close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
StockSnap.Io

Con bots y hashtags, redes sociales serán un campo de batalla político en 2018

2018 será un año intenso en el uso y control del discurso en las redes sociales, apunta la investigadora Paola Ricaurte, que colaboró con el informe "Libertad en la red 2017", de Freedom House.
StockSnap.Io
Por Ernesto Aroche Aguilar
22 de noviembre, 2017
Comparte

El proceso electoral que se avecina tomará a las redes sociales como un campo de batalla político, con el uso de hashtags y perfiles falsos (bots), mientras en México ha aumentado la vigilancia del gobierno, limitando el libre uso de internet.

Así lo señaló la doctora en Ciencias Paola Ricaurte Quijano, quien estuvo a cargo de la investigación del caso mexicano, para la elaboración del informe “Libertad en la red 2017”, presentado por la organización internacional Freedom House.

En el estudio, se señala que la reforma de telecomunicaciones en México provocó un aumento en la cifra de personas con conexión de internet, aunque también endureció la vigilancia de la red, y el uso de software espía para vigilar a defensores de derechos humanos y periodistas.

El reporte ubica a México en la categoría de los países donde el internet es “parcialmente libre”, con una calificación de 39 sobre 100 puntos posibles.

En ese contexto, la investigadora y docente del Tecnológico de Monterrey comentó en entrevista que, así como existió evidencia de que en elecciones de 2011 y 2012 se usaron perfiles falsos en redes sociales (bots) para atacar ciudadanos, académicos y medios, con el objetivo de controlar el debate público, “en 2018 (cuando hay elección de presidente, gobernadores y legisladores) no tendría por qué cambiar el escenario”.

Desde su perspectiva, los bots han ayudado a ciertos grupos a generar “una falsa percepción sobre el apoyo popular a un candidato, o para desviar la atención sobre temas que son relevantes para la ciudadanía”.

En esa línea, el estudio de Freedom House recordó lo sucedido a principios de 2017, cuando casi a la par de hacerse evidente la molestia social por el incremento al precio de la gasolina, comenzó a crecer en las redes sociales el hashtag #SaqueaUnWalmart, opacando a #Gasolinazo, lo que generó un clima de miedo e incertidumbre.

“El uso de bots para manipular los debates en línea se han documentado en varios estudios, y los hashtags son usados a menudo para minar y disminuir la protesta social en línea”, apuntó el estudio de Freedom House.

Para Paola Ricaurte, la estrategia de los bots se ha vuelto más compleja, pues operan en articulación con otros actores.

“Puesto que no se dan de manera aislada, sino articulada, es tarea tanto de la ciudadanía, como de académicos, medios independientes y organizaciones de la sociedad civil, documentarlas y hacerlas visibles”, señaló de cara a los comicios de 2018.

Más conexiones, pero no para todos y con más vigilancia

El estudio de Freedom House señaló que a cuatro años de que se pusieran en marcha leyes y mecanismos de regulación para el mercado de las telecomunicaciones y las TICs, se han incrementado el número de conexiones a internet y el uso de teléfonos celulares en México.

Actualmente, hay cerca de 81 millones de usuarios de teléfonos móviles; de estos, 60 millones cuentan con un teléfono inteligente, situación que ha sido motivada por la reducción de los costos en la industria.

Pero se trata de un incremento en la conectividad desigual, estableció el informe, ya que sigue existiendo una brecha digital entre las regiones urbanas y rurales.

Los datos recabados señalaron que a nivel país, en 2016, el 47% de los hogares tuvieron acceso a internet.

Sin embargo hay estados, como Baja California Sur y Sonora, que tienen tasas superiores al 70%, mientras que Chiapas y Oaxaca presentaron una tasa de penetración de 20.6 y 13.3%, respectivamente.

A la par del incremento de conexiones, se ha documentado el aumento en las solicitudes gubernamentales para retirar contenido de las redes sociales, a través de peticiones a empresas como Google, Facebook y Twitter, principalmente.

Y también ha aumentado el uso de software espía para vigilar a activistas, defensores de los derechos humanos y periodistas, a través de los servicios de empresas como la italiana Hacking Team y la israelí NSO Group.

