Nayarit y BCS, con las policías más rezagadas; estas son 10 mejoras que proponen expertos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Nayarit y BCS, con las policías más rezagadas; estas son 10 mejoras que proponen expertos

Los policías de la CDMX tienen el mayor rezago en profesionalización; la de BCS es la más atrasada en carrera policial y la de Chiapas tiene a sus elementos con las condiciones más pobres en seguridad social.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
15 de noviembre, 2017
Comparte

Ni una de las policías estatales en México opera, al menos, con los requisitos mínimos que marcan las leyes de seguridad. Sin embargo, el nivel de rezago entre ellas es muy distinto, pues mientras Baja California Sur tiene la policía más atrasada en carrera policial, la Ciudad de México es la menos profesionalizada, la de Yucatán la más rezagada en disciplina, la de Chiapas con la peor seguridad social, y la de Sonora la más atrasada en certificación.

Estos son los resultados del estudio denominado Índice de Desarrollo Policial de la organización ciudadana Causa en Común, el cual mide el rezago de las policías estatales en México respecto a cinco ejes estratégicos, establecidos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad.

Dado que el estudio mide el grado de incumplimiento en cada eje, los resultados están en una escala negativa que va del -100, que equivale a una ausencia total de cualquier acción o infraestructura, hasta 0 (cero), que significa que no hay ningún rezago.

Si se promedian los resultados de los cinco ejes se obtiene que el promedio nacional es de -41. Es decir, las corporaciones en conjunto están prácticamente a medias en el cumplimiento de los estándares mínimos que contempla la ley.

A nivel estatal, el promedio de los cinco ejes arroja que las policías de Nayarit y Baja California Sur son las más atrasadas con -56, seguidas de Sonora con -55, Tlaxcala con -54 y Oaxaca con -52.

En cambio, las que tienen menor incumplimiento (es decir se acercan más a los estándares que exige la ley) son Baja California con -22, Morelos con -23, Puebla con -25, Colima con 31 y Veracruz con -31.

Es en los resultados por ejes donde se aprecia la mayor diferencia entre las policías estatales.

Animal Político presenta a continuación las cinco policías más rezagadas en cada uno de ellos, y las cinco con mejor desempeño. Luego, al final de la nota, se detalla un decálogo de acciones que propusieron expertos en el Foro Sumemos Causas organizado por Causa en Común, para revertir la crisis de seguridad pública y desarrollo policial en el país.

Carrera policial

En este eje se contempla el que las corporaciones tengan un sistema claro de estímulos, ascensos, promociones y demás, que le permitan a los policías desarrollar una carrera y escalar en su labor.

La corporación más atrasada aquí es Baja California Sur con -63, seguida de Nayarit con -60, Tlaxcala con -53, Chiapas con -41 y Michoacán con -39. Para poner en proporción este rezago, el promedio nacional es de -23.

Las policías con el menor rezago en carrera policial son Nuevo León con una calificación de 0 (cero), es decir cumple con el estándar que marca la ley y es la única. Luego están Puebla con -3, Baja California con -5, Morelos con -5, y Tabasco con -5.

Profesionalización

Este eje mide las herramientas que tiene una corporación para formar y desarrollar a sus policías. Por ejemplo, que cuenten con academias con buenos planes de estudio, instalaciones adecuadas como campos de tiro, gimnasios, albercas, etcétera.

Las policías más rezagadas en profesionalización son la Ciudad de México con -60, Baja California Sur con -55, Zacatecas con -53, Tabasco con -52, y Jalisco con -44. El promedio nacional es de -28. El estudio de Indepol consideró particularmente grave que la policía más grande de México, que es la de la capital, sea la más atrasada en este indicador.

En el otro extremo de la tabla está Baja California, que cumple con todo lo establecido por la ley, por lo que su puntaje es cero. Las otras corporaciones con menor rezago en este eje son Puebla con -9, Veracruz con -9, Durango con -13 y Colima con -15

Régimen disciplinario

Un buen régimen disciplinario, como lo marca la ley, incluye tener un catálogo de sanciones en caso de malas conductas de los uniformados, y procedimientos claros para la investigación de casos de posible indisciplina, donde los derechos de los investigados (incluyendo la presunción de inocencia) estén garantizados.

Las policías más rezagadas en este apartado son Yucatán, con un indicador de -78; Jalisco, con -73; Sonora, con -71; Nayarit, con -70, y Aguascalientes, con -65. El promedio nacional en régimen disciplinario se sitúa en -46.

