidencias claras de que los arrestos han aumentado desde que se aprobó la nueva ley, señala OVD-Info.

Un hombre es detenido por la policía rusa en el centro de Moscú

Getty Images
Casi 14.000 personas han sido detenidas en Rusia desde que comenzó el conflicto en Ucrania

¿Dónde publican los rusos ahora?

El cierre de los medios de comunicación independientes, el bloqueo de Facebook y las restricciones a las publicaciones rusas en TikTok han eliminado rutas clave para acceder a la información, dice el coordinador de OVD-Info, Leonid Drabkin, y la gente se autocensurará por miedo.

“Ahora, si vas a tu Instagram, hay como 10 veces menos publicaciones“, apunta.

Muchos de sus contactos han eliminado por completo sus perfiles de redes sociales.

Junto con las estrictas sanciones, esto ya ha tenido un impacto en la cantidad de personas “lo suficientemente valientes como para protestar”.


Se cambiaron los nombres de algunos entrevistados para proteger sus identidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zCY05LVIK6Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.