close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Ser policía en México, sinónimo de bajos salarios, abuso sexual y corrupción

Estudio muestra las condiciones precarias de desarrollo y trabajo de los policías. A 1 de cada 10 los ponen a recoger basura o destapar coladeras. El 40% reconoce que hay corrupción en su corporación.
Foto: Cuartoscuro
Por Arturo Ángel
14 de noviembre, 2017
Comparte

El sistema de desarrollo policial en México es inexistente en los hechos. Los policías trabajan con salarios precarios y casi la mitad de ellos no ganan ni 10 mil pesos. El 70 % nunca ha recibido un ascenso, 16 % ha sido víctima de abuso sexual y, por si fuera poco, varios son obligados a hacer labores que nada tiene que ver su trabajo, como recoger basura o hasta ir a votar por un candidato.

Estos resultados arrojó una encuesta aplicada a los policías de todos los estados denominada ¿Qué piensa la Policía?, y que forma parte del estudio denominado Índice de Desarrollo Policial elaborado por la organización Causa en Común.

Es estudio desnuda las carencias en las que trabajan los integrantes de las corporaciones policiales, tanto en materia de preparación y desarrollo, como en equipamiento.

Por ejemplo, poco más del 45 % de los policías tiene un salario por debajo de los 10 mil pesos, mientras que el 39% percibe un salario de entre 10 y 15 mil pesos mensuales. Solamente el 15 % de los encuestados reconoció que tiene un salario por encima de los 15 mil pesos.

Tener bajos salarios es un problema para los policías pero lo es más cuando tienen que pagar por sus propios materiales de trabajo. El 41 % de los elementos estatales ha tenido que poner de su bolsa para comprar botas; el 38 % para comprar su uniforme;  32 % ha tenido que pagar con su sueldo la papelería para informes; el 26 % pone de su dinero para hacer reparaciones a la patrulla.

El 20 % de los policías también ha tenido que gastar en cartuchos para sus armas; otro 12 % gasta en gasolina para sus vehículos y el 11 % en algo vital: chalecos antibalas.

¿Qué hay de tener un futuro y progreso como policía? Difícil, pues el 61 % de los policías desconoce por completo cuál es el procedimiento (si es que existe) para obtener ascensos, y de hecho, el 36 % de los agentes considera que los ascensos llegan por “recomendaciones” y no por méritos.

¿Un ascenso? 68 % de los elementos reconoció que nunca ha tenido uno en toda su carrera mientras que un 14 % señala que el ascenso que tuvieron fue hace más de tres años. Solo un siete % de los policías ha recibido un aumento en su último año de trabajo.

Si hablamos de estímulos económicos o algún tipo de reconocimiento por su labor, la realidad es todavía peor. El 89 % de los agentes asegura que nunca ha recibido este tipo de incentivos.

Multiusos, vulnerables y prejuiciosos

La labor de un elemento de Seguridad Pública es prevenir el delito en cualquiera de sus manifestaciones. Pero los policías en México son utilizados frecuentemente para trabajos que nada tienen que ver con su responsabilidad.

Los resultados de la encuesta ¿Qué piensa la Policía? evidencian, por ejemplo, que el 15 % de los uniformados reconoce que ha sido utilizado para “encargos personales” de sus jefes, o sea de mandaderos. Inluso, al 9.5 % le encargan recoger basura o destapar coladeras.

7% de los policías reconoce que le han pedido hacer encargos hasta para familiares del mando superior. Al 5% lo han puesto a hacer trabajos de mantenimiento en sitios públicos y a otro 5 % le ha ordenado ir a votar por un candidato en elecciones.

Tres de cada 10 agentes aseguró haber sido objeto de humillaciones durante su época como policía, y un porcentaje siimilar afirmó haber padecido algún tipo de discriminación.

16 % admitió un abuso sexual en su carrera y otro 15 % reportó abusos físicos en el trabajo.

Para 4 de cada 10 policías en el país hay corrupción en la corporación donde trabaja, 30% no sabe si la hay, y el resto lo niega.

Causa en Común advierte también una actuación prejuiciosa de los agentes por una preparación inadecuada, pues tres de cada 10 elementos sustuvieron que la identificación de personas sospechosas la hacen por su apariencia, ya sea por la vestimenta o por su apariencia física.

Marcela Figueroa, investigadora de la organización, señala que los resultados de esta encuesta dejan en claro tanto las deficiencias en la formación de los policías estatales en nuestro país así como el desconocimiento pleno de las condiciones en que desarrollan su profesión.

“No hay carrera policial en este país pero no solo eso. Los policías no conocen sus derechos ni sus obligaciones y eso es gravísimo. Muchas veces las corporaciones si pueden tener ciertos procesos pero los agentes no los conocen y eso es igual a cero”, dijo.

Policías al vapor; urge gastar mejor

Laura Carrera Lugo, coordinadora del Sistema de Desarrollo de la Policía Federal confirmó que las deficiencias identificadas en el estudio de Causa en Común son reales aun cuando se han hecho esfuerzos para tratar de revertir esta situación.

En su intervención en el Foro Sumemos Causas, tras la presentación de resultados de la encuesta, la funcionaria y especialista reconocía que el diseño de la carrera policial en el papel se quedó a medias lo que contribuye a que los avances en los hechos sean mínimos.

Una situación que ha hecho más evidente y profunda esta deficiencia es la necesidad que tiene el país de más uniformados ante las condiciones de inseguridad, lo que provoca que la formación y capacitación sea raquítica. Se pondera cantidad sobre calidad.