Las corporaciones con mayor avance en este renglón son Michoacán y Tabasco con -22, Veracruz con -28, Baja California con -29, e Hidalgo con -30.

Seguridad Social

La ley en México estipula que en México los policías deberían tener un esquema complementario de seguridad social, pero eso sigue en promesa. Con excepción de Morelos y Michoacán, donde sí se ha legislado y existe este esquema, todas las demás policías del país acusan un grave rezago, y por ello su calificación es superior a -50.

Los estados con el mayor retraso son Chiapas con -68, Tlaxcala con -65, así como Zacatecas, Tabasco y Sonora que tienen un -63.

Certificación

Las reformas de 2008 que dieron paso a la Ley del Sistema Nacional de Seguridad establecen que todos los policías deben acreditar pruebas de control de confianza cada dos años para obtener una certificación que les permita seguir laborando. Es un proceso que se ha alargado por años y que no se acaba de completar.

Los estados con los indicadores más graves de rezago en certificación de sus agentes son Sonora con -89, Ciudad de México con -85, Nuevo León con -79, Oaxaca con -77, y empatados Michoacán y Guerrero con -76.

El promedio nacional en certificación es de -57 lo que confirma que se trata del eje, junto con seguridad social, con el mayor rezago.

Los estados que se encuentran menos retrasados en este apartado son Puebla con un indicador de -25, Baja California y Campeche con -26, Querétaro con -30 y Tabasco con -31.

¿Qué hacer? Decálogo de los expertos

Expertos de la sociedad civil y académicos realizaron un decálogo de acciones para contrarrestar lo que consideraron una “crisis de seguridad” en el país, y el rezago en desarrollo policial. En el foro Sumemos Causas, la presidenta de Causa en Común, María Elena Morera, presentó una síntesis de cinco puntos.

Animal Político tuvo acceso a la lista completa de sugerencias que se entregó al gobierno. Son las siguientes:

  • Establecer un solo modelo de policía a nivel nacional, con procedimientos homologados. Más allá del mando es importante que haya protocolos de operación estandarizados.
  • Fortalecer Plataforma México, para generar una base de datos más sólida contra el crimen.
  • Establecer nuevo diseño de seguridad pública a nivel federal. Transformar Secretaría de Gobernación en Secretaría del Interior, y restablecer Secretaria de Seguridad Pública.
  • Certificar las academias de preparación de policías en los estados, a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
  • Flexibilizar exámenes de control de confianza por género, nivel jerárquico, función y manejo de información sensible. En el caso de nuevos aspirantes, establecer filtros primarios como toxicológicos o médicos para despresurizar carga de trabajo.
  • Se deben desarrollar estándares claros de conducta policial, así un régimen disciplinario transparente. Las investigaciones internas también por posible corrupción sigan a la cadena de mando. El modelo debe ser homologado en el país.
  • Hay estado con insuficiencia de policías. Mientras la CDMX cuenta con 109 agentes por diez mil habitantes, Tamaulipas tiene apenas 17 agentes. Es necesario incrementar el número de policías en dichas entidades y buscar un equilibrio
  • Debe definirse un presupuesto claro y específico para el proceso de certificación policial, y agilizar mecanismos de ejercicio del gasto.
  • Debe establecerse a la brevedad el régimen complementario de seguridad social en los estados, como lo marca la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
  • Debe fortalecerse el sistema penitenciario, pues forma parte integral del sistema de seguridad pública.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Entre el 30% y el 50% del agua en el mundo se obtiene de manera ilegal, según estudio

La agricultura consume alrededor del 70% del agua disponible en el planeta y la forma en la que la obtiene no siempre es legítima. 3,000 millones de personas no tienen acceso a servicios de agua potable seguros y solo el 10% del agua en el mundo se destina a los hogares.
EPA
15 de septiembre, 2020
Comparte

Puede sonar difícil de creer que entre el 30% y el 50% del agua en el mundo sea “robada”.

Como también parece sorprendente que el 70% de ese recurso sea destinado para la agricultura cuando casi un tercio de la población del planeta no tiene acceso a servicios potables.

Sin embargo, diferentes estudios y expertos señalan que eso es lo que ocurre.

