¿Por qué engordamos cuando nos hacemos mayores (y no solo es culpa del metabolismo)?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

¿Por qué engordamos cuando nos hacemos mayores (y no solo es culpa del metabolismo)?

No toda la culpa de los kilos de más la tienen lo que comemos o nuestro metabolismo. Hay otros factores "ocultos" que nos hacen ir engordando con los años.
Pixabay
Por BBC Mundo
28 de noviembre, 2017
Comparte

La batalla contra la báscula es algo que atormenta a muchos pasados cierta edad… y ciertos kilos.

El cuerpo de los 20 años que creías te acompañaría para siempre empieza a cambiar y los pantalones que tanto te favorecían ya no te pasan de las rodillas.

La curva de la felicidad, las pistoleras y el flotador parecen haber llegado para quedarse.

Envejecer y engordar son dos cosas que acostumbran a ir de la mano, aunque algunos científicos aseguran que el aumento de peso en la mediana edad no es del todo inevitable.

La solución, dicen, está en encontrar una actividad física que te haga consumir mucha energía.

Y es que engordar se asocia siempre al metabolismo: la forma en la que nuestro cuerpo consume energía.

Un metabolismo lento es aquel que quema menos calorías en reposo de lo que se considera normal. Se le conoce también como metabolismo basal.

Cuando envejecemos, nuestro metabolismo se ralentiza por una cuestión de supervivencia. Las células queman los alimentos más lentamente y tienden a aferrarse a la grasa, preparadas para tener una reserva de la que echar mano si hace falta.

Pero hay otras causas más desconocidas que nos hacen ganar peso a medida que ganamos años.

Estas son para el servicio de salud público británico, el NHS, las principales razones que se esconden en la pérdida de peso que no tienen que ver con nuestro metabolismo.

1. Medicamentos

Con la edad llegan también los achaques y a veces aparecen enfermedades crónicas que nos encadenan a remedios de por vida. El aumento de peso es un efecto secundario común de muchos medicamentos.

Según el NHS, los medicamentos más comunes que pueden causar aumento de peso son los esteroides, los antipsicóticos y la insulina, entre otros.

Solución: nunca te saltes las indicaciones de tu médico pero habla con él o ella para explorar otros fármacos.

2. Insomnio

Dormir poco no es bueno para nuestro cerebro pero tampoco para nuestro peso y nuestra salud en general. El doctor Neil Stanley, experto del sueño en el hospital universitario de Norfolk y Norwich (Inglaterra) asegura que “hay un vínculo muy fuerte entre la falta de sueño y la ganancia de peso”.

A medida que envejecemos tendemos a dormir menos así que las probabilidades de engordar incrementan, advierten desde el servicio sanitario británico.

Solución: dormir más. El doctor Stanley del servicio público británico afirma que “dormir es vital para nuestra salud física y mental”.

3. La televisión

Sea por placer o porque nuestra salud no nos permite tener una vida físicamente activa, ver mucha televisión contribuye a una vida sedentaria.

De acuerdo con estudios verificados por el NHS, cuando estamos frente a la pantalla muchas veces consumimos calorías que no necesitamos.

La nutricionista del servicio público Anna Suckling explica: “La gente a menudo descubre que, mientras está sentado frente al televisor, toma alimentos con muchas calorías como las patatas fritas y el chocolate”.

4. Estrés

A medida que nos hacemos mayores las responsabilidades aumentan. Nos preocupamos más y sufrimos estrés. Una forma común de afrontar esta situación es comer más de lo que necesitamos y el azúcar es un alimento recurrente.

Tomar tentempiés azucarados sube los ánimos y es un aporte extra de energía pero hacerlo frecuentemente puede ser fatal para nuestra salud.

Solución: además de intentar eliminar lo que te estresa, prepara aperitivos saludables e intenta hacer algo de ejercicio, recomienda la especialista Suckling.

Otras causas ya más comunes y relacionadas con el metabolismo son la pérdida de músculo, la disfunción de las hormonas y el aumento de los niveles de azúcar en sangre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

A una semana de la violencia en Querétaro, la Liga MX se reanuda y agresores siguen libres

Este sábado se cumple una semana de los enfrentamientos entre aficionados en el estadio Corregidora. Ya se emitieron sanciones a clubes, funcionarios y empresas y hay detenidos, pero aún hay agresores prófugos.
AFP
Comparte

A una semana de los hechos de violencia ocurridos en el estadio Corregidora, donde se enfrentaron aficionados del Querétaro y del Atlas, la Liga MX ya reinició actividades, sin que ya haya claridad sobre qué detonó el conflicto, con agresores aún prófugos y sin un plan para solucionar de fondo el reto de la seguridad en los estadios.

El pasado sábado 5 de marzo, al minuto 60 del partido Querétaro-Atlas —de la jornada 9 del futbol mexicano—, grupos de seguidores se enfrentaron en las gradas del recinto queretano. La pelea se trasladó al exterior del estadio y a la cancha, provocando que los espectadores, entre los que había mujeres y niños, corrieran y buscaran dónde refugiarse.

Durante la trifulca, el entrenador del Querétaro, Hernán Cristante, llevó a aficionados de ambos equipos a los vestidores para protegerlos. Cristante fue criticado tras la publicación de un video en el que se le observa diciendo a un aficionado del Querétaro “afuera los reventamos”. El técnico argentino posteriormente argumentó que lo hizo para tratar de “minimizar la situación” y evitar que golpearan a un joven.

Pese a los llamados a la calma que hicieron varios jugadores y el sonido local del inmueble, y a los gritos de desaprobación de espectadores, el enfrentamiento continuó. 

Al final, el saldo oficial fue de 26 personas heridas, de las cuales 25 ya fueron dadas de alta y una continúa internada en el Hospital General de Querétaro.

Detenidos, liberados y prófugos

En un primer mensaje a medios tras los sucesos, Mauricio Kuri, gobernador de Querétaro, dijo: “Yo me quiero dirigir a ti, criminal, no me importa dónde estés, dónde hayas nacido o dónde te estés escondiendo. Voy a dar contigo. Lo que hiciste ayer lastimó y ofendió a todas las familias queretanas y del país. Voy a dar contigo, no mereces estar en las calles queretanas y no lo vas a estar más”. 

A la fecha, la Fiscalía de Querétaro ha obtenido 40 órdenes de aprehensión. A partir de ello, logró 22 detenciones de presuntos responsables de los delitos de homicidio en grado de tentativa, violencia en espectáculos deportivos y apología del delito, y realizó más de una veintena de cateos.

Sin embargo, durante la semana, un juez decidió no vincular a proceso y dejar en libertad a dos de los detenidos. El juez concluyó que “no había certeza de que los materiales gráficos presentados como datos de prueba fueran del lugar y la fecha de los hechos”.

En respuesta, la Fiscalía de Querétaro informó sobre su decisión de apelar la resolución, “al tener la certeza de que los datos de prueba son contundentes y suficientes para demostrar la posible participación de los agresores”.

Diez de los hombres que aún se encuentran detenidos ya fueron vinculados a proceso y están en prisión preventiva justificada. El resto de los presuntos agresores sigue prófugo.

Sancionan a empresas y funcionarios… pero no a las barras 

Por los hechos de violencia en el Corregidora, ha habido sanciones contra funcionarios, castigos de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) y la Liga MX al Club Querétaro y cancelaciones de contratos.

El gobierno de Querétaro informó sobre la suspensión de cinco servidores públicos encargados del operativo de seguridad en el lugar, porque “incumplieron con los protocolos establecidos”.

Los funcionarios suspendidos son: Leonardo Flores Mata, director de Operación Policial; Isaac Pérez Infante, encargado de la Unidad de Campo; Agustín Martínez Ortiz, policía; Carlos Mendoza Martínez, coordinador de Eventos y comisionado para el partido, y Carlos Alberto Toscano Mendoza, responsable del Área de Gestión de Riesgos de la Coordinación Estatal de Protección Civil. 

El gobierno estatal también determinó cancelar los servicios de la empresa de seguridad privada G.E.S.K9, contratada por el Club Querétaro, ya que uno de sus trabajadores fue quien abrió las puertas que separaban a los aficionados, lo que a su vez permitió la confrontación.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, anunció el veto de un año para el estadio Corregidora, por lo que el equipo tendrá que jugar a puerta cerrada. Esto también aplicará a las categorías de fuerzas básicas y femenil. Además, se informó que “las barras visitantes ya no van a poder ir a los estadios”.

La Comisión Disciplinaria de la Femexfut informó sobre una multa económica al Club de Gallos Blancos, por 1.5 millones de pesos. También, sobre la inhabilitación de los dirigentes del equipo para cualquier actividad de administración relacionada con el futbol, por un plazo de cinco años.

A esto se suma que los derechos de afiliación del club deberán reasignarse antes de finalizar 2022.

En cuanto a la afición, el grupo de animación de Querétaro tiene impedido asistir a los partidos del equipo como local durante tres años, y por un año para los partidos de visitante.

A su vez, se determinó que la barra del Atlas estará impedida para asistir a los partidos que juegue su club como visitante durante los próximos seis meses.

En la Asamblea de Dueños de la Liga MX, junto con directivos de la liga y la federación, no se mencionó nada sobre una posible prohibición de barras de los clubes en los estadios.

¿Y qué pasó en Querétaro?

Hasta ahora, no se sabe qué detonó el conflicto. En entrevista con Reforma esta semana, el gobernador Kuri calificó de “teoría de conspiración” la versión que señala que todo se originó como un choque entre grupos del crimen organizado.

Dijo que la responsabilidad en los hechos fue del club, por ser el encargado de la seguridad al interior del estadio; de la Femexfut, por haber permitido el encuentro, y de su gobierno, ya que cuando inició el juego faltaban 200 policías.

El mandatario dijo que, de acuerdo con las pláticas que ha tenido con gente que estuvo presente, todo indica que el detonante fue la agresión a un señor de 69 años, que estuvo a punto de perder el ojo. En un video, también se puede apreciar cómo un guardia de la empresa de seguridad privada abre las puertas que separaban a las aficiones.

“(Es) uno de los momentos más difíciles de la historia moderna” de la entidad, dijo Kuri al medio deportivo ESPN.

Por estos hechos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investiga la responsabilidad de autoridades, al señalar que están obligadas a garantizar la seguridad de las personas dentro y fuera de las instalaciones donde hay eventos, incluso si son privados.

En cuanto a la legislación sobre violencia en encuentros deportivos, el Congreso tiene pendientes. De 2005 a la fecha, se han presentado al menos siete iniciativas al respecto, que se han atorado en las cámaras, según un recuento de El Economista.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se debe continuar “moralizando al país” y que sucesos de este tipo son herencia de los gobiernos neoliberales anteriores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.