“Muchas veces lo que quieren las autoridades políticas es cocinar policías de un día para otro, capacitándolos desde 15 días hasta seis meses en el mejor de los casos, cuando en realidad el mínimo que marcan los estándares de capacitación, pero el mínimo debe ser de un año”, subrayó.

La especialista en temas de seguridad Elena Azaola Garrido dijo que ni siquiera se puede hablar de un tema de recursos económicos pues en los últimos años el presupuesto para la seguridad se ha incrementado. Lo que si se necesita, en cambio, es gastar mejor esos recursos.

“Hay que hacer ver a las autoridades que tienen que dar respuestas a las necesidades de los policías como una condición ineludible para que hagan su trabajo los policías”, dijo la experta, que además estimó conveniente – como varios especialistas más – que se revise la seguridad social de los policías pues sus derechos, de acuerdo con el apartado B del artículo 123 constitucional, se encuentran acotados.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook/Kenesha Antoine

La historia del hombre que se ahogó cuando le proponía matrimonio a su novia bajo el agua

Un joven estadounidense le pidió matrimonio a su novia a través de la ventana de una habitación sumergida en un resort de Tanzania, pero su romántico plan acabó en tragedia.
Facebook/Kenesha Antoine
23 de septiembre, 2019
Comparte

Lo que había sido preparado para que se convirtiera en uno de los momentos más mágicos e inolvidables de una pareja de novios acabó en tragedia.

Steven Weber, un joven estadounidense, murió ahogado este jueves mientras le proponía matrimonio a su novia de una original manera durante unas vacaciones en Tanzania.

Él y su pareja, Kenesha Antoine, se alojaban en la habitación sumergida de un lujoso hotel flotante en isla Pemba, en el océano Índico.

Aprovechando el idílico escenario, Weber decidió lanzarse al agua para pedirle a Antoine mientras buceaba que se casara con él.

Ella publicó después el video del momento en su cuenta de Facebook con un mensaje de despedida hacia su novio.

“Nunca salió de esas profundidades”, escribió para confirmar la muerte del que iba a ser su marido.

No se revelaron detalles sobre las circunstancias de la muerte.

Steven Weber

Facebook/Kenesha Antoine
La policía de Zanzíbar investiga las circunstancias de la muerte de Steven Weber.

¿Qué ocurrió?

La pareja había reservado cuatro noches en la espectacular habitación sumergida de un hotel del país africano, que se encuentra a unos 250 metros de la orilla.

Con un precio de 1,700 dólares por noche, la habitación consta de una estancia superior (por encima de la superficie) y otra inferior sumergida a unos 10 metros de profundidad.

En el tercer día de su estadía, Weber decidió meterse al agua para hacer su propuesta.

En el video grabado por la mujer desde el interior de su habitación, se ve cómo el joven bucea para apoyar una nota escrita a mano contra la ventana de su cabaña.

En la nota se lee: “No puedo contener la respiración lo suficiente como para decirte todo lo que amo de ti. Pero … todo lo que amo de ti, ¡lo amo cada día más!”.

Nota de petición de matrimonio de Weber

Facebook/Kenesha Antoine
“No puedo contener la respiración lo suficiente como para decirte todo lo que amo de ti”, escribió Weber en su nota.

En el video se ve cómo Weber gira después la hoja de papel para mostrarle las líneas en las que le pide matrimonio, justo antes de sacar un anillo de compromiso de su traje de baño y nadar después fuera de la imagen.

Manta Resort, el alojamiento en el que estaban hospedados, confirmó a la BBC que Weber “se ahogó trágicamente mientras practicaba buceo libre en el exterior de la habitación sumergida” el pasado jueves por la tarde.

Matthew Saus, CEO del resort, dijo que “todos están conmocionados” por la muerte de Weber.

Saus señaló que el personal del hotel acudió al lugar “debido a un problema en el agua”, pero que cuando llegaron “no pudieron hacer absolutamente nada”.

Imagen aérea del Manta Resort

The Manta Resort
La habitación sumergida del Manta Resort cuesta US$1.700 la noche.

“Nunca escuchó la respuesta”

En un conmovedor post en su cuenta de Facebook, la joven dijo que su novio “nunca llegó a escuchar su respuesta” a la propuesta, que habría sido “sí, un millón de veces”.

“Nunca pudimos abrazarnos y celebrar el comienzo del resto de nuestras vidas juntos, ya que el mejor día de nuestras vidas se convirtió en el peor, en el giro más cruel del destino que se pueda imaginar“, escribió.

“Trataré de consolarme con el hecho de que disfrutamos de las experiencias más increíbles estos últimos días que estaban en nuestra lista de cosas por hacer, y de que ambos estábamos tan felices en nuestros últimos momentos juntos”.

Kenesha Antoine y Steven Weber

Facebook/Kenesha Antoine
Kenesha Antoine y Steven Weber estaban de vacaciones en Tanzania cuando ocurrió el accidente.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que está al tanto de la muerte de un ciudadano estadounidense en Tanzania.

“Ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia por su pérdida”, dijo un portavoz. “Estamos listos para proporcionar toda la asistencia consular apropiada”.

“Te encontraré y me casaré contigo en nuestra próxima vida, y en la próxima, y en la próxima, y en la próxima… Te amo tanto, y siempre lo haré”, aseguró la joven.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.