El agua es “robada” o desviada y en lugar de abastecer a las poblaciones se dirige al negocio del agro, según explica a BBC Mundo Adam Loch, experto en el tema de la Universidad de Adelaide (Australia).

Pero el problema no termina ahí.

El planeta desecha la tercera parte de los alimentos que produce y eso hace más injusta esta desproporción en el uso que hacemos del agua, como comenta Richard Connor, responsable del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos.

“Es una desperdicio cuando se destina a la sobreproducción de comida”, señala a BBC Mundo.

El “gran robo”

La escasez de agua se agudizó por el cambio climático primero y después por la pandemia del coronavirus.

3.000 millones de personas no tienen acceso a redes de distribución, según la ONU, y el uso “desproporcionado” del recurso en rubros como la agricultura o la minería agrava el problema.

Represa

EPA
El agua se convirtió en un valioso recurso para la generación de electricidad.

Adam Loch señala que, a pesar de los vacíos jurídicos existentes alrededor de la propiedad y el valor del agua, se puede hablar de “robo” dado que existen actores dentro de este modelo de explotación que esquivan procedimientos legales a tal escala que entre el 30% y 50% del recurso se puede considerar sustraído.

Y en perjuicio de las poblaciones.

“Es difícil de precisar los porcentajes, pero sabemos que la agricultura es el mayor usuario a nivel mundial. Y encontramos que esa extracción o consumo en muchos casos se realiza sin que exista derecho legítimo“, explica el experto.

Loch, junto a un equipo de investigadores, publicó recientemente un ensayo titulado “Gran robo de agua”, publicado en la revista científica Nature.

En el trabajo sostienen que la incertidumbre y los cambios repentinos en el suministro de ese recurso aumentan las posibiidades de la ilegalidad de su uso.

“Por ejemplo, los períodos de sequía también pueden alterar las percepciones de las normas, la legitimidad y la equidad de las personas o entidades”, explica el investigador.

Loch añade que el fenómeno del robo del agua tiene un margen elevado de subregistro o directamente es minimizado por los estados.

Pone el ejemplo de la región andina sudamericana, donde no hay un adecuado control del consumo de los sistemas de riego y que puede ser un uso excesivo para maximizar las ganancias.

Zona árida en México

Reuters
Las regiones áridas y las que sufren largos periodos de sequía son un factor que impulsa a la extracción ilegal de agua.

Esta zona, compartida por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela produce plantaciones de alta demanda en el mercado mundial como la quinua que, a la vez, requieren altos niveles de agua después de la siembra.

Las dificultades

Para Richard Connor el concepto del “robo de agua” se puede utilizar, pero es necesario tomar en cuenta otras figuras.

“Se puede calificar así, pero también hablar de la pérdida del recurso”, explica.

El experto indica, como ejemplo, cuando el agua es desviada a través de canales artificiales o a través de tuberías.

“Cuando esto pasa es difícil de monitorear y determinar si se trata de robo”, explica.

Connor indica que existen muchas “áreas grises” con relación a las concesiones y a la propiedad como tal del agua.

“La agricultura usa enormes cantidades del recurso y puede ser usada de fuentes no permitidas como humedales, que se supone deben ser protegidos, pero también la aprovechan de los sistemas municipales legales”, indica.

Minas en Chile

Reuters
Actividades como la agricultura y la minería demandan grandes cantidades de agua.

El relator de Naciones Unidas explica que, en el mundo, se considera un bien común el agua que se encuentra en ríos, lagos, debajo de la tierra y otros espacios naturales, pero a la vez existen usuarios individuales y compañías que logran los derechos propietarios en determinadas regiones.

“Tratar de establecer quién es el dueño del agua es como buscar al dueño de la electricidad. Es bastante difícil de definir”, concluye.

Consecuencias

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que, se trate de robo, explotación o desvío, el uso desproporcional del agua afecta directamente a las poblaciones.

Y con mayor énfasis en las regiones que sufren largas sequías o que por condiciones socioeconómicas no tienen garantizados los servicios sanitarios y potables.

Solo el 10% del agua va para uso doméstico y la inmensa mayoría que va a la agricultura genera poco valor agregado para los productos internos brutos de los países”, indica Connor.

El experto añade que, si bien no hay productividad económica significativa en la distribución del recurso a los hogares, sí se generan beneficios sociales en diferentes áreas como la salud.

“Si la gente crece con acceso a agua potable, claro que repercute en menores costos futuros para los sistemas de salud”, afirma.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.