Pobreza, violencia sexual y limitado acceso educativo detrás del matrimonio infantil, advierte ONU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pobreza, violencia sexual y limitado acceso educativo detrás del matrimonio infantil, advierte ONU

En México más de un millón 200 mil menores de edad están casados, de los cuáles la mitad son pobres y más del 70 % no va a la escuela, y se encuentran expuestos a la violencia sexual.
Cuartoscuro
Por Claudia Altamirano
16 de noviembre, 2017
Comparte

Itzel tiene quince años y se casó a los catorce. Su esposo, Jesús, tiene diecisiete. Se conocieron en San Quintín, en el norteño estado de Baja California, cuando la madre de ella fue a trabajar al campo y se la llevó.  “Lo conocí y me enamoré”, relata la joven. Los adolescentes pasaron dos meses juntos y decidieron casarse, tras lo cual se mudaron a casa de los padres de él, en el sureño Oaxaca. “Se siente raro estar casada, cuando estaba sola salía a divertirme y ahora no se puede”, lamenta.

Jesús sale todos los días a cuidar a los animales y hacer el mandado, mientras Itzel realiza las labores del hogar, donde pasa mucho tiempo en soledad, lo que le hace recordar a su madre, a quien dejó sola porque ella era su única compañía. “A otros adolescentes que quieren casarse yo les diría que lo piensen porque tampoco está bien, uno se separa de su familia y ahora digo, ¿por qué lo hice si yo tenía la oportunidad de estudiar?”, confiesa la menor en un testimonio para la organización de protección a la infancia, Save the Children.

En México, una de cada cinco mujeres contrajo matrimonio antes de cumplir la mayoría de edad, de acuerdo con un reporte del organismo, basado en estadísticas del INEGI sobre nupcialidad. Tan sólo en 2015 se casaron o unieron en el país 300 mil niños, niñas y adolescentes, si bien el número de uniones en menores de edad ha ido en descenso: en 2015 pasó de 48,112 niñas de entre 15 y 17 años a 20,177, y de 2,835 a 606 en menores de 15 años.

La mayoría de estos jóvenes viven en situaciones de vulnerabilidad: 80 % de los niños trabajan con poca o nula preparación y el 70 % de las niñas se dedica al cuidado del hogar y la familia, sin posibilidad de crecimiento, advirtieron investigadores en un foro sobre Matrimonio infantil realizado en la Ciudad de México. La mitad del total de menores casados vive en situación de pobreza, y 72 % de los niños casados no asisten a la escuela.

Las niñas además enfrentan la inequidad de género, lo que las vuelve aún más vulnerables: sufren 49 % más violencia física, 68 % más violencia sexual y 16 % más violencia económica que las que se casaron siendo mayores de edad. También hay importantes diferencias con sus pares varones: en 2010 se casaron 100 niños menores de 15 años y 10,529 de entre 15 y 17, reduciendo el número hasta llegar a 10 y 3,545 respectivamente en 2015. Esta dramática diferencia se debe a que las niñas suelen contraer matrimonio con hombres mayores que ellas: hasta 65 % se casó con un hombre que le llevaba más de 10 años, según Estela Rivero, investigadora de la organización Investigación en Salud y Demografía (INSAD).

En México no existe un diagnóstico que revele las dinámicas de los matrimonios infantiles o uniones tempranas, indicaron los expertos reunidos en el Foro. Esto se refleja en la disparidad de cifras: el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) publica una cifra aún mayor de niñas casadas con adultos: 4 de cada 5 que tienen entre 10 y 14 años se casaron con hombres mayores de 17, mientras que en el rango de los 15 a 17 años, 9 de cada 10 se casaron con hombres mayores de 17 años. De ellas, 3.6 % se casaron con hombres mayores de 30 años.

Los niños y adolescentes, advirtieron los investigadores, están a expensas de las decisiones de su familia o su entorno social, ya que en los estratos económicos más bajos aún se acostumbra el matrimonio forzado, o los casan para “salvar su honor” cuando hay un embarazo, o por la falta de oportunidades educativas y económicas, que les dejan como única opción casarse para empezar a tener hijos. “El matrimonio salva honores familiares y destruye proyectos de vida de las adolescentes. Que haya jóvenes que quieren unirse en matrimonio está asociado a este ideario simbólico de lo que es la razón de ser de una mujer”, indicó Claudia Alonso, de la secretaría ejecutiva del SIPINNA.

“El matrimonio infantil es una violación a derechos humanos enquistada en las tradiciones”, agregó Alan García, coordinador del área jurídica de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México.

Ilegal… con excepciones

Los expertos urgieron al Estado mexicano a armonizar la legislación federal y las estatales para que en todo el país sea prohibido el matrimonio antes de los 18 años de edad, ya que al menos cinco entidades lo siguen permitiendo (Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora) a través de un recurso legal llamado “dispensa”, que es solicitado por los padres del menor para que se le permita casarse legalmente, casi siempre con un mayor de edad.

Esto no sólo permite que las familias condenen a los adolescentes a una unión forzada, sino que en algunos casos, como Baja California, “legaliza” la violencia sexual, ya que en esta entidad la violación es indultada si el agresor se casa con la víctima.

La “dispensa” es uno de los grandes lastres a combatir en la lucha contra el flagelo del matrimonio infantil, coinciden los expertos, y uno de ellos hizo una importante anotación durante el Foro: este recoveco legal es un recurso de la ley eclesiástica, sin fundamento en ninguna ley nacional ni internacional, aseguró Saúl Sánchez, coordinador de Asuntos Jurídicos de Save the Children.

“No encontramos jurisprudencia, en ley o algún tratado internacional que dijera qué significan las dispensas, entonces buscamos en el derecho canónico. Por lo tanto las dispensas están basadas en las leyes católicas”, dijo el investigador.

Explicó que la descripción jurídica de la dispensa sólo se encuentra en el artículo 85 del Código de Derecho Canónico, que dice específicamente “la dispensa o relajación de una ley meramente eclesiástica en un caso particular, puede ser concedida dentro de los límites de su competencia por quienes tienen potestad ejecutiva, así como por aquellos a los que compete explícita o implícitamente la potestad de dispensar, sea por propio derecho sea por legítima delegación”.

La dispensa de edad en México, cuando es utilizada para permitir el matrimonio legal entre menores, sí ha sido especificada por las legislaciones, indicó Saúl Sánchez, solo cuando se trata de “mujer menor que ha concebido con aquél con quien pretende casarse y también en supuestos de estupro, violación o rapto”, es decir que cuando un menor es violado, secuestrado o sufrió abusos por parte de un adulto, se le dispensa la prohibición de casarse con él.

“En realidad la honra de la familia es el bien jurídico tutelado por las dispensas, no es la voluntad de la chica o el chico, no es el libre desarrollo psicosexual de las chicas, o incluso no son los derechos sexuales y reproductivos de la pareja, es la honra de la familia, todo esto basado en principios católicos”, puntualizó Sánchez.

En su sitio web, el SIPINNA –que depende del gobierno federal- publica una exigencia de terminar con el matrimonio infantil, “entre otros factores se requiere su prohibición legal, sin excepciones ni dispensas”, sentencia. El Sistema cuenta a Chihuahua entre los estados que no han adecuado su legislación, ya que en esa entidad la edad mínima para casarse es 14 añosSin embargo, el panorama es sombrío en casi todo el país, ya que en otros 18 estados no se establece expresamente en los códigos penales la prohibición de casarse con un menor, sino que sólo indican que la edad mínima para el matrimonio son los 18 años.

No obstante, algunos expertos creen que una mejor legislación no será suficiente, “porque ante la prohibición, lo que hacen es unirse sin matrimonio”, opinó Perla Vázquez, gerente de proyectos del Fondo para Jóvenes de Centroamérica y México (Camy).

Una niña cada dos segundos

En el mundo, cada año 15 millones de niñas se casan –o son obligadas a casarse- antes de cumplir 18 años de edad, lo que significa 28 niñas por minuto, una cada dos segundos, según cifras de Save the Children basadas en el informe Estado Mundial de la Infancia 2016 del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Dentro de los 10 países con más altos números absolutos de matrimonio infantil, México ocupa el octavo lugar, de acuerdo con este reporte, con un millón 282 mil menores casados. El primero de la lista es India, con 26 millones 610 mil y el décimo es Tanzania, con 887 mil.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: lo que se sabe de la abrupta caída de casos en Sudamérica

Luego de haber sido el epicentro mundial de la pandemia, los países de América del Sur han registrado un fuerte descenso en los casos de COVID-19.
14 de septiembre, 2021
Comparte

A mediados de junio, mientras el resto del mundo experimentaba bajos números de infecciones por el nuevo coronavirus, América del Sur estaba convertida en el epicentro de la pandemia.

Siete de las 10 naciones del mundo con más muertes diarias per cápita estaban en la región: la tasa de Brasil era siete veces la de India, mientras que Colombia y Argentina sumaban una cifra que equivalía a tres veces la registrada en todo el continente africano.

Con apenas 5% de la población mundial, Sudamérica registraba una tasa de muertes per cápita que era equivalente a ocho veces la cifra mundial.

Pero eso ya es cosa del pasado.

A finales de junio, la cifra de contagios comenzó a descender de forma consistente hasta convertir a la región en una de las zonas del mundo donde la pandemia parece estar mejor controlada.

Así, mientras para este lunes el promedio semanal de casos confirmados por cada 100.000 habitantes era de 52 en Reino Unido y de 43 en Estados Unidos, Brasil solamente llegaba a 8, Argentina a 6 y Colombia a 3, de acuerdo con cifras de Our World in Data.

Países como Uruguay, que a inicios de junio llegó a tener 100 casos por cada 100.000 habitantes, ahora solamente tienen 4; mientras que Paraguay que registró hasta 40 casos ahora no llega ni a 1 por cada 100.000 habitantes.

Evolución de casos de covid-19 en Sudamérica. Número de contagios promedio diarios por cada 100.000 habitantes. Evolución de los casos confirmados de covid-19 en Sudamerica entre junio y septiembre de 2021. .

Esta disminución de contagios ha sido clave para que Sudamérica sea en la actualidad una de las regiones del mundo que está registrando menos casos de covid-19.

Pero ¿cómo se explica esta abrupta caída de los contagios en Sudamérica?

Entre la inmunidad y otras incógnitas

“Lo primero que le diría es que creo que no lo tenemos del todo claro“, responde Andrés Vecino, investigador en sistemas de salud del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública John Hopkins (Estados Unidos).

El investigador recuerda que esta no es la primera vez que ocurre un descenso de casos que parece anunciar que se acerca el final de la pandemia y luego se produce otra ola de contagios que demuestra que no era así.

“Es importante decir que no sabemos exactamente qué es esto y que el hecho de que estén bajando los casos ahora no quiere decir que vaya a pasar en el futuro. Quiero recordar lo que pasó en India, donde había un conteo de casos relativamente bajo para su población y después vimos el gran incremento de casos con la variante delta”, advierte el experto a BBC Mundo.

Una mujer prepara una vacuna en Argentina.

Getty Images
En los últimos meses, los países de Sudamérica han avanzado en las vacunaciones.

La doctora Carla Domingues, que dirigió el programa de inmunización de Brasil hasta 2019, hizo recientemente una advertencia similar. “Es un fenómeno que no sabemos cómo explicar”, dijo esta epidemióloga al diario The New York Times.

No obstante, los especialistas dan algunas claves: entre ellas, la vacunación. Los países sudamericanos han acelerado el ritmo de las inoculaciones en los últimos tiempos, algo que según numerosos expertos podría haber contribuido a frenar los contagios.

Vecino coincide, pero no apunta solamente hacia las vacunas sino, de forma más amplia, a la inmunidad adquirida por parte de la población de la región tanto por vía de las inyecciones como de los contagios.

“Creo que hay más o menos consenso en que es posible que la reducción de casos en Sudamérica puede estar relacionada con algún grado de inmunidad de la población”, destaca.

El experto explica que las diferentes vacunas que se han estado aplicando en los países de la región son un elemento importante a considerar, como también lo es la inmunidad alcanzada por quienes ya tuvieron la infección.

“Muchas personas en algunos de esos países se han infectado. Un estudio reciente que hicieron en 12 ciudades de Colombia muestra que el 89% de las personas de esas localidades ya se infectaron. Con eso uno empieza a pensar que es posible que en algunos sitios haya unos niveles de infección tan altos que ya empezamos a ver una reducción de la enfermedad”, indica el experto.

Vecino advierte que, dado que la población no es homogénea, este dato no puede interpretarse como que 9 de cada 10 personas que uno encuentre en las calles de esas ciudades ya tuvo covid-19, por lo que no hay que confiarse.

“Los individuos se relacionan en grupos, entonces es posible que haya grupos de personas que todavía, por ejemplo, no se hayan infectado ni hayan sido vacunadas y esos grupos de personas pueden tener brotes si llega, por ejemplo, una variante altamente transmisible como la omega, como la delta o como la gama -las 3 que ya están en Latinoamérica-, por lo que pueden obviamente causar un incremento en casos y muertes”, explica.

“Habiendo dicho eso, es posible que el nivel de inmunidad adquirido por las vacunas y por la infección previa sea una de las razones por las cuales estamos viendo menor transmisión hoy”, agrega.

Aplicando las medidas correctas

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirma por su parte que hubo una disminución de los casos y las muertes en casi todos los países de Sudamérica, con excepción de Venezuela.

Ugarte explica que la OPS está trabajando con los ministerios de Salud y con los expertos de la región para estudiar estas tendencias, así como las razones por las cuales se ha mantenido este descenso, y apunta al endurecimiento de las medidas de control luego del incremento significativo de los casos en la región entre finales de 2020 y los primeros meses de 2021.

Los países implementaron medidas mucho más estrictas respecto al distanciamiento físico, al movimiento de personas, al uso mandatario de mascarillas, iniciaron la vacunación y la ampliaron a otros grupos, principalmente a aquellos que estaban en mayor riesgo. Todo esto puede explicar en parte esta tendencia”, incide Ugarte en respuesta a una consulta de BBC Mundo.

El director, sin embargo, previno a la región en contra de caer en la complacencia.

“Hemos visto que cuando los casos disminuyen es porque estamos haciendo bien las cosas. Es decir, estamos implementando las medidas de salud pública que se ha probado una y otra vez que siguen sirviendo”, destaca.

“Lo peor que nos podría ocurrir y que podría ocurrir con los países de América del Sur es que ahora que están con menos casos relajen las medidas porque eso es una gran oportunidad para el virus para transmitirse de persona a persona”, alerta.

Personas usando mascarillas en el metro de Medellín.

Getty Images
La OPS insta a que los países de la región mantengan las medidas de precacución para evitar los contagios.

Así, aunque el número de casos sea bajo en estos momentos, Ugarte considera que lo procedente es no bajar la guardia:

“Nuestra recomendación a toda la población de América del Sur que está viendo que la transmisión es cada vez menor es tomar en cuenta que estamos en esa fase porque se han tomado las medidas adecuadas. No las relajemos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.