Además, la ley de telecomunicaciones que se aprobó en 2014 permitió que las empresas del sector mantuvieran los metadatos y el registro de la geolocalización de los usuarios en tiempo real.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de los dos israelíes asesinados en la Plaza Artz, CDMX

Las autoridades mexicanas e israelíes vinculan a los fallecidos con el crimen organizado.
28 de julio, 2019
Comparte

En un restaurante de un exclusivo centro comercial de Ciudad de México, una mujer se levantó repentinamente y disparó a dos hombres que estaban en una mesa cercana.

Los dos eran de nacionalidad israelí y fueron identificados por la embajada de su país como Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44 años, y Alon Azulay, de 41. Uno de ellos murió en el lugar, el otro al ser llevado al hospital.

Esto ocurrió la tarde del miércoles pasado en el centro comercial Plaza Artz, en el sur de la capital mexicana.

La mujer, identificada como Esperanza “N.”, salió corriendo del lugar.

En un video difundido rápidamente en redes sociales, se ve cómo la presunta asesina es interceptada por un policía y después por una patrulla.

La mujer aseguró primero que el ataque se trataba de un problema amoroso.

Pero las revelaciones que han hecho las autoridades, la embajada de Israel y un exjefe de la policía el jueves y este viernes han dado un giro a la historia.

¿Qué se sabe de Sutchi y Azulay?

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, dijo este viernes que, aunque las investigación continuaban, en el hecho “hay vínculos con organizaciones criminales del país (México), por lavado de dinero principalmente”.

“Son ajustes de cuentas entre integrantes de bandas del crimen organizado, de interés diverso, disputas, de relaciones con organizaciones, y por disputas de territorio, de lavado de dinero”, dijo Durazo a la prensa.

Ulises Lara, portavoz de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, dijo a los medios que la mujer detenida reconoció que se trató de un “ataque directo” y se cambió su declaración inicial de que fue un crimen pasional.

La embajada de Israel en México indicó en un comunicado que Sutchi y Azulay “contaban con antecedentes criminales, tanto en Israel como en México”, pero no dio más detalles sobre su historial delictivo.

El diario The Jerusalem Times reportó que Sutchi había sido liberado de una prisión de Israel hace 6 meses.

“En 2001, huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México. Ambos han cumplido penas de prisión por asesinato”, dice una nota en la que se le relaciona con un grupo criminal llamado Hermanos Mosley.

Azulay presuntamente era uno de sus escoltas de seguridad.

“Entrenado por el Mossad”

El exjefe de la policía de Ciudad de México Gabriel Regino fue entrevistado por la prensa local luego de que se conoció que Sutchi había sido detenido en 2005 en la capital mexicana.

Regino explicó al diario El Heraldo de México que ese año Sutchi fue capturado en un operativo que solicitó el ahora desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la agencia de inteligencia mexicana, por petición de la Interpol.

“Este sujeto (Sutchi) había escapado ya en dos ocasiones de prisión en Israel antes de su primera llegada a México”, explicó Regino.

La fachada del centro comercial Artz

AFP
El ataque se realizó en un restaurante del centro comercial Artz, en el sur de Ciudad de México.

La información de inteligencia que le compartió el Cisen, aseguró Regino, indicaba que Sutchi “contaba con una instrucción militar del Mossad”, la agencia secreta de espionaje y contraterrorismo de Israel.

“Nos enteramos del calibre de persona que teníamos cuando nos empiezan a contar que tenía instrucción militar del Mossad, que era capaz de desarmar a cinco personas, que era una máquina de matar prácticamente”, dijo el exfuncionario a El Heraldo de México.

Se sabía que el hombre había llegado a México para atender “problemas de inseguridad que aquejaban a miembros de la comunidad judía” en el centro del país.

“Decidió cambiarse de bando y dedicarse a las extorsiones, entre otro tipo de conductas delictivas, lo que encendió la alerta roja tanto en el gobierno israelí, por las fugas que tenía como precedente, y por la presión que realizaba la comunidad judía para la detención de este sujeto”, aseguró Regino.

*Con información de Ana Gabriela Rojas, corresponsal de BBC Mundo en